Egipto 13. Descubrimiento del Yo Parte 10

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

¿Puedo decirlo otra vez? Dios es más grande que lo que ustedes piensan. Dios es grandioso, Dios es bueno, Dios es magnífico. Dios no piensa como un humano. Dios es el Creador de todas las cosas.

Todo esto, Wo lo sabía en algún nivel, pero lo específico que estaba aprendiendo se convirtió en su descubrimiento personal del yo. Continuamos con la historia, y ahora Wo se encuentra frente a su maestro, Yu Sha. Se saludan, y Yu Sha quiere saber cómo le está yendo a Wo. Porque Wo siempre tiene preguntas, y por supuesto aún las tiene. La última vez que estuvieron juntos, Yu Sha le dijo algo que también era polémico al máximo. Pegó en la cara, como dicen, de cada enseñanza que alguna vez le habían dado en sus organizaciones espirituales, por los que le habían enseñado. Y eliminó toda la idea de ángeles y demonios. Y en cambio, cargó directamente sobre el ser humano el crear luz o destruirla.

Ustedes recordarán que Yu Sha le dijo que no necesita haber entidades extra en el planeta, que hagan cosas como impulsarlos o destrozarlos, que los seres humanos son muy buenos para eso. Pero Yu Sha también le dijo algo más: que el planeta estaba cambiando, que estaba en un Cambio, en un ciclo. Y este ciclo es más grande que lo que piensan; el ciclo en realidad incluye muchos planetas – eso vendrá. Eso también sería un descubrimiento del yo.

Pero ahora mismo, en el planeta, empiezan a ver que la luz gana. Y eso es lo que le dijo Yu Sha, que vendría un tiempo en que habría más luz que oscuridad, y se vería primero en la forma en que se tratarían unos con otros. Y en el pasado, a este planeta no le fue bien con eso. Pero lentamente, con el tiempo, y especialmente ahora, ustedes tienen algo que nunca tuvieron: paz durante 70 años – en general. No hubo guerras mundiales, en general. Y de pronto, ustedes pueden ver la reacción del mundo, cuando sucede algo que parece completamente inapropiado. Eso es nuevo, queridos.

Y esto es lo que Yu Sha quería decirle a Wo: Está cambiando ante tus ojos; ningún ángel bajó e hizo esto. Esto es la humanidad empezando lentamente a cambiar en lo que verdaderamente quiere. Si preguntas a cualquier ser humano, en cualquier cultura, ahora mismo, ¿qué es lo que realmente quieres? No pregunten a los líderes, queridos, no le pregunten a los políticos. Pregunten al público, en cualquier país, en cualquier lugar. ¿Qué es lo que verdaderamente quieres? Y todos te dirán casi lo mismo: queremos paz para nuestras familias, y seguridad. No queremos tener hambre, queremos tener trabajo, lo que esté disponible, queremos tener a nuestras familias con nosotros. Queremos estar alegres, queremos reír, queremos vivir en paz.

Esto es mundial, queridos. Y esto es lo que ganará. Esto es lo que cambiará la política; es lo que cambiará el liderazgo; obsérvenlo. Estos son nuevos, no han estado en el planeta de esta manera antes, no de este modo, en que ha habido un consenso de paz. Yo les dije que sucedería. También les dije: dos pasos adelante, un paso atrás. En otras palabras, no ocurre de manera lineal; no es fácil.

Wo también aprendió que la consciencia es energía mensurable y que puede ser usada, ciertamente. Aprendió que uno atrae aquello que espera. Y aunque él había oído esto antes, nunca lo oyó de un chamán. Que la energía es paladeable; podría decirse que la puedes ingerir; podría decirse que la puedes enviar. Puedes sentirla, se puede decir. Es más que solo energía; la consciencia tiene un aspecto multidimensional. Es más que solo energía. Y si tienes una consciencia, lo que esperas, a menudo lo traerás hacia ti.

Wo aprendió que él no es una víctima del planeta; nada sucede por azar. Que todas las cosas a su alrededor funcionan en ciclos, y que sí él pone delante una expectativa de las cosas que desea para su vida, que son buenas y honorables, las atrae. Y Wo incluso tuvo la prueba, porque se fue a su casa y su familia otra vez se quejó, y verbalizó aquello que temían. Y llegaron a observar que algunas de esas cosas sucedieron. Y ello se dieron cuenta allí mismo que tenían un hábito que ni siquiera conocían.

Wo aprendió que Dios era mucho más que lo que él supo alguna vez; que él había oído esa expresión, “hecho a su imagen” muy a menudo, pero no tenía idea de qué significaba. Pero Yu Sha le dijo: “La imagen es el amor. La humanidad está hecha con amor; esa es la energía primordial de la creación. Y la humanidad tiene la capacidad de hacer lo que quiera con ella. Y lo ha hecho, y ustedes lo han visto. Todas las guerras; todo ese tiempo, durante eones, todos los muertos, la destrucción. Ustedes otra vez están – les digo – en la antesala de un cambio mayor en este planeta, donde los desacuerdos no necesitan volverse muertes. Un cambio mayor está ocurriendo. Es el comienzo de algo mucho más permanente que lo que podrían pensar.

Podrían incluso tener una organización de paz en este planeta, es algo que nadie siquiera lo ha pensado todavía, y ocurrirá; lo verán.

Wo no sabía qué posiblemente vendría luego. Sin embargo Yu Sha dijo: “Oh, hay muchísimo por contarte todavía, sobre lo que realmente está sucediendo en tu vida, en la vida de todos, que parece ocultarse, que no se habla, solo algunos creen en eso, y otros no.”

Yu Sha preguntó a Wo: “Para la próxima lección voy a preguntarte ¿crees que el Creador te puso aquí para vivir unos pocos años?, porque eso es lo que viven, los humanos realmente no viven mucho. Y luego se van, a algún lugar, de regreso a donde vinieron. Lo que llaman un destello en la sartén; una vida que viene y se va con un alma hermosa, y luego se va. ¿Eso tiene sentido? ¿Qué se logra con eso, en el programa más grande de las cosas?” Y Wo pensó en eso y dijo “Nunca pensé en tal cosa” (se ríe) Y Wo admitió ante Yu Sha que esto no era algo en que alguna vez hubiera reflexionado. Él había reflexionado en cuál sería el proceso del amor de Dios, el Creador. Y entonces Yu Sha le dijo: “Tu alma, ya te dije, es eterna. No tiene comienzo, no tiene fin. No fue creada para ser castigada. Los egipcios tenían una idea muy interesante, y es diferente, es diferente de todas las religiones que hoy tienes en el planeta.

Ellos estaban concientes de que la vida es breve, e incluso mientras estaban vivos y caminando por este planeta, muchos se estaban preparando para la vida después de la muerte. Ellos tenían esta idea de que no mueres y te vas a algún cielo milagroso, sino que las cosas son similares. Y eso explica toda la parafernalia que se ve en las tumbas, las cosas que van a llevarse consigo porque las necesitan. La vida continúa, solo que continúa de modo diferente. Y ellos continúan trabajando; llevan sus botes, llevan sus carros, llevan muchas cosas que pueden re establecer dentro de sí y continúan otra clase de vida en la vida después de la muerte. Pero es una vida que sería eterna. De modo que incluso los egipcios tenían la intuición, cinco mil años atrás, de algo que hoy no es una intuición. Hoy la intuición es sobre castigo y recompensa. No tiene una vida que continúa después.

Pero sí la hay, pero es aquí. Él quería decirle a Wo que esa alma suya ha estado en este planeta en muchas formas humanas, una vez, y otra, y otra, y otra. Si hicieras una encuesta en el planeta ahora mismo, sobre cuántos creen en las vidas pasadas, casi la mitad de la Tierra lo cree. Si miras a quienes están en el budismo, el hinduismo, y más, todos ellos tienen esto como un punto básico de la creencia. Y la razón de que tenga sentido, queridos, como una creación del amor, es que ustedes regresan, y regresan, y regresan.

Y Yu Sha dijo: “Estoy a punto de explicar la palabra ‘alma antigua’. Es como una escuela, Wo. Cada vez que vuelves, aprendes algo. No regresas como castigo; regresas y eliges qué es lo que vas a hacer. Porque cuando no estás aquí, tienes la mente de Dios. Eres una pieza de Dios, incluso aquí. Tu alma es un milagro de la energía de Dios. Y tú decides qué vas a hacer, qué vas a aprender, incluso quiénes van a ser tus padres.” Y eso realmente afectó a Wo, porque le dijo a Yu Sha: “No creo en eso, porque yo nunca hubiera elegido a estos padres.” Y Yu Sha sonrió y dijo: “Wo, ¿qué tal si tú fuiste un maestro para tus padres? ¿Qué tal si tú eras el alma antigua y ellos no? ¿Qué tal si tú necesitabas mostrarles algo para esta vida que ellos nunca esperaron? Amor incondicional, no importa qué hagan ellos.”

Y Wo pensó en eso, y dijo, “Oh… empiezo a entender. Quieres decir que voy a volver.” “Sí, volverás.” “¿Qué pasa si no quiero volver?” “Wo, te diré algo. Cuando llegas al otro lado del velo, haces fila para volver; quieres volver. Porque lo que haces en este planeta como alma antigua, empieza a cambiar a la Tierra. Recuerda, la consciencia es energía. ¿Qué sucede si pasas por una escuela, y qué pasa después de muchos años de escuela, y enseñanza, y escuela y enseñanza? (se ríe) ¡Y regresas cono graduado! Y hay cientos y cientos de graduados. Déjame preguntarte: si tuvieras una ciudad que se ha educado, más y más, y todos tuvieran mucho conocimiento de muchas cosas, y supieran cómo funcionan las cosas, ¿qué pasaría en esa ciudad? Digamos que todos estuvieran graduados. Esa ciudad sería muy especial.

Esa ciudad probablemente no sería disfuncional, por lo que habían aprendido en esa escuela de la vida. Qué funciona, qué no funciona. Qué es amor, qué no lo es. Qué hacer cuando estás en problemas. Eso es lo que está pasando en el planeta. Más y más almas antiguas, viniendo y yéndose, y viniendo y yéndose y regresando, están creando una población más compasiva. ¿Has visto eso en los últimos días? Una población compasiva del planeta, donde pueden relacionarse, y emitir amor hacia otros que ni conocen.”

Wo empezó a entender y darse cuenta. Si eso es verdad, tiene sentido, es lógico, tiene sentido en el amor. Y lo dijo otra vez: “¿Qué pasa si no quiero regresar?”

“Wo, si vas al otro lado del velo y no quieres regresar, no necesitas hacerlo. Pero lo harás (se ríe). Lo harás; especialmente ahora.” Y Wo paró las orejas: “y especialmente ahora”

“Wo, no recordarás nada. Realmente no tienes una memoria firme del tiempo. En tu registro akáshico – esa es una palabra nueva, Wo – un registro de tus vidas pasadas se llama akash. El registro akáshico no existe con fechas; existe con energías. De modo que recordarás algunas cosas energéticamente. Y no importa cuántos años hace que estuviste en el planeta, cuando son recordados debido a la energía de donde estás, o donde te paras, Muchas veces tuviste esas energías pellizcando tu memoria, tal vez. Y lo hacen por una razón: para hacerte recordar lo que aprendiste. Y eso es todo. No se supone que luego tomes eso y hagas algo con eso. Solo se supone que recuerdes lo que aprendiste.”

Algunos de ustedes aquí, en este barco, en este último viaje en el Nilo inferior, han tenido experiencias como esas. Los hacen sentarse, ¿no es así? Los barren, y no saben qué hacer con ellas. Y tal vez son múltiples. Si ustedes existieron hace cinco mil años en esta cultura, debido a la manera en que funciona el karma de las vidas pasadas, ustedes probablemente estuvieron aquí más de tres a cinco mil años, muchas, muchas veces. Entonces, si están buscando quién podrían haber sido, eso es difícil. Porque las energías que van a fluir son múltiples de quiénes han sido. Y las probabilidades de que un alma antigua haya sido un egipcio son muy altas. En todo el planeta. Piensen en la duración del tiempo, piensen en las oportunidades para ustedes de aprender cosas con el tiempo.

“Tú estás en esa clase de escuela, Wo. Has estado en muchos lugares. Y aquí estás, como alma antigua, Wo, ese es quién tú eres.” Wo dijo “¿Recordaré mucho de algo, además de la energía?” Y entonces Yu Sha le pudo decir algo que yo he canalizado muchas veces sobre esta nueva energía, que quiero que todos ustedes oigan, todos los que están escuchando en este barco, todos los que escuchen de ahora en adelante; si no han oído esto antes, escuchen con atención: la energía cambia, en lo que se refiere a esta clase de cosas, por ejemplo, vidas pasadas. La energía cambia en cuanto a todas las cosas que su alma experimenta en este planeta; y cambia debido a lo que ustedes hacen. No debido a lo que hace Dios. Eso es polémico, porque estarán los que digan que las reglas de Dios son las mismas, siempre. Es esto, esto y esto, y nunca cambia; Dios nunca cambia.

Lo digo otra vez: Dios nunca cambia; Dios es grandioso. Dios es hermoso, Dios es grande. Dios es por siempre. Pero la relación con ustedes cambia a medida que ustedes cambian.

Este Cambio en que están los ha traído a un lugar que es diferente del de 50 años atrás; diferente de 40 años atrás. Y así es como difiere en un área: cuando vuelvan la próxima vez – y todos ustedes lo harán, aún si dicen que no lo harán; si dicen que no quieren, lo harán – porque cuando vuelvan ese registro akáshico va a ir a un lugar inesperado. No recordarán quiénes fueron. Aquí en este barco no recordarán eso. Pero van a recordar qué no funciona, y nunca necesitarán cometer los mismos errores otra vez. ¿Eso hace una diferencia para ustedes? Entran jóvenes, y nunca necesitarán cometer esos errores. Su intuición los guiará en esas cuestiones que experimentaron incluso en esta vida. Así de diferente va a ser la energía.

Almas antiguas, todas ustedes, tendrán esta experiencia de regresar otra vez más, frescos, nuevos, y serán capaces de conducirse en la vida y decir sí, no, sí, no, y saber: eso no va a funcionar; esto sí va a funcionar. En sociedades, en gobiernos, en los negocios, las almas antiguas tendrán una ventaja, una grande. Y eso las va a elevar a posiciones de importancia por ser sabias, y las van a ver sabias. Eso es solo un paso más cerca de un planeta ascendido.

Wo absorbió todo esto, y dijo: “¿Realmente hay más sobre esto?” Y Yu Sha dijo: “Mucho más. Mucho más, Wo. Quiero que te vayas y pienses en estas cosas. Esta es una escuela gigantesca, amor compasivo.”

Wo dijo: “¿Y qué hay del karma? Oí hablar mucho del karma. Es una palabra que usamos.” Y Yu Sha lo miró y dijo: “Te dije en otros mensajes, en otra vida, Wo, que podías dejar caer tu karma. Porque en esta nueva energía que en aquel entonces estaba llegando ya no sirve a ningún propósito. En el pasado, era una manera de la vieja energía de hacerte ver cosas, mover cosas, y experimentar cosas de nuevo, y aprender, pero no ahora.”

Aquí va una invitación para todos los que escuchan pero no oyeron esto antes. Pueden decir: “Querido Espíritu, yo dejo caer mi karma. No necesito aprender estas cosas. Las dejo de lado completamente”. Hay precedente de esto. Hay culturas que hacen esto. Y ahora les pido a ustedes que lo hagan, y entiendan que ya no tiene lugar en este planeta. Esto empieza a ser una energía fresca, diferente, más compasiva, en que pueden hacer más cosas. Esperen lo mejor, queridos. Esperen milagros, queridos. Y véanlos ocurrir delante de ustedes.

Wo estaba abrumado una vez más. Se fue del lugar donde Yu Sha le enseñaba, y reflexionó sobre todas esas cosas. Se preguntaba cuánto tiempo tardaría en que todo penetrara, y él se convirtiera en alguien ante quien la arena empezara a retroceder, en lugar de tener que esforzarse para caminar por ella toda su vida.

Y entonces Wo hizo algo: escalofríos en todo su cuerpo, al mirar hacia abajo, a sus pies, vio que la arena empezaba a moverse. Wo empezaba a entender el despertar, la luz, la consciencia, la energía de la expectativa, el Dios interior, y caminó hacia su casa muy fácilmente.

Yo soy Kryon, enamorado de todos ustedes.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
Egipto 13 –Crucero en el Nilo – marzo 19, 2022
Descubrimiento del Yo – Parte 10
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

239 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo