Una alianza con la mecánica de evolución la cual se presente como un atributo de lo sagrado.

Oriol Bonilla


Yo Soy la Verdad y la Vida.

Yo Soy el Cristo, y vengo en la presencia del Padre para mostraros la eterna vida.

Yo Soy la Eterna presencia que os colma de Luz y de Amor en sus palabras.

Yo Soy el Cristo y os hago participes a través de la palabra de la vida eterna, y de la constante entrega de Amor que os brindamos en vuestras existencias. Ser parte de la palabra que os entrego, y ejercer a través de esta la presunta intención de abriros de veras a esa conexión con todo lo que os representa. La abertura os muestra la presunta intención del largo camino recorrido y de los muchos senderos que han definido, quienes sois y cual es vuestra dirección. Os hago participes de una alianza con la mecánica de evolución la cual se presente como un atributo de lo sagrado, mientras os adentráis en la adaptación de ser vosotros mismos que experimentáis como los contratos que vivís, se ejecutan bajo premisas anteriores que reflejan una clara luz a vuestras existencias restableciendo de todas las formas posibles en vuestro plano, las experiencias por las que atravesáis los parajes que gesticulan la impresión real de quienes sois. La mecánica de evolución a restablecido su ciclo de transición y sois piezas fundamentales de esta.


Esta se constituye en vuestro interior, y es tan grande en su expansión que os muestra en realidad que estáis realmente preparados, para equilibrar vuestros sentidos y ser parte del Padre en vuestras existencias. De todas formas, la eternidad de la que forjáis en vosotros los éteres es una porción de la mecánica, dentro de la que se difuminan las cualidades de un tiempo del que seréis participes de experimentar, encarnaciones ya confirmadas para vuestro desarrollo y evolución. Las circunstancias o energías karmicas que han sellado vuestras impresiones como humanos han restablecido esas paradas a través de dichas encarnaciones en las líneas temporales para adquirir en su totalidad, esas presuntas intenciones con las que avanzar fuera de las parciales que tan solo limitan y obstaculizan, esos aspectos que dejan demasiado tiempo entre vidas para restablecer lo que sabéis muy bien a nivel interno que tiene que ser orquestado. Mantener la firmeza en vuestro corazones, y el mismo bombear sanguíneo guiara vuestras existencias.

Esta es una de las razones de mostraros la verdad, y establecer en vuestras existencias ese caudal de energía desde el que presenciar de forma clara las premisas de un tiempo, de abadía y de ceremonias a puerta cerrada. Sois muchos los que conocéis estos rituales, de la misma forma que sois muchos que sentís ese legado del pasado que tiene que volver a formar parte del presente, con una serie de instrucciones y herramientas más afines al nuevo tiempo. La consciencia humana experimenta una serie de rechazos a ese tipo de ceremonias, y es debido a ideas profanas del pasado que tan solo ejercieron una mala praxis de sus energías, y que por eso se oscureció la celebración de esas esferas de evolución necesarias a través de la consagración. Es ahora que la misma evolución permite restablecer esos lugares de culto y resintonizar dichas frecuencias, para elevar esos centro de sabiduría en los que presenciar acontecimientos realmente mágicos, y de un culto al poder sagrado. Sentir estas palabras y sellarlas en vuestro interior.

Por esta razón se os muestra, que la imperiosa función de trabajar a través de la Luz emite hacia vuestro exterior la presencia de una bondad sagrada. Grandes Maestros que han andado en las arenas de la Tierra, y que han sembrado sus palabras para el renacer de esa nueva tierra, han hecho su consumación a través de la bondad. Mientras sentís dicha energía en vosotros, experimentar la sensación de gratitud que emiten esos corazones humildes que desde tiempos ancestrales, se ciñe en la comprensión que establece en vuestras vidas la cualidad del Perdón, el cual refleja la luz de los corazones a través de todas las funciones que os pertenecen y os muestran, las propuestas que han de ser establecidas de forma imperiosa y constante. Al igual que la tierra que pisáis adapta nueva formas a través de los tiempos, las palabras y las enseñanzas adaptan nuevas frecuencias y energías para facilitar en vosotros, la expresión de estas y colaborarlo con vuestros hermanos y hermanas.

Los estadios que representan quienes sois y el origen de donde venís, son las cartas de presentación del Espíritu de cada uno al establecer esa vibración original que una vez sois conscientes de adquirir en vuestra realidad, se hace palpable en vuestras existencias. Mantener los ojos abiertos en la contemplación de vuestras existencias, y adentraros en presenciar como todo lo que os ha hecho ser quienes sois ha forjado en vosotros la presencia de una consciencia que hoy es parte de todo lo que es, y que refleja en si las múltiples cualidades. Todos queridos hijos e hijas del planeta, seréis participes de ello tan solo es importante comprender que estáis en un camino de preparación para ello del cual, sereis los ganadores. Os hago participes de la vibración original y esta se establece como ese rayo de luz que rodea vuestras existencias, y ejerce la atracción de energía luz en la que sentiros parte del todo. La cualidad de la energía del rayo verde se manifiesta en un tiempo de profunda adaptación y reconocimiento de las grandes labores por cumplir.

La serenidad y la paciencia que emanan de dicho rayo en vuestras existencias, constituye una verdadera adaptación a presenciar que estáis en lo correcto y que no hay nada de lo que preocuparos mas que de sentiros, parte de la presencia la cual emite en todas sus funciones las premisas de una verdadera sensación de estar en lo correcto y actuar de acuerdo a los sistemas, que no tan solo favorecen vuestra evolución sino que os hacen participes de elevar a suprema vuestra intención de avanzar. La impresión que experimentáis en los sentidos de vuestra realidad como humanos, os hacen constantemente participes de la elección que ejercéis en las experiencias que vivís en vuestro tiempo. La presencia de poder elegir y ser conscientes de dicha elección es tan humilde que constituye un punto a vuestro favor a la hora de haceros directamente capaces, de establecer esa sensación de sentiros bien y equilibrados bajo la presencia del Espíritu.

Esta es la que os honra en vuestras decisiones y os hace conscientes de la escalada de energías karmicas que podéis ir liberando. Esta justifica y equilibra los estados de evolución en los que como humanos os encontrais, ya que la misma serenidad que emiten vuestras emociones se unifica a la presencia del amor del que fuisteis creados. Por esta razón Yo el Cristo os mantengo en constante transformación a través de las energías cristicas que se os entregan, y que forjan en vuestras consciencias los estados en los que presenciar la competencia de quienes sois fuera de la visión tridimensional de una impresión limitada. En los centros de celebración se emiten decretos y oraciones a través de las elevadas consciencias, para restablecer e incrementar en vuestras existencias los constantes estados en los que asentir la sensación de estar danzando en esos encuentros en los que vuestros Espíritus son parte representativa de estos. Estar en contemplación es asentir que la perfección es vuestro mayor atributo y que este se os entrega porque es vuestro tiempo.


Yo Soy El Cristo en la Luz de los tiempos, que os hacen participes del caminar y del seguir en la Consciencia Una honrando vuestra evolución y la de vuestros hermanos.

Yo Soy la Eterna presencia que os colma de Luz y de Amor en sus palabras.

Yo Soy el Cristo, y vengo en la presencia del Padre para mostraros la eterna vida.

Yo Soy la Verdad y la Vida.

Así es.



El Cristo 07 de mayo 2021
Oriol Bonilla, oriolbonilla@yahoo.es
Canalizador Escuela Era Acuario (C.E.E.A)
https://escuelaeraacuario.com
Numerología Transpersonal

396 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo