Retiro en Sedona II

Kryon


Kryon cuenta otra parábola de Wo, referida a la ascensión.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Día 2.

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético

Hablo específicamente para almas antiguas, ellas son las que estarían más inclinadas a escuchar esta clase de mensajes. Y en eso, les diré: el Cambio está sobre ustedes. Y el Cambio no es simplemente un tiempo en que las cosas cambian. Las partes buenas del Cambio, las que las almas antiguas han estado esperando, de ellas me gustaría contarles un poco.

Hay muchas cosas que ustedes han aprendido desde que nacieron, sobre lo que es el Creador, el Espíritu, que ustedes llaman Dios. La mayoría de esas cosas se centran en el amor. Pero las cosas que se centran sobre las doctrinas, a veces son metafóricas.

Me gustaría contarles sobre un hombre llamado Wo. Wo no es un hombre o una mujer; él es un wo-man (N.T. juego de palabras: man=hombre, woman=mujer). Lo vamos a identificar como un “él” solo para esta historia. Wo ha estado con nosotros en una parábola tras otra, durante más de treinta años. Y Wo está excitado. Él es un hombre espiritual, viviendo una vida espiritual. Le han hablado sobre un Cambio. Él es un alma antigua. Él no sabe qué esperar, de una vez para otra, igual que ustedes, y está con la expectativa de una nueva clase de energía para sí mismo, para el planeta, pero en gran parte una promesa. Ha estado en la Tierra durante muy largo tiempo. Yo no diría que Wo ha terminado, pero está ansiando mucho algo llamado ascensión.

Si recuerdas que muchos alrededor de él dijeron, lectores, y todos esos, “Wo, va a llegar un tiempo en que entrarás en la ascensión.” Wo oraba, a su manera; meditaba, a su manera; contactaba a su yo interior a su manera, y él empezó a preguntar, “en el Cambio, ¿habrá lugar para mí, para ascender?”

Por supuesto, él sabía qué era eso; él había leído en las Escrituras, especialmente en las antiguas escrituras, había leído muy cuidadosamente sobre Elías, y todo lo que sabía sobre la ascensión, y lo que sucede, y dijo “Este sería un buen momento. Eso es lo que quiero. Es verdaderamente lo que quiero. Espíritu, llévame en ascensión.” No fue tan lejos en el tiempo que hubo un golpe sobre la puerta, una manifestación, él lo sabía, esto venía. El abrió la puerta, y allí estaba un hombre más bajo con una vestimenta rara, con un pequeño sombrero, y le entregó a Wo un pedazo de papel. Y cuando Wo tomó el papel, la puerta se cerró y el hombre se fue, y él se dio cuenta de que el pedazo de papel era un pasaje, un boleto de tren. Decía: Ascensión. Y Wo dijo “No tengo idea de por qué esto debiera ser en un tren. Pero no voy a cuestionarlo, porque Dios trabaja de maneras misteriosas. Tengo ese boleto para ascender.” Y lo miró, y ciertamente tenía un lugar de salida, tenía la hora de partida.

Él pensó, “Bueno, esto es algo atemorizante. Tal vez en ese momento voy a fallecer, no lo sé. Pero este es mi boleto, yo lo pedí, un hombre vino y me dejó esto.” De modo que esperó ese día y se preparó. No empacó nada, por supuesto; no estaba yendo a ningún lado, iba a ascender. Pero por supuesto, iba a estar en un tren, y eso era inusual. Pero fue a la estación de trenes. Allí estaba el tren. Miró alrededor y había otros; también tenían boletos. Tal vez esto es una metáfora, una metáfora empañada de un éxtasis, o algo en que todos entran en ascensión al mismo tiempo, él no sabía. Solo sabía que tenía exactamente lo que había pedido. Y se sintió muy en paz y muy cómodo.

Tal vez ese hombre en su puerta era alguna especie de ángel, o lo que fuera. No importaba, él tenía el boleto. Miró al tren, y tenía un nombre: se llamaba Tren de Ascensión. Subió al tren, y este partió. Y mientras partía, él podía ver el cartel de la estación de donde él venía. Dolsville. El tren salió; había rostros felices, porque iban a la ascensión. El tren marchó un rato, y marchó, y marchó. Pronto Wo estaba diciendo, “¿en qué punto todo cambia? Tal vez el tren se eleva hacia el cielo, en algún punto algo va a suceder, y estaremos en ese lugar que nos dijeron, incluso desde niños, que vamos cuando morimos.” E incluso recuerda alguna cosa que dice que la ascensión no es algo relativo a un cielo, es sobre otras cosas. Y él dijo, “Estoy listo, estoy listo. La nueva energía ha creado algo para mí, estoy en el tren y voy.” Pero el tren nunca se elevó.

Nada sucedió verdaderamente con el tren, hubo algunas áreas oscuras, había algunos túneles, algunas cosas que tal vez daban temor en el tren, pero él sabía que era un tren sagrado. Él estaba bien con eso.

Y entonces sucedió. El tren empezó a ir más lento, dio vuelta una esquina, muy lentamente, y fue un shock para Wo. Lo que él vio fue la estación de la que recién había partido. Un cartel: “Bienvenido a la Ascensión”. El tren se detuvo, él bajó, y dijo: “Esto no es lo que yo esperaba.” Estaba desilusionado, excepto que se dio cuenta de que, por donde caminara, el suelo empezaba a brillar. Miró a la estación de tren y estaba cambiando de color; había plantas, y antes no había habido plantas. Empezó a darse cuenta de que él nunca se había verdaderamente ido de su casa, pero que el lugar estaba en el interior.

Wo había ido a otro nivel de percepción conciente, donde todo a su alrededor empezaba a cambiar su significado. Vio alegría donde nunca la había visto antes. Se dio cuenta de que quería quedarse en este planeta, y marcar una gran diferencia, pero ahora podía hacerlo porque ahora estaba en paz con todas las cosas.

Esto es la ascensión, queridos. Es una ascensión de su tasa vibratoria, hacia un lugar donde quieren estar. Un lugar donde están libres de enfermedad y preocupación, un lugar que es más su hogar que lo que alguna vez lo fue.

Hay más en esta historia. Si piensan en ella, conlleva ciertas promesas, lleva consigo mucho que una consciencia ascendida les dará entonces el poder para crear aún más de eso.

Queridos, me gustaría decirles que tienen esta capacidad para ir a este tipo de áreas adonde tal vez no creían que podían ir. Y ahora es el momento. Hemos dicho esto antes: es su linaje, y eso es que lo merecen. Alma antigua: has atravesado tanto, durante tantas vidas y esta, incluidas en una energía muy vieja. Algunos se han esforzado a través de ella, y han llegado a un lugar donde pueden iluminarse. Un lugar donde pueden sonreír cada mañana al despertar, no importa qué esté sucediendo a su alrededor, y decir: “Esto, o algo mejor.” Y empezar a crear lo que siempre han querido: la ascensión. Para ustedes, en su interior.

Ese es el mensaje del día. Para eso vinimos. Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon


Kryon a través de Lee Carroll
Retiro en Sedona, Arizona – Octubre 30 a Noviembre 3. 2021
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

349 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo