Haz espacio para los ángeles.

María


Queridos, hombres y mujeres bellos, soy María. No estoy sola, estoy acompañada de ángeles. Ellos son sus ángeles, seres de luz que están conectados con cada uno de ustedes. Sientan su dulzura, están aquí para ustedes. Cada uno tiene ángeles de luz a su alrededor que quieren apoyarlos en su camino en la Tierra. ¡Haz sitio para estos ángeles! Permite que te rodeen con una vibración muy suave y ligera. Siente cómo la energía de este espacio se ilumina con su presencia. Desean darles algo, permíteles compartir la luz del Hogar, las esferas a las que pertenecen, la atmósfera de luz de donde vinieron. Permite que estos ángeles te den sanidad.

Estamos en un gran círculo a tu alrededor y nos gustaría quitarte algo del dolor y la pesadez que a menudo experimentas en tu vida diaria. La vida debería ser más fácil, más alegre y amable, y eso comienza con el amor por uno mismo. El primer paso es dejarse ayudar por la energía de la luz, la dulzura y la sanación que ahora se te ofrece. Imagina que abres todas las células de tu cuerpo y que respiran el amor y la sanación. Hazlo muy conscientemente y dígase a sí mismo: “Puedo recibir esta energía y permitir que fluya desde la coronilla de mi cabeza como una lluvia tibia a mi alrededor, entonces permito que comience allí”.

Esta energía es de la más alta vibración, no intenta forzarte de ninguna manera. Sólo quiere darte tranquilidad, alegría y placer. Deja que esa energía fluya a través de ese espacio tranquilo en el centro de tu cabeza, tu “ojo” interno que se vuelve quieto y brillante. Deja ir el exceso de pensamientos; observa ese flujo interminable de pensamientos en tu cabeza como algo de lo que puedes desconectarte, como algo que no es necesariamente tuyo. Puedes estar en ese lugar tranquilo en medio de tu cabeza dejando que la energía del ángel fluya a través de él y ocupe el espacio que antes ocupaban pensamientos innecesarios. Haces algo muy importante para ti solo con estar presente dentro de tu cuerpo con tu conciencia: regresas a ti y te sueltas, te liberas.

Permite que la energía del ángel descienda a través de tu garganta hasta tu corazón y que llene tu cuello, hombros y pecho. Deja que suceda por sí mismo, y aunque al principio no sientas nada, trata de sentir la alegría de los ángeles. Recuerda la libertad, el amor a la vida, la vivacidad del espíritu de las esferas celestiales, y llena tu corazón con eso. Suelta todas las preocupaciones y permanece completamente en el ahora. Permite que la energía fluya aún más profundamente abriendo el área de su abdomen, y sepa que cualquier espacio que abra para recibir esta energía se llenará de inmediato con la suave vibración del amor.

Puedes escuchar a los ángeles cantar para ti. Te conocen y te aman incondicionalmente. No es un amor impersonal, ellos saben quién eres, son tus ángeles. Ellos ven cuando estás cansado o herido, o dónde te sientes pesado; ellos saben todo eso. Atrévete a confiar de este amor y deja que fluya sobre ti, que fluya aún más abajo en tu chakra raíz, de tus caderas y muslos, y hasta el suelo debajo de tus pies. Siente cómo los ángeles sostienen suavemente tus rodillas y hacen descender la energía hacia la Tierra. Sintonízate con su gran conciencia. No ven en términos de correcto o incorrecto, realmente no juzgan lo que haces o no haces en tu vida cotidiana, solo quieren amarte y recordarte quién eres realmente y el amor que mereces.

Te pido ahora que vayas aún más profundo, en tu corazón, y experimentes allí que eres un ángel, que eres uno de ellos. Conoces la energía del amor desde dentro, porque la has conocido y la has vivido. Han estado en otros reinos además de la Tierra donde han conocido completamente la energía del amor, fueron sostenidos por ella y sintieron el deseo de compartir ese amor con todos los demás seres vivos.

Así como estos ángeles ahora te dan su luz incondicionalmente, tú también eres un ángel. Trata de aceptar este hecho y díga “sí”. Entonces sientes una semilla en lo profundo de tu corazón, un germen de la luz angelical que eres. Para tu conciencia humana, esto puede sentirse como algo muy delicado, una semilla muy tierna, pero la energía del ángel es esencialmente indestructible, no puede ser destruida por ninguna fuerza. Es la “sangre” del universo mismo, de la cual todo está hecho.

La energía de los ángeles y del amor permite la libertad y no la fuerza, y por eso a veces parece como si hubiera sido destruida o ahuyentada. Pero en realidad, este no es el caso, ya que la energía del ángel siempre está presente y lista para ayudar cuando se le solicite. Siente cómo sabes en lo más profundo de tu ser que eres invulnerable e indestructible, y que por ser amor nada te puede pasar.

Siente el poder del amor. El amor se mueve a través de las defensas del miedo y la resistencia, porque el amor siempre reconoce la igualdad de los opuestos. El amor no crea juicio, ni separación ni dualidad, sino que siempre conecta y une. El amor puede parecer frágil, pero en realidad es al revés, porque cualquiera que se separa del amor es, de hecho, muy frágil. Se encuentra en la soledad y vive con miedo, y por lo tanto debe defenderse continuamente.

Tienes miedo de tu amor, de mostrar tu más profunda belleza al mundo, y por eso te escondes y te defiendes detrás de los muros que has construido. Pero eso es lo que te hace vulnerable, porque siempre tienes que defenderte y protegerte. Si te atreves a pararte en la grandeza de tu propio amor, eres invulnerable. Te mueves con el universo en lugar de contra él. Todas las leyes divinas que se aplican en el cosmos están de acuerdo con la ley del amor, que es la ley suprema. Si sigues esa ley nada te pude pasar.

Te has acostumbrado tanto a vivir dentro de muros defensivos basados ??en la separación, casi que necesitas tener esa separación para poder funcionar. Todavía no puedes permitir completamente esa conciencia unificadora de amor, y eso está bien. Pero te pido que ahora sueltes esas partes del muro que se han derrumbado y que están listas para el poder primordial del amor, para que el amor pueda encontrar su camino en tu vida más libremente. Lo único que te pide el amor es soltar, soltar lo viejo y dejar que se vaya agraqdeciendo por lo que te ha servido en el pasado.

Siente la energía curativa de los ángeles que se ofrece aquí para fluir nuevamente a tu alrededor, y ve si tienes un sentido, una percepción o un sentimiento sobre lo que podrías dejar ir en tu vida, lo que sería liberador soltar. Tal vez puedas dejar ir un pensamiento que sigue regresando y te acosa o te exige cosas. O puede ser una relación, una amistad o un entorno laboral por lo que es hora de dejarse llevar y buscar algo nuevo. Permite suavemente que este algo nuevo se revele.

Finalmente, siente que la energía del amor llena tu aura, el campo de energía que te rodea, y hazlo tan grande como creas que es adecuado para tí. Tal vez veas colores claros y transparentes en tu aura, o tal vez solo sientas dulzura y ligereza. Es suficiente que permitas que lo viejo se libere de tu aura, y no tienes que saber exactamente qué es.

Quiero pedirles que tomen en serio lo que quiere llegar a ustedes como un regalo: el amor, el amor que pueden darse a sí mismos, que abre las puertas a más amor de “allá afuera”: la asistencia de guías y ángeles. Tienen la llave en la mano, así que realmente sientan su significado. Con él, puedes ponerte en la luz, donde puedes perdonarte, consolarte y animarte; donde puedes ser paciente contigo mismo y comprender completamente tus miedos. Así es como los ángeles quieren apoyarles, para que se sientan bien acerca de quién son, donde sea que estén y hagan lo que hagan. Este es su mensaje para ustedes.



Pamela Kribbe canaliza a María
Traducción de Angelica Luna
https://jeshua.net

81 lecturas

1 Comentario de lectores

22/07/2022

Gracias gracias gracias angeles

Cyntia desde Argentina