Tus pensamientos no son tuyos. Ejercicio de energía.

Varios/Otros


Entonces, juguemos aquí por un momento. Una herramienta realmente fabulosa, fundamental, funciona muy, muy bien.

Tome una respiración. Vamos a hacer esto tres veces. Y lo que les voy a pedir es: no estamos realmente buscando respuestas como ¿por qué mi madre no me quiere? No estamos limpiando la mochila allí, es demasiado para este primer paso, pero es muy factible de limpiar.

Vamos a buscar algo realmente simple. ¿Dónde, en tu vida, te encuentras sintiéndote fuera de equilibrio, que tiene que ver con otra persona que tal vez te hace sentir fuera de equilibrio, o que no estás bien? Ahora bien, hagámoslo realmente simple. Lo haremos tres veces, y buscamos el éxito desde el punto de vista de entender un patrón; entender una herramienta. No estamos buscando hacer goles, es solo “me gustaría librarme de esta pequeña molestia que sostengo, una creencia de no estar bien, fuera de mi mochila”

Aquí, permítanme empezar diciendo que, lo crean o no, ustedes son clarividentes. Viene con el cuerpo; todos la usan todo el día, generalmente es mistificada y no se la usa en términos de “Entiendo lo que es la clarividencia.” Por definición, simplemente significa ver claro. “Veo claramente.”

Juguemos, porque esto se trata de jugar, y lo que quiero que hagan es permitir a su imaginación, su espacio de simular o inventar, que surja a la superficie ahora. Verán, mayormente esa imaginación fue una de las primeras cosas que les han quitado. “Porque si tú puedes imaginar lo que es posible, yo no te puedo controlar. De modo que yo te voy a decir cómo funciona el mundo”. Eso le dicen al pequeño de seis meses.

Entonces, aquí, simulemos; y quiero que recuerdes qué aspecto tiene una rosa roja. Solo recuerda, y al recordar, simplemente ves esa rosa roja. Puede tener hojas, puede tener un tallo, puede que la hayas visto en un negocio, o en el jardín, una rosa roja. Recuérdala.

Ahora tómala de tu espacio de recordar – solo estamos jugando y simulando – e imagina esa rosa roja a unas 12 pulgadas, o sea unos 30 centímetros, allí afuera delante de tu frente. Solo estamos jugando, no puedes hacerlo mal, es imposible, es una rosa roja. Incluso puedes extender la mano y tocarla.

Lo interesante de esta rosa roja es que tiene mucho propósito. Su tarea, la de esta rosa en particular, y la de todas las que sigan, su tarea es vibrar en bienestar e invalidar cualquier cosa que sea inferior al bienestar. Entonces, si tuvieras una sensación de culpa, y pusieras la culpa dentro de la rosa, la rosa simplemente absorbería esa culpa.

Ahora bien, considera esto como una estructura en que jugamos. No es la verdad de otra persona lo que estás oyendo. De hecho voy tan lejos como para decir: no me creas; solo estamos jugando. Crea esa rosa. Y luego, lo siguiente que me gustaría que hagas es hacerla explotar, tal como un fuego artificial. Explota en pequeñas partículas de luz.

Y luego vuelve a crear una rosa. La misma rosa. Y entonces la haces explotar una vez más. Muy simple. De hecho, un desafío en toda esta posibilidad de limpiar tu mochila, es simple, ridículamente simple, pero no necesariamente fácil. Porque tenemos mucho compromiso en conservar esa mochila quieta. Entonces, crea esa rosa otra vez, y destrúyela una vez más.

¿Hay un evento que ocurre en tu vida? Alguien simplemente no te oye, tratas de comunicarte con alguien y siempre hay una barrera en medio. Hazlo simple, no alguien profundo en tu realidad, sino que de algún modo siempre hay una confusión cuando hablo a John., Mary, esa es la idea.

Hay una confusión aquí; algo interfiere. Crea otra rosa y simplemente pon tu atención en la confusión que interfiere en la comunicación.

Y luego haz que la rosa recolecte toda la confusión que interfiere. No pienses: es como tener una esponja y hay una tinta roja en el piso, o leche, o agua, y yo simplemente la junto con la rosa, como si fuera una esponja. Ahora toma otra respiración y siente que se está yendo. No lleva tiempo, ¡Ahí va! Luego permite que esté completo; no pienses “Oh, no estoy seguro de tenerlo todo”. No, no pienses; solo permite que esté completo, y explota la rosa.

Crea otra rosa. ¿Hay alguien más con quien tienes una confusión, o con quien tu comunicación no es buena, o hay una vacilación, “no tengo permiso para hablar con esa persona”? Más o menos. Solo nota adónde te lleva ese pensamiento. ¿Te gustaría limpiar esa energía que no te permite comunicarte? Lo hacemos muy simple.

Haz que la rosa recolecte toda esa comunicación, o barrera para comunicarte. Toma una respiración. Ahora bien, es interesante que la rosa puede cambiar de color, podría agrandarse o hacerse más pequeña; todo eso está en la imaginación y es parte de lo que está sucediendo, y luego permite que la rosa esté completa, - puede que hasta te sonría en respuesta – y luego explota esa rosa, limpiando el no-permiso para comunicarte. Nota cómo se siente eso. No estás pensando; estás sintiendo.

Y quienquiera fuera esa persona con quien no tenías permiso para comunicarte, la barrera, los bloqueos, simplemente desde estar seguro, di: “Hola. Te veo.” Y te comunicas: “Hola”. Si no te devuelve nada, no buscas. Simplemente asumes el espacio de tu permiso para comunicarte. Realmente simple.

Y luego vamos a crear otra rosa más, y si hay alguien en tu vida con quien sientes que no te puedes comunicar. Ya sabes, puede ser que “es demasiado importante” o bien “no le gusto”, o “si trato de hablarle me va a gritar”, “me va a maltratar”, hazlo simple, no elijas la peor persona en tu historia; solo alguien.

Y al mirar a esa persona, no hagas nada, solo nota: ¿tiene una buena vida? ¿Está feliz con su manera de vivir?, quiero decir, en esta vida. ¿Está cómoda consigo misma? ¿Tiene muchos juicios sobre todo? ¿Te gustaría vivir “en sus zapatos”? Si puedes mirar esas cuestiones, ¿notarías que esta persona muy probablemente tiene su mochila muy llena, tiene mucho dolor, miedo? Verás, el miedo y el dolor hablan muy fuerte. El miedo y el dolor crean mucha culpa, mucho culpar a otros, mucha invalidación. Está bien pero tiene dolor. ¿Tú te cambiarías de lugar con esa persona?

Ahora bien; no estamos arreglándola, pero mira otra vez a esa rosa, y donde no tienes permiso para decirle hola a esa persona, no es de tu lado, muy posiblemente. Está en su dolor: “tengo miedo. No me hables. Tengo que simular que soy poderosa porque tengo miedo de que veas mi mochila.” Apuesto a que nunca lo pensaste de ese modo. .Pero lo que está en su mochila no tiene por qué ser lo que está en tu mochila. Entonces, ahora que tienes una mirada a algo que tal vez nunca antes notaste, date permiso para decir hola. Crea esa rosa y toma toda la energía que impide que te sientas bien contigo mismo, en presencia de esa persona. Junta todo eso. A medida que lo recolectas, ten un pensamiento fugaz: “Yo estoy bien. Tal vez estoy bien. Sí, creo que, de hecho, estoy bien” Toma otra respiración.

Nota si tus hombros están un poco más livianos, si estás más cómodo, si estás más presente, si puedes tomar una respiración más profunda. Puede que sea todo eso, puede que nada de eso. Estoy bien, y estoy soltando esto fuera de mi mochila. Tal vez no era mío en absoluto. Ahora bien; no pienses; solo explota esa rosa. Date el permiso para simular, aquí, o quizás notar, aquí, “Estoy más liviano. Me siento bien.” No se necesita pensar.

A medida que juegas en esto, hablaremos sobre las otras herramientas, durante las preguntas y respuestas, pero aquí mismo ¿qué tal si no fuera mío? ¿Qué tal si muchos de esos pensamientos y muchas de esas emociones y muchas de esas creencias simplemente pertenecen energéticamente a otros? Y residen en mi espacio porque nunca contesté a la pregunta: ¿Qué está mal en mí? Y aquí, un entendimiento: nunca seré capaz de contestar la pregunta ¿qué está mal en mí? Porque no hay nada mal en ti; son simplemente consideraciones que caen fuera de ti, en términos de ¿quién soy?, ¿cómo funciona el mundo?, ¿qué necesito saber?, y en 3D estás pendiente de todos esos allí afuera para que te digan cómo funciona, y para que te aprueben: “estás bien, estás bien; yo digo que estás bien. pero mejor haz lo que te digo, y seguiré diciendo que estás bien.”

¿Qué tal si estás bien sin su sistema de prueba? Otra respiración. Ahora haz una pausa y di para ti, y fíjate si te vas a permitir una posibilidad: Estoy bien. Me gusto. – Oh, no te apresures con eso; es una herramienta avanzada. Solo tal vez. Y si sucede una sonrisa, ya sabes, es una cosa en que los labios se curvan hacia arriba y casi ríes, si eso sucede, es herramienta avanzada, no nos apresuraremos con ellas. Aquí mismo, “estoy bien” y permítete estar completo por el momento. ¡Buen trabajo!

Mueve los dedos de los pies, abre y cierra las manos, mueve la cabeza a izquierda y derecha. Me gusto – una sensación de eso.

Llegamos a un punto de detenernos, estoy curioso por saber qué han experimentado, porque mucho ha sucedido realmente en esta simpleza de cómo sucede. Cuáles son sus preguntas; cómo puedo ser de más ayuda.

Déjenme entregar esto a Roxane, hay mucha gente nueva en este llamado, de modo que ella explicará cómo hacemos lo que hacemos, y luego, por favor, hagan preguntas. ¿Roxane?


Seminario Online de Jim Self – Mastering Alchemy
14 de julio de 2022
Tus Pensamientos no son Tuyos
Ejercicio de Energía
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

137 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo