Un ejercicio de ir a un lugar donde no saben qué hay allí.

Kryon


La canalización de la meditación guiada del miércoles de sanación.
Kryon menciona aquí que es un aniversario, y me di cuenta de que los miércoles de sanación se iniciaron en agosto de 2020...
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll


Saludos, queridos. Yo Soy Kryon.

Acérquense un poco más. Este es un tiempo para examinar cosas que ustedes no esperan. Difícil de creer para algunos, que este escenario particular, cruzando el puente, ha sucedido ya cada semana, casi cada semana, y continuando cada semana durante un año. Es un tiempo en que ustedes examinan cosas que no esperaban. Y lo que quiero decir con eso es que cruzan el puente – siempre es una metáfora – cruzan el puente desde lo que creen saber hacia las cosas que son desconocidas.

Ahora bien, no dije cruzar el puente hacia cosas que no saben; dije cosas que son desconocidas. Hay una ligera diferencia allí, que tiene que ver con su actitud. Hay algunos que literalmente han creado una burbuja de actitud, conocimiento, a su alrededor, que se ha solidificado de tal manera que todo lo que está fuera de esa burbuja es ridículo. De modo que decimos otra vez a quienes están aquí tal vez poniendo los ojos en blanco o diciendo “Esto es cosa tonta; estoy aquí solo para escuchar tonterías”. Yo le diré: va a haber mucha tontería para ti, si sigues sintonizado, por lo que voy a dar. Información para hacerte poner los ojos en blanco todavía más.

Pero nuevamente te digo: ¿Qué piensas de una situación donde todo lo que es ridículo es simplemente algo que no sabes? O tal vez que no te enseñaron. Y todo lo que te enseñaron se solidifica en una pared; es una habitación. Y puedes tal vez tocar en una pared y decir toco esto, toco aquello. Y si algo va más allá de lo que te enseñaron, es ridículo.

Tengo que señalarlo, porque la ciencia durante años y años de experimentos revolucionarios ha creado lo ridículo. Gérmenes, por ejemplo. ¡Ridículo! La idea de pequeñas cosas espeluznantes que no se podían ver; y fue probado, y todo explotó. Y sucedió otra vez, y otra, y otra.

¿Están ustedes permitiendo que esto suceda, espiritualmente? ¿Verdaderamente saben todo acerca de todo en este planeta? ¿Verdaderamente piensan que saben cómo podría haber sucedido todo en el planeta? ¿O puede que haya una verdad más grandiosa que lo que jamás les hayan contado? Ese es el pedido que tengo para ustedes, incluso los científicos, que sepan que hay mucho más. Y si simplemente dejan de pensar o dejan de dar vueltas alrededor de esa ridícula barrera donde dicen “Todo lo que está más allá de este punto es estúpido.” Y son muchos los que dirán eso. Y se irán de este programa riéndose y divertidos, diciendo a los amigos “Tendrías que escuchar eso, ¡jajá!” Muy gracioso.

Ahora les voy a dar diversión. Una verdad más allá de la verdad, más allá de cualquier cosa que hayan oído tal vez, y para algunos será un pleno reconocimiento de lo que ya saben, de lo que sentían. Esto es un ejercicio de ir a un lugar donde no saben qué hay allí. Eso no es cosa fácil. La gente espiritual que medita ha experimentado esto a menudo, y esa es la razón por la que meditan. Puede que no hayan sabido que cruzaban el puente, pero lo hicieron. Quienes meditan, y lo han hecho por muy largo tiempo, lo hacen una y otra vez, no porque sea alguna doctrina que dice que deben hacerlo; apenas pueden esperar a hacerlo. Porque se sientan en un lugar y son llevados a un bello escenario en el que quieren quedarse y disfrutar, disfrutar, disfrutar. Viven más tiempo gracias a eso. Ciertamente cruzan el puente, no saben lo que saben que está allí, solo saben que lo disfrutan. Algunos ven cosas, otros no. Algunos quieren quedarse solo porque se sienten tan bien. Algunos han dicho “Voy allí y eventualmente es casi como flotar. Y cuando regreso, han pasado horas y es como haber estado flotando en alguna clase de neblina”. Es exactamente lo que nosotros hacemos. Los llevamos a cruzar el puente a través de una neblina. Queridos, todo lo que está aquí. Y la razón por la que hacemos eso, todo eso, es en verdad que examines cosas que no conocías, que les gustaría ver tal vez, que esperan que estén allí. Una verdad más grandiosa que muestra la magnificencia de lo que está allí y de lo que nadie les habló.

De modo que ahora comenzamos eso que algunos llamarán ridículo, aun antes de que crucemos el puente. ¿Puede ser posible que toda la historia de este planeta sea diferente de lo que les contaron? Me gustaría preguntar, incluso al más intelectual: ¿crees que sea posible que cuando miras a las estrellas en la noche, pueda haber vida allí? Cuidado con tu respuesta, porque si dices que no, te pones en contra de los más intelectuales de todos, los astrónomos, los científicos, que dicen que tiene que haber vida. Los que han analizado un número de planetas como la Tierra, aun los que pueden verse a simple vista, dicen que hay miles de millones de ellos. Y esos miles de millones son del tipo que rota alrededor de una estrella como la de ustedes, de igual tamaño, y son muy parecidos. ¿Sabían eso? Y algunos van a decir “Oh, sí, pero no hay prueba de que haya vida en alguno de ellos”. Y los astrónomos dicen “Tienen que mirar las probabilidades, porque ustedes son material de estrellas y ellos también, todo está compuesto de los mismos elementos. La misma Física en toda la galaxia.” ¿Y ustedes piensan por un momento que no hay vida allá afuera pero la hay aquí? Eso es ilógico; eso es ridículo. Y si ese es el caso, les pregunto más: ¿Es posible que esa vida haya ocurrido antes que la de ustedes? Cuidado, porque los científicos han dicho que sí. Han dicho que la vida en este planeta tardó en ponerse en marcha. Ya saben a dónde voy, ¿no?

Quiero que conozcan a alguien que les contará algunas cosas. Y algunos dirán que es ridículo. Y tendrán que cruzar ese puente hacia donde esa persona está esperándolos. Les contará algunas historias, tal vez, si desean escuchar. Y los rodeará con algunas energías, si están dispuestos a escuchar. ¿Cuántos de ustedes creen en los ángeles? Y habrá muchas manos levantadas, incluso de los que piensan que esto es ridículo pero creen en los ángeles, porque se les dijo que existen. ¿Qué es un ángel? ¿Les gustaría definirlo? ¿Podría ser que un ángel sea una forma multidimensional que representa lo que está del otro lado del velo, que algunos dicen que es Dios? Bajando directamente a este planeta, ¿para hacer qué? Para ponerlos tal vez en un lugar de sanación, o para darles información.

Quiero que conozcan a un ángel. Puede que no sea justo el que ustedes piensan. Tan profundas son algunas de estas cosas. ¿Qué tal si la evolución de este planeta tuvo interferencia? ¿Qué tal si ustedes están hechos de material de estrellas? pero más allá de eso ¿qué tal si la historia de este planeta realmente fue interferida por los de otros planetas, a propósito, con objeto de darles algo que no hubieran tenido de otro modo? Y eso es los atributos de la divinidad, y un alma. ¿Qué tal si toda esa historia de Adán y Eva fuera una metáfora de que ciertamente Dios vino a este planeta de una manera que les dio algo que antes no tenían? Divinidad.

Los científicos dicen que la evolución sucedió demasiado rápido. Empiecen a preguntarles. Eso es solo el comienzo de la evidencia.

Quiero que pasen por este puente conmigo y conozcan a alguien ahora mismo. En el Círculo del Doce los invitamos a venir; tomen mi mano, tómense de las manos ustedes, caminen por el puente, que es simbólico de ir desde lo que creen que saben hacia lo que no saben. O lo que dicen “Bueno, lo sé, pero no todavía.” Esa es la diferencia.

¿Cuál es su actitud ante lo desconocido? Aquellos que tienen la burbuja de lo ridículo, que yo describí, van a decir “No me lo muestres, porque no es así. No es así porque tengo una burbuja. ¿Viste mi burbuja? Tengo esta burbuja allí, de modo que no me digas nada que esté más allá” (se ríe). Y luego están los que dicen “Yo tengo una burbuja pero se puede expandir. Expande mi burbuja, muéstrame lo que puede estar allí.” Vengan conmigo, crucemos el puente juntos, vengan conmigo, vamos.

Quiero que vengan ahora mismo y vayamos a ese teatro, pasando por ese portal que es una entrada, que es un símbolo, como dije antes, siempre un símbolo. Un símbolo de simplemente ir de un lugar a otro, y vamos a ese teatro circular. Ese teatro circular es un símbolo y metáfora de una actuación, tal vez, o de escuchar, quizás, o música, o poesía, o incluso arte, cualquier cosa, pero donde vienen y son informados y ven cosas que no hubieran visto en ningún otro lugar, y se encienden las luces, y todo está en silencio, ¡pero no esta vez! El teatro circular, hundido. La audiencia más alta que el escenario, y tú bajas por esa sección de la audiencia donde se sientan, y tú vas y subes a ese escenario, y hoy ves dos sillas. Y no hay audiencia. De hecho sí la hay, la audiencia son todos ustedes. Los que miran este programa, ahora o más tarde, todos ustedes, que luego juzgarán con su propia mente qué es ridículo y qué no lo es. Qué es posible y qué no lo es. Qué puertas cerrar ante la información que piensen que es estúpida. Y cuál no lo es. ¿Qué tal si fuera profunda, qué tal? Les mostraré la verdad. Un vistazo de la verdad, que podría durar para siempre en su mente, si lo permiten.

Dos sillas; sillas para sentarse cómodo. Ahora van a sentarse y disfrutar. No solo disfrutar; van a sentir algo si lo eligen, porque quiero presentarles a un ángel. La silla frente a ustedes aún no está ocupada, pero sienten algo porque empieza a suceder que una energía se empieza a desarrollar, que es espesa en amor y belleza, benevolencia, bondad, paz, todas esas cosas que ustedes desean y quieren. Quieren que fluyan en su cuerpo, en cada una de las células, porque tal vez tienen algunos dolores y molestias, o algo peor; tienen alguna ansiedad, o miedo, o algo peor; yo conozco a los que están aquí. Quiero que se sienten en la silla y sientan: algo viene, ¡algo viene!

Lentamente ves la imagen, bella, es angélica, la luz se derrama desde ella, casi como un ser multidimensional multicolor, tomando lugar en la silla frente a ustedes. Algunos de ustedes tiemblan con esto, porque la energía es impecable, y un poco espesa, un poco más poderosa que lo que esperaban, y esa entidad dirá: “No teman, porque vengo a dar buenas noticias. Te doy cosas alegres, siempre lo hago, todas las veces.” Es femenina, ven que es femenina, por eso se la presentamos, es una imagen maternal, es a propósito.

¿Han notado que casi todos los ángeles, todos, se presentan a ustedes como femeninos, en la historia? Son bellísimas, como estrellas brillantes, así son. En esta silla, justo frente a ustedes, ahora mismo, sin decir nada, esa entidad está sanando sus cuerpos. Están sentados en el lugar correcto, queridos, están allí con intención, para experimentar… ¿el ridículo?

¿Cuál es tu definición, escéptico, de lo que es ridículo? Y me dirás, “Bueno, es esto. Señor Kryon, lo que está haciendo justo ahora” (se ríe) Y te digo: vuelve dentro de diez años, si llegas, y hablemos otra vez.

Déjenme decirles algo que esta entidad les dirá en un minuto. Algún día, cuando se encuentren con aquellos de las estrellas, que tienen un millón de años más que ustedes, algún día dentro de generaciones, que ellos vengan a este planeta en benevolencia y bondad, y ellos bajen y estén dispuestos a darles su ADN, para que ustedes examinen lo que se puede hacer en un instante con su tecnología, ustedes tendrán la boca abierta, porque ellos se van a parecer a ustedes. Y ellos van a sonreír y decir: “Somos sus padres”.

Quiero que conozcan a este ángel. Es de las estrellas, y ella dirá: “¿Estás interesado en la historia, querido?” Y si consigues hablar en ese momento, porque tal vez estás todavía sintiendo esa energía en la que todas las células de tu cuerpo han sido purificadas, simplemente por estar sentado en esta energía, ¡este es un lugar sanador! Y ¿vas a tener una lección de historia? Y dices “Puedes decir lo que quieras, te escucho.” Y ella dirá: “Déjame contarte una historia. Es sobre un planeta. Es sobre un planeta que pasó por la guerra, un planeta con dictadores que hicieron genocidios,” y tú dirás, “Lo sé, lo sé, lo he visto en mis libros” Y ella continuará diciendo “Y era un planeta que eventualmente salió y vio otros planetas”. Y tú dirás, “Bueno, eso tal vez no es mi planeta”. Y ella dice “No es tu planeta; es el mío. Salimos a ver otros mundos y los conquistamos, e incluso hicimos genocidios, teníamos energía oscura, más que ustedes con su energía oscura. Hicimos cosas intolerables…” y hay un silencio, y luego ella dice “Y entonces llegó el cambio. Y cuando llegó, dijo ella, nadie lo entendió, hubo conflictos, porque cuando enciendes la luz todas las cosas oscuras se ven.” Y ella dijo: “Antes de que esta vida se iniciara en este planeta, nosotros tuvimos nuestro cambio y comenzamos una elevación de consciencia que resultó en lo que hoy ves ante ti. Yo soy tu biología semilla. Yo soy una Madre de las Estrellas.”

¿Qué piensas, hasta aquí? ¿Real? ¿Irreal? ¿Verdadero? ¿Falso? ¿Creíble? ¿Increíble? Aquí es donde entra a jugar el libre albedrío de todos ustedes, de cada uno. Ese es el eje fundamental de todo lo que enseñamos; la historia más grande de todas. Que Dios fue puesto dentro de ustedes para que ustedes lo encuentren. Con libre albedrío; si lo eligen. Todos ustedes pueden quedarse aquí mismo, frente a ella, absorbiendo esta bella energía radiante, que está limpiando cada célula de sus cuerpos ahora mismo, y empezar a escucharla contar una historia muy parecida a la de ustedes, y luego de lo que pasó después, y entonces de lo que vino después. Hasta conseguir un planeta ascendido, que Kryon ha dicho que podría ser el suyo.

Esa es la historia que siempre quisimos contarles, y ahora lo hemos hecho, en este aniversario.

Y así es.

Kryon


Primer miércoles – 4 de agosto de 2021
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

556 lecturas

1 Comentario de lectores

08/08/2021

Gracias amado Kryon. Es bueno saber que confirmas conocimientos que otros màestros enseñaron


Judith desde Peru