Retiro en Sedona. Día 4

Kryon


La cuarta canalización en Sedona, el descubrimiento que nos trae la nueva energía.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Retiro en Sedona, Arizona – Octubre 30 a Noviembre 3. 2021

Día 4

Kryon a través de Lee Carroll


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Es el final, el último día, de dos conferencias amorosas donde hubo gran conocimiento compartido, gran amor, epifanías, y todas las cosas por las que vienen las almas antiguas.

Esta canalización será para celebrarlos a ustedes. Ciertamente puede haber una instrucción o dos, pero se trata de ustedes. Queridos, hemos dado muchos mensajes sobre cómo Dios los ve, incluyendo uno en estas dos conferencias. Pero en esta nueva energía va a haber un gran descubrimiento. Entre todas las cosas que hemos mencionado que pueden hacer, que tal vez no eran capaces de hacer de la manera que estábamos discutiendo antes, hay un descubrimiento general por hacer.

Si echan una mirada al planeta, y miran a los sistemas espirituales y al entendimiento básico de Dios, el Creador, el Espíritu, como quieran llamarlo, si miran eso, hay algo en común; que Dios está en el cielo y ustedes están sentados en la silla. Hay un sentimiento de reverencia por algo demasiado alto; hay un sentimiento de que Dios es inalcanzable porque es algo que existe más allá de la comprensión de ustedes, o de su entendimiento, y como seres humanos a veces simplemente se detienen y se dan cuenta de ser inferiores al Todopoderoso. Y esta es la actitud predominante. Si miran a los sistemas de creencia en todo el planeta, la mayoría de ellos suprimen la humanidad y realzan lo divino. Y por lo tanto, ustedes pasan la vida tratando de subir escaleras, para obtener algún tipo de comunicación. Tal vez al subir las escaleras pueden llegar a tocar el rostro de Dios, ustedes saben de qué estoy hablando.

Este es un tiempo de luz. La luz crea percepción conciente. Ustedes se dan cuenta de lo que tienen alrededor, como no se daban cuenta antes. Se dan cuenta quizás de su inteligencia de un modo que antes no se daban cuenta, porque los conduce a lugares nuevos. Se dan cuenta de que la relación con el Todopoderoso, como les han dicho, puede no ser exactamente lo que les dijeron. El descubrimiento comenzará en pequeño, y habrá algunos que comenzarán a entender que Dios es más grande que cualquier cosa que les hayan dicho jamás, y los incluye, no los excluye.

En el factor de inclusión, el descubrimiento vendrá en oleadas de quienes no esperan, los que quizás nunca se sentarían en un salón como este, tal vez serían los altos sacerdotes de ciertas religiones, que dirían “Hemos tenido una epifanía, y vamos a reescribir todo para ustedes”. Habrá sistemas de creencia que alguna vez hubieran suprimido a los humanos, que les permitirán expandirse. En otras palabras, las principales religiones tradicionales puede que realmente cambien. En lugar de la caída de una iglesia, podría haber el mejoramiento de esa iglesia. ¿Ustedes estarían de acuerdo con eso? Este tal vez sea el mayor descubrimiento espiritual del planeta de todos los tiempos. Y más y más personas captarán esa idea de que están incluidos en la creación, y que Dios está en su interior, al grado en que ustedes tienen una parte del Creador con ustedes.

Y luego la segunda ola de ese descubrimiento: no solo están aliados con el Creador de una manera que los mejora, sino que luego empiezan a entender la relación con el Creador. Una de las religiones principales del planeta, que incluye más de mil millones de personas, hablará de un profeta que llaman el hijo de Dios. Existirá un entendimiento de esa relación con cada uno de ustedes, y se convertirán en una familia, como ese uno que son. Más que solo Dios en su interior, sino de la familia del Creador.

La tercera ola de toda esa serie de descubrimientos será que en esta galaxia, este planeta brilla como el sol, porque de pronto se está dando cuenta, en tanto antes estaba en la oscuridad. Y esa percepción conciente y ese brillo del planeta alertará también a otros planetas que también están brillando; en ese punto del tiempo ustedes conocerán a los otros.

Cuando empiece a vibrar más alto, este planeta enviará señales, de muchas maneras, de que es seguro estar aquí desde otras partes de la galaxia que saben que también son familia. Y entonces será cuando ustedes los conozcan.

La celebración es que ustedes están aquí hoy y oyen esto y es creíble. La celebración es que estas cosas puede que no sucedan exactamente cuando ustedes piensan que lo harán, pero, alma antigua, estarás aquí para verlo. Puede que luzcas un poco diferente, pero estarás aquí. Esa es tu herencia, eso está escrito en tu akash, todas estas cosas de las que hablo. Esa es la celebración: que el proceso ha comenzado.

Si quieres realzar el proceso, incluso en esta baja energía, quiero repasar contigo cómo propagar la luz, qué podría significar, con una metáfora que dimos originalmente cuando yo llegué. Aunque la metáfora puede ser vieja, la lección todavía es muy, muy nueva. Esta de la que hablo, es el faro de luz.

Si ustedes miran a un faro en este planeta, por qué se construye, cómo funciona, para qué es, y el resultado de él, es casi una metáfora completa y total de ustedes. El faro de luz se construye en lugares problemáticos. Alma antigua: tú llevas luz. No te sorprendas si te encuentras en lugares problemáticos metafóricos, incluyendo tal vez aun a tu familia. El faro se construye en lugares en que puede iluminar e impedir que otros tal vez se estrellen contra las rocas. Todos los barcos que lleguen verán la luz y evitarán las rocas, para estar a salvo. El alma antigua lleva luz, para que, por donde caminen en el planeta, la gente sienta la esencia de quiénes son, de la compasión, y quizás no hagan las cosas que habrían hecho, porque tienen una conversación con ustedes, o son amados por ustedes. Tienen la capacidad, como un faro que deambula, para hacer cosas que un faro nunca podría hacer por permanecer en un solo lugar.

Ustedes ciertamente hacen brillar su luz en lugares oscuros, en cualquier lugar en que estén, y puede que no se den cuenta de eso. Entran en una habitación y esa habitación se siente diferente para los que están allí.

Ese es su campo, del que hemos hablado tantas veces, del que no se dan cuenta. Esa es el alma, que han visitado incluso hoy y de la que no están enterados, que hace cosas multidimensionales incluso en el aire, alrededor de aquellos que ni siquiera lo saben. Los capitanes de barcos que ven esa luz y conducen sus naves para rodearlos y salvar el barco, no conocen al guardafaro. Hay un guardafaro en un viejo sistema de faros, solo uno. Vive en una roca y enciende la luz cada noche. Ese eres tú. Solo. Puede que estés con otros trabajadores de luz, pero a tu manera, en tu propia alma, en las cosas por las que tú eres responsable, individualmente, estás solo. Tú tienes tu luz, tal como el guardafaro.

Esta es la tarea del alma antigua en el planeta, muchos de ustedes están dándose cuenta ahora. Y no necesita ser difícil. Subes las escaleras cuando el sol está cayendo, y te preparas para encender la luz. Imagina, el guardafaro de los viejos tiempos, allí hay un arco que golpear para que la luz brille super intensa y empiece a alertar a todos alrededor y se aparten del peligro. Solo que en el caso de ustedes, cuando suben las escaleras y encienden la luz, de pronto no solo hacen brillar la luz. De pronto una mano desciende y toma la suya y dice “Gracias, queridos, por ser parte de la familia” Y esa mano desciende y ustedes la aferran metafóricamente, porque esa es su luz. Esa es la luz compuesta que ustedes hacen brillar, y los llevará de un lugar a otro, no tienen que hacerlo solos. Los guías, los ángeles, todos aquellos de que hablamos, están involucrados en esa luz, en encenderla, en conservarla encendida, en ir de un lugar a otro, sabiendo hacia dónde ir, y dónde buscar ayuda. No siempre es fácil

Antes de cerrar, les doy un escenario de sostener la luz, de propagar la luz, que puede sorprenderlos. Digamos que han venido a esta conferencia, simulemos por un momento que tienen una pareja que no vino y no está de acuerdo. Solo simulemos. De hecho, quizás esa pareja piensa que ustedes son un poco tontos. Tal vez aún peor, esa persona piensa que esto es el culto a Kryon y que vienen aquí para que les den cosas ridículas y las crean. Y pagar por ello. De modo que es tiempo de volver a casa. Y ustedes vuelven a casa a esta pareja, esta persona de la que tal vez se enamoraron y todavía valoran y con quien permanecen, que simplemente no está de acuerdo con ustedes. Y esta persona los mira y sonríe, “Volviste del culto, según veo. ¿Viste algunos extraterrestres en el viaje? (se ríe) ¿Y qué te dijo hoy el ángel magnético?”

Entonces miras a tu pareja y enciendes la luz, y esa mano descenderá, y le dirás a tu pareja, con toda seriedad, pero con una sonrisa cariñosa, le dirás: “El ángel magnético me dijo esto: que yo debiera reencender la compasión con mi pareja, de bondad, que yo debiera volver a enamorarme de mi pareja como el día que lo conocí. Eso me dijo.” Y entonces ves a tu pareja derretirse (se ríe) ante palabras que fueron sinceras y que quería oír desde hace tiempo. Y puede que entonces piense un poco diferente, cuando vayan a una conferencia de amor. No juzgarán tanto, y entonces ustedes habrán tomado esa luz y la habrán puesto donde viven. Eso es lo que hoy hace el trabajador de luz; y eso se difunde, y la gente lo ve.

Y eventualmente esa pareja suya puede decir, “Sé que vas a la conferencia. Te voy a extrañar por unos pocos días. No sé realmente qué sucede allí; no iré contigo, nunca. Pero me gusta la manera en que eso te ha cambiado. Pásalo bien.” Eso es lo que hace la luz.

Por esto es que felicitamos a aquellos de ustedes que están aprendiendo lo que esto significa, con la madurez que está disponible para ustedes y que antes no lo estaba.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon


Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

296 lecturas

1 Comentario de lectores

21/01/2022

Gracias por recordarme encender nuevamente la compasion, el respeto y el amor.


Graciela desde Argentina