El velo se adelgaza. I

Kryon


Primera canalización de Kryon, de cuatro mensajes dados en la isla de St.Simons en Georgia, todas muy hermosas.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Hay muchos, incluso en este salón, que un tiempo atrás no aceptarían lo que es una canalización, y tal vez todavía no lo hacen. Cada uno de los humanos en el salón está participando en una verdad parcial, todos. Mi socio menciona que tus propios científicos reconocen que hay muchas, muchas dimensiones. Es más que eso, queridos. Ellos todavía quieren numerarlas, todavía quieren identificarlas y ponerlas en una ecuación matemática, sin entender que están todas juntas en una sopa de dimensionalidad que contiene eso que es Dios, que contiene eso que es el Espíritu, y todas las cosas que ustedes en el salón podrían pensar que son sobrenaturales. Y no lo son; son naturales.

La verdad parcial en que todos viven es esta: hay cosas que van a aceptar y que no van a aceptar, basados en lo que está a su alrededor, o lo que les han dicho. Y aceptar lo que es la canalización, sería para muchos una exageración. He aquí por qué. Aun cuando cada uno de ustedes, y cualquiera que escuche mi voz más tarde, es capaz de hacer esto llamado canalizar, a la mayoría les han dicho que es maligno, o inapropiado, y entonces es imposible para un humano simplemente sentarse y hablar con el Espíritu de esta manera. De un modo u otro, habiendo recibido o transmitido, les han dicho que está más allá de su capacidad, o tal vez que no son dignos. Quiero que examinen ahora mismo lo que les han dicho. Todavía está en su subconsciente, en alguna medida. Lo que son capaces de hacer, está aún en su subconsciente en alguna medida.

¿Qué es lo que su cuerpo no va a permitirles hacer?, porque en su subconsciente está que es imposible, o lo que les han dicho. Con esto se están manejando: una verdad parcial, para todos ustedes, y eso es ese velo del que hablamos.

Hablemos sobre el velo. Este velo que muchos dirán que es el muro entre ellos y lo que es más grandioso, lo que es el Espíritu, lo que es Dios, lo que es angélico. Hay un muro, un velo, algo, allí; llamado el velo.

Algunos dirán: “Bueno, eso es lo que Dios puso allí, para separar la majestad de lo divino y el ser humano”. Y eso también es algo que les dijeron, y ¿qué les dice eso sobre quiénes son? Eso es un enunciado simple, un enunciado inocente que disminuye al ser humano. Se dan cuenta de eso, ¿no es así? Hay un muro entre el Creador y ustedes, llamado el velo.

Y luego hay reglas para atravesar ese muro, y ustedes las creen, sin entender que el velo es algo que ustedes han creado en su propia vida personal. Podrían decir “Querido Espíritu: deseo quitar el velo, moverlo, quiero adelgazarlo, quiero pasar a través de él y tocar el rostro de Dios. Quiero saber mucho más sobre lo que soy capaz de hacer.” Eso es un pedido tan amoroso, tan compasivo, tan inocente; y sin embargo algunos dirán “Mi subconsciente no lo permite. No puedo atravesar el velo, aun cuando es mi propia creación.” Es por esto que estamos aquí.

Esta es una época de despertar para la humanidad. Y el despertar no es a nuevas ideas, necesariamente, aunque está ocurriendo. El despertar no es necesariamente a lo que empieza a aparecer como algo que deben mirar y decir “Es correcto, está sucediendo.” Eso no es el despertar principal. Ustedes están verdaderamente despertando, un humano tras otro, a cuán magníficos son.

Quiero darles un cuadro, como he hecho antes muchas veces. Y ese cuadro es esto, es nuestra imagen de ustedes. Estamos de pie cerca de ustedes. Hay ayudantes que entran con ustedes al nacer, y que ustedes no pueden ver. ¿Cómo les suena eso? Muchos de ustedes los ven cuando niños; los identifican, juegan con ellos, les ponen nombres. Y luego sus padres, que están absoluta y sólidamente en 4D, los convencen de lo contrario, Y entonces desaparecen. Pero no se van, son reales, y permanecen con ustedes.

Cada humano en este salón tiene estos ayudantes. Pueden llamarlos como quieran. Seres multidimensionales, casi angélicos, que están aquí para ayudar a guiarlos. Son guías. Ayudan a guiarlos, si ustedes lo piden. Si lo piden. Este es el diseño. Piensen en el amor que intervino en esto. El humano entra en esta Tierra con libre albedrío para ver todo, o no. Pasar más allá de la narrativa, si lo desea. Y todo ese tiempo en que está resolviendo el rompecabezas, el entorno que vino con él, diseñado para ayudarlo y guiarlo a bellos lugares, solo se queda allí, esperando. Toda su vida. Y si nunca los convoca, o nunca los ve, o al menos acepta la idea de que están allí, ellos se irán con él.

Ellos son del alma de ustedes, queridos, y son los mismos cada vez que ustedes reencarnan; los mismos. Son sus mejores amigos. Algunos de ustedes dicen que nunca los conocieron. Porque nunca levantaron la mano y dijeron “Muéstrenme”. Nunca se extendieron, tal vez con la mente, para decir “¿están allí? Trabajemos juntos. Tendré paciencia”. Estas son cosas que simplemente no se hacen intuitivamente. Hasta ahora. Algo está ocurriendo. Podrían decir que para toda la población de este planeta, y lo es, el velo se ha levantado ligeramente, hay más que quieren mirar, que no lo hacían antes.

Por siempre ha sido igual; ustedes vienen con libre elección, sin sesgos. Dios no está allí mostrándoles y diciendo “Tendrías que venir por aquí”. No es así. El libre albedrío es un sistema, una prueba, y es una prueba de luz y oscuridad, y el resultado de esa prueba ilumina u oscurece el planeta. Y este está entrando en la luz. Otros han hecho lo mismo; es por eso que tenemos tanto entusiasmo por dejarles saber las buenas noticias de las que pueden no estar enterados, ni percibir, ni ver en estos tiempos.

Les dijimos que estos tiempos estaban llegando, y están aquí. No es por accidente que ahora tienen una pandemia; les dijimos: las cosas cambiarán. Muchos esperaban una guerra mundial. Tienen los – yo diría – los atributos de una guerra mundial. El cierre, el encierro, las economías, todo eso lo habría creado una guerra. Sin la destrucción de la infraestructura. Piénsenlo. Está todo aquí. Y les dijimos que estaría. Y están empujando y tironeando a la gente, apartándolos o juntándolos, a medida que empiezan a examinar qué es importante para ellos, por qué creen en lo que creen. Y eso continuará por un tiempo. El resultado, al final, será algo que no esperaban: una unificación de la verdad que no esperaban. Ahora bien, es la primera vez que digo esto.

Estas son cosas que han sucedido en el pasado y que ahora se están preparando para suceder, muy lentamente, en este planeta. La luz está aquí para quedarse. Si no fuera así, esto nunca hubiera sucedido. ¿Se dieron cuenta de eso? Simplemente hubiera seguido todo igual.

Hay muchos que esperan la guerra para decir “Aquí está. Yo esperaba lo peor, y aquí está. Justo según programado, justo a tiempo, lo peor.” Y dicen: “no vamos a superar esto, va a ser como todo lo demás, la historia se repite. Entraremos en ciertas áreas de política, y guerras, y simplemente será más de lo mismo. Espero que lo pasemos. Desdichado de mí”. Esa es su verdad.

Déjenme darles otro cuadro. ¿Esto se siente como solía ser? ¿Se siente como la historia repitiéndose? ¿O se siente absolutamente nuevo y un poco extraño? Responde a eso en tu mente. Y se siente muy nuevo y un poco extraño, eso es el Cambio. Y les diré: tiene su lado positivo.

Hay algo que muchos de ustedes nunca hicieron, o nunca intentaron. Intentaron el pensamiento positivo, intentaron afirmaciones, intentaron toda clase de cosas. Y les diré qué hizo mi socio, que le funcionó. Este entorno alrededor de ustedes los ama tanto, está esperando, esperando una cosa: que ustedes confíen en que funciona. Reconocer que funciona. Que extiendan la mano y digan “Muéstrenme”. Cuando mi socio se sentó en la silla, hace 32 años, como incrédulo, se sorprendió con algunas cosas que vio, que le hicieron sentarse en la silla y decir “Tiene que haber algo más aquí. Le daré una oportunidad, solo por un momento.” Y al sentarse en la silla, no creyó en nada de lo que sucedió, pero lo hizo. Y lo hizo intuitivamente, casi como una broma. Y dijo esto: “Si estás allí, sea cual sea tu nombre, muéstrame.”

Les diré que en ese momento hubo júbilo en el entorno, que casi no podía creer lo que oía, si es que se puede hablar de oídos. (se ríe). Envió ondulaciones a su vida, porque había una posibilidad de que él lo vería, y que seguiría una lección de vida que él había planeado para sí mismo. Algo que decía que despertaría a una verdad más grande que llegaría a él a mediados de sus cuarenta años, cuando muchos están pensando en planear su jubilación, y empezaría una vida que continuaría, continuaría y continuaría, y afectaría a millares.

Él dijo “Muéstrame”. Y cuando se sentó en la silla – ya contamos esto antes – lloró como un bebé; lloró. Estaba tan sorprendido de que sucediera esto, que pensó que podía haber algo en esa silla. (se ríe). Salió de la silla. Volvió a la silla y lloró otra vez. Y se dio cuenta de que había una relación de causa y efecto cuando se sentaba con intención y decía “muéstrame”. Recibió algo que no esperaba, y que lo hizo mirar. ¿Oyeron eso? No recibió la resolución; no recibió todo lo que quería; no descubrió algo sobre Kryon, pero lo hizo mirar. Algo tan sorprendente, que no esperaba. Y al mirar, las cosas mejoraron, porque conoció a personas que tenía que conocer, y su vida empezó a moverse hacia áreas a las que nunca se habría movido antes. Porque él dio permiso para ello. No hubo una remisión espontánea de fe para él. Pero cuando él dijo “Muéstrame” y recibió la respuesta, eso fue lo que inició que la bola empezara a rodar, lentamente.

Muchos de ustedes funcionan así. Esperan que la sanación sea instantánea, o que esto sea permanente inmediatamente, sin entender que podría haber una serie de eventos donde conocen a personas, o incluso médicos, o sanadores que nunca supieron antes que existían, porque dijeron “Muéstrame. Quiero saber que esto es real. Muéstrame.”

Pero hay más en eso; no puedes poner solo las palabras. Tiene que haber una palabra que no existe en inglés: usamos la palabra “cognize” (N.T. reconocer, aceptar). Es la mejor palabra que tienen, pero no es esa la palabra. Esta palabra no existe en su idioma. Cuando decimos que ustedes creen en la gravedad, es para reírse. “¿Qué quieres decir, creer en ella? Está allí, cuando salto hacia arriba, voy a caer.” Eso no tiene una palabra, es un tipo de creencia. Es una creencia consolidada; no hay manera de poder no creer en ella. (se ríe). La gravedad siempre está allí. Y está, no importa en qué lugar del planeta estén. Entonces no se trata de creer, ni de reescribir su verdad; simplemente está allí siempre. Entonces decimos que reconocen la gravedad.

¿Has reconocido el amor de Dios en tu vida? A tal grado que sabes que hay una mano extendida esperando por ti, para mostrarte. Y tal vez este velo de tu propia creación te impide ver la clase de cosas que siempre estuvieron allí, aun cuando lo intentaste. No podías empujar ese velo, no podías hacerlo por ti mismo, no importa qué hicieras. Allí es cuando debes sentarte y decir “Muéstrame.” Y entonces es cuando el Espíritu puede hacer algo, por medio de coincidencias, o conociendo a otros que no esperabas, y entonces, si estás prestando atención, dirás “¡Ajá! Esto está fuera de lo ordinario; me están mostrando.” Y sigues ese camino. Y allí es cuando esos guías, esos angélicos con quienes estás y has estado, pueden iniciar su trabajo. Y no importa cuán joven o viejo seas, el plan es el plan. Y aun si es solo por los últimos años de tu vida, es hermoso.

Y el plan es el plan. Si miras, las cosas que aprenderás en esta vida, las cosas a las que despertarás en esta vida, son diferentes de cualquier otra vida que hayas tenido. Porque estás en el Cambio, estás en un campo magnético diferente, estás en un nivel de percepción conciente diferente. Debido a eso, déjame decirte algo: esto cambia lo que está inscripto en tu ADN, que llamas memoria.

Te diré algo que le he dicho a mucha gente antes; tal vez deberías oír esto. Existe un sistema, presentado hoy, llamado reencarnación. Y lo que hizo hoy la exhibición, con el video tan sorprendente, es que aquí había alguien que recordaba. Pero eso no es común, ¿no es así?

Déjame decirte qué sucederá cuando regreses. Queridos, todos ustedes van a regresar, aun cuando no quieren. (se ríe) Yo sé quién está aquí. No quieren, porque no quieren pasar por esto otra vez. No los culpo, queridos. Pero ahora les digo que cuando regresen, todo lo que aprendieron en esta vida, en algún nivel, permanecerá con ustedes en su ADN, para que nunca tengan que aprender otra vez las lecciones que ya aprendieron esta vez. Son parte de su conocimiento y su sabiduría. Y entrarán nuevos, frescos, jóvenes, con todo ese conocimiento intacto. Van a ser un puñado, pero eso es lo que van a ser. Y ese es el plan, y siempre lo ha sido. Los que despiertan ahora, trabajando en el Cambio, resolviendo los problemas, trabajando en las dificultades, se vuelven faros de luz. Todos ustedes. Cuando regresen tendrán ese conocimiento; puede que no sepan quiénes fueron, pero habrá alguna sensación de saber cómo funcionan las cosas, y ya no repetirán aquellos errores.

Eso es parte de la energía del Cambio y de la multidimensionalidad que muchos niegan aún allí. Ha habido un Cambio, un cambio multidimensional, incluso en el sistema de espiritualidad. Este es un Cambio en que las cosas que habían sido tan sólidamente invisibles empiezan a aparecer. Las ideas que habían estado escondidas por tanto tiempo empiezan a surgir. Habrá cosas que empiecen a ocurrir, que ustedes se preguntarán ¿Dónde han estado tanto tiempo, si son tan simples? Nuevos sistemas aparecerán, y dirán ¿Dónde había estado eso? Solo es cuestión de algunos pensando en eso, para hacer que suceda. Es casi como otra vez hace más de 200 años, cuando su país se inició, y tuvieron la idea de una Constitución, y una Declaración de Derechos, y todas las cosas que eran tan diferentes. Y eran tan opuestas por ser tan diferentes. Pero tan radicalmente buenas, las ideas eran tan asombrosamente exactas, hasta podrían decir que fueron canalizadas.

Y en esa época su país se volvió uno de los más grandes, y de los grandiosos. Y había envidia porque habían encontrado cómo vivir juntos y tener las abundancias existentes, debido a las reglas, debido al sistema, que unos pocos hombres armaron.

¿Qué tal si eso pudiera ocurrir otra vez, en varias áreas? En la Física, en la Política, en sistemas de gobierno. Habrá un país que inicie algo que ustedes nunca han visto antes, como lo hizo su país. Y ustedes lo mirarán y dirán “¿Esto podrá funcionar?” Ya hemos hablado de esto antes. No está aquí, ni siquiera está en este continente. Queridos, cosas como esta pueden suceder. Existen nuevas ideas, créanme. Ustedes, ahora mismo, están en un caldero de vieja energía todavía, incluso en cuanto a ideas y procesos, y cómo funcionan las cosas, y qué hacer. Y cuando dejen atrás esto que llaman la pandemia, allí será cuando todo empiece a ocurrir.

Les estoy dando información que ya he dado en partes y porciones en otras ocasiones, de otras maneras, pero quiero decirles que están sentados sobre una mina de oro de energía. Pero los que lo van a saber y hacer algo al respecto, son los trabajadores de luz, los que se sientan aquí, los que oyen esto, también la gente joven que ahora está entrando con toda una nueva percepción de lo que podrían hacer. La mayoría de la gente joven en el pasado pasaron por las escuelas que les enseñaban cómo funcionaban las cosas, y quiénes serían, y quiénes deberían ser – y eso hicieron.

Algunos que estudian la historia dicen, “Bueno, esa es la razón, la historia se repite, no hay nada nuevo a enseñarles.” Entonces, aquí están con una idea de estancamiento que se enseña una y otra y otra vez. ¿Les sorprende que nada suceda? Y luego, de pronto, hay ideas nuevas. E incluso si son rechazadas por las instituciones de enseñanza, igual todo está allí, intuitivamente, para manifestarse. No necesita ser enseñado en la escuela.

Escuchen cuidadosamente: lo que les estoy diciendo es que hay algunos como ustedes, que están regresando al planeta ahora mismo, en esa misma condición que les dije que ustedes van a estar cuando regresen. Hay almas antiguas regresando, que saben muy bien que empiezan en el nivel en que dejaron cuando partieron. Y ustedes empiezan a ver su influencia como gente joven cuando empiezan a rechazar lo que les enseñan, porque ellos saben más. Rechazan la vieja energía, porque saben más. Y estos son los que desarrollan y desarrollarán algunas de las energías más nuevas en el planeta. Ustedes todavía no los han visto, no todos. Pero lo sabrán cuando ellos lleguen, porque pondrán patas arriba muchas cosas que siempre estuvieron allí, o la manera en que las cosas siempre han funcionado.

¿Pueden imaginar una época en que la Iglesia no sea la Iglesia que conocían? En que no se desmorona, sino simplemente se vuelve más conciente del amor de Dios, y lo empieza a enseñar de manera diferente. Para eso están aquí las iglesias, queridos. Por eso existen, para tratar de educarlos en lo que es la belleza del amor de Dios. Y hasta ahora, ellos han estado en la oscuridad también, sin darse cuenta. Y su prueba será cuando la verdad llegue y la vean muy, muy claramente, ¿podrán cambiar sus doctrinas ligeramente, de a poco por vez? Y surgir con eso que es lo que ustedes saben: que hay un sistema de Dios que es más grande que cualquier cosa que se esté enseñando en el planeta en este momento. Y cuando lo vean, cuando lo entiendan, y puedan enseñarlo, ese será un día que no esperaban. Van a ver esas cosas empezando a cambiar también.

¿Ha habido algo en el planeta que haya captado su atención? Que no esperaban. ¿Qué hay de algunos sistemas de los que hemos hablado durante muy largo tiempo? Les diré que eran sistemas de oscuridad; sistemas que conservaban a las mujeres secuestradas en ciertos estratos, que obligaban a las mujeres a comportarse de cierto modo o a hacer ciertas cosas que ellas no querían en absoluto. ¿Han visto cambiar algo de eso? ¿Y cuanto tiempo ha estado pasando eso? La respuesta es sí. De pronto, se les cree cuando informan de abusos. De pronto el sistema de justicia les cree. De pronto. ¿De dónde vino eso? ¿Creen que eso es por accidente? ¿Eso es la historia repitiéndose? ¿O es nuevo?

¿Esperaban un nuevo Papa, cuando el anterior todavía estaba vivo? ¿esperaban que un nuevo Papa empezara a limpiar lo que había estado ocurriendo por cientos de años, con los sacerdotes abusando de niños? Y reconociéndolo, y hablando al respecto, y esforzándose tanto para batallar contra la vieja energía dentro de la iglesia. Eso no es la historia repitiéndose, queridos.

Hay cosas que se aproximan que ustedes no esperaban, queridos. Y hay más en camino. Empieza a desplegarse lentamente, de modo que no lo reconocen, no llega a las noticias como esperarían. Algo habría, sucede lentamente, y luego ustedes se dan cuenta de que sucede. Pero queridos, cada una de las cosas de que he hablado es la luz que surge. Es ustedes. Es ustedes reconociendo que hay algunos a su alrededor que los aman, que son magníficos, y que pueden guiar su propia vida, su propio camino y su propia realidad. En cierto grado, algunos de ustedes siempre lo hicieron, en algún grado. Pero esto es nuevo. Expande todo lo que pensaban que ustedes eran.

Y todo lo que pensabas que sabías, trabajador de luz, incluso si has sido metafísico durante 50 años o más, esto es nuevo. Podrías hacer más, puedes lograr más, la historia no va a repetirse ni siquiera en la metafísica. De todas estas cosas hablo; hay más. Lo discutiré más tarde, aún tenemos tres días más.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad. Traigo un mensaje que no siempre es lo que la gente cree, pero lo creerán más tarde, cuando empiece a suceder. Hasta entonces, Dios es paciente. (se ríe)

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
En la Isla de St. Simons, Georgia, 29 de enero de 2022
El Velo se Adelgaza
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

317 lecturas

1 Comentario de lectores

15/02/2022

Gracias!


Gloria desde Argentina