Parábola de Kryon. Historia de los dos granjeros.

Kryon


Esta es la última parábola de la colección. Para quienes deseen reunirlas todas, les agrego la lista de las 19 historias, con sus títulos en inglés y castellano, para mejor referencia.
Afectuosos saludos de Cris.

-.-.-

La mayoría de ustedes no son granjeros. De hecho, en este país, se están volviendo escasos. Sin embargo esta historia es definitivamente para ustedes, y lleva un tremendo mensaje amoroso de los cambios en la Tierra y la nueva energía que estamos viendo ocurrir a nuestro alrededor.



Una vez había dos buenos granjeros. Cada uno de los dos poseía una cosecha que podía cultivar por su cuenta sin ayuda de otros. Pero les tomaba todo su tiempo y trabajaban duro para recogerla.

Ambos granjeros eran humanos piadosos y honraban apropiadamente a la tierra. Esto creaba una buena asociación con la Tierra, y eran recompensados con cosechas abundantes cada año, y podían proveer para sí mismos y sus familias.

Parte de su cosecha era utilizada personalmente, y otra parte vendida en el mercado para suministrar sustento y abundancia a las familias.

Vivían buenas vidas.

Un día, un hombre ungido apareció en cada uno de sus campos diciendo que tenía un mensaje de Dios. Ambos granjeros se interesaron, y escucharon atentamente el mensaje. El mensajero les dijo que eran profundamente amados, y por medio de su trabajo habían ganado el poder para aumentar sus cosechas diez veces. Era su don, y ahora tenían el poder para hacerlo.

Para activar el nuevo poder, todo lo que los granjeros tenían que hacer era purgar la vieja cosecha que crecía en sus campos. Tenían que arar enterrándola completamente, dejando nada de ella en pie. Además, debían buscar los parásitos y hongos en las raíces y eliminar cualquier impureza que encontraran.

Una vez hecho eso, tenían que volver a sembrar inmediatamente. En anticipación de su poder, el mensajero les dijo que Dios estaba cambiando las estaciones, trayendo más sol y lluvia cuando fuera apropiado, y protegiéndolos de las sequías, reacomodando verdaderamente los componentes de la agricultura según los conocían, para permitir el uso de los nuevos dones.

Ellos aún serían responsables de cumplir la dura tarea de granjeros. Pro el nuevo don eventualmente haría mucho mayor el rinde.

Ahora bien, esto fue en un tiempo del año en que la cosecha de la siembra anterior estaba casi a mano. Ambos granjeros tenían cosechas que estaban listas para cortar y vender en el mercado, dándoles así el sustento para todo el año siguiente, y permitirles comprar las semillas para la siembra siguiente.

Ambos granjeros vacilaban en destruir su cosecha actual y perder su seguridad para la estación siguiente. Después de todo, pensaron, ¿qué mal harían en recoger la cosecha ahora?

Entonces usando la información del mensajero más tarde, la cosecha actual estaba casi lista, y retroceder en este momento no sería bueno en esta época del año. Eso pensaban.

Todo granjero sabía que las semillas no crecerían ahora.

El primer granjero consultó con su familia sobre el mensaje, y les pidió consejo. Después de pensar sobre lo que había oído del mensajero, él y su familia decidieron que Dios nunca les haría daño. De modo que lo mejor era seguir el mensaje al pie de la letra.

Por lo tanto, él destruyó su cosecha de la manera especificada y aró y la enterró totalmente en el suelo. La examinó buscando todas las impurezas, eliminándolas cuidadosamente, e inmediatamente volvió a sembrar sus campos.

El segundo granjero no le creyó al mensajero, y se preparó para recoger su cosecha como era habitual. Poco después llegaron las lluvias. Esto asombró grandemente a ambos granjeros; la lluvia nunca había venido en esta época del año anteriormente. Regó las semillas de la siembra del primer granjero e inundó los cultivos del segundo.

Luego llegó el viento. En esa época nunca había soplado viento antes. Los cultivos del primer granjero recién empezaban a crecer debido a las lluvias, de modo que el viento no podía arrastrarlos. Lo que quedaba del cultivo inundado del segundo granjero era pesado y alto, de modo que fue fácilmente arrancado por los fuertes vientos.

Y así fue que el cultivo del primer granjero creció hasta una cantidad y altura que él nunca había imaginado. Él se regocijó en su nuevo poder para crear una cosecha abundante, tal como lo había predicho el mensajero.

El segundo granjero perdió su vieja cosecha y debió esperar un tiempo en que pudiera alinearse con las nuevas estaciones y plantar otra vez sus semillas, sintiéndose inseguro y ansioso por los nuevos cambios estacionales no previstos.

Siendo un hombre piadoso, el primer granjero celebró su abundancia dándole al segundo granjero. Y el segundo granjero, entendiendo las maneras de la tierra, aceptó el ofrecimiento del primer granjero sin ego ni remordimiento por su propia decisión.

Ambos granjeros y sus familias trabajaron ambas tierras hasta que el segundo granjero tuvo otra vez la oportunidad de plantar sus semillas en la nueva estación.



El granjero se usa aquí para representar claramente al humano en acuerdo con la Tierra. Trabajando en armonía con la naturaleza para lograr el sustento para la vida. Además, estos granjeros, específicamente, eran independientes, capaces de trabajar lo suyo sin ayuda de otros.

De modo que tenemos una configuración de dos humanos caminando por la tierra que dependen del planeta para su sustento y son totalmente responsables por todo lo que les rodea

¿Este escenario suena familiar? Es una metáfora fuerte de la manera en que vivimos la mayoría de nosotros. Los granjeros nos representan a los que estamos caminando en la Tierra ahora mismo.

La parte siguiente de la configuración se relaciona con aquellos de nosotros que vivimos en relativa seguridad. Kryon expone esta idea cuando dice cómo los granjeros llevaban vidas generalmente felices y conseguían cosechas abundantes cada año. Esto indica la clase de vida que tenemos nosotros en la mayoría, en que trabajamos duro y de algún modo lo logramos financieramente cada año.

Kryon también sigue para revelar que la parábola ocurre en una economía libre, en que parte de la cosecha se usaba de manera personal y parte se vendía en el mercado, para brindar sustento y abundancia para las familias.

Estas palabras son muy importantes, porque ubican la historia firmemente dentro de nuestra sociedad de economía libre.

Sin embargo, la mayor revelación son las frases: “un día apareció un hombre ungido en cada uno de los campos diciendo que tenía un mensaje de Dios. Ambos granjeros se interesaron y escucharon atentamente el mensaje.” Esto es una pista asombrosa acerca de quién está hablando Kryon. ¿Qué pasaría con la mayoría de la gente, si un tipo apareciera diciendo que tiene un mensaje de Dios? La mayoría echaría afuera al tipo y se reiría mucho. Tal es la cultura en que vivimos.

Pero estos granjeros eran diferentes porque se interesaron y escucharon atentamente el mensaje. Nótese que no solo se interesaron pasivamente, sino que escucharon atentamente.

La mayoría de los que oyen esto están viendo adónde va. Lo que Kryon quiere decir es que nos está dando una parábola sobre dos humanos que viven en la nueva era, que están iluminados.

La parábola sigue describiendo cómo el mensajero hace saber a los granjeros que está viniendo un cambio. Pero para vivirlo, tienen que hacer algo diferente y aparentemente ilógico. Es algo que no han hecho antes y va contra lo que les han enseñado que funciona en la agricultura. Mira atentamente a lo que les dijeron y qué significa.

Número 1: purga la vieja cosecha y elimina todas las maneras de hacer las cosas del pasado.

Número 2: ara y entiérrala. Entierra tus maneras pasadas tan completamente que verdaderamente se vayan.

Número 3: elimina las impurezas y parásitos cuando la entierres. No conserves apegos alrededor, incluyendo las cosas en tu vida que siempre tuviste acompañándote pero que sabías intuitivamente que no estaban bien para ti.

Número 4: retrocede inmediatamente, empieza a crecer con una nueva energía y las nuevas costumbres en las cosas, ahora mismo.

Y número 5: el mensajero siguió entonces para hacerles saber que la Tierra a su alrededor iba a cambiar, permitiendo que este nuevo arreglo fuera cómodo y los apoyara.

Según va esta historia, un granjero tiene mucho problema con todo esto, ya que su cultivo está listo para cosechar, y él realmente no cree nada de lo que dijo el mensajero.

Kryon nos dice que ambos granjeros vacilaban en destruir toda la cosecha. Incluso fue difícil para el que finalmente hizo lo aconsejado. Esto significa que lo que se nos pide es difícil. No será fácil para ninguno de nosotros desechar la vieja manera de hacer las cosas, y abrazar una nueva. Aun con la promesa de vastas recompensas, como una cosecha multiplicada por diez. Es difícil, porque no podemos realmente ver qué vendrá.

De todos modos, cuando pensaba en esta parábola siempre me preguntaba cómo se podía ignorar a un mensajero de Dios. Luego reí para mis adentros cuando recordé que en la escuela dominical me hice la misma pregunta cuando supe sobre el Faraón endureciendo su corazón una y otra vez cuando Moisés seguía dándole pruebas grandes de que eran malas noticias no dejar ir a esos esclavos. ¿El Faraón era estúpido, o qué? Ahora Kryon me muestra la misma veta dura en todos nosotros. Es realmente difícil cambiar nuestras costumbres y hábitos cuando son tan caros para nosotros, y hemos dependido de ellos tanto tiempo.

En la parábola, un granjero sigue el consejo, y el otro no. Poco después, ambos se asombran ante los cambios en la Tierra, lluvias y vientos que nunca se habían visto antes, en esa época del año. Los cambios en la Tierra son benéficos para la cosecha del granjero que siguió los consejos del mensajero, y ciertamente su cultivo recién sembrado crece a alturas récord.

La cosecha del otro granjero es destruida, aun cuando estaba sana y alta cuando llegó el mensajero.

La advertencia aquí es clara. Las viejas costumbres ya no funcionarán. Los cambios en la tierra las harán caer como semillas en suelo estéril, y ya no crecerán. Aun los métodos más saludables y exitosos de la vieja energía van a caer.

Los que tendrán éxito son nuevos, a menudo diferentes, y representan aguas inexploradas. También son los métodos que nos conservarán llenos de amor, abundancia y resultados positivos.

Finalmente, el que tiene abundancia la comparte con el que no escuchó. No hay juicio involucrado, no se señala con el dedo. El segundo granjero, que obviamente se equivocó, no se siente muy orgulloso de recibir del que hizo las cosas bien.

Hay mucho escondido en este sencillo mensaje, que llevaría volúmenes describir la sabiduría para esta nueva era

Ambos granjeros se hicieron responsables de lo que crearon, y trabajaron juntos en armonía y en modo apropiado, para lograr una situación en que ”todos ganan” para todos.

Esta parábola fue dada directamente para los iluminados, los maestros y los trabajadores. Han llegado asombrosas validaciones de la lección aquí presentada, de muchas maneras, mostrando que esta parábola no se ha de tomar a la ligera, realmente representa un escenario para el tipo de cambio que está ocurriendo en este planeta mientras oyen estas palabras.

Dedica un momento a escucharla otra vez. Está llena de un mensaje maravilloso y poderoso.



LAS PARABOLAS DE KRYON – Serie 4 – Parábola 5 – Historia de los Dos Granjeros
https://kryonmasters.com/the-parables-of-kryon-four-part-series/?utm_source=ActiveCampaign&utm_medium=email&utm_content=A+tra


Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

--------------------

364 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo