El nuevo nacimiento del humano sanado.

Kryon


Saludos, queridas damas. Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.

Mi socio se aleja. No hay mensaje más grandioso para darles que sea representado por lo que ustedes llaman una Luna Llena. Una luna llena suele estar conectada con cambios de consciencia en el planeta, a veces caóticos, y también está relacionada con lo que es el inicio de un ciclo lunar. Está llena ahora, y luego cambia. Podrían decir que es el comienzo de un ciclo nuevo. Todas estas cosas, por supuesto, son metáforas de lo que nosotros enseñamos.

Pero lo más grande en esta estación particular, es el rejuvenecimiento, el renacimiento. Crear algo que no estaba allí antes. Y eso es lo que significa. No quiere decir que el ciclo continúa. La metáfora deja de ser una metáfora cuando es un ciclo que sigue y sigue. Y en cambio el renacimiento de esto significa algo nuevo. De hecho, ni siquiera es un renacimiento; es un nuevo nacimiento. Tiene que serlo. Porque lo que sigue no es lo que ha sido. Lo que sigue en esto no puede ser un renacimiento. Incluso un renacimiento en energía, o en conocimiento, o consciencia, indicaría que es otra vez. Y esto no es otra vez; y eso es todo un punto en este mensaje particular. Es una reestructuración de un ciclo hacia algo que es completa y totalmente nuevo. Tal vez algún día haya un ciclo de nuevo nacimiento. Este es el comienzo. No particularmente este mes, o incluso esta temporada; se trata del planeta, que empieza a dar nacimiento a una energía que no se había visto antes.

¿Qué hay en tu vida personal que sea así? ¿Qué hay ahora mismo, que puedas tomar esta época, mirarla, y pensar, que sea completa y totalmente nuevo? Algo que tú inicias, que nunca hiciste antes. En esta Hermandad Femenina hablan sobre muchas cosas que son diferentes. Diferentes no sólo de lo que hablan los hombres; diferentes de lo que cualquiera habla. Es una recordación de la información central.

Si estuviste allá en Lemuria, verías un sistema. Es un sistema de revelación; de revolución, verdaderamente, del conocimiento. Imaginen a aquellos que nunca, jamás, oyeron hablar del Creador. Niños que hablaran de la información del conocimiento central, y que nunca la oyeron antes. Imaginen qué fresco, qué nuevo, les parecería eso a ellos. Y ahora imagínense ustedes, como mujeres adultas, que van a crear algo, en su propia vida, que es así de fresco, que no es un refrito de algo que hicieron antes, que lo vuelven a empezar.

Pero es un nacimiento de una energía nueva, algo que no habías pensado, intuitivo, para ti, personal; no para la familia; para ti. Que te gustaría instituir ahora y pegarlo sobre ti misma, si lo deseas, como algo nuevo. ¿Qué podría ser eso, para ti? Tal vez es una manera nueva de ver a los demás; algo que nunca hiciste antes. Algo de que hemos hablado, un renacimiento de una energía que no se había visto en tu vida. Es un nacimiento nuevo. Tal vez es la energía de la manera en que ves a tu familia, o a tus amigos, o a otros, que es muy diferente, que tú sabes que nunca se hizo, no en tu vida.

¿Y qué tal si eso viene junto con la enseñanza chamánica? Que hemos dado, que Mele´ha ha dado, en que empiezas a replantear todo lo que miras. Y lo ves desde una perspectiva que está más alta, mirando hacia abajo, en lugar de estar en ello, y mirando como si fueras parte de eso. ¿Entiendes lo que acabo de decir? Espero que sí. Es nuevo. Vas a tener que pensar en esto.

Imagina. Ves las cosas que se desenvuelven en tu vida personal, cosas comunes. Vas a la tienda, y estás mirando, y estás por comprar cosas, tal vez, de modo que vas mirando y allí hay otros también. ¿Cuál ha sido tu reacción a ellos en el pasado? La mayoría diría: “No tengo reacción hacia ellos, son solo compradores” ¿Qué tal si cada uno de ellos ahora es mirado? Mirado por ti, a tu propio modo, de manera que no se dan cuenta de que los estás mirando, sino más a la manera de la consciencia. Y a cada uno que pasa a tu lado en el pasillo mientras compras, tú le dices para tus adentros “Dios te bendiga a ti y a tu vida; tengo compasión por ti.”

Podrías juntar todas esas palabras en una sola, tuya, de modo que al pasar podrías pensar en esa palabra, que signifique todas esas cosas. Esto no es un renacimiento de nada; esto es un nuevo nacimiento de compasión práctica, que vas a tener para cada uno con quien entres en contacto.

Cuando vas a casa, a tu familia, estás con gente, familiares, con quienes siempre estás, tal vez. Pareja, hijos, amigos, lo que sea que esté en tu vida cada día, ¿cuál es tu nueva reacción hacia ellos? Sin que ellos lo sepan, sin que les digas, ¿hay algo que tú y tu alma tienen, que es secreto? Algo que haces. Tal vez tomas un hilo de palabras, como “te bendigo y te amo, y espero y quiero para ti lo que tú quieres. Salud, larga vida, belleza, felicidad y alegría.” ¿Qué tal si sintetizas eso en una sola palabra que solo tú conoces? Una palabra para ti, y al mirarlos, repetidamente, dices esa palabra, secretamente, para tus adentros. Sería como un atajo, si te parece, en lugar de una frase larga de compasión, que significa lo que signifique para ti, y tú conoces todas las palabras, de modo que constantemente los estás bendiciendo de una manera nueva que nunca antes tuviste.

Desconocidos. Familiares. Niños. Son bendecidos por ti de una manera de la que no se enteran, pero tú sí. Entonces, ¿por qué sugiero esto? En este nuevo nacimiento de energía para ti, quiero que empieces a recordar algo, y pensar en algo que nosotros enseñamos. Lo que piensas, y lo que haces, como alma antigua, trabajadora de luz, y persona compasiva, aquello en lo que te concentras, tiene una energía de consciencia que es real. Y va a un lugar que es muy difícil de describir, algo así como un depósito de energía que literalmente afecta a los que están contigo y a otros, que se llama El Campo.

Esto no es un renacimiento; esto es un nuevo nacimiento de tu relación, no solo con aquellos de quienes te rodeas, sino de lo que estás diciéndole al Campo.

Damas: su alma es poderosa. Y todo lo que hacen, como almas antiguas, como quienes están lo bastante interesadas en estas cosas para estar mirando este mensaje, si comienzan este proceso colectivamente, cambian todo a su alrededor. Esas personas que pasan en la tienda; va al Campo, queridas, y es entregada de vuelta hacia ellas ¿sabían eso? Es casi como si estuvieran transmitiendo algo hacia un depósito de energía que sabe exactamente quién lo necesita, y se lo entrega como energía a ellos.

Este es el nuevo trabajador de luz. No es un renacimiento sino un nuevo nacimiento de algo que realmente no han hecho de este modo antes. Ni siquiera para aquellos con quienes están todos los días. Lo más difícil, quizás, es con aquellos que no les gustan mucho. Todos tienen de esos, cosa de humanos. Porque estamos pidiéndoles que hagan lo mismo por ellos. No importa qué les digan, no importa qué les hagan, ustedes siempre tendrán por ellos una compasión que irá mucho, mucho más alto que la que tenían antes en una relación humana.

De nuevo: están más arriba, observando, mirando, viendo las cosas que aparentemente se despliegan, así como incluso observan su vida; se ven a sí mismas desde un lugar más alto. Tal vez eso ayude a que tú te analices a ti. Todas estas cosas son energías nuevas que estamos sugiriendo en este momento de la luna llena. Esta estación tiene que ver con la vida nueva; tiene recuerdos y significados sagrados para muchos, y encaja muy bien en algo que estamos sugiriendo y nunca hemos sugerido antes. Nuevas maneras de pensar, de ser, de hacer, de enviar compasión en todo momento a quienes las rodean, a quienes conocen y no conocen. Hagan esto colectivamente, y el mundo empieza a cambiar.

Después de todo, ¿no es para eso que están aquí? Para saber, para aprender, para hacer. Mi trabajo como Kryon es introducirlas al cambio, introducirlas a nuevas maneras de pensar y de ser. Y este grupo particular de mujeres de almas antiguas, en este momento del planeta, es crítico que sepan estas cosas, y tengan estas cosas, y las practiquen.

Ustedes se convirtieron en miembros de una Hermandad Femenina, pero al mismo tiempo, en un grupo realzado, se convirtieron en madres de la humanidad y madres de la sociedad, en un rol que tal vez no sabían que habían nacido literalmente para eso.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll ante la Hermandad Femenina Lemuriana
Luna Llena de Abril
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

146 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo