Retiro en Sedona III

Kryon


En días cercanos a Halloween, Kryon da otra parábola de Wo, referida a las "cosas que hacen ruido en la noche".
Afectuosos saludos de Cris.

-.-.-

Día 3

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estoy conciente, el Espíritu está conciente de todos los que están aquí. También nos damos cuenta de la estación que está sobre ustedes. Algunos dirán que recién pasó, y sin embargo vendrá otra vez Una combinación de la víspera de todos los santos (N.T. Halloween) y el Día de todos los Santos. Esta es la canalización de Halloween. Titularé a esta canalización “Cosas que hacen ruido en la noche”.

Queridos, para ustedes la realidad es extraña, porque está basada solo en lo que perciben. Es casi como una frase que dicen todos los humanos: “Estoy en una caja, y en esta caja hay cosas que yo percibo, por lo tanto no hay nada más.” Ciertamente hay algunos que nunca estarían en este salón, ni escuchando este mensaje, porque dicen que no es real. Dirán “No es mi realidad, no puedo entenderla, habla de cosas que no puedo ver ni tocar” Esa es una declaración que dice “Permaneceré en una caja”.

Ha habido algunas preguntas interesantes sobre la realidad. Si alguien empieza a decir “Yo sólo aceptaré lo que puedo tocar y lo que puedo ver”, entonces ustedes dicen “Bueno, explica la gravedad”. Es invisible. Pero dicen “Sí, pero puede medirse. Entonces existe.” “Explica el campo magnético. Invisible.” “Sí, pero podemos medirlo, de modo que existe.” “Háblame sobre el amor”. Y te dicen: “No contestaremos más preguntas.” Si empiezas a desafiar a aquello que es visible, y sensible, tocable, habrá muchos que no desearán hablar ya contigo.

Hay una pregunta interesante que me gustaría responder tan plenamente como pueda, sobre las realidades múltiples. Es así: ¿es posible que haya otro yo en otra dimensión haciendo lo mismo que yo hago aquí, en otra Tierra, en otro tiempo aparente, pero simultáneo? Ustedes han oído eso. Y es una pregunta tan común, que tiene que haber algo que les haga preguntarlo. Esta misma pregunta se ha formulado también en libros de Física ¿Es posible que haya múltiples Tierras, en múltiples dimensiones, haciendo la misma cosa? ¿Estás tú, entonces, existiendo en muchos lugares al mismo tiempo, en muchas Tierras? Les voy a dar la respuesta, pero esta respuesta puede confundirlos hasta que yo trate luego de unirla. La respuesta es sí; ¿los sorprende? Pero todas esas múltiples Tierras, y los múltiples yoes, están sucediendo simultáneamente justo aquí. Lo que pasa es que tú estás en una existencia en realidades multidimensionales.

Por lo tanto, lo que es real para una persona cuando despierta y tiene más percepción conciente, es que es capaz de ver más cosas, se mueve hacia la siguiente realidad dimensional, en otra Tierra, y esa dimensión no es aquí. Entonces todo está sucediendo al mismo tiempo. Esto explica por qué hay tantos que solo ven una cierta realidad, y otros cuya realidad se expande mucho más. Están en otra realidad dimensional, en el mismo tiempo simultáneo que todos los demás.

Puedes tener muchos caminos, pero en verdad hay humanos viendo cosas, experimentando cosas, entrando en lo que podrían llamar muy esotérico, pero sabiendo que es muy real. Algunas veces, incluso los ángeles se mostrarán donde hay alegría y hay amor, existiendo simultáneamente con alguien que no ve nada de eso. Están juntos, en diferentes dimensiones, en el mismo lugar.

Hay un hombre llamado Wo. Lo llamamos Wo-man, podría ser de ambos géneros, lo llamamos “hombre” para la parábola que ustedes van a escuchar, por conveniencia. Wo es un hombre espiritual, muy espiritual. Típicamente en su cultura, fue al edificio de su organización. Él creía en Dios, creía en el amor de Dios. Él creía en un profeta que representaba al amor de Dios. Muchos lo hacen.

Wo quería intensamente ver lo que era espiritual en su vida, y él oraba, directamente y a través de su profeta, y decía “por favor, querido Dios, muéstrame más. Quiero mucho más en mi vida. Yo querría sentir la esencia del Espíritu, tocar el rostro de Dios, quiero saber mucho más.” Esa era su oración. Y Dios lo oyó.

Comenzó una noche, cuando Wo empezó a despertarse a las 3.30. Sus ojos se abrían mucho y no sabía qué estaba pasando, miraba alrededor en su dormitorio a oscuras, y no tenía idea de qué había allí. Wo tenía miedo.

Ahora detenemos la parábola un momento para hacer la pregunta: ¿Por qué es, ser humano, que si no está en tu realidad, le temes? Si no está en tu realidad, le tienes miedo. Piensen en esto, queridos, es un programa. Y Wo tenía ese programa. Desde que nació, le dijeron, “estas cosas existen, las otras no. Y si sucede de cierto modo en cierto momento, tiene que ser maligno.” Y Wo tenía miedo. ¿Qué es lo que me despierta a las tres y media? Y miraba alrededor en el dormitorio a oscuras, y veía cosas, que se convertían en otras cosas. La ropa sobre la silla se volvía alguna clase de monstruo. Y tenía miedo. Y le sucedió la noche siguiente, y la siguiente. Y Wo dijo, “Está bien, empiezo a encender las luces. Ahora dormiré con las luces prendidas.” La semana siguiente, las luces empezaron a titilar a las tres y media.

Se despertó con las luces titilando. Dijo “Esto no es posible. Algo está mal aquí. Ahora tengo más miedo que nunca antes, hay alguna presencia en esta habitación, y no sé qué es.” Wo instaló una cámara de video, para saber si él estaba imaginando cosas; la video cámara vio el titilar: las luces titilaban a las tres y media. Wo no se lo contó a muchas personas; no quería que pensaran tal vez que algo andaba mal en su cuarto. Pero él sabía que sí.

Unas pocas semanas después, no solo seguía despertando a las tres y media con las luces titilando, sino que empezó a oír alguna clase de zumbido. Y supo que su habitación estaba embrujada. Eso siguió, y siguió, y él tenía mucho miedo. Entonces hizo otra cosa; dijo “Está bien. Me voy a mudar a un hotel. Tengo que poder dormir un poco”. Se mudó al hotel, y se fue a dormir, y a las tres y media se despertó con las luces titilando. Entonces supo que tenía un fantasma. El fantasma lo perseguía; no importaba adónde fuera, el fantasma lo seguía. Volvió a su casa, entendiendo y sabiendo que no podía escapar, a menos que, por supuesto, lo pudiera hacer exorcizar. De modo que llamó a los que podían pacificar su habitación y quitar todo lo negativo. “Saquen a ese fantasma de allí, háganlo de modo que no esté embrujado en absoluto.” Y vinieron, e hicieron rituales, y toda clase de cosas, incluso limpieza. (se ríe).

Estaba muy en paz, ahora tenía las autoridades en eso. Todos eran muy espirituales. “Gracias, Dios, por ahuyentar lo negativo en esta habitación, y todas las cosas que eran malignas. Gracias, Dios” y se fue a la cama. Y se despertó con las luces titilando.

Esta es la historia de un hombre que hacía tanto esfuerzo por comprender lo que lo rodeaba, y nunca realmente logró lo que quería lograr. La historia de Wo es narrativa, es realidad. Estaba tan programada dentro de él, que nunca entendió realmente lo que estaba sucediendo. Y estaba con miedo constante.

Según va la historia, Wo vivió una buena vida, él era un hombre bueno. Nunca logró lo que quería, nunca entendió qué sucedía, y sentía que su vida estaba embrujada. Falleció, y al llegar al otro lado tuvo esta fiesta magnífica, magnífica. Sintió el amor del Espíritu, supo que era familia. Conoció a un ángel. Le dijo al ángel: “nunca entendí realmente qué pasaba en el planeta. Ayúdame. Ayúdame a entender por qué yo oraba por las cosas más espirituales, yo quería el amor de Dios, yo quería tocar el rostro de mi profeta, y todas esas cosas, y todo lo que conseguí fue un fantasma.” Y el ángel dijo: “Wo, yo te despertaba a las tres y media. Y cuando eso no funcionaba, empecé a hacer titilar las luces. Y cuando eso no funcionó, te canté. Cuando eso no funcionó, incluso hice luces en el cielorraso. Y nunca entendiste. Estuve allí para ti todo el tiempo.” Y Wo no tenía idea.

Hizo un acuerdo con el ángel; dijo “Cuando yo regrese, cuando vuelva en mi próxima vida, mi plan es entender las cosas que hacen ruido en la noche. Mi plan es entender, reconocer estas cosas que estaban fuera de mi realidad, y verlas como lo que son.”

Queridos, ¿cuánto de esta parábola pequeña, simple y graciosa podría ser una realidad en su vida? Ustedes están programados para temer a aquello que no comprenden; todos ustedes, en algún nivel, están programados para no entender nada que esté más allá de su realidad. Entonces cuando el Espíritu empieza a inundarlos, ustedes sienten miedo. Cuando el Espíritu empieza a hacer cualquier otra cosa que pudiera ser la respuesta a lo que ustedes pidieron, ¿lo rechazas de manera subconsciente, porque no estás preparado para algo que no ves completamente, no conoces, o no piensas que sea posible? ¿Te limitas a una caja, y dices “esto es lo que yo creo”? ¿En algún nivel excluyes los milagros que quieren estar en tu vida? Esa es la cuestión para reflexionar, ¿no es así?

De eso se trata esto. Me gustaría decirles algo: el Creador del Universo está sobre ustedes, con amor y cuidado inimaginables, y quiere que logren todo lo que ustedes necesitan para vivir una vida larga, pacífica, y amorosa. Y esa es la verdad. Y si no están recibiendo eso, es porque ustedes lo están deteniendo con algo en su imaginación. Fantasmas de su propia invención; el miedo que aprendieron y que no es así.

Ahora mismo, incluso podrían afirmar: “Querido Espíritu: que todas las cosas inapropiadas en mi vida empiecen a disiparse, de modo que yo pueda ver la luz que está allí para mí. Todas las cosas que podrían crear miedo en mi vida, porque yo estoy verdaderamente atemorizado o no comprendo, haz que empiecen a desmoronarse, de cierto modo, que yo las vea desmoronarse y me sienta mejor cada día, para que en algún nivel me vaya de aquí mejor que como vine, dejando a la ciudad mejor que cuando vine.” Sabe que algo sucede.

Alma antigua: esta es tu herencia. Para ir más allá de la realidad que piensas que es la tuya; para ir más allá de lo que cualquiera te haya dicho alguna vez. Por eso estás aquí. Para sentarte en la silla, y lo sabías antes de llegar al planeta. Despertaste a algo que no esperabas. Ahora, integrémoslo. Es por eso que yo vine a este planeta hace 32 años, y por eso este trabajo apuntó hacia este momento, en esta época, para sanar a las almas antiguas de las cosas que hacen ruido en la noche.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon


Kryon a través de Lee Carroll
Retiro en Sedona, Arizona – Octubre 30 a Noviembre 3. 2021
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

361 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo