26.000 Años de Amor.

Kryon


En el mes de San Valentín, Kryon habla del amor...
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se aleja. Estamos en Febrero, y en estas energías que ustedes han creado y programado, tienen un mes que celebra el amor. Ahora bien, celebra el amor de muchas, muchas maneras. El amor por la familia, el amor de uno por el otro, el amor romántico, el amor que tienen por sus hijos. A veces dan saludos de San Valentín a todos (se ríe), solo para decir “este es el tiempo para el amor”. En tanto se celebra en un solo día, la mayoría de las damas lo siguen. Después de todo, las mujeres son mucho más una parte de la energía del amor. De modo que a este mes lo llamaremos el mes del amor. Y muchas de ustedes estarán de acuerdo.

Entonces, ¿sobre qué sería la canalización en un mes del amor? Dirán que será todo sobre el amor. Sí, pero tal vez de una manera un poco diferente. Queridas, quiero hacer de este el mes del amor del Universo hacia ustedes. ¿Y cómo debería empezar? Las vemos, a todas ustedes; ¿se habían dado cuenta? Tienen un entorno a su alrededor que viene con su alma; viene con ustedes al nacer, y siempre está allí. Y no necesita un mes del amor, porque una de las cosas que presenta es el amor por ustedes desde la Fuente Creadora. Y está siempre allí, y las acompaña todo el tiempo. Siempre listo, podrían decir, con regalos de San Valentín, sin importar qué mes sea para ustedes. En tanto ustedes tienen un mes del amor, nosotros tenemos un siglo del amor (se ríe), un amor de diez mil años, un amor de 26.000 años. Nunca dejamos de amarlas.

No hay un tiempo programado, en que decidamos hacerlo un poco más que en otro tiempo. No hay tiempo programado en que digamos que nos gustaría que sepan más sobre eso que en otro tiempo; siempre está al 100%. Solo queríamos que lo sepan. Hay más.

¿Por qué te amamos como te amamos? Ser humano, mujer. Es así: ahora mismo en el planeta están experimentando mucho que no esperaban. Ahora mismo en este planeta están pasando por cosas que quizás nunca pensaron que pasarían. Y suele haber dificultades, hay procesos dentro de sus propias mentes y cerebros porque a veces da miedo, y otras veces quieren entender más.

Pero lo que quería contarles, lo que es más precioso para nosotros, se remonta al viento del nacimiento. Ahora bien, esta es el área, si quieren llamarla así, de tiempo para ustedes y su alma en que eligen entrar en la matriz de su madre. Llamamos a esto el viento del nacimiento, y eso del viento es una metáfora. Sopla con fuerza en muchas direcciones diferentes, pero todas ustedes entran en ese viento de cierta manera, de un modo metafórico según nosotros lo vemos, y luego terminan como una forma de vida desarrollándose en el útero de su madre. Esto no es una sorpresa, y lo que queremos contarles es esto: verán, mucho planeamiento intervino en eso.

En este lado del velo, donde yo estoy, algún día les mostraremos cómo es esa sesión de planeamiento. Y no es nada de lo que puedan imaginar; no es un comité. No nos sentamos allí con papel y lapicera y ponemos todas las opciones. Es casi automático, que en este lado del velo ustedes miran alrededor y dicen: “Cuando regrese, así es como va a ser.” Y en base a sus vidas pasadas y su sabiduría, es casi infinito. Empiezan a bosquejar quiénes serán y qué serán, y dónde estarán, y a qué familia regresarán. Y muy a menudo regresan a una familia para poder continuar lo que iniciaron. Muy a menudo deciden ser del mismo género, pero esta vez no hubo opción: son mujeres. Debido a lo que había que aprender, lograr, iniciar. Pero al mismo tiempo estaban todos los potenciales que todas ustedes conocían.

Los potenciales eran que bajarían a este planeta y nacerían tal vez antes del Cambio. Y no sabían qué iba a crear; no sabían siquiera si iba a haber un Cambio, ya fuera que la Convergencia Armónica pudiera suceder para ustedes, o tal vez vinieran aquí después de eso, no importa, queridas. Eso estaba en el Campo para ustedes. No había nada determinado de que no tendrían una guerra,

¿Han mirado últimamente las Escrituras? La mayoría de ellas decían que habría una guerra. Y entonces eso era lo que se proyectaba. Podrían haber dicho, “Bueno, no me voy a arriesgar a eso. Me gustaría venir a un planeta que se gradúe en alegría y luz, y todo eso.” No es eso lo que hicieron. Miraron alrededor y vieron todos los potenciales, queridas. El potencial de una guerra nuclear; podía haber sucedido. Los potenciales de entrar en el Cambio y que fuera diferente de lo que pensaban. Cuando están en mi lado del velo, queridas, el tiempo no existe y todos esos potenciales vienen y van, y vienen y van, y ustedes los vieron todos. Es casi como el soldado que mira hacia adelante y ve la línea de vanguardia y ve a sus amigos cayendo. Ve sus posibilidades de llegar al otro lado y hacer su trabajo. Y mira alrededor, y entra. Esa es la clase de coraje, de valentía, que veo en las mujeres a quienes estoy hablando ahora.

Ustedes entraron, Puedo decir esto casi por todas las que vienen en esta época y tomaron una decisión. Algunas, sabiendo que ni siquiera iban a sobrevivir al virus, y vinieron de todos modos. No hay amor más grande que el que tenemos por ustedes, en este momento, por esa clase de decisiones, que las pusieron aquí ahora mismo, aprendiendo lo que aprenden, sabiendo lo que saben, y atravesando todo lo que deben atravesar. El amor es la clave de todo eso.

Y este amor, y este mes del amor, nos encantaría ver que se extiende a un año del amor, y más allá. Y esto es muy poderoso para ustedes, muy real para ustedes, que vean cómo pueden manipularse a sí mismas y a su vida y a sus células con el amor.

Pero realmente, esta canalización particular es sobre el regalo de San Valentín que tenemos para ustedes. El amor que tenemos para ustedes por elegir esta época, entre todas las épocas, sabiendo muy bien que no había nada determinado, sino que vendrían aquí y trabajarían en esto que algunos llaman el rompecabezas de luz y oscuridad, que nosotros llamaríamos la experiencia de entrar en la luz, para convertirse en los faros de luz que son, para aprender las cosas que están aprendiendo, y estar abiertas a todo eso.

Hay más en camino, queridas, para que experimenten y conozcan. ¿Cuál es su actitud hacia las cosas que no esperan? Tal vez tomando la actitud de aceptación, entendiendo. Si algo pasa que no esperan, ¿pueden decir “No esperaba eso; ¡qué maravilloso!”? Esa es la madurez que están aprendiendo: aprender que estas cosas no necesariamente son lo que ustedes piensan. Y es por eso que las amamos como lo hacemos.

Todo lo que está sucediendo en el planeta ahora mismo es algo que ustedes ayudaron a crear, de una manera u otra. Aun cuando están de este lado del velo, aun antes del viento del nacimiento cuando entraron en el útero de su madre. Pero así es como las recordamos: en mi lado, casi listas para ir y entrar, y sabiendo que no saben qué sucederá (se ríe). Y ahora saben por qué las amo como las amo. Y por qué el entorno pone sus brazos alrededor de ustedes ahora mismo y las ama como las ama. No hay amor más grande que el que tenemos por ustedes, por lo que son.

Gracias, queridas mujeres, gracias.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Ante la Hermandad Femenina Lemuriana
Luna llena de Febrero 16, 2022
26.000 Años de Amor
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

288 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo