Esas partes de Luz son esos atributos que de alguna forma se manifiestan en vosotros.

Oriol Bonilla


Yo Soy la Verdad y la Vida.

Yo Soy el Cristo, y vengo en la presencia del Padre para mostraros la eterna vida.

Yo Soy la Eterna presencia que os colma de Luz y de Amor en sus palabras.

Yo Soy el Cristo y os hago participes a través de la palabra de la vida eterna, y de la constante entrega de Amor que os brindamos en vuestras existencias. Sois todos y cada uno parte de esta vida eterna y tan solo tenéis que aplicaros a vuestras experiencias la sensación real, de formar parte de este eterno sistema de Amor que refleja todo lo que es. De esta forma, presentir en vuestras mentes como podéis estar en el absoluto os hace establecer en vuestras consciencias, la sensación de verdadero equilibrio entre la luz y la oscuridad las cuales se unifican en un tiempo de adaptación a la transición de dichos sistemas. Las energías de la dualidad en vuestro tiempo han sido parte de una estructura de actuación para ejercer en vosotros una ideología errada con la que presenciar, la no confianza básica de quienes sois a la vez que os ha hecho participes de una realidad en la que dificultar vuestras existencias.


Estas energías de las que os hablo han estado durante décadas de vuestras existencias mostrando una clara “separación” en vuestras consciencias y restableciendo conductas las cuales, tan solo ejercían un alejaros de la divinidad que existe en vuestro interior al no tener la suficiente seguridad interna, de confiar realmente en vuestras emociones. La extensión de energía de Luz que entran actualmente en vuestras existencias os hace participes de restablecer esa dualidad, y haceros realmente conocedores de ella a la vez que la experimentáis con más certeza. Actuar bajo el foco de Luz, que ilumina vuestros senderos y permitiros que todo lo que no quede iluminado, podáis estudiarlo y aprender de ello. Vivís en una realidad en la que desarrollar esas experiencias a través de su comprensión, y a medida que comprendéis experimentar la transición de una realidad a una dimensión superior.

La realidad que obstaculizo vuestras existencias dada la función de una impresión negativa os hizo actuar de acuerdo con ese mal mayor que reflejaba en vosotros la oscuridad. Una oscuridad que alimentáis a través de vuestros miedos, y que Yo él Cristo disipare de vuestras existencias. Permitiros afrontar dicha oscuridad, es tan solo presenciar en vosotros que dicha oscuridad es una impresión que ejerce de una atracción energética negativa, que pudo ser una clara cristalización en vosotros que emite una señal de “ayuda a través de vuestras almas” para que podáis transformarla y así entregarle la Luz, que necesita para seguir su propio camino y favorecer a que vosotros como portadores de la verdad sintáis ese Amor que os hace libres. De la misma forma que creasteis una cristalización en vosotros, podéis ser conscientes de acceder a ella y transformarla.

Las características que han representado quienes sois, han sido las partes de Luz que habéis ido acumulando de anteriores existencias y que de alguna forma han mostrado en vuestra realidad, ese criterio o formas de expresar la divinidad que han sido reconocidas por vuestros hermanos y hermanas. Esta es la razón de hacer perseverar la Luz en vosotros, y con esta intención os hago participes de esos puntos de anclaje en los que profundizar realmente en quienes sois, para establecer una conducta mas optima en vuestras existencias. Esas partes de Luz son esos atributos que de alguna forma se manifiestan en vosotros como destellos de consciencia, los cuales no se proyectan bajo una intención de mostrarlos, sino que fluyen de sí mismos a través de esas experiencias que actúan alineando dichas energías para que se adapten en vuestras realidades.

De alguna forma, es como si la magia se apoderara de vosotros y fluyera a través vuestro. Mis queridos hijos e hijas de la Tierra, a eso me refiero en mis palabras a que actuéis a través de vuestra propia magia y así tengáis la consciencia de mostrar a la oscuridad que os ha estado tentando, que la verdad yace en el seno de la Luz y que esta es imperecedera. La mejor forma que experimentáis en vuestras existencias de vivir una clara transformación es a través de vuestros hermanos y hermanas los cuales al igual que vosotros en esta realidad emiten una serie de vibraciones que entran en resonancia con esa magia de la que os hablo. Esta magia se adapta en vuestras existencias a través de palabras, actitudes o comportamientos que ejercen una clara resonancia de Luz que permite que las características de dichas energías, se adapten a través de los participantes y se contemple la transformación.

Durante muchas existencias habéis ido adquiriendo potenciales o cualidades que, en vuestro tiempo han empezado a dar sus frutos y que tan solo tenéis que experimentar que la preparación para ello es trazada desde los éteres, ya que vuestra consciencia como humanos no presiente dicha adaptación y menos aun siente de qué forma llevar a cabo dicho proceso. Esta es una de las propuestas a través de las cuales os hacemos participes de vuestra evolución, y de lo mucho que habéis aprendido y de lo que estamos orgullosos de vosotros. Toda experiencia de vida tiene una doble manifestación y esta se refleja en los planos materiales a través de vuestras experiencias como humanos, y a la vez en los planos etericos con vuestras experiencias espirituales las cuales hoy en vuestro tiempo, os hago participes de su manifestación son que tengáis apenas consciencia de ello.


Yo Soy El Cristo en la Luz de los tiempos, que os hacen participes del caminar y del seguir en la Consciencia Una honrando vuestra evolución y la de vuestros hermanos.

Yo Soy la Eterna presencia que os colma de Luz y de Amor en sus palabras.

Yo Soy el Cristo, y vengo en la presencia del Padre para mostraros la eterna vida.

Yo Soy la Verdad y la Vida.

Así es.



El Cristo 21 de mayo 2021
Oriol Bonilla, oriolbonilla@yahoo.es
Canalizador Escuela Era Acuario (C.E.E.A)
Todas las canalizaciones en:
https://escuelaeraacuario.com
Numerología Transpersonal

324 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo