El amor en la 5a dimensión.

Varios/Otros


Una conversación matinal de Jim y Roxane, sobre un tema que induce a la curiosidad...
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Conversaciones de Jim Self y Roxane Burnett – Mastering Alchemy


Roxane: ¡Te amo a ti!

Jim: ¡Te amo a ti!

Jim: Feliz Día de San Valentín

Roxane (se ríe) Feliz Día de San Valentín.

Es un tiempo en que el amor abunda y la gente se mueve en él y quiere más y más.

Jim: De modo que más y más amor es lo que la gente quiere.

Roxane: ¡Sí!

Jim: ¿Estás segura? ¿Estás segura de que realmente quieres amor? ¿Estás realmente segura de querer tener esa experiencia? Porque lo que yo sé es que en su mayor parte nuestra definición del amor es realmente bastante mínima en relación con lo que el amor es. Entonces, en el contexto de cómo entendemos el amor, es “yo te amo y tú me amas”. Y cuando miras el ancho de banda del amor, - ahora hablo desde un lugar espiritual – hay una observación de lo que es el amor.

El amor es esta fuerza enorme y poderosa que es para su aplicación, uso y experiencia.

Pero en la 3ª dimensión en que jugamos, hay realmente tres pequeños anchos de banda de lo que llamamos amor. Entonces está este “yo te amo y tú me amas”, esta sensación de relación entre dos personas y hay en ella una intimidad.

Luego hay un ancho de banda del amor que es “amo a mi mejor amigo; es absolutamente el mejor”. Es el mismo tipo de ancho de banda del amor, excepto que no es sexual, no hay niveles de intimidad, que no están en ese ancho de banda. “Pero este es mi amigo y por él haré cualquier cosa”

Luego hay un tercer ancho de banda que es ese amor por la humanidad que todos tenemos. Eso de observar al perrito cachorro que lame la carita del bebé, y uno dice “qué grande”, ya sabes, amor a la humanidad.

Pero esos tres anchos de banda también son mal entendidos muchas veces.

Roxane: ¡Vaya!

Jim: Entramos en una relación con personas, empecemos con la relación entre personas, y andamos por ahí y encontramos a alguien y nos enamoramos inmediatamente. Tenemos este sentimiento, “Oh, quiero ese”. Y en cierto modo, lo que esa relación es, realmente se llama combinar cuadros.

Combinar cuadros es: a ti te gusta el golf y a mí me gusta el golf, te gusta el tenis y me gusta el tenis, odias los repollitos de Bruselas, yo los odio. El amor – cuadros combinados

Entonces, en ese espacio de combinar cuadros, tenemos una tendencia a gravitar uno hacia otro. Donde radica algo de ese malentendido es que esa gravitación está en realidad mal ubicada.

Roxane: Se basa en los repollitos de Bruselas y el golf.

Jim: Se basa en repollitos de Bruselas y golf, o lo que sean los cuadros combinados. Pero cuando empiezas a actuar en el contexto del amor, una cosa es que el amor parece estar muy mal ubicado.

Yo te amo, y entonces está todo este aspecto de que hablamos cuando tomamos el tema de la tristeza o dolor, unas semanas atrás, pero este “te amo” realmente está mal ubicado: yo te amo, entonces tengo que poner mi amor allí. Pero lo que realmente decimos cuando estamos en una relación con alguien que es un espejo para nosotros, tienen estos cuadros combinados con nosotros, ellos reflejan de vuelta hacia nosotros lo que nosotros somos.

Entonces, cosa interesante, cuando realmente miras el amor, es si quiero poner mi amor allí o estoy diciendo en términos reales “yo me amo cuando estoy contigo”.

Roxane: Los sentimientos dentro de mí.

Jim: Los sentimientos en mí. Los sentimientos no están allí. Y entonces cuando sonríes me siento bien; cuando te ríes me siento bien; cuando te doy un regalo y dices gracias me siento bien.

A la inversa, cuando estoy enojado contigo no me siento muy bien. Entonces es en esos lugares donde se hace ese reflejo de combinación. Una cosa que sucede con esos cuadros combinados al comienzo de una relación es que vemos lo que queremos ver. Vemos lo que es bello en nosotros, en esa otra persona, y al pasar el tiempo nos sentimos cómodos con eso, y empezamos a notar otras cosas también. Y muchas de esas otras cosas no son cuadros combinados. O muchas de esas otras cosas son cuadros combinados pero no los que nos gustan.

Roxane: Entonces, si me pegaban cuando niña, y a ti te pegaban cuando niño, e inconscientemente eso lo llevamos aquí atrás, pero cuando nos vemos uno a otro lo reconocemos, ¿es así?

Jim: Es como que tú me gustas porque tú eres como yo. Es algo familiar.

Muchas veces tenemos estos “me gustas, te amo, me amo,” inmediatos, “te dejé, te perdí”, todo eso es reflejo de algo que se siente bien y lo disfrutamos. Pero con el tiempo empiezas a ver una persona en su familiaridad consigo misma. Y tu papá te pegaba, y mi papá me pegaba, y tenemos esa familiaridad. O tú naciste en un entorno de enojo, y así es como entendías la vida y yo nací en un entorno de enojo y así entiendo la vida. Amor. Y entonces malinterpretamos esa sensación de familiaridad y gustar y amar en nuestra realidad 3D.

Roxane: Entonces, eso de “yo me amo cuando estoy contigo” eso no es 3D, eso es 4 o 5, un nivel más alto de amor.

Jim: Absolutamente. Pero verás, nosotros en 3ª dimensión, en la realidad tridimensional, estamos tan atrapados en el mundo externo y en esa vida cotidiana en que hemos crecido durante 30, 40, 50, 60 años, que mucho de eso es defensivo, mucho es reaccionario, mucho es observar el mundo exterior para luego saber qué hacer y cómo responder, que mi bienestar es ¿yo les gusto?

Entonces, si estás teniendo un mal día y estás enojada por algo que sucedió en tu mundo, y yo me acerco y de pronto empiezo a tener mis cuadros combinados que surgen, tú estás enojada y yo ya no me siento tan bien, y si estás enojada todo el tiempo, yo ya no te amo, y ya no me amo a mí. Y luego empiezo a estar enojado y resentido e irritado porque esa es mi familiaridad de crecer, y así este ciclo empieza a perder el amor.

Ahora bien, al comienzo yo dije ¿estás segura de que quieres amor? Porque realmente quieres conseguir amor, luego tu mundo tridimensional es inaceptable y encontrarás que vas a cambiar, vas a volverte diferente y tendrás que percibir en un lugar que realmente sea poderoso, seguro, capaz, feliz, disfrutable, misericordioso, donde hay gratitud, aprecio, y todos dicen “¡Sí, me anoto!”

Roxane: Sí, no es fácil llegar de aquí a allá.

Jim: Yo tengo que soltar todos mis enojos y resentimientos y percepciones falsas del mundo.

Roxane: Y una percepción falsa de mí misma.

Jim: ¡Mucho! ¡Y en primer lugar!

Roxane: De quién yo no soy.

Jim: Absolutamente. Estás totalmente en lo correcto. Las percepciones falsas de mí mismo.

Entonces, qué es el miedo, en términos reales. Si miras al miedo, recuerda: evidencia falsa, que parece real, ¿Y cuánto de esa evidencia falsa llevamos con nosotros? Y luego en el contexto del amor, ¿cuánto tardo en resentirme contigo porque te amo y tú no estás reflejando de vuelta hacia mí lo que yo quiero sentir? Entonces, obviamente es culpa tuya que yo no me sienta bien. Y es todo eso exterior. Y la mayor parte de eso es inconsciente.

Roxane: Entonces si quieres llegar a ese lugar de “yo me amo cuando estoy cerca de ti”, como en muchas cosas, el primer paso es simplemente estar conciente del lugar donde estoy ahora.

Jim: Sí. Y está justo aquí. Oye esta definición y piensa en ella, ¿tiene sentido para ti? Ese “yo te amo” está aquí (se toca el pecho) y no está allí (señala a Roxane). Ahora bien, si me gusta eso y realmente me doy cuenta de eso, entonces mi tarea es hacer todo lo posible para hacerte sonreír.

Roxane: Porque eso me hace sentir bien.

Jim: Porque cuando sonríes, empiezas a reflejar lo que se siente bien en ti y eso refleja hacia mí lo que se siente bien en mí. Entonces el juego es: yo me amo cuando estoy contigo, cuando estoy con mi entorno, cuando estoy en mi trabajo, cuando estoy en una relación. ¿Qué hago que me permita estar enamorado de mí? Feliz.

Roxane: Ya sea trabajando o jugando con el gato, o charlando contigo, el objetivo es estar en ese lugar tanto como sea posible. Caminando en la naturaleza.

Jim: Correcto. Pero mira, volvamos a esa definición estrecha. Es “yo te amo” ese sentimiento de “yo me amo”, entonces ¿puedes sostener eso en tu vida cotidiana a cada minuto? Bueno, en la realidad tridimensional no, porque estás muy distraída por muchas otras cosas externas que no se sienten bien. Y el mundo está en transición, y la gente está alterada, y tiene bastante miedo, incertidumbre; esas cosas no permiten el amor en aquella misma vibración, cuando tienes tu atención puesta allí afuera.

Roxane: Sí, claro. Entonces está el amor 3D, que acabas de describir, y luego cuando nos movemos a una dimensión más alta, no sé, 4ª, o 5ª, ese es el lugar de “yo me amo cuando estoy contigo”. ¿Luego, ¿hay algo más grande?

Jim: Oh, sí. Hay algo mucho más grande.

Roxane: ¿Es el amor del Creador, o el amor de Dios, o…

Jim: Oh, sí mucho más grande, de modo que podrías tomarlo en pasos graduales, en cierto modo. Entonces, lo primero en ese reconocimiento es “yo me amo” ¡punto! No “cuando…” Es “yo me amo”. Entonces, me gusta este sentimiento de mí cuando estoy cerca del aprecio, la gratitud, y la belleza, la risa, las sonrisas, feliz. Entonces eso, luego, en un espacio de 4ª dimensión se vuelve una elección. Y la 3ª dimensión, como dijimos muchas veces, el tiempo presente 3D es reacción. Entonces, si estoy reaccionando a ¿cómo que hoy no me amas? ¿cómo es que estás enojada conmigo hoy?, todas esas cosas que creamos, nuestra percepción. Entonces eso es experiencia de tiempo presente reactivo. Cuando entras en ese espacio de 4ª dimensión, el tiempo presente es ahora mismo, y el tiempo presente permite elegir, y permite la paradoja, - lo que era verdad hace un minuto puede no ser verdad en este momento -.

Entonces en ese espacio, consigues observar, y al empezar a observar, te das cuenta: esta persona está dolorida, no está en amor; y tú puedes discernir eso, y empiezas a darte cuenta de que no se trata de ti. Al empezar a volverte más consciente, te das cuenta: ese enojo es un espejo, ¿dónde contengo eso dentro de mí? Entonces, ¿dónde, en mí, está viendo mi enojo, y eso la pone incómoda?

Aquí es donde digo que el amor empieza a ser una pieza de trabajo. Empiezas a reconocer “tengo que librarme de mi equipaje, para encontrar que no puedo quedarme en el resentimiento y el miedo” para poder estar en amor y felicidad. Entonces tengo que empezar a llegar a un lugar de soltar esa evidencia falsa que parece ser real.

Y luego entras en un nivel donde este nivel de amor en el cuerpo, cuando empiezas a juntar palabras, como hacemos a menudo, verás, el amor es una sola palabra, el amor es una certidumbre, es un comandar la presencia, es una sensación de poder, es un sentido de misericordia, todas esas palabras con que siempre jugamos, nuestras definiciones del amor en distintas configuraciones. Pero cuando las pones todas juntas, y empiezas entonces a mirar hacia arriba, por así decir, y te das cuenta de esta fuerza enorme que no actúa con una espada, que no empuja, que no hay enemigo en el proceso, que es solo esta presencia de un poder que es creativo. Ese amor, en el cuerpo, es extraordinario, porque empiezas a alinearte con el Creador, te alineas con esta vibración de amor y empiezas a conocerte a ti mismo. Y eso es lo que hace tremendo a este viaje. Pero es un viaje, y no es un viaje fácil si te aferras a: pero ¿qué pasa con…? Y ¿por qué no…? y ¿cómo puede ser…?, todas esas cosas externas.

El punto de inicio en esta conversación y en cuanto a nuestra relación, es que yo entiendo que tú tienes días malos, entiendo que hay cuadros que tú tienes que yo también tengo, entiendo que eres un espejo para mí, y entiendo que cuando estoy cerca de ti y me amo a mí, te estoy viendo ser feliz. Entonces, desde ese punto de vista externo, si puedo permitirte, o puedo darte, proveer para ti, de una manera que te permita sonreír, o reír, entonces me siento bien conmigo. Entonces tenemos ese entendimiento, y en gran medida en ese espacio hay una cantidad tremenda de permitir. “Entiendo que tienes malos días. Entiendo que yo tengo malos días.” Pero hay un permitir, que hace que eso no sea personal para ti o para mí, sino que nos permite decir, ¿Cómo puedo ayudarte sin meterme o sanar o reparar?

Roxane: Una cosa que creo que funciona para nosotros, es que nos damos cuenta de lo que está sucediendo en nuestro espacio; reconocemos cómo está nuestro humor, dónde está nuestra atención, y en esas ocasiones en que digo “hoy estoy irritada” o tú dices “me siento fuera de equilibrio”, solo con decir eso se inicia el proceso de descargarlo, de cierta manera, y también es como una banderita roja “Atención, Jim, hoy estoy irritada” Y entonces tú puedes decir “Oh, está bien, me adaptaré.”

Jim: Sí, y yo puedo darte espacio para trabajar en eso sin arreglarte.

Roxane: Pero ser capaz de decir “hoy estoy irritada,” o enojada, o triste, o lo que sea, es un paso enorme para alguien.

Jim: Seguro, es su propia percepción conciente en tiempo presente. Me doy cuenta de esto y ahora puedo elegir algo para hacer. Pero si solo permites que sea esta irritación, y estoy frustrado, y es culpa tuya, eso es un campo vibratorio inconsciente que es como semi-percibido pero que no llega al punto de “Oh, espera, tengo que hacer algo con esto.”

Cuando lo dices en voz alta, y estás prestando atención, es como “Está bien, reconozco este desequilibrio; no es así como quiero estar.” Entonces puedo elegir. Pero es en esa 3ª D, mis días permitiendo que el día sea horrible, mañana será horrible y también el siguiente, entonces se trata de reconocer.

Roxane: Y otra cosa más. Hemos estado en este trabajo y también hemos estado usando este concepto, esta energética llamada amor, como una herramienta. Una aplicación

Jim: Herramienta. Es una percepción conciente. Es una herramienta. Te permite reconfigurar tu propia energía, elegir estar en las múltiples dimensiones, múltiples definiciones de la palabra amor. Seguro es amor; capaz es amor, misericordioso es amor, bondad es amor. Ves, cuando empiezas a permitir que el amor tenga múltiples configuraciones, tienes múltiples elecciones para experimentarte a ti misma. Si te quedas en ese “estoy estancado, estoy desequilibrado, y es culpa tuya”, no hay mucho lugar allí, y esa pequeña, angosta vibración de “te amo” ya no está más en tu realidad.

Roxane: Entonces, cuando yo miro o experimento el amor estoy en ese espacio de 4ª, 5ª D, es casi como la belleza, sabes, lo que yo pienso cuando experimento amor es como entrar en un parque y sentir la naturaleza y recorrerlo en belleza, se siente como amor.

Jim: ¡Es amor! La belleza es amor, la belleza tiene múltiples dimensiones. Por eso tantas veces en el trabajo que hacemos, cuando señalamos a la gente en una dirección de buscarse a sí mismos, es ir adentro del corazón y encontrar la sonrisa, encontrar la palabra belleza, encontrar la belleza. Cuando empiezas a jugar en amor, no es una palabra, sonrisa, belleza, es una configuración de energía muy dinámica. Belleza, al mirar una cascada de agua enorme, o mirar a un conejito en primavera, mirar las flores, múltiples facetas de la belleza, y empiezan a ser todos los aspectos del amor.

La otra parte de esto es, al empezar a hacer esa elección, de perseguir o buscar el amor, y es una elección, y no es una elección fácil debido a todo el equipaje que llevamos, pero cuando empiezas a entrar en la belleza y la sonrisa, y la misericordia y la certidumbre, y a comandar tu propia presencia, esa definición del amor deja de tener adherida una necesidad. Entonces ahora puedo admirarte, apreciarte, puedo verte hacer cosas que no son algo que yo haría, ya sabes. A ti te gusta el juego de bolos, a mí no. (se ríen)

Roxane: A mí tampoco me gusta el juego de bolos.

Jim: Bueno, pero en ese espacio, yo podría permitir que vayas a jugar a los bolos, y luego podría disfrutar de verte venir a casa y decir “Lo pasé muy bien esta noche”.

Roxane: Bueno, eso hacemos con tu bicicleta. Yo no ando en bicicleta, pero tú amas hacerlo. Y estoy tan complacida de que hayas hecho 50 millas.

Jim: ¡Sí! Es una gran experiencia. Pero, ves, eso empieza a ser una elección en la vibración de amor, no en la necesidad. Y entonces en ese espacio de necesitar, “yo te aliento, yo te permito, yo te aprecio haciendo algo que está fuera de lo que yo haría.” Ya sabes, todo este espacio de que estamos escribiendo un libro; vámonos por un cierto período y escribimos eso. Ok, tú te vas por dos meses, te sientas y escribes ese libro, ¿estoy fuera del amor? ¡No! Estoy entusiasmado respecto a dónde irá esto, porque también me da tiempo para hacer lo que yo quiero hacer.

Alguna gente dijo en esta situación particular “¿Cómo puedes dejar que se vaya?” ¿Cómo tengo algún mandato para controlarla y que no se vaya? De hecho, darle lo que ella quiere es realmente como todo este aspecto de explorar nuevas aventuras empieza a estar disponible para volver y 1 y 1 se vuelve 3.

Roxane: Entonces, hay una burbuja tú, y una burbuja yo, y una burbuja nosotros. Y si las burbujas “tú” y “yo” son sanas y fuertes y felices y seguras y todas esas grandes palabras, entonces nos unimos. Es como la Vesica Piscis, esa figura compartida es brillante.

Jim: Y se hace más grande porque brinda oportunidad que no existía antes. Entonces tú sales en tu burbuja y tienes experiencias porque estás explorando. Yo, en la burbuja nosotros, consigo oír sobre cosas que nunca supe ni que existieran, y viceversa. Entonces este concepto que traes sobre la burbuja yo y la burbuja tú es realmente importante que la gente lo entienda. No tiene que ver con la separación. Tiene que ver con la libertad, con las aventuras, con la experiencia, con entender el amor en quien yo soy y luego es una experiencia compartida.

Entonces, digo dos cosas: me amo cuando estoy contigo, entendiendo que eso es inmensamente importante. Y la burbuja tú y la burbuja yo, y permitir que esté bien y admirarlo y apreciarlo.

Roxane: Incluso alentador. Es permitir y apreciar, seguro. Pero es: “Jim, ve a andar en bicicleta.” Es yo yendo a escribir, o a bailar, … y luego nos reunimos y ambos estamos realmente felices y podemos compartir eso. Como dijiste, no es una necesidad, es “Recién tuve esta gran aventura, déjame contarte todo al respecto.”

Jim: Sí. Es como que tú vas a bailar y luego vienes a casa y dices “Lloré.” Y yo digo, Eso es grandioso. Y es tu expresión de “realmente me alineé conmigo y disfruté siendo yo.” Entonces es como que yo digo ¿Hoy lloraste? No, no lloré. Oh, qué lástima, no tuviste un gran día. (ella se ríe).

Es ese espacio de este nivel de amor de conocerse uno mismo y luego reflejarlo hacia y recibirlo desde el otro. Me amo cuando estoy contigo.

Roxane: Yo me amo cuando estoy contigo.

Jim: Entonces somos felices.

Disfruten de su día de San Valentín y esperamos que esa consideración empiece a moverlos a un estado de amor.

Roxane: ciertamente.



Jim Self y Roxane Burnett
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
EL AMOR EN LA QUINTA DIMENSIÓN
https://www.youtubem/watch?v=QMJubAlzXyc

254 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo