Retiro Lemuriano. Día 5

Kryon


La Gruta de los Helechos es un hermoso lugar donde se suelen celebrar bodas. Kryon invita a casarse con uno mismo...
Afectuosos saludos de Cris
P.D. Pueden buscar en internet "Hawaii Fern Grotto" para ver imágenes.

-.-.-

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.

Hoy este grupo se encuentra en la Gruta de los Helechos, en la Isla de Kauai, en el Río Wailúa. Este es un lugar famoso especialmente por una cosa. No porque la realeza viniera aquí, sino porque tanto amor se prometía aquí. Muchas uniones del corazón aquí.

Una enseñanza que les dimos hace mucho tiempo es que este planeta tiene algo llamado rejilla cristalina. Ahora bien, esta no es una rejilla que ustedes puedan medir o ver; bastante esotérica, llamada así por lo cristalino. ¿Qué saben ustedes sobre lo cristalino? La sustancia que puede almacenar cosas. Y por lo tanto la rejilla cristalina es conocida por guardar energías, pero no necesariamente energías esotéricas. Guarda energías de la emoción humana, compasión, alegría, miedo. Eso explica por qué muchos que son sensitivos pueden ir y caminar por un campo y detenerse de pronto, y tocar su corazón y decir “Algo sucedió aquí” Algo asombroso sucedió aquí, algo trágico sucedió aquí. Y luego descubren que están en un campo de batalla no señalado. Y ustedes dirán, ¿cómo es eso posible? ¿cuál es la mecánica de eso? Y dirán “Bueno, simplemente son sensitivos”. Y yo les digo: ¿a qué? ¿Algo que sucedió cien, doscientos años atrás? Y la respuesta es que la rejilla cristalina lo registró.

Estas cosas han sucedido muy a menudo, en todo el planeta. Y los humanos lo sienten, y lo saben, y reaccionan. Entonces ahora mismo, mientras ustedes se sientan aquí conmigo, queridos, quiero que sientan qué podría haberse registrado aquí. El amor que intervino, las promesas hechas, las canciones cantadas, las preparaciones por venir, la belleza de la novia, del novio, de todos los asistentes, alineados y listos para oír una bella canción de amor que unifique sus corazones. Con ideas de una maravillosa vida por venir, sin miedo, solo amor. Eso se graba dentro del suelo, y tal vez cuando ustedes se sientan aquí puede que lo sientan. De un humano a otro. Eso es quienes son. Es un perfecto posicionamiento para lo que ocurrió hoy, un ejercicio. Lo llamaré como lo que es: es casarse con uno mismo. Ese fue el ejercicio, verdaderamente. ¿Cómo puede ser posible algo así? Suena como alguna práctica esotérica, un nombre inapropiado, o ejercicios solo practicados por unos pocos que realmente no saben lo que están haciendo (se ríe). Y así es como suele verse.

Déjenme decirles cuán real es esto. ¿Cuál es su idea, su creencia, cuando les decimos que el Creador está en su interior, y tienen un alma que pertenece a Dios? Algunos de ustedes dicen “Bueno, yo he leído eso en las Escrituras, “hecho a su imagen”, yo creo eso de algún modo.” Y luego, con la siguiente respiración dicen “Sí, lo descubriré después de tomar mi último aliento,” porque esa es la enseñanza; que no puedes tocarlo, y que no es tuyo. En esta cultura se te enseña a temer a Dios, temer a la Fuente Creadora. ¿Alguna vez te preguntaste por qué, cuando los ángeles aparecen, lo primero que le dicen al humano es “no temas”? Porque ellos saben que esta cultura les teme. ¿Por qué habrían de temer al amor?

Y esta es la cebolla que les invito a pelar. Y algunos van a decir “Bueno, repite, ¿de qué se trata esa cebolla?” Y yo les digo: es la cebolla que los rodea, que es lo que los programaron para pensar y creer y ser. Y muy a menudo, es lo mejor que tenían sus líderes religiosos, les dicen que tengan cuidado, que no son realmente dignos, y Dios es todas las cosas y ustedes no son nada, y entonces mejor que hagan esto y aquello. Y esa es la cebolla que invita a pelarla y descubrir si hay una verdad más grande. Algo que tal vez no les enseñaron.

De modo que es interesante la psicología de esto, porque habrá humanos escuchando esto, no necesariamente en esta plataforma aquí, que van a decir “Estoy bien como estoy; no necesito pelar la cebolla; estoy bien. Estoy muy bien como estoy, no me molestes con estas cosas.” Y yo le digo a esa persona: tienes libre albedrío para mirar o no. Pero querido, si tú eres ese, acabas de decirme algo de lo que no te has dado cuenta: tienes miedo de mirar. Eso es lo que me dijiste. ¿Qué pasaría si lo hicieras? ¿De qué tienes miedo? La respuesta es: del cambio. Podrías encontrar que hay algo más grande, de lo que nunca te hablaron. Y si hay algo más grande, tendrías que reacomodar tu vida entera. Tienen razón, queridos, así sería.

Tenemos un axioma que ya dijimos antes: una vez que aprendes algo, no puedes desaprenderlo. Tu cerebro no es una computadora; no tiene tecla de borrado. No hay tecla para eliminar. No hay tecla para eliminar el archivo. Y una vez que sabes algo, está allí.

¿Qué tal si les dijera que algunos de ustedes van a descubrir, al pelar esa cebolla, que tendrán un atisbo de la magnificencia en su interior? ¿Saben lo que pasa cuando la gente descubre eso, ve eso? Lo primero que dicen es “Hay un ángel guardián a mi alrededor. Lo he visto, lo he sentido, estoy enamorado de este ángel guardián. Voy a ir allí y tendré paz, y alegría, y así me sentiré por el resto de mi vida. Este es mi ángel guardián.” Si eso es todo lo que puedes pelar de la cebolla, es lo bastante bueno. Porque tendrás paz, y alegría, en las cosas que te molestan. Y este ángel guardián te sostendrá muy firme cuando estés en problemas.

Y luego hay otros que consiguieron ver el rostro del ángel, y les quitó el aliento, porque era su propio rostro. Dentro de ustedes hay una magnificencia de amor, es su núcleo. Es su designio. Es su linaje. Es su futuro.

Hacia esto está yendo todo, en estos tiempos. ¿Les cuesta mucho casarse con el ángel guardián? No importa si es femenino o masculino. Y ustedes dirían: “no tendría ningún inconveniente con eso. Vamos adelante. Porque entonces sería parte de eso, y me fusionaría con eso, por el resto de mi vida.” ¿Tendrían problema en decir, “Te amo, ángel guardián”? La mayoría de ustedes no. Porque el ángel representa lo que es sobrenatural y divino y bello, y todo lo que es bueno y alegre. Un ángel guardián te tomará de la mano en tu último aliento, te ayudará a pasar el umbral. El ángel guardián es todo. Considera casarte con el ángel guardián, aun si no lo conoces.

Queridos, esto no tiene nada que ver con el engreimiento; hay escrituras que dicen que el amor no se infla; no se infla. Tampoco lo hace esta clase de amor por uno mismo. Es un reconocimiento omni abarcador, comprensivo, del amor del Creador dentro de ustedes, parte de ustedes. Continúen pelando esa cebolla hasta que algún día puedan decir “Lo encontré. No es tan malo. Y sin embargo mi vida cambió grandemente. Sin embargo, tuve que dejar de lado muchas cosas. Para mí, ahora parecen cosas pueriles; entonces, eran mi realidad.” Sí, hay cambio. ¿Tienes miedo de mirar?

Con esto, te dejo, querido ser humano que eres todo ahora mismo para este planeta. Este, queridos, es un buen lugar para estar, escuchando; es un lugar maravilloso para que estén, y los elementos hoy han cooperado, incluso las lluvias, para permitirles sentarse aquí y sentir lo que ha sucedido para realzar lo que será el próximo paso. No es necesario darlo ahora. Pero tal vez estarás solo algún día y dirás “Querido Espíritu, quiero pelar más la cebolla. Quiero saber más. Quiero saber qué hay allí. Gracias.” Y prepárate para el cambio.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
RETIRO LEMURIANO - DIA 5 - Hawaii
Río Wailúa. Gruta de los Helechos
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

53 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo