Elevar la Rosa de la Purificación

Oriol Bonilla


Queridos hermanos y hermanas, unas palabras de la Madre María para estos tiempos de ascensión!!!
Un fuerte abrazo en la Luz de las palabras de los Maestros.

Oriol


La Madre María: ~ El elevar la Rosa de la Purificación y emitir su fragancia en todas las direcciones ~


Yo Soy la Luz de los Tiempos.
Yo Soy la Rosa de la Transformación.
Yo Soy la Madre en la Eternidad de lo Divino.

Me entrego en la Luz del Espíritu a cada una de esas almas, que sienten mi presencia y experimentan esa compasión y amor por sus experiencias de aprendizaje, bajo el manto de la justicia divina, que emerge de esos corazones bondadosos y comprensivos a la ley de Dios. Todas las siluetas de Luz que os representan a cada uno se reflejan en constante resonancia a la espera de vuestra propia graduación como seres humanos para ocupar de nuevo esos vehículos físicos y expresar la palabra de lo más alto, a través de vuestras experiencias. Los grandes Maestros que os han representado han sido los que realmente anclaron esas energías en la Tierra, y vosotros sois ahora los percusores de ese cambio el cual constituye realmente, el elevar la Rosa de la Purificación y emitir su fragancia en todas las direcciones que puedan ser expresadas, bajo la presencia de lo divino en vuestro interior.

Todos y cada uno de vosotros, sentís mis palabras en vuestros corazones y eso os hace derramar lágrimas de cristal, lagrimas que os envuelven en la tierna expresión de una Madre que os abraza y que no os deja solos, ya que sabéis que lleváis una parte de mi en vuestro interior y esa inunda de Luz, todo lo que pueda expresar oscuridad. El amor que se expande en vuestras consciencias os hace especial referencia a una de las virtudes que restablecen la verdad en vosotros, y esta se ciñe a la energía de la “Soledad”. La mayor preocupación que podéis vivir queridos es no sentir esa Soledad de la que os hablo. Una Soledad que emite una vibración más elevada, más adecuada y más integra en una consciencia multidimensional. La Tierra en la que vivís, esa de la que formáis parte en vuestra travesía de aprendizaje establece una profunda relación con los atributos mas elevados, para mostraros realmente vuestro poder y haceros uno con él.

Esta es la razón de haceros conscientes de que todas las formalidades de vuestra realidad no son más que costumbres que empiezan a quedar atrás y a reafirmar los eslabones de una realidad antigua, que se reajusta a través de vuestras consciencias a favorecer el establecer los parámetros de identidad a través de los cuales, forjar en lo divino los estados en los que la presencia de mis palabras ocupa la totalidad del espacio que os representa. Extraer la Luz de la oscuridad es una función de la Magia del Espíritu, y se os hace conscientes de ella una vez sentís su presencia. Ya no hay que temer mas a la oscuridad que tan solo ejerce una falta de Luz, es mas importante restablecer esas energías y reforzar así los atributos para que esa oscuridad que puede generar temor o inseguridad sea reajustada en la Luz que os pertenece y equilibréis no tan solo vuestras existencias, sino la de todo lo que es.

Una de las mayores facetas que contempláis los humanos es la de reforzar vuestras creencias las cuales desde tiempos inmemorables para la mente humana, han forjado una verdadera identidad propia a través de la cual imprimir en vuestro tiempo esa dignidad, que a cada uno por si mismos os eleva a su protestad. La realidad que vivís os hace participes de las experiencias a vivir, las cuales identifican vuestras consciencias al grado de evolución que os representa. Son esas creencias del pasado de un tiempo que no tiene fuerza, o de una impresión que refleja en vosotros una clara cristalización las que constituyen en vuestras experiencias, la atracción magnética de esa oscuridad. Yo la Madre María os hago participes del Poder Magnánimo que os representa en vuestra actualidad, y que a través de vuestras intenciones se reforzara como un halo de Luz que todo lo inunda de amor y de verdad. ¡Ser portadores de la Verdad y esta os hará ejemplos para los demás!

Las situaciones hacen de vosotros ese constante hito del corazón a medida que las emociones se realzan y os muestran el valor de ser guerreros en un tiempo de transición con la citada oscuridad, esa que refleja en vuestras consciencias las tendencias a través de las cuales haceros fuertes y entregar la potestad a la energía del Espíritu. Experimentar este tiempo como la mayor de las cualidades que os pueden ser mostraras bajo la presencia de una intención de abandonar, todo lo que no se uno con vosotros. ¡Es momento de elegir y de elegir por si mismos! Las experiencias que os han traído hasta el presente de vuestros tiempos os muestran las respuestas al mismo tiempo, que os abren los ojos a ser los candidatos elegidos de esa nueva dimensión de realidad que os estáis ganando, con cada nuevo paso que dais en sentir por si mismos la presencia de Dios en vosotros.

Presenciar la Luz en vosotros es como aprender a sentir las cualidades que vuestra dimensión de tiempos os entrega, al haceros participes de estas. Nadie esta excepto de ellas más bien os hago participes de que todos podéis disfrutarlas y experimentar con sencillez. Así mismo, presenciar la calidez que os representa a través del fuego, la sutileza del aire en vuestros rostros o la suavidad del manantial de agua que os une a él, en la presencia del fluir eterno de sus caudales. Todo está perfectamente armónico y ordenado una vez experimentar la sensación, de percibir la paz interior de la que os hablo y esta se os entrega con la benevolencia del Amor de una Madre, que os quiere y que os acompaña en el devenir de los tiempos. Gracias por vuestra atención, por vuestro Amor y por la benevolencia de vuestras emociones hacia mí.

Yo Soy la Luz de los Tiempos.
Yo Soy la Rosa de la Transformación.
Yo Soy la Madre en la Eternidad de lo Divino.



Madre María, 03 de mayo 2021
Oriol Bonilla, oriolbonilla@yahoo.es
Canalizador Escuela Era Acuario (C.E.E.A)
Todas las canalizaciones en:
https://escuelaeraacuario.com
Numerología Trans-Personal

470 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo