Tal vez ya es tiempo para presentar cosas que pueden haber sido escandalosas

Kryon


En este episodio Kryon nos lleva a una sala enorme con una gran mesa de conferencia, donde hay ¡doce sillas! Un círculo de doce.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon.

Acérquense un poco más. Ha habido mucho, hasta aquí, en este episodio en particular de este Miércoles de Sanación, que ha sido personal, para pensar que tal vez están tan aliados con el universo. La energía a su alrededor, de las estrellas, específicamente los planetas de su sistema solar, sería capaz de intercomunicarse con ustedes, para que pudieran luego tener un mapa para leer, que dijera “Estos son los mejores tiempos para hacer esto, o aquello”

Para muchos es escandaloso, pero una cosa así podría ser. Y sin embargo, los primeros que les dirían que esto es exacto, serían los indígenas del planeta, que siempre les han dicho que el planeta está involucrado con los humanos como un organismo. Que hay una relación simbiótica. Y esto es lo que nosotros creemos, que les podemos decir, y hacer que lo reconozcan.

Hubo épocas en que no creíamos que ustedes irían a aceptar nada de eso. Pero las cosas empiezan a cambiar. Aquellos que ustedes podrían decir que son guías o ángeles, en aquello que es para ustedes y su vida, están diciendo “Tal vez ya es tiempo para presentar cosas que pueden haber sido escandalosas en el pasado, pero que ahora se las ve como apropiadas para la energía de hoy.”

Entonces, quizás cada vez más ustedes entiendan que hay una energía a su alrededor que coopera, y parte de esa energía, verdaderamente, está incluso en las alineaciones que se estudiaron hoy.

Más que eso, queridos, está esto: que ustedes tienen en su consciencia la energía para hacer cambios por sí mismos. Cambios que, dentro de la alineación, luego se alinearán con ellos. Es algo que hemos dicho todo el tiempo: que el ser humano es poderoso. Poderoso. Y puede hacer estos cambios, de modo que no solo pueden cambiar sus vidas, sino beneficiar a otros a su alrededor, a medida que ellos se cambian a sí mismos. ¡Qué concepto!

¿Pueden ver cómo podría ser, si ustedes de pronto hicieran un cambio de benevolencia en su actitud, en su vida, en su factor de alegría, en su familia, por ejemplo? ¿Creen que lo notarían? ¿Y piensan que esto les mejoraría? Y la respuesta es sí. Ya ven como unos pocos harían una diferencia para los muchos. Y la respuesta es sí. Queridos, me gustaría decirles que este es su futuro. Así es como funciona. Y esa es la razón del programa; no solo lo que es una sesión de sanación para todos ustedes, o para algunos. La parte de la sanación es la sanación de las actitudes, de la consciencia, de la mente, donde ustedes van de preguntarse qué vendrá ahora y preocuparse, y tener miedo, a realmente despertar y decir: “No importa qué esté ante mí hoy, hay alegría y amor que está por encima de todo eso, y yo puedo depender de eso para poder atravesarlo. Para decir las cosas correctas, y para sentirme bien, incluso si estoy frente a las cosas que quizás me causarían ansiedad y preocupación. ¿Pueden pensar en una vida como esa? Y la respuesta es: hacia esto va.

Cada ser humano se enfrenta al tipo de cosas que ustedes enfrentan. Y las angustias que están en todas partes son parte de este humanismo. Y la otra parte del humanismo que no les ha sido traída antes, es la solución para todo eso, teniendo una actitud en que simplemente eso rebota, y ustedes saben qué hacer. Y no van a casa a preocuparse, o tener miedo. En cambio, siempre están mirando lo que hay en el Campo, para poder poner intención en lo que sea la mejor cosa para ustedes en adelante. Podrían decir: “Querido Espíritu: esto, o algo mejor.”

Los llevamos al Círculo del Doce con algo muy diferente este mes. El Círculo del Doce siempre ha sido la energía de cómo funciona el Universo; eso es el Círculo. Y hemos explicado eso antes, que muchas cosas están de a doce, de a cuatro, o son divisibles por cuatro, y por tres, y por seis. Todas las cosas que componen todo, incluyendo la estructura de la consciencia, que ustedes todavía no han visto. Todo es de esa manera, entonces sostenemos esto: el Círculo del Doce.

Ah, pero esta noche significa algo más. El puente que atravesamos cada vez, es un cruce de tu consciencia desde tu cuerpo tridimensional y aquello que es tu alma multidimensional. Tu alma está siempre contigo, no está necesariamente al otro lado del puente, pero como estás en tres dimensiones, así es como te la presentamos. De modo que es un símbolo, una metáfora. Tomas mi mano, recorremos el puente, en realidad estás caminando y entrando al tú más grande. Un área multidimensional donde pueden suceder cosas para ti que en tres dimensiones son muy, muy diferentes. Tal vez imposibles, yo diría. Pero cuando llegas a ese nivel del alma, son muy, muy posibles. Y suceden todo el tiempo. Y te hemos llevado a muchos lugares como este.

Recorramos juntos el puente, voy a explicar qué hay allá, y les presentaré otro concepto. Yendo de lo conocido a lo desconocido, quiero que tomes mi mano. ¿Estás listo? ¡Vamos!

Queridos, quiero que sientan lo que va a suceder mientras les muestro esto y se lo explico. No necesitan visualizarlo demasiado porque todo lo que les voy a mostrar ya lo han visto antes, de alguna manera. Recorremos el puente juntos y atravesamos la neblina hacia esta tierra mágica. No es una simulación. La tierra de la que vienen es tridimensional, esa es la que los dificulta, es donde solo pueden hacer ciertas cosas.

Esta es la tierra real de ustedes, de todo lo que ustedes son, el tú eterno. La que contiene todas sus vidas allí, todas sus energías. Una en la que realmente pueden sentirse parte del Espíritu, parte de Dios. Y eso es quienes son. Pasan por una puerta, que llamaremos portal – una metáfora, porque les permite ir de un lugar a otro, en su mente. Es muy diferente aquí, pero la usamos de todos modos, para que se den cuenta de que pueden ir de una energía a otra, pasando por esa puerta.

Arriba de la puerta hay un nombre, y ese es tu nombre en luz, un lenguaje que no tienes mientras estás en el planeta. Eres tú, es para ti. Y entras a un área que tiene una mesa enorme, ¿de qué tamaño es la mesa? ¿qué forma tiene la mesa? Rápido: ¿qué ves? Y lo entiendes bien, entiendes lo que va a suceder, la mesa es redonda. Es una mesa redonda. Es una mesa de conferencia en círculo. Tú has visto estas cosas antes, no es difícil verlas. Y en una sala enorme. La sala, muy parecida a las que te hemos mostrado antes, como aquella sala con la silla de la activación, donde no hay paredes, no se puede ver nada más que el piso, y se extiende por siempre, aparentemente. Podría ser afuera o adentro; tal vez podrías ver los planetas y las estrellas, lo que quieras. Pero no tiene fin. Y en la sala hay silencio. No hay viento que te diga que estás afuera; es íntima. Puedes oír todo.

Y miras la mesa, y tiene doce sillas. Es la primera vez en dos años que realmente te damos un Círculo de Doce. ¿Te gusta? Ninguna silla es diferente de las otras. Vas a sentarte en una de ellas, yo te invito a hacerlo ahora mismo. Elige una silla. No importa cuál, son idénticas. En eso hay una metáfora, porque los que se sentarán contigo dentro de un momento son idénticos a ti en cuanto tienen tu consciencia, son tu alma todo el tiempo. Y en esta energía de tu alma, no hay una jerarquía de quién es importante y quien no lo es. Solo hay un cambio de energía, todo el tiempo.

Siéntate en esa silla, e invitemos a quienes entrarán, porque así es como será en este episodio particular y en los tres siguientes. Hay por tanto otros que desean venir y participar en esta mesa redonda de doce. Siéntate; tú eres uno de los doce, y hay once que están por unirse a ti, y aquí vienen.

Son muy diferentes de cualquier cosa que pudieras imaginar, de modo que no los visualices. Solo los verás como guías. Y podrían ser angélicos, si lo deseas; podrían no tener forma, podrían ser solo energía; no hay género para ninguno de ellos en este episodio, en este tiempo, para este viaje particular en que hoy estás. Son simplemente guías. Y toman asiento, y te miran, y tú los miras, y tan pronto como se sientan, ustedes son uno. Y te das cuenta de que acabas de encontrarte con el resto de tu alma.

Muy difícil enseñar lo multidimensional a un ser humano unidimensional. Tú solo tienes un dígito en tu dimensionalidad. Un solo dígito en tu dimensionalidad. Y aquí estás, participando en ese atributo en que uno es muchos y muchos son uno, y todos son tú. Y hay una razón por la que están aquí. ¿Recuerdas, unos meses atrás, en una sesión como esta?, te dije: la energía de la cosecha está a la mano, y es hora de plantar las semillas que se te han dado, metafóricamente, alma antigua.

Ahora que el Cambio está sobre nosotros, planta las semillas y empezarán a crecer. Y toda clase de cosas empezarán a cambiar, a medida que ellas crezcan y florezcan, y las recoges y las cosechas. Es la nueva energía de ti, y has estado esperando esto durante eones, y te rogamos que lo entendieras y que volvieras a casa por ese puente y las plantaras. Y muchos de ustedes lo hicieron. Y ahora, la cosecha comienza.

Cada uno de estos, con una voz, va a contarte sobre el nuevo tú. Dirán: Este es el consejo. Así es como se va a sentir el nuevo tú, y su aspecto. Porque pusiste la intención, dada en amor, de plantar de esas semillas, esto inicia la cosecha

Queridos, pueden esperar nuevo pensamiento intuitivo, y esta es la metáfora de eso. Los once que se sientan contigo como uno, te están cambiando para pensar de modo diferente, para tener pensamientos de distinta clase, aquellos que tú pediste y por los que oraste, y que quisiste, están al alcance.

Y sea lo que sea que pase aquí, queridos, ustedes van a llevarse de regreso, pasando el puente, aquello que ustedes han pedido. Van a ser las soluciones que han estado pidiendo. Porque eso es lo que pasa cuando en la cosecha bellas energías nuevas toman forma.

Quiero que ustedes se sienten allí, no oyendo lo que ellos les dicen, en 3D, sino sintiendo el amor del Cambio en su alma. Ellos están aquí para aconsejarlos, y eso no se detiene allí. Van a regresar, y van a regresar otra vez, y cada semana les van a dar algo más de lo que dicen en este Círculo del Doce.

Pero ahora mismo, ellos están llenándote con el nuevo tú, y las energías, porque plantaste las semillas. Muchos de ustedes lo hicieron con nosotros. ¿Pensaban que simplemente las iban a plantar y alejarse? Algo tenía que suceder, y aquí está.

¿Qué están diciendo? No importa; porque ustedes van a sentir el amor, y lo que se da, la promesa directa del Espíritu. Ellos están diciendo cómo ustedes van a cambiar, porque vinieron aquí para eso. Esto es su legado, queridos.

Quiero que se queden y solo sientan el ingreso del cambio y la sanación que va derramarse dentro de ustedes, desde lo que ustedes llaman la cosecha, de lo que ustedes están plantando ahora en el planeta, que nunca pudo plantarse en ninguna otra época, por ningún otro individuo, excepto las almas antiguas que están escuchando ahora.

Para algunos de ustedes puede sonar raro y gracioso, y extraño, y para otros esto es lo que esperaban. Quédense, solo quédense, y escuchen, y absorban, en amor, y lloren si lo desean, porque las respuestas a lo que ustedes han pedido durante tanto tiempo están siendo derramadas dentro de ustedes ahora mismo. El nuevo humano. Ese eres tú.

Y cuando regreses después de esta vez, y recorras ese puente hasta la silla en que estás sentado, o el sofá, o la cama, o lo que sea, quiero que sepas que estás diferente de cuando viniste. (se ríe). Quédate.

Y así es.

Kryon


Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll
Primer miércoles - 5 de octubre de 2022
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

163 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo