Un aumento en la percepción conciente.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nuevamente, estoy muy bien enterado de quién está aquí y quién está escuchando. No solo ahora, con tus ojos y tus oídos, sino aquellos que estarán escuchando más tarde, o mirando más tarde. Tal vez años más tarde, oyen este mensaje por primera vez. Es un mensaje sin tiempo, uno importante. Y es el número 2 de los 4 que serán presentados en esta serie de cuatro.

La serie trata de una nueva frontera, que llamamos Despertar de la Humanidad a una Consciencia Más Elevada. Algunos lo han llamado simplemente un aumento en la percepción conciente. Un aumento en la percepción conciente. En la primera sección pusimos el basamento para lo que vamos a hablar ahora. Al poner ese basamento hemos hecho la pregunta: “¿Qué tal si hubiera una verdad más grande?” ¿Qué tal si hay una escala graduada, podrían decir, de inteligencia y percepción conciente, y todo eso, y la sociedad, y la cultura, y toda la humanidad pasa por esto y la elevan o no? Hay libre albedrío. ¿Qué tal si están abordando una nueva clase de percepción conciente?

Y luego entramos en lo espiritual, de que hablamos ahora, y dijimos “¿Qué tal si hay una verdad más grande, más grandiosa? Una que se oculta hasta que puedes verla, de cualquier manera que la veas. Hemos hablado de aquellos que han estado en una camilla de quirófano, los operaron, y murieron clínicamente – y regresaron. Y lo que dicen a muchos cirujanos que están con ellos en el momento de su muerte clínica, y cuando despiertan. Muchos cirujanos han oído las mismas palabras, y hemos dicho esto, y cerramos con ello. Cuando ellos vieron una verdad más grande, y magnífica, y la puerta se abrió y echaron una mirada a la realidad – no su doctrina, sino su realidad – y dijeron: “¿Por qué me trajeron de vuelta?” ¡Eso es profundo! Esta es una sección que empieza a explicar cuán profundo podría ser.

Quiero que visiten, solo por un momento, la idea de crecer. Es común a todas las culturas, cosa de naturaleza humana, ver crecer a sus hijos. Muchos de ustedes tienen hijos, o conocen a quienes los tienen, o están relacionados, y han pasado tiempo con los pequeñitos. Y ustedes observan cómo empieza a crecer esa percepción conciente perceptual, es tan divertido verlos cuando se vuelven tan sabios. O a veces tienen conocimiento sin sabiduría, y es divertido oír lo que dicen en su total inocencia. Dicen que los niños dicen cosas muy especiales. Libros sobre todo eso.

Y luego lentamente ves ocurrir una percepción conciente y se vuelven más sabios. Y luego se vuelven aún otro poco más sabios. Se convierten en jóvenes adultos. Y ustedes ven un proceso de percepción conciente, y cómo ustedes lo perciben a medida que el cerebro empieza a crecer y empieza a ocurrir una madurez en la consciencia humana.

Ahora bien, este atributo particular del crecimiento de los niños hacia adultos, tan común, quiero que lo miren y coloquen esa metáfora ahora mismo sobre la humanidad en general y sobre la manera en que las cosas funcionan en el planeta. Existe una oportunidad para la consciencia y la percepción conciente para tener esa misma clase de crecimiento a través de la historia; ustedes tienen la oportunidad de descubrir cosas mejores, de tener una consciencia más elevada de lo que cada uno quiere para los otros.

Es clásico, lo dijimos antes, no hace tanto, incluso antes de que América se iniciara tal vez, que su madre patria, y los europeos, tenían festivales y las familias salían, y tenían picnics, para ir a ver cómo decapitaban a alguien. Ustedes piensan que superaron eso. Algunos dirían “Sabemos que estamos haciendo otras cosas en lugar de eso” (se ríe). Pero lo dejaron en el pasado. En otras palabras, hoy eso es inadmisible. Algo ha sucedido entre ese entonces y ahora, que ha elevado esa percepción conciente de lo que es apropiado o inapropiado para el humanismo. De eso estamos hablando; es un paso progresivo pequeño, pero pueden verlo, incluso en unos pocos siglos.

Están en una nueva energía ahora, pasaron el marcador, y se acelera, realmente se acelera, y ahora es el momento para que vean otra clase de crecimiento, y ocurre ante sus propios ojos. Y hemos dado muchas canalizaciones sobre eso.

Pero esa es la metáfora. Entonces, ¿qué es eso tan profundo de que hablamos? ¿Cómo es el sentimiento de eso? ¿Cómo es? ¿Cuál es el próximo paso? Para que yo les cuente estas cosas, solo les voy a dar percepciones e ideas, para que puedan considerarlo ustedes mismos.

Hablamos de cosas espirituales en este mensaje, y es lo que hemos hecho durante 31 años. Y hay algunos que escuchan durante un mes, y se ríen, y dicen “¿Por qué querría yo cambiar mi religión?” O dicen “¡Ja! Como si lo que el mundo necesita fuera otro sistema de creencia.” Y yo les digo a ustedes o a cualquier otro que ha ido en esa dirección, que no está entendiendo, no lo capta, realmente no entiende. Esto no es otro sistema de creencia. Esto es una revelación de una verdad que a ti nunca te la dijeron. Se abre una puerta, y todo lo que puedes hacer es decir “¡Oh! ¡Yo no tenía idea!” No es otra doctrina; no es otro conjunto de reglas; no es otra situación en la que se te pide que salgas de una bolsa y te metas en otra, y te afilies a algo. ¡Es una súplica!, para que te sientes y descubras algo más grande que lo que jamás te hayan dicho. Yo lo equiparo a esto: una persona sin vista, de pronto no solo recibe la vista, sino que recibe visión, en color, en 3D y más.

Y en esa metáfora está todo. Esto explica algo muy, muy común que les he dicho antes. Este planeta tiene vista. Y tiene justo suficiente vista para distinguir cosas para sí mismos y para encontrar que Dios es grande y que hay un Dios y un Creador, y allí están. Pero están en una Tierra en blanco-y-negro. Todos están viendo en blanco y negro. Y de pronto aparece el concepto de aquellos que están viendo en color. Eso no es otra capa de blanco y negro, no es otra religión, ¿no es así? Sales del mundo en blanco y negro, ves en color, y dices “¿qué voy a hacer con esto? ¿qué es? Pero mayormente, ¿cómo explico esto a una Tierra en blanco y negro?” Honestamente, ¿cómo explicarías la visión a una persona sin vista, que ha estado así desde su nacimiento? No solo eso; explícale los matices de colores que tú ves, para una percepción que no tiene y nunca ha tenido. Verás, el asunto es este: ¡es increíble!, en este mundo en color del que hablamos y en el que puedes participar.

Esto es una metáfora de otro paradigma de la verdad. Pero la verdad del color es mucho más grande que la verdad del blanco y negro. Me atengo a esto porque es la mejor metáfora que puedo darles.

Si ustedes han descubierto realmente el color a su alrededor, y ahora empiezan a dibujar en color y pensar en colores, y creer en color, y regresan a casa, por ejemplo, o regresan al trabajo, por ejemplo, y cuando se abre la puerta están en una Tierra en blanco y negro, y de todo lo que hablan es de cosas que conocen que están en blanco y negro, y todos los matices de los colores y lo grandioso y glorioso de ellos ni siquiera es perceptible para los otros. ¡Y no hay nada malo con ellos! Es solo que están en otra realidad, y son gente buena y gente hermosa. Pero te miran, y si les hablas del color, a menudo pondrán los ojos en blanco y se alejarán. No es creíble; no todavía. Ellos no pueden percibir la cosa que tú experimentaste.

Y así es esto de tener una nueva frontera de percepción conciente con que la Tierra empieza a ver cosas que nunca vio antes. Les cuento una historia; es para su época. Es una que mi socio siempre recordará. Desde fines de la década del cuarenta, Israel siempre ha tenido dificultados con los vecinos a su alrededor, y los vecinos dificultades con Israel. Ha habido muchos sucesos, muchas cosas dichas y hechas; ha habido muchas muertes, ha habido muchas guerras, ha habido odio y todavía lo hay. Todavía hay una sociedad viviendo dentro de otra, aparentemente apropiada para un bando y apropiada para el otro, y así sigue y sigue. En Israel tiene un nombre; en Palestina tiene un nombre; se la llama “la situación”. Y es el elefante bajo la mesa, cuando ustedes van a ciertas áreas del Medio Oriente, lo que significa que está siempre allí.

Los turistas pueden estar disfrutando de algún monumento, o de una iglesia, o de un templo, o lo que sea, y cuando vuelven la cabeza a la izquierda o a la derecha, ven que están custodiados por ametralladoras. Eso les dice que el elefante todavía sigue bajo la mesa.

Hace algunos años yo estuve, mi socio estuvo en una silla, solo en un escenario. No era un teatro circular, como el Círculo del Doce, pero era un escenario, solo, con todas las luces sobre una silla, y mil personas en la audiencia, todos israelíes jóvenes. Y Kryon quería hablar sobre “la situación”. Y les dijo algo que era increíble para muchos. Excepto que la gente joven que estaba allí fue tocada por lo que yo dije, porque sabían que el color estaba llegando. Y eso es lo que les dije. Ustedes no pueden resolverlo. La situación es insostenible, no se puede resolver, ha sido así durante todos estos años. Habrá nuevas soluciones llegando a ustedes, que nunca pensaron que jamás ocurrirían, que la gente joven se levanta y busca. Yo estaba entonces hablando de una nueva normalidad; hablaba entonces frente a todos estos: Ustedes viven en blanco y negro, y el color está llegando, y yo les digo esto a ustedes ahora mismo.

Este es el segundo de cuatro atributos de esta nueva frontera de la percepción conciente y yo simplemente estoy cubriendo la diferencia entre aquello que ustedes han experimentado y aquello que podrían experimentar. Dramático. No un nuevo sistema de creencia. No una nueva religión. No una nueva doctrina. Un grandiosa, grandiosa verdad, que les invitamos a empezar a investigar, a ver. Y muchos de ustedes ya están allí, y lo entienden y saben de qué hablo.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, por buenas razones.

Y así es.

Kryon


Canalización introductoria al Círculo del Doce
Kryon a través de Lee Carroll
Miércoles 12 de Mayo de 2021
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

504 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo