El poder de la fragilidad.

Varios/Otros


Durante los últimos años hemos tenido que lidiar con la sensación de fragilidad, tanto a escala global como en el plano personal. Pero la fragilidad nos permite resurgir con nuevas fuerzas. Salimos de ella con una perspectiva diferente, con una forma diferente de ver la vida. En cierto modo, esta sacudida por la que todos estamos pasando y la fragilidad que hemos vivido de diferentes maneras, nos están permitiendo adquirir una nueva fortaleza.

Es posible que estés percibiendo la fragilidad del mundo, que hayas pasado algunos baches en tus relaciones o en tu situación de vida y hayan sacado a la superficie sentimientos de vulnerabilidad desconocidos hasta ahora. No nos sentimos cómodos con ellos, pero hay mucho poder en esos sentimientos y son muy sanadores. Por incómodos que puedan parecernos cuando los estamos pasando, sobre todo si no estamos acostumbrados a ellos, si esos días o esas horas en que te sientes más vulnerable permites esa sensación y puedes expresarla (a veces escribir sobre ella ayuda, o puedes hablar de ella con un buen amigo), descubrirás que la vulnerabilidad más profunda puede convertirse en una gran fortaleza. Las personas más empáticas, más fuertes y sabias que he conocido han pasado por largas noches oscuras del alma.


- Sacudiendo el árbol de la identidad.

Hemos hablado muchas veces sobre el cambio de identidad que estamos viviendo a nivel mundial y también a nivel personal. Pero este mes lo sentiremos con más fuerza. Quizá nos preguntemos: "¿Quién soy ahora? ¿Quién era yo antes? ¿Y quién es esa persona que durante años creía que era mi mejor amigo y por qué ahora nos estamos distanciando? ¿Qué era realmente aquel sueño que tenía y por qué ahora, después de haberlo conseguido, me siento más bien perdido…?”. Nos enseñaron que nuestra sensación de identidad nos daba seguridad. Tal vez nuestro sentido de identidad venía del mundo exterior y de si los demás nos elogiaban o nos criticaban. Y eso conformó nuestra manera de vernos a nosotros mismos. Todo esto tiene origen en la reorganización general que estamos viviendo.

Cuando pasamos por una crisis de identidad, es normal sentir que ya no sabemos quiénes somos y que el suelo desaparece bajo nuestros pies. Perder nuestra antigua forma de ser o nuestro anterior programa puede despertar nuestros miedos. Mi sugerencia es, ¿puedes considerar lo que nacerá más adelante? Una de las emociones que más tememos es la del duelo. Nadie quiere perder a las personas ni las cosas que ama, ni perder su sensación de identidad, porque nuestra relación con las personas, los lugares y las cosas nos arraiga en el lugar donde estamos. Pero estamos pasando por un periodo mucho más inestable que nos pide que descubramos por nosotros mismos: "¿Quién soy yo en este momento? ¿Qué quiero ahora? ¿Qué puedo dar?"

Muchas personas están pasando por esto; cuando hablas con gente y les preguntas, muchos responden: "Ya no sé qué camino tomar". Está bien permanecer un tiempo así. Nuestro mundo está en ese espacio 'intermedio'. Y se trata de una oportunidad maravillosa de volver a decirnos:

"Estoy aquí, en el momento presente. Estoy vivo. Y es de lo único que puedo estar seguro".

Los cambios de identidad contienen un potencial increíble. Si sólo sientes miedo, pena o pánico, intenta abrirte a las nuevas posibilidades que estás creando… gracias a haber dejado atrás algunos de tus viejos patrones y hábitos. Del mismo modo, esta sacudida supondrá una enorme ayuda para que demos saltos cuánticos en nuestras actitudes, en nuestros comportamientos y acciones. Por ejemplo, si llevas mucho tiempo queriendo hacer más ejercicio, este mes te ayudará a ponerlo en práctica.


- Sabiduría superior

Es importante que encontremos una sabiduría superior en nosotros mismos y en los demás, o que la creemos y la expandamos en el mundo. La Sabiduría Superior es fundamental en estos tiempos tan polarizados, particularmente con la influencia de la tecnología, que (de alguna manera) comienza a reemplazar a nuestra propia sabiduría innata, al intercambio intuitivo entre nosotros. Observa cuánta separación se ha producido entre las personas en los últimos años. Y hay una sabiduría sorprendente en el cuerpo. Recuerda esa increíble 'conexión corporal' que sientes cuando estás con otra persona. Nos llega mucha más información cuando estamos sentados con alguien que cuando nos comunicamos a través de la tecnología.

Es tiempo de preservar nuestra sabiduría superior. Estoy en un parque, junto a árboles hermosos que disponen de una red maravillosa para comunicarse entre sí y para responderse unos a otros. Es importante que volvamos a cultivar lo mismo entre nosotros, que volvamos a reunirnos físicamente con los demás, a estar con personas que nos elevan y a encontrar una sabiduría superior en el exterior si lo estamos pasando mal.

En mi caso, los días que siento que necesito reconectarme con algo superior, me resulta útil hablar con un amigo o canalizar para mí, pero también escuchar un podcast, por ejemplo, que me ayude a reconectar. Por eso, no estoy diciendo que la información tecnológica no sea positiva en muchos sentidos.

Sólo es un recordatorio de que, particularmente en este período de la historia, debemos proteger la conexión entre nosotros a nivel humano y con la Sabiduría Superior que podemos ofrecernos mutuamente. Siempre recuerdo lo importante que es cada uno de nuestros roles. Cada uno de nosotros tiene diferentes dones y talentos: todos nos necesitamos unos a otros para aprender. Por lo tanto, busca formas de conectar con los demás, sobre todo si has carecido de conexiones reales con otras personas.

Si te encuentras hundido o angustiado, es momento de volver a conectar con la Sabiduría Superior. Si conectas con fuentes de Sabiduría Superior en el exterior, eso puede traerte de vuelta a ti y podrás comenzar a conectarte de nuevo. Estos días hay tantos llamados a la confusión y a la disociación que debemos calibrar continuamente nuestra claridad interna. Sé que muchos de vosotros estáis sembrando precisamente eso en el mundo, que esa es vuestra misión. Este es el momento en el que estáis listo para compartir cuando sea necesario. Quienes estáis actuando como bastiones de sabiduría para otros, estáis ayudándoles en realidad a conectar con su propia sabiduría. Eso es lo que estamos haciendo. Sólo nos estamos recordando unos a otros quiénes somos y que hay un hogar dentro de cada uno al que siempre podemos volver.

- Confusión del tercer ojo


Me río porque creo que muchos pensaréis: "¡Bueno, nunca he sabido cómo funciona mi tercer ojo!", y lo entiendo. El tercer ojo es esa parte de nosotros que sabe conectarse con nuestra mente visionaria, con nuestras visiones de futuro y nuestra intuición sobre el mundo o sobre las personas que nos rodean. Y cuando empezamos a trabajar con nuestra intuición puede ser confuso saber si algo es real o lo estamos imaginando. Ese es siempre uno de los desafíos mientras pasamos por las etapas de desarrollo de nuestro tercer ojo.

La razón por la que será importante que le prestes atención este mes, es que las energías curativas de las líneas temporales se están acelerando. Hay líneas de tiempo disponibles para nosotros en todo momento. Por ejemplo, hoy podría haber tres posibilidades diferentes para mí. Dependiendo de cómo me sienta, de lo que piense y de las acciones que emprenda, podría vivir tres realidades completamente diferentes en un mismo día. Podría tener un día difícil, podría tener un buen día o podría tener un día increíble. Existen esas tres posibles líneas temporales para mí que se mueven y cambian conmigo. No es que haya un solo camino ante nosotros sobre el que no podemos influir, más bien es todo lo contrario. Debido a que el mundo se encuentra en una aceleración masiva a nivel energético (aunque a muchos nos cueste reconocer este mundo en comparación con cómo era hace una década), debemos saber que no todo lo que nuestro tercer ojo perciba se hará realidad ni tendremos que actuar en base a ello.

Se está produciendo una enorme sanación de nuestras visiones. Mis guías hablaron recientemente sobre cuánto trabajo hacemos por la noche en los sueños. Decían que por la noche, cuando vamos a dormir, podemos tener un sueño inspirado en el miedo para sacar un poco de miedo de nuestro sistema nervioso y así no tener que llevar ese miedo al día siguiente. Esto es lo que está pasando ahora con el tercer ojo, especialmente si lo tenemos abierto o somos visionarios. Es posible que estemos teniendo visiones y experiencias bastante "alucinantes" y pensemos: "¿Qué diablos fue eso?" Se está produciendo tanta sanación que, si disfrutas trabajando con la visión y la intuición, no te sorprendas si tu tercer ojo está muy activo. Y si no sabes muy bien qué hacer con las visiones que te llegan, déjalas pasar. Siempre digo: "No actúes compulsivamente siguiendo una visión, a menos que tu cuerpo se sienta listo para seguir adelante con ella".

Muchas veces una visión nos dijo que hiciéramos algo y pasamos ciegamente a la acción. Yo lo hice infinidad de veces en los primeros 15 años de estar abierto a mi intuición. Y lo que aprendí es que conviene esperar a que el cuerpo también esté listo. Y si el cuerpo te está diciendo un gran "¡No!", no hagas nada.

Si sueles tener visiones y estás pasando por una sanación rápida que quizá se esté manifestando mediante sueños muy activos (que es la forma más normal de que suceda), procura enraizarte. Si te sientes abrumado, ve al parque más cercano o a la naturaleza. Todos necesitamos hacerlo. Y si no puedes, descubre otras formas de anclarte que funcionen para ti. Hay muchas maneras de bajar nuestro cuerpo a tierra, como simplemente mover el cuerpo y bailar dejando que la energía pase a través de ti. Porque sé que muchas personas que tienen visiones se están sintiendo desbordadas por todo lo que está pasando. Y no podemos olvidar que este hermoso cuerpo que tenemos necesita que le dediquemos cuidado y atención, necesita expresarse en el plano físico. Ayúdale a equilibrarse dando un paseo diario de al menos 10-20 minutos.


- Construyendo puentes desde el corazón.

El mensaje aquí es: "El mundo está 'fuera de control', ¿verdad? Así que comparte tu amor cuando y donde puedas - es vital. Y si alguien rechaza tu energía de corazón, sigue adelante”. Cada uno expresamos el amor a nuestra manera. Algunos amamos con palabras cálidas, otros amamos haciendo algo por los demás, como preparar una comida cuando alguien se siente mal. Hay tantas maneras diferentes de amar. Pero ahora el mundo necesita sentir más amor de humano a humano, porque se ha instigado mucho a la división entre nosotros en los últimos dos años.

Por eso, allí donde puedas ofrecer amor y sea bien recibido, dalo. Insisto en lo de que sea bien recibido, porque cuando los demás rechazan nuestro amor, suele molestarnos. Y la verdad es que no todo el mundo está siempre de humor para un abrazo o para que sean amables con ellos. Quizá te parezca extraño, pero nunca sabemos del todo qué está pasando en la vida de los demás. Y puede que no seamos la persona indicada para ofrecerles ese amor.

Ama al mundo tanto como puedas y cuando sea posible, pero nunca a expensas de cuidar de ti mismo ni de mantener los límites que necesita tu corazón. Porque si alguien te dice: "No, no quiero tu amor hoy", confía en él. Escúchale y créele. Porque el amor nunca debe imponerse a nadie ni debe forzarse.

Me estoy dirigiendo a quienes desean sembrar un poco más de amor en el mundo y tienen energía para hacerlo. Ahora es un buen momento. Y, en la mayoría de los casos, notarás lo hambrientas y agradecidas que esas personas están. Hace poco conversé con un chico encantador que ha sido chef en muchos países y me habló de lo buenos que fueron todos. Me dijo: "Siempre me he mantenido alejado de la política, porque ahí no puedo cambiar nada. Pero sí puedo hacer lo posible por ayudar y servir a las personas que me rodean". ¿Y no es ese el mensaje para todos nosotros? Podemos hacer lo que está en nuestra mano. Quienes estén listos para aportar un poco de amor al mundo, deben saber que se les necesita y que ahora es su momento.


- La Danza del Miedo

Es posible que en los últimos meses algunos hayamos tenido que lidiar con el miedo: miedo a lo que está pasando en el mundo, miedo a nuestras propias circunstancias. ¿En qué momento nuestra danza con el miedo nos enferma, o nos libera y transforma? Llega un punto en que el cuerpo ya no puede soportar la vibración del miedo y seguir sintiéndose vivo y abierto a la vida.

Algunos estarán pasando por momentos difíciles y tendrán que enfrentarse al miedo. Si ese es tu caso, reconoce lo que está pasando y obtén todo el apoyo posible de tu entorno. Tal vez puedas hablar con una o dos personas de confianza que sepan escucharte. Y luego piensa cómo puedes ayudarte a tí mismo. A menudo, queremos que se acabe, queremos que desaparezca. Pero no suele funcionar así. Por lo general, estamos trabajando en diferentes capas y niveles que para muchos comprenden traumas de experiencias o de vidas pasadas, que vuelven a aparecer en el cuerpo.

Una vez que el miedo te ha dominado puede volverse muy intenso; entonces tendremos que ser capaces de liberarnos de él o de poder transformarlo. Pregúntate: "¿Cuánto tiempo llevo viviendo con miedo? ¿Cómo puedo dejarlo atrás, regresar a la apertura y la vida y estar dispuesto a recibir?" Porque cuando estamos sumidos en el miedo, es muy difícil para nosotros recibir. Te mando mucho amor si estás pasando por eso. Si te ocurre este mes, reconócelo por lo que es, porque está siendo muy común. Y debemos liberarlo, porque el mundo entero ha tragado mucho miedo en los últimos años.

Sacudidas y comportamientos impredecibles del cuerpo (en relación con el miedo)

Algunos pueden estar teniendo varios 'itis' e 'ismos' en su cuerpo. Y, obviamente, si el problema persiste convendría consultar con un médico. Pero quizá observen que están transmutando el miedo a través del cuerpo. Están sucediendo tantas cosas en el planeta que debemos vigilar nuestra salud. Procura mantenerte lo más saludable posible, porque la salud humana sigue siendo un tema importante. Y no me refiero a la palabra que no nombraré en esta plataforma. Me refiero a todos los elementos de nuestro mundo con los que nos enfrentamos estos días que no son compatibles con la salud. Sé amable con tu cuerpo. Y si notas que tiene dificultades o que le está pasando algo, haz lo posible para apoyarlo, porque lo necesitamos.


- Límites y cuidado personal si nos sentimos desbordados

Si llevas siguiéndome un tiempo, sabrás que siempre termino volviendo a este punto. Es algo que he tenido que aprender, practicar y refinar constantemente. Si me sigues, es probable que también seas sensible, intuitivo, que te interese el crecimiento personal o estés despertando y que lo mismo sea válido para ti.

Es importante saber cuándo es momento de alejarse de lo viejo y de antiguos compromisos para recuperar nuestro equilibrio. Cuando estamos desequilibrados suceden todo tipo de cosas: estamos estresados, abrumados, nos volvemos reactivos. Pero cuando estamos equilibrados todo es muy diferente, ya sea gracias a la meditación, al ejercicio o a hacer eso que nos gusta cada día (para mí, puede ser pasar 10 minutos al aire libre bajo un árbol, respirando… pueden ser muchas cosas sencillas).

Observa cómo estás y permanece atento a tí mismo, sobre todo si estás ayudando a otros porque, como dije, hemos pasado un par de años muy difíciles y todavía estamos saliendo de ellos. Asegúrate de cuidarte y de llenarte de nuevo si estás muy acostumbrado a dar a los demás.

Bueno, eso es todo. Gracias a todos por seguirnos.

Mucho amor,

Lee



Transcripción y Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
(c) copyright 2022 - all rights reserved by Lee Harris Energy

66 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo