¿Preparado? ¿Luego qué?

Varios/Otros


El seminario mensual de Mastering Alchemy, esta vez sobre la posibilidad de prepararse para que la Ley de Atracción nos traiga lo que queremos y tener en qué recibirlo...
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Seminario Online de Jim Self – Mastering Alchemy
¿Preparado? ¿Luego qué?

¡Buen día para ti, donde quiera que estés en el mundo! Espero que estés feliz, disfrutando. Hay muchos de ustedes que son nuevos, ya que no conocía sus nombres, de modo que bienvenidos; es lindo tenerlos aquí. Si oyen ruido de fondo, Roxane y yo decidimos viajar por un par de días, estamos en un hotel y hay ruido de fondo, eso es todo.

Mi pregunta para ustedes es: ¿cómo les va? La pregunta real es ¿Qué estoy haciendo? ¿Se han hecho esa pregunta últimamente? ¿Qué estoy haciendo? Podría ser: qué estoy haciendo en la vida, qué estoy haciendo en mi computadora, qué estoy haciendo en mi relación, en mi espacio de trabajo, en las cosas que quiero crear en mi vida, etc. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste esta pregunta? Una de las preguntas es ¿Estás preparado? ¿Y luego qué? Si estoy preparado, ¿luego qué? ¿Cuándo fue la última vez que hiciste una pausa y realmente te hiciste la pregunta: ¿qué estoy haciendo? ¿Estoy consiguiendo lo que quiero? ¿Estoy disfrutando de mi experiencia? ¿Estoy trabajando demasiado? ¿Estoy trabajando más duro que lo que debería? ¿Estoy consiguiendo las cosas que quiero? ¿Estoy disfrutando? Esta última es realmente la grande: ¿estoy disfrutando? Haz una pausa aquí por un minuto y pregúntate: ¿estoy disfrutando? No es para resolver eso aquí mismo. Si estoy disfrutando, grandioso.

Y ¿qué es lo que estoy haciendo que me permite disfrutar? Versus ¿qué es lo que hago cuando no disfruto? ¿Puedo distinguir entre las cosas que hago que funcionan, y las cosas que hago pero no me dan lo que trato de obtener?

Estamos preparándonos para entrar en otro ciclo del tiempo – 2022 – y cada uno de estos ciclos (en este caso los llamamos años) lo podríamos separar en meses, y semanas, y días, horas, minutos, pero cada uno de esos juega como un ciclo. Ahora mismo estamos entrando en un año, entonces, ¿cómo te manejas para mirar a tu año?: ¿He logrado lo que quería lograr? ¿Estoy preparado para entrar en un nuevo año? ¿O preparado para entrar en un nuevo aspecto de mi vida – lo que sea que eso signifique – en el próximo minuto, la próxima hora, la próxima semana?

¿Y cómo sabes? ¿Cómo sabes si estás preparado? Y una de las maneras en que haces la pregunta es: “Está bien; estoy preparado. ¿Y luego qué? ¿Qué sucede luego?” Y si lo que sucede luego es salir para un grandioso viaje a esquiar, o salir de vacaciones, o empezar en un trabajo nuevo, ¿estoy preparado? Y ¿cómo sé la respuesta a eso?

Entramos en un período de tiempo en que se están preparando muchos cambios, y muchos de estos cambios están muy afuera de nuestra capacidad de influir en ellos. Digo, cosas como las economías, ciertos niveles de las decisiones políticas, guerra, virus, asuntos grandes que simplemente van entrando en nuestras vidas. Pero hay muchos asuntos que entran en nuestras vidas y que no es necesario que entren en nuestras vidas; y muchas veces esto es simplemente: no presté atención, no creé una intención, no sostuve mi atención sobre mi intención. Y ahora estoy experimentando los resultados de consecuencias no intencionales. Simplemente no los vi venir.

En gran medida, cuando empiezas a llegar al punto de: estoy presente, conciente, en quietud, estoy observando, estoy sosteniendo mi atención sobre mi intención, realmente puedes sorprenderte del lado positivo. Una cosa que estamos observando, en gran medida, es que estos tiempos de cambio suceden a nivel espiritual. Se empieza a ver esta segmentación, lo llamamos dos estratos de consciencia: uno que nos conserva en el juego de la 3ª dimensión que hemos jugado toda la vida y estamos experimentando, y el otro, el juego de la 5ª dimensión, realmente definible en una palabra: bienestar. Oh, mucho más que eso, pero es bienestar. Feliz, experimentando las cosas que deseo hacer, la gente es respetuosa, hay alegría, hay co-creación, cooperación, hay dignidad, hay integridad, estoy feliz. Tengo un marco de referencia dentro del cual puedo trabajar, 5ª dimensión, bienestar, que es algo que es confiable, fiable, y es de una manera que me siento cómodo.

Ese es un espacio vibratorio diferente del espacio 3D: no estoy seguro de cómo confiar, tengo miedo, no estoy seguro de qué harán aquellos allá, y hay mucho desequilibrio.

Entonces vamos a asumir, por mi parte, aquí, que si tuvieras que elegir entre esos dos, voy a asumir que el bienestar sería la elección más probable. Y entonces volvemos a la pregunta ¿Estás preparado? ¿Entonces qué? O bien, ¿qué estoy haciendo para llegar a ese lugar? Y lo interesante de esto es que no se trata de mucho dinero, no necesitas prestigio, no necesitas mucho esfuerzo en este espacio, porque cuando llegas a este lugar de reconocer qué está preparado, o cuál es el punto en que puedo estar quieto, presente, conciente, calmado, neutral, en estado de equilibrio, donde puedo discernir – gran palabra – qué es mío y qué no lo es. Cuando empiezas a jugar aquí, nuestro juego aquí hoy en esta sesión es realmente volver a lo básico, y volver a lo básico es cómo determinar qué es lo que quiero. Cómo determino que estoy preparado.

Y preparado es simplemente: “está bien, estoy aquí, y la semana que viene puedo hacer esto, y la otra semana puedo hacer aquello, y mi intención está dispuesta, y soy capaz de discernir en tiempo presente.” Y la pregunta es: ¿cuándo fue la última vez que hiciste eso? No es ni malo ni bueno. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste una pausa y dijiste “qué es lo que yo quiero”? ¿Cómo, básicamente, tengo en claro lo que quiero? Y cuando hago esa pregunta, cuando veo a la gente hacerse esa pregunta, una cosa que hace la gente es tomar en consideración todo lo que sucede dentro y alrededor de ellos, y luego creer que tienen que navegar a través de todo eso con objeto de llegar adonde quieren estar, para responder a la pregunta ¿qué estoy haciendo? Y ¿cómo creo lo que intento, lo que quiero?

Antes de realmente empezar, toma una respiración, recuéstate en tu asiento por un segundo, un minuto, y solo mira a la pregunta ¿estoy preparado? Y después de esa, ¿preparado para qué? ¿Cuál es mi intención? Puede que ni siquiera sepa cuál es mi intención. ¿Estoy cómodo con ir hacia donde estoy yendo? ¿Sé lo que quiero? Y ¿estoy en algún sendero claramente definido para obtener eso? No trates de responderlas. Solo haz una pausa por un minuto y formula las preguntas, ¿Hacia dónde estoy yendo?

Ahora bien, por un lado, realmente no es importante si tienes o no la respuesta. Pero en cierto modo es una pregunta, o una serie de preguntas a hacer, porque a menudo, sin un punto de referencia – adónde voy, qué estoy haciendo, estoy preparado, qué quiero – nunca se formulan en ese formato. Días, horas, minutos, días, semanas, meses, años, parecen transcurrir… y ¿alguien se está dando cuenta de que el tiempo parece estar pasando más rápido? Estamos en diciembre, ¿qué pasó con noviembre, octubre, septiembre, agosto, julio, junio, mayo, abril? Ni siquiera puedo recordar cuándo sucedieron. Pero básicamente sé que algo se está moviendo bastante rápido; mis minutos, horas, días, semanas, parecen transcurrir de tal manera que un mes, un año, ya pasó. ¿Qué quiero? ¿Estoy creando lo que quiero? ¿Estoy teniendo éxito en tener una intención y luego experimentarla? Algo que conozco, creo que conozco, es este concepto de tiempo presente – hablamos del tiempo presente a menudo.

Pero en el contexto de entrar en un espacio de estar presente, en quietud, conciente, calmado, feliz, y luego hacer una pausa en el momento, tengo mucha opción para básicamente permitirme hacer la pregunta y luego reconocer que la respuesta viene a mí.

Ahora bien, ese es el espacio de quinta dimensión, de bienestar. Porque si juegas en eso de “No merezco, no puedo tenerlo, tengo miedo de que no me alcance el dinero para hacerlo, no sé realmente cómo llegar allí” – 3ª D – todo eso empieza a nublar la oportunidad para que todo llegue a ti. Ahora bien, una cosa que cada vez se vuelve más clara para los que juegan en Mastering Alchemy, más y más conscientes de esto, es en términos muy reales, cuando lo permites, cuando estás quieto, presente, conciente, feliz, reconociendo “tengo problemas, tengo desafíos, tengo cuestiones de dinero, etc., etc., tengo eso, pero por el momento los dejo de lado, y me aquieto, simplemente empiezo a preguntar qué es lo que quiero, qué estoy haciendo para conseguir lo que quiero,” Y voy a reconocer que cuando me aquieto en este espacio todo viene a mí.

Ahora bien, hagamos una pausa aquí, y si has estado jugando en Mastering Alchemy por un buen período de tiempo, ¿has notado que cuando estás en quietud, no tan preocupado y enganchado en empujar contra la 3ª D, mucho de lo que quieres parece ocurrir?, como una coincidencia, seguro, pero parece suceder. ¿Y qué tal si pudieras básicamente tomar una decisión? Pondré intención en crear un campo vibratorio de energía, hagámoslo simple, un lugar en que daré un paso a un lado en mi vida, en esto de preocuparme, pensar, calcular. Voy a pasar aquí y voy a crear una plataforma con esta alineación de energía, presente, quieto, conciente. Voy a reconocer que estoy en un estado de equilibrio. Que puedo permitir que no todo esté bien a mi alrededor. No está bien, pero no necesito poner mi atención en eso. Y simplemente voy a estar quieto, feliz, calmado, y voy a tomar una decisión; voy a permitir una oportunidad, voy a tener una intención para que, en este espacio, este es mi espacio de quietud, podría meditar aquí.

Pero voy a crear un espacio muy definido que me permita salir de la preocupación, de la incertidumbre, y cuando empiece a jugar en este espacio también voy a reconocer que la 3ª D, el lugar en que he navegado toda mi vida, está realmente compuesto de muchas historias. Cada uno tiene una historia. Llamémoslas películas individuales, obras de teatro, en las que cada uno está actuando. Y cada uno es el protagonista o actor principal en su drama o película, y nosotros solo ocurre que somos actores secundarios, en algunos casos. Pero en la mayoría de los casos, somos básicamente los espectadores de sus dramas. Y algunos de sus dramas, realmente no estoy interesado en ir a visitarlos. ¿Es eso posible? ¿Qué tal si se enmarcara en ese contexto? Eso allá, interesante, pero no me interesa. No voy a poner mucha atención en por qué hacen eso, por qué dicen eso. Ellos dicen esas cosas y luego pienso en eso durante semanas, a veces. Toma otra respiración.

¿Qué tal si pudiera simplemente crear esta alineación de energía y empezar a estar cómodo en ella? No estoy tratando de entender y resolver todo eso, solamente estar cómodo en ella, y permitirme observar, y reconocer que en este espacio de quietud todo viene a mí. Toma otra respiración. Y solo mira eso; no decidas, solo míralo: Si yo pudiera estar en este espacio, este espacio que estoy mirando, y permitiera que todo venga a mí, y tuviera claridad en mi intención en lo que me gustaría que fuese el resultado, y todo viniera a mí - ¿eso sería interesante? Primera pregunta: ¿eso haría diferencia en cómo navego mi mundo? Probablemente.

Tenemos una creencia de que conocemos un montón, que sabemos cosas, sabemos cómo funcionan las cosas, pero en términos reales sabemos muy poco. Podemos pensar que sabemos mucho, pero sabemos muy poco, porque tú sabes a qué estoy mirando, puedo entender que sé lo que va a suceder luego, pero en una capa detrás de eso, hay mucho más que no es visible, y en la otra capa detrás de esta hay mucho más que sucede y no se ve. Pero la mayoría de eso no es mi problema, eso no es mi película. Eso es como un lugar donde sucede, a lo que no necesito darle mucha atención.

Entonces, ¿qué aspecto tiene esta plataforma? Un lugar de quietud, presente, conciente. ¿Cómo se siente? Tal vez empieza con el sentimiento. Juguemos un juego. Reconozcamos que entendemos qué es el sentimiento, qué es la emoción. ¿Sabes tú cómo se siente “feliz”? Mira si puedes poner tu atención en “feliz” y nota el sentimiento en tu cuerpo.

Y luego, cambia, y pon tu atención en “enojado” y mira cómo se siente “enojado” en el cuerpo. Nota el sentimiento en el cuerpo. Y luego, ¿alguna vez estuviste triste? Lleva tu atención a “triste” y siéntelo. No te sumerjas en eso, solo siéntelo. Yo sé cómo se siente, se siente así.

¿Alguna vez estuviste en un lugar en que te reíste tanto que te dolía el estómago? No podías dejar de reírte. ¿Puedes sentir ese espacio? ¿Puedes recordar ese sentimiento? Pon tu atención en ese sentimiento. Sonreír ayuda.

Luego, con una respiración, encuentra “neutral”. Neutral es un espacio tranquilo, neutral es no engancharse. Es cómodo. Es como pisar el acelerador, mucho ruido, todo se mueve, pero el coche no se mueve, nada se engancha. Neutral. Luego, toma conciencia de “neutral” y también de “quietud”. Neutral. Quietud.

Y luego toma otra respiración, y estás más quieto. Eso involucra relajar el cuerpo y estar más quieto. Y desde quieto y neutral, sin moverte ni sentir otra cosa, date cuenta de esas películas de la gente en el mundo 3D, gente cercana a ti, relacionada de algún modo, gente que tiene problemas, que tiene mucho ruido, Aquí mismo, reconoce que esa es la experiencia de ellos. No se requiere, aquí donde jugamos, arreglarlos, engancharse con ellos, ayudarlos, estar emocionalmente molesto con ellos; simplemente permíteles a ellos ser ellos. Nota otra vez: quieto y neutral.

Ahora bien, quieto y neutral es un espacio de deambular, espacio de ojos abiertos, un lugar donde tratas con la gente sin dejar de estar quieto y neutral. Dices “Hola, qué bueno verte”, quieto y neutral. Ahora bien, aquí pasan un par de cosas. El espacio que básicamente estamos creando aquí es un lugar que permite que se haga la pregunta, en gran medida que se reciba la respuesta. ¿Estoy preparado? ¿Luego qué? Muy simple. Nada que responder. Simplemente empieza a ser una percepción conciente. Antes de llegar allí, reconoce: quieto, neutral. Y un pequeño cambio. Solo siente el cambio en el cuerpo: calmo. Calmo. Está cercano, pero es diferente de quieto y neutral. Calmo. Y permite que calmo, quieto y neutral sean un sentimiento. Puede que notes que “relajado” se introduce allí: calmo, quieto, neutral. Puedes descubrir que ocurre una respiración y … relajado.

Nota este relajado, calmo, quieto, neutral, y lo que sucede es que esto es una de las cosas positivas que suceden en este espacio, es que no me engancho en las películas de toda esa otra gente, sino que estoy calmo, quieto, relajado. Cuando llevas tu atención a esta alineación, todo lo que está en la alineación enganchada, preocupación, enojo, miedo, sentimientos más complejos, menos complejos, emociones, estos se van. Se alejan. Déjenme definir “se van” más plenamente. Si puedes sentarte aquí, o si puedes empezar a crear este espacio como punto de referencia, todo lo que no se le parezca, se va. El estrés se va. Los pensamientos, emociones, la historia de lo que otros dijeron, ya no se contiene en un estado suspendido dentro de los cuerpos. Ya no está exigiendo atención. Y empieza a soltarse. La espiritualidad es muy mecánica.

Ahora, ¿podemos mirar? ¿Dónde estás, Tom? Quieto, neutral. Y permite, o nota, otra experiencia aquí mismo, cómodo. Relajado, pero cómodo; permite esa percepción conciente en este espacio: cómodo. No te estás moviendo de aquí; estás poniendo tu atención en cualquiera de estos puntos de atención. Nota que aquí mismo es más probable que encuentres el sentimiento de “feliz” o que encuentres el sentimiento de “enojado”. ¿Cuál de los dos sería más cómodo y más fácil de acceder, aquí? Parte de la pregunta sobre quieto, neutral, relajado, cómodo, ¿por qué habrías de elegir “enojado”? Pero si lo elegiste, o si fueras a elegir “enojado”, ¿serías capaz de permanecer en quieto, calmo, neutral y cómodo? Y si elegiste “feliz” ¿serías capaz de sostener quieto, calmo, cómodo y neutral? Solo nótate a ti mismo. No estamos haciendo nada, solo nos estamos alineando en una alineación de energéticas, de sentimientos y pensamientos que se posicionan en el cuerpo de un modo en que el cuerpo responde. Relajado, cómodo, quieto,

Y toma otra respiración, y toma conciencia – lo que sea que signifique esa palabra – me doy cuenta de estar sentado aquí en estas vibraciones. Y luego sin pensar, sin crear algo, date cuenta de que eres capaz, trae tu atención a ese pensamiento: “soy capaz”; ningún segundo pensamiento. Y encuentra en el cuerpo el sentimiento de lo que acompaña a “capaz”. ¿Cómo se siente “capaz”? Sin analizar; solo eso, me doy cuenta: soy capaz. Estoy quieto, estoy en tiempo presente, estoy ahora mismo, no hay pasado aquí, no hay futuro aquí; estoy en tiempo presente.

Y luego encuentra un sentimiento, tiene una palabra, es algo que viene con el sentimiento de sonreír. Simplemente permítete sonreír. Hay una facilidad; otro aspecto de esto. Cómodo, quieto, presente, relajado, capaz, Y sin una respuesta a esta percepción conciente, simplemente “me gusto”. Me gusto. Solo nota el sentimiento. No hay respuesta. Solo el sentimiento. Y hay una sonrisa.

Toma otra respiración, y nota esta creación en que acabas de entrar, quieto, relajado, etc., Nótala desde un lugar de percepción conciente, y nótala como una plataforma que permite intentar cómodamente, sin mucho desafío, sin mucho ruido, vas a intentar qué es lo que te gustaría hacer con tu vida, qué te gustaría hacer esta tarde, qué te gustaría hacer en tu relación, qué te gustaría hacer con tu trabajo. Solo esto, esto pequeño, simple.

Me gustaría tener alegría en mi vida. O algo sencillo, muy fácil de lograr. Luego otra respiración, y sin pensar la respuesta a esa intención, haz la pregunta: ¿qué sería algo que yo pudiera hacer para lograr eso? Y solo permite que la respuesta aparezca; sin pensar. Podría ser tonto, podría ser simple, podría ser escandaloso, no importa; solo qué cosa vino a ti.

Y luego haz la pregunta otra vez; el mismo asunto, el mismo punto de atención: ¿qué más podría hacer para permitir que eso venga a mi realidad, para hacerlo suceder? La respuesta no necesita tener sentido; no necesita ser analizada; es solo una respuesta. Estoy permitiendo que venga a mí una respuesta. No necesita ser la respuesta perfecta ni la respuesta correcta. Y tal vez una respuesta que es muy extraña, que no tiene sentido; puedes dejarla ir, no discutas con ella.

Y luego otra vez, simplemente nota: quieto, neutral, relajado. Y luego nota un ligero cambio en el sentimiento: capaz. Es una vibración diferente. Déjame decirlo de otra manera: siéntete capaz; no pensar en ser capaz; no analizar capaz; no desafiar capaz, solo encontrar el sentimiento de capaz. Un sentimiento; no un pensamiento. Y luego, en capaz, hay una claridad; es muy claro, simple. Así es como se siente “capaz”. Y luego nota “capaz”, una palabra muy simple. Yo soy capaz; es un sentimiento.

Ahora bien, lo que pasa cuando empiezas a crear esta plataforma, es empezar a estar preparado para el ¿luego qué? Si yo fui capaz de crear esta plataforma, capaz, quieto, presente, conciente, luego introduzco una pregunta: ¿cómo voy a lograr lo que me gustaría experimentar? Empiezas a preparar construyendo una alineación. En cierto modo es como construir una copa. Una copa. Y es la copa que ha creado la capacidad para recibir qué quiero experimentar, que se vuelve disponible. Pero cuando no hay copa, no hay receptáculo, no hay energía alineada para recibir lo que estás pidiendo que venga a ti a menudo el Universo dice “Bueno, ¿dónde te gustaría esta gran creación, estas maravillosas vacaciones, esta tremenda relación, este maravilloso trabajo, esta excitante experiencia, dónde te gustaría que te sea entregada?”

Oh, realmente quiero esto, lo he pedido, he rezado por ello, pero parece que no viene a mí. “¿Dónde debemos entregarlo? ¿Dónde está la copa? Preparaste una copa, ¿no?” dice el Universo. Bueno, no, no realmente. ¿Sabes lo que aquella gente está haciendo? ¿Sabes lo que este tipo está diciendo? ¿Por qué haría esto? Esta clase de cosas realmente me molestan. “No, no,” dice el Universo. “¿Dónde está la copa? Tengo un paquete que quiero darte, pero tú ¿qué?”

Construir la copa no es difícil: presente, quieto, conciente, me gusto. Yo soy capaz de tener esta creación que estoy pidiendo. ¿Puedes permitir que lo que estás pidiendo venga a ti? Y tú tienes lo que estás pidiendo para venir a ti. Ahora bien, lo interesante de esta pregunta es que realmente no importa si nunca construí una copa, Yo no hacía esas cosas en mis años jóvenes. Al Universo no le importa, el Universo sonríe, está bien, lo que sea. Pero, ¿qué quieres? Estoy deseando darte lo que quieres. Sin embargo, ¿has preparado la copa? Ah, ni siquiera necesitas una copa; pon a disposición una puerta, un umbral. Tocaré el timbre.

¿Qué aspecto tendría esa plataforma, esa puerta, esa copa, para ti? Cómodo, quieto, muy relajado. Ahora, ¿puedes permitir que lo que quieres venga a ti? Ahora bien, esta no es una verdadera pregunta, esto es lo gracioso, porque no importa lo del pasado. El pasado no importa. Es ahora mismo. ¿qué aspecto tendrá esa plataforma, esa puerta, esa copa? Yo puedo tener esto. No importan las películas de la otra gente, lo que otra gente piense, el pasado no importa. El futuro no importa. Simplemente, ¿puedes tener lo que te gustaría tener? No es un tema intelectual; a veces la mente racional interfiere. Es simplemente: quiero preparar el espacio; yo puedo tener esto.

Ahora, sin hacer nada, solo nota: neutral. Ahora mismo, en este instante: neutral. No importa si perdiste la pista del neutral, en los últimos minutos – o no -; tú sabes cómo se siente “neutral”, de modo que llevas tu atención a neutral: me siento neutral. No estoy enganchado; estoy observando. Piso el acelerador, mucho ruido pero nada cambia. Y nota quieto y neutral. Relajado. Cómodo. Esa sonrisa sigue ahí. Me gusto. Capaz; soy capaz. Un pequeño cambio en la energía, y sin embargo aquí estoy, soy capaz. Haz una pausa y nota esta pequeña alineación de sentimientos y asúmelos: este es quien yo soy. Quieto, capaz, cómodo, neutral, relajado, me gusto.

Y luego nota – tú lo llamas por su vibración – vibración o lo que sea, hay una fortaleza, hay una estabilidad, una sensación de equilibrio. Tú agregas la palabra vibratoria. Solo nota: estable. Hay una fortaleza en esto, hay una estabilidad en esto.

Ahora bien, hay otra vibración que acompaña esto, cuando lo permites; hay un permiso. Permiso. Yo asumo esto; este es quien yo soy. Permiso. No es algo que te dan; nunca lo perdiste. Es algo que te pertenece: yo tengo permiso. ¿Cómo me gustaría experimentarme a mí mismo? ¿Cómo me gustaría experimentarme, disfrutar de mí mismo? Solo una pregunta; no se necesita una respuesta. ¿Qué sería disfrutable? Satisfactorio, divertido. Es solo una pregunta, no es una respuesta; no hay una respuesta todavía. No es necesario. Vendrá a ti. Estamos construyendo la copa.

Entonces una cosa que llegas a experimentar cuando esta plataforma empieza a ser reconocida, utilizada, experimentada, validada, dando permiso para el me gusto, lo que sucede es que la respuesta llega. No es trabajo. Es la parte más fácil de la respuesta, no necesitas hacerlo. El Universo dice: “Yo tengo la respuesta. Tú, haz la copa. Yo tengo la respuesta.” Es una broma cósmica, en realidad, que tú pienses que tienes que resolver la respuesta. No. No. Tú solo sé la copa.

Y lo interesante de esta copa que estamos construyendo aquí es que existe justo dentro del corazón. Todo existe en el corazón. Pero aquí mismo, no es proceso de pensamiento, no es un análisis. Me gusto; capaz. Yo puedo tener lo que intento. Ese espacio del corazón es muy generoso. El Universo, el Creador: pide y recibirás, alguien dijo eso. Pero es una plataforma, es la copa, es el me gusto, yo puedo tener, yo soy el ser creador.

Verás, este es un lugar donde todas las herramientas empiezan a notarse. Solo nota, aquí mismo, sin prestarle atención: estoy conectado a tierra, estoy conciente, en el centro de mi cabeza, en la mente superior, en el corazón, hay una estabilidad, estoy creando un espacio para experimentarme a mí mismo. El mundo y todas esas películas están allá, Lo interesante de este espacio, este porche, esta copa que se está construyendo en esta plataforma, es que puedo mirar todas las películas, puedo disfrutar de ellas, puedo permitirlas, aquí es donde soy capaz de dar y alguien pueda tener, y ver que esas películas no tienen nada que ver conmigo.

Y es esta plataforma, muy presente, conciente, quieto, puedo observar y permitir la mayor parte de lo que hay allá que simplemente esté allá. No se requiere que yo lo repare, lo cambie, lo mejore, saque algo, le grite, me enoje. Cuando estoy aquí mismo empiezo a reconocer que tiene muy poco que ver conmigo. Cuando estoy aquí mismo, feliz, complacido conmigo mismo, seguro, capaz, tengo una sonrisa, tengo permiso, puedo permitirme ser quien yo soy y que todas las películas sean quienes son. Tengo opción. Estoy preparado. Soy capaz de observar en tiempo presente y elegir la acción en que quiero ocuparme en la creación que deseo, en la intención que deseo tener entregada a mí. Y permitir a todos esos tener sus experiencias y sus creaciones. Les puedo desear que les vaya bien, puedo disfrutar de sus películas, puedo apartarme de ellas. Yo soy un ser creador; mi propósito aquí es crear. Propósito. Desde esta plataforma se vuelve muy interesante, porque empiezas a disfrutar de jugar en la plataforma, y todo viene a ti.

Y el Universo está feliz de darte todo, todo. Feliz de darte el enojo, porque eso es lo que estás pidiendo, o la alegría que estás pidiendo. Pero cuando empiezas a tener una sensación de propósito, - linda palabra, propósito – desde esta plataforma el propósito empieza a ser realmente interesante. Uno de los propósitos: ¿quién soy yo? ¿para qué estoy? La plataforma me permite en tiempo presente empezar a observar; elegir en mis términos. No, gracias, esa película no. ¿Enojo? No, hoy no.

Pero hay un propósito que permite un punto de referencia interesante en esta plataforma. Propósito. Mi propósito es reflejar de vuelta al Creador lo que el Creador es. Interesante. Yo soy el reflejo del Creador, reflejando de vuelta hacia el Creador lo que el Creador es. En esta película 3D, nos olvidamos de eso. No tiene sentido, de todos modos, porque demasiado enojo, resentimiento, miedo, etc. etc., pero eso no puede ser el Creador. Alguna gente cree que es el Creador.

Pero en la 5D, bienestar, alegría, feliz, seguro, capaz, misericordioso, aprecio, bondadoso, respetuoso, dignidad, integridad, co-creación, risa. Recuerdas quién eres. Soy un ser creador, reflejando de vuelta al Creador lo que el Creador es. Alegría, feliz. Respeto. Estoy preparado. Empiezo a estar preparado para disfrutar de mí mismo. Reír, sonreír, disfrutar de la belleza.

Y sucede que en esta época del año, simplemente sucede. Mucho sucede, realmente. Pero este año más que en otros años. Hay una elevación de las energéticas que permiten a esa plataforma tener mucho eliminado de lo que ha sido la 3ª D, Identificando en esa plataforma, tu plataforma, cualquiera sea la alineación de sentimiento, percepción conciente, alegría, tú eliges una plataforma para que sea cómo conocerte a ti mismo. ¿Qué aspecto tiene tu copa? ¿Qué aspecto tiene tu plataforma? ¿Cómo me conozco a mí mismo?

Encuentra esa única vibración, esa única sonrisa, me gusto, y nota, sin discusión: este es quien yo soy. Quieto, neutral, equilibrado, cómodo, relajado, capaz, me gusto. Desde esa sonrisa, nota si todavía tienes dedos en las puntas de los pies; muévelos. Aquí estoy; existo; estoy aquí mismo.

Toma otra respiración y permítete esa sonrisa, y estar completo por el momento. La estructura de esto va a hacer una pausa por el momento. Puedo volver a mi copa en cualquier momento. Pero aquí mismo, estar completo.

Mueve los dedos de los pies, estira los brazos, toma conciencia de estar sentado en una silla, en una habitación, me gusto. Toma unos pocos segundos más, un poquito de tiempo, respira abriendo los ojos; no veas nada inmediatamente, que tu conciencia esté justo donde estás. Mira si puedes quedarte aquí mismo; no hay razón para dejar esta pequeña plataforma de “este es quien yo soy”.

Toma otra respiración, ponte de pie, estira el cuerpo, regresamos en un minuto.



Seminario de Jim Self
9 de diciembre de 2021
Para escuchar este contenido en audio: https://masteringalchemy.com/content/prepared-then-what-free-webinar-december
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

437 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo