Qué tal si las almas fueran parte de Dios?.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

La canalización es básica, pero es algo que necesitan oír, y necesitan oírlo a menudo, todos ustedes. ¿Cuántos de ustedes se sienten aislados? Aislados tal vez de una manera que está más allá de lo que simplemente es un humano en su cuerpo, en su civilización, en su sociedad. ¿Cuántos de ustedes se sienten aislados de todo lo que está sucediendo?

Quiero darles algo de perspectiva. Ese aislamiento es un resultado, queridos, de lo que les han dicho. Sienten quizás que no se los ha incluido de alguna manera. Ha habido muchos – millones – durante muchos cientos de años, a quienes se ha dado información de manera profunda, que se queda pegada en su psiquis. Ustedes crecen y les van diciendo cosas y se quedan pegadas, y no las pueden despegar; no las pueden des-conocer. Y muchos de ustedes crecieron sintiendo que se los había aislado de lo que es el Creador. Esta Fuente Creadora de la que hablamos, que hizo los cielos y la Tierra, esa Fuente lo hizo. Y en el proceso de hacer los cielos y la tierra, yo les dije que las almas existieron siempre. No fueron creadas separadamente. Ahora bien, esto es muy difícil de entender para algunos de ustedes. Dicen “¿Pero eso no sucedió en el Jardín del Edén, cuando Dios los puso allí?” No, queridos, no fue así. Eso es otra historia. Pero esa historia particular es de cuando ustedes recibieron su alma.

Cuando la raza humana misma recibió su alma, que es eterna. Esa alma existía, siempre existió. Esa alma existía antes de que existiera el tiempo. Si yo digo que siempre ha sido y siempre será, a ustedes eso les da problemas, solo en general. Los humanos en general miran linealmente a todas las cosas. Todas las cosas tienen que tener un comienzo, un inicio, todo. Y todo lo que miran es tan sencillo como un pedazo de cuerda: empieza en una punta y termina en la otra. Tiene que ser así. Y la cuerda tiene una longitud; tiene que ser así. Eso es la 3D de ustedes. Pero si les decimos que en un mundo multidimensional, cuando hablamos de las cosas de Dios, no hay un comienzo, ¿cómo les hace sentir? Porque no pueden realmente captar eso. Tienen razón: no pueden. Pero asuman que es correcto, y asuman esto: que este Creador, que creó los cielos y la tierra, tuvo una situación – si quieren llamarla así – en que ustedes fueron parte de ello. Ustedes estaban allí en el nivel de alma.

¿Qué tal si las almas fueran parte de Dios? ¿Qué tal si la misma Fuente Creadora es una colección de almas, así como la belleza y el poder y el esplendor de la Fuente Creadora misma? ¿Qué tal si es un sistema de amor que siempre ha existido?

Si se sienten aislados, o tal vez pequeños, o piensan que hay una separación entre ustedes y Dios, quiero poner esto en perspectiva. Ahora voy a darles una verdad que está más allá de cualquier cosa que les haya dado jamás doctrina alguna en el planeta. ¿Están preparados? Las cosas estaban en el vacío y no había universo, y Dios creó eso que fue el Universo. Y creó lo que son las galaxias, y todas las partes, y el increíble período de tiempo que requirió, y luego Dios creó su Sol, y luego cuando Dios creó su Tierra, en el área del Génesis que ustedes leen, y piensan, quiero decirles que ustedes estaban allí. Todos ustedes estaban allí y lo observaron. Vieron la belleza de eso, la majestad, vieron a la Tierra moldeada para ustedes. Sabían que vendrían a este lugar con una prueba de luz y oscuridad; sabían lo que atravesarían.

Pero más aún, lo vieron sucediendo en todas las galaxias, también en esta, y mucho antes de que esta Tierra estuviera preparada para ustedes ya estaban participando en eso, muchos de ustedes. En otros planetas, en otras regiones. ¿Cómo los hace sentir eso?

Quiero contarles cuán grandes son; enormes. Y no me refiero a su tamaño; me refiero a su linaje, a su historia, su belleza, su esplendor; su alma es magnífica, y así son ustedes. Y en todas estas cosas estaban allí. La historia del Jardín del Edén, de Adán y Eva, es una metáfora, queridos, y no está tan lejos. Esa Escritura tiene algún significado real, porque muchas veces las escrituras antiguas, no importa de dónde sean, en el principio de las cosas, tenían elementos de verdad que persistieron, pero en su mayoría eran metafóricas. Entonces, cuando oyen sobre eso del Jardín del Edén, eso es el planeta, por supuesto. Oyen sobre Adán y Eva, y eso es todos los hombres y mujeres, por supuesto. Esa es la metáfora. Y oyen que bajó un ángel e impregnó a ambos, o a todos los hombres y mujeres, con algo que no habían tenido nunca antes. Era tiempo para que ellos recibieran su alma. Entonces la divinidad se transformó en parte de ustedes, y hasta su ADN cambió en ese punto del tiempo. Allí fue cuando recibieron su alma.

Ustedes formaban fila para eso, queridos; estaban allí, todos ustedes estaban allí. No solo unos pocos. No solo los pocos que venían a la Tierra; todos ustedes estaban allí, mirando, mirando desde arriba, como ustedes desean decirlo. Observando el proceso, hasta que llegara su turno de entrar en este planeta, en cualquier ocasión que fuera tiempo de entrar.

Muchos de aquellos a quienes estoy hablando son lo que yo llamaría almas antiguas. Lo diré de nuevo: esta es una escuela; cuantas más vidas han tenido en este planeta, más experiencia tienen. Y es acumulativa, y recuerdan lo bastante de ella, de una vida en otra, como para empezar a entender cómo funcionan las cosas.

Una cosa que se lleva de una vida a la otra, es su espiritualidad. Aquellos de ustedes que son chamánicos, que hacen las preguntas apropiadas, que aprendieron sobre las energías, todas las cosas que se hablan hoy, eso se adhirió. Estaba dentro de su ADN, dentro de sus memorias, en la Cueva de la Creación. Lo que digo es que lo recogen cuando entran en la vida siguiente, y lo llevan. Su búsqueda de Dios, es innata, es intuitiva, y aquellos que la hicieron una vida tras otra, entran y lo hacen de nuevo. Eso queda adherido. La sabiduría que aprendieron para ciertas cosas, eso también se adhiere.

Queridos, les hablamos de algunas diferencias asombrosas en esta nueva energía, especialmente lo que traen consigo y una de ellas es una herramienta nueva, que aquellos que están llegando ahora y aquellos que se van y vuelven otra vez, nunca tendrán que volver a aprender las cosas que aprendieron en esta vida, de ninguna forma. Eso se adhiere. Esto es nuevo. Es un nuevo paradigma. Es una energía nueva. De eso se trata el nuevo magnetismo de su Tierra, todo eso. De modo que tengan más luz en el futuro que la que nunca han tenido, nunca han tenido en este planeta. Hacia eso se dirige todo esto.

Pero en todas estas cosas, les digo: ustedes estaban allí. No están desconectados de ninguno de estos procesos. Parte de la cuestión, y del plan, del sistema, ustedes vienen al planeta y mucho está oculto. Incluso hemos dado muchas canalizaciones sobre las cosas ocultas, si lo recuerdan. Y parte de eso es quiénes son ustedes. Pero estoy aquí para decirles quiénes son. La magnificencia va más allá de cualquier cosa que puedan imaginar; les digo. Lo vieron todo; lo vieron todo. Son sin edad (N.T intemporales). Cuando dejen este lugar y vuelvan a ese nivel del alma, continuarán para siempre. No hay un final para su existencia; no hubo un comienzo, en el nivel del alma.

Y ese nivel del alma se vuelve más y más disponible para que ustedes lo toquen. Más de un año atrás le dije a mi socio que creara el Círculo del Doce: el comienzo de tocar su alma. Y en eso podía haber sanación milagrosa, de todas clases. Sanaciones de los miedos que hoy tienen, tal vez, y de la incertidumbre. No solo de su cuerpo. Tener paz cuando no hay paz; eso es una sanación mayor, queridos. Tener alegría cuando no han tenido alegría, la razón para la alegría; eso es una sanación mayor, queridos. No se trata solo de cosas corporales; se trata de ustedes, de darse cuenta de su profundidad sobre este planeta. Ustedes estuvieron allí; todos estuvieron allí.

Más grandes que lo que piensan. Más incluidos que lo que piensan. Con guías y ángeles y un entorno a su alrededor, dondequiera que caminen, esperando que ustedes los reconozcan o sepan que están allí, o estar más concientes, o más informados de quién realmente son.

Es una verdad espectacular, queridos, y estuvieron allí, en todo eso. ¿Cómo puedo darme cuenta de esto más? Dicen. ¿Cómo puedo sentirme más incluido? podrían decir.

“Querido Espíritu,” podrían decir, “ayúdame a entender y sentir quién soy; el linaje que llevo, de la humanidad. Haz que tenga paz sobre estas cosas, y sepa que estoy incluido y soy amado profundamente. Ayúdame a sentir al entorno conmigo todo el tiempo. Y relajarme sobre los asuntos sobre los que no me estoy relajando. Ayúdame a entender mi eternidad, y la luz que yo llevo de la Tierra.”

Ese es buen lugar para empezar. Están pidiendo cosas que se les van a dar de buen grado; hemos estado esperando que muchos de ustedes las pidan. Y esa es la verdad de este día. Es la verdad más grande que puedo darles hoy: ustedes estuvieron allí, en todo eso.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, y ahora saben por qué. Hay mucho que amar.

Y así es.

Kryon



Miércoles de Sanación 2 de marzo de 2022
Kryon a través de Lee Carroll
Primer miércoles
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

184 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo