Retiro Lemuriano. Día 2

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.

El grupo, de más de cien, que se encuentran en el césped, en la playa, mirando hacia el agua, el sol saliendo, y de frente a lo que es una laguna. Hoy será una laguna simbólica, donde se hará un ejercicio, pero no es de eso que quiero hablarles.

Quiero hablarles de cuán eternos son ustedes, y cómo eso se oculta de todos ustedes. La cosa más importante que fue aprendida en esta isla, muchos, muchos miles de años atrás. La información que se dio a los niños, a los adultos, a cada ser humano, fue que la vida continúa, y continúa, y continúa. Todos ustedes son de culturas que no les han dicho la verdad; no la verdad real. Una cultura que no honra la transición. Algunas culturas dicen que ustedes solo están aquí por un tiempo breve y luego, buena suerte después de eso, porque esa alma suya es eterna pero el humano no lo es.

Pero queridos, la verdad, la verdad real, es que todos los que están en este césped tendrán un día en que tomarán su último aliento. Todos ustedes. Y yo les digo esto: hay algunas cosas que se ocultan completamente a ustedes. Y eso que, cuando toman su último aliento aquí, en esta Tierra, no es su último aliento. Es su primer aliento al Hogar. (se oye cantar a los pájaros)

Quiero decirles que hay doctores que han escrito acerca de un evento: que hay algunos que en su camilla de cirugía hacen su transición, o parecen hacer la transición, y entran en lo que se llama muerte, y dejan de respirar, y sus corazones se detienen, e incluso a veces se pronuncia difunto, y luego de pronto, por alguna razón, empiezan a respirar otra vez, y su corazón empieza a latir otra vez. Y todos se regocijan en el quirófano y dicen, “Hemos salvado otra vida”, y el paciente se despierta enojado. ¡Enojado! Porque el paciente consiguió ver un atisbo del primer aliento al Hogar. Y dice “¿Por qué me han traído de regreso? ¿Por qué?”

Ya ven, eso es lo que espera. Una transición no es lo que ustedes piensan. ¿Cuántos de ustedes han tenido la valentía de regocijarse por la muerte de alguien? Extrañarlo en el planeta, pero alegrarse de que esté en ese lugar donde pertenecen tan completamente, que también es el Hogar de ustedes.

La laguna eterna ante ustedes, una metáfora de lo que se enseñaba a los lemurianos. Aquí es donde les daban nacimiento, como metáfora; aquí es donde morían, como metáfora, la misma laguna, la misma canción, la misma música. Para enfatizar que no hay ningún aguijón en eso. Cada uno de ustedes va a participar en algo que está muy bien escondido de ustedes.

En ese momento en que ustedes respiraban su último aliento, y quienes los rodeaban tal vez estaban dolidos, hay una risa, la más majestuosa, en curso con ustedes. Lo verán; lo recordarán. Quiero que recuerden lo que se les enseñó. Que ese akash lemuriano de todo ser humano, como dije anoche, está allí porque ha sido heredado, aun cuando no hayan estado aquí muchos, muchos miles de años atrás. La información es heredada, y es hora de despertar a la paz. Paz ante la muerte. Paz ante la vida. Algunos de ustedes nacen y se preocupan toda la vida. Y sin embargo, cuando entran en la transición, miran hacia atrás y dicen “¿En qué estaba pensando? No disfruté; no me reí. Tuve muchas oportunidades.” Y ahora aquí están otra vez, de regreso, tal vez en una época notable.

Ese es el mensaje; es bastante simple. Quiero que recuerden el amor. Quiero que recuerden eso que les está oculto. El Creador de todo lo que ven, ahora mismo, con sus ojos, conoce sus nombres. Nombres que son cantados en luz, del otro lado del velo. Ustedes son eternos; todos ustedes. Y esa alma de ustedes perdura, y perdura, y perdura.

Y muchos dirán “Bueno, ¿y cómo sería del otro lado?” Hay otros del otro lado preguntando cómo sería venir a la Tierra. El Hogar no es aquí, queridos. Este es el lugar de transición. El Hogar es adonde van.

Eso está viniendo, y tiene que ser hermoso. Ya lo verán. Bendito es el ser humano que no tiene miedo a eso, que comprende que es eterno, y aunque lo extrañen aquí, despertará al verdadero yo más grande, real. Eso es la recordación de la laguna eterna. Amor, belleza, paz, compasión, son el estado natural del ser humano.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
RETIRO LEMURIANO - DIA 2 - Hawaii
Laguna Lydgate – 2 de noviembre 2022
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

58 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo