La inocencia.

Arcángel Gabriel


Amados,

Disertemos sobre la cualidad del Amor que llamamos inocencia. Esta cualidad vive en lo más profundo de la esencia de cada persona, aunque muchos sacrifican su inocencia para ajustarse a los preceptos que prevalecen en el mundo que los rodea y hacerse aceptables para los demás. No importa qué eventos o dramas se desarrollen en su mundo personal y colectivo, hay muchas más personas que eligen sostener su brillante luz divina dentro de ellos con coraje y constancia sabiendo que su luz divina e inocencia es una joya muy preciosa que nunca podrá ser tomada de ellos.

Incluso en medio de la maldad y la atrocidad, esta cualidad dentro de un corazón humano puede redimir a una nación entera como salvación para todos los que están cerca, porque estas personas pueden ver la belleza en las almas oscuras que han perdido el sendero hacia sus plantillas originales de pura inocencia. Estos resplandecientes seres sostienen el camino de retorno al Creador al brindar un espacio para la restauración de la inocencia en los corazones más endurecidos. Son muy indulgentes y pronto olvidan y superan todo tipo de males que se les han hecho.

En la inocencia hay visión para invocar remedios creativos a todos los problemas del mundo y para obrar pacientemente milagros con amor inquebrantable a todo lo que es bueno y para deleitarse en todo lo que es verdadero porque estas personas saben y perciben que amar lo que es bueno -- significa tener la intención y hacer el bien y es amar a lo Divino en su interior. No tienen intención de dañar nada de lo que hacen y tienen la incapacidad o la falta de voluntad para lastimar o hacer el mal a alguien o algo.

Expresan de manera inocente y espontánea lo que hay dentro de ellos y las cualidades de simple confianza e inocuidad que impregnan todo lo que dicen y hacen les da una cualidad entrañable que otros ven como inexperiencia o ingenuidad. Ven el mundo que los rodea con ojos de asombro, contemplando la belleza que florece con tanta abundancia que su planeta amorosamente proporciona para su disfrute y su alimento espiritual. Aprecian y están en sintonía con las imágenes y los sonidos de los reinos de la tierra, bebiendo los elixires mágicos que estos proporcionan con alegría y gratitud en sus corazones.

Todas las almas son creadas para vivir y experimentar un mundo donde abunda la inocencia divina, para confiar en que todas sus necesidades serán satisfechas, para vivir de una manera muy espontánea y estar abiertas a la sincronicidad y la magia y poder abrirse en confianza a otros pues tienen necesidad de relacionarse y estar en comunión con otros seres humanos. La Humanidad vive en una red de relaciones que son esenciales para su bienestar físico y emocional.

Cuando una persona está tratando de ser auto-suficiente y tiene dificultades en algún área de su vida, comienza a darse cuenta de cuánto depende de los demás cuando no es lo suficientemente fuerte por sí mismo y que la ayuda que necesitaba estaba allí para ellos y que aquellos que los ayudaron, ofrecieron con gracia la ayuda que necesitaban.

El Creador de todo funciona a través de cada persona y a menudo las respuestas a los dilemas personales vienen a través de la voz o la acción de otra persona. Esta es la Unidad en acción. Cuando la persona acepta este regalo que se le ofrece, lo hace con la inocencia y la sabiduría de saber que su necesidad fue satisfecha por el universo. Es la sabiduría de saber que por sí mismos son seres humanos incompletos. Es en dar a los demás que llega la plenitud en su alma.

La inocencia con sabiduría es conocer la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, entre el bien y el mal y elegir conscientemente lo que es bueno y lo que es correcto porque una persona cree que es el mejor camino a seguir. Es la inocencia de estar dispuesto a renunciar al control de sus propias vidas, no a ningún otro ser humano o institución humana sino al Creador. De esta manera pueden avanzar hacia la verdadera inocencia de una confianza completa en la bondad y el amor del Creador y desarrollan un deseo pleno y gozoso de pasar sus vidas haciendo solo lo que es bueno y correcto para traer paz, unidad y felicidad a sus semejantes.

El mundo en este momento tiene una gran necesidad de la cualidad de la inocencia en sus habitantes. Hay tanto de individualismo, impureza y corrupción, con personas que esconden y desperdician los recursos materiales en lugar de compartirlos, que son egoístas y egocéntricos con un comportamiento engañoso y egoísta. El mundo y las almas de la humanidad claman por un retorno al orden divino de las cosas, de todo lo bueno, la bondad, la justicia, la generosidad, la misericordia y la compasión.

El mundo y las almas de la humanidad necesitan su inocencia original en la creencia de que todo lo que es bueno y correcto les es restaurado y esto lo está haciendo cada alma eligiendo conscientemente manifestar la cualidad de la inocencia divina dentro de ellos, convirtiéndose en el ejemplo viviente en su mundo.

En la inocencia y pureza del amor, Yo ahora me retiro. Yo Soy el Arcángel Gabriel


ARCANGEL GABRIEL SOBRE: LA INOCENCIA


Marlene Swetlishoff
www.therainbowscribe.com
Traducido y Compartido por www.destellosdeluz.com.ar
MARZO 2023
Traducción: Alicia Virelli

49 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo