Expansión.

Arcángel Gabriel


Amados Seres,

Vengo en las alas del amor! Tengamos un discurso sobre la cualidad del amor conocida como expansión. Cuando la conciencia de uno se expande, la experiencia de vida se torna más rica, más profunda y más real. Sin las limitaciones que uno solía imponerse a sí mismo, la vida se abre y se vuelve placentera. Uno comienza a ver a las personas como amigos en lugar de enemigos y a ver desafíos en lugar de imposibilidades. Hay más claridad en todo lo que uno hace y la vida irradia vivacidad y posibilidades ilimitadas.

Cuando uno expande su conciencia, comienza a mezclarse con la realidad y a fluir con la vida en lugar de contra ella. Se dan cuenta de que no necesitan hacer ni conseguir nada para ser ellos mismos. Saben todo sobre sí mismos y lo que los hace felices, alegres y confiados y debido a este conocimiento, hay libertad y una vívida claridad en lugar de confusión en las elecciones que hacen. Experimentan todo más fácil en lugar de luchar en su vida diaria. Hacen más y se sienten mejor y viven una vida más auténtica.

Una expansión de conciencia se manifiesta en la vida de uno y es parte de la esencia de toda experiencia de nuestra vida. El proceso de expandir la conciencia de uno trae un sentido de conexión con toda vida. Con la expansión de la conciencia llegan nuevas formas de ver la realidad. Esto lo cambia todo. Uno ve cosas que nunca podría haber imaginado antes. Las viejas filosofías y religiones de repente parecen ingenuas y dan paso a una comprensión mucho más profunda. Se produce una profunda transformación en la propia conciencia, en la forma de entender e interactuar con la realidad. La expansión es el resultado inevitable cuando esto ocurre porque esa es la dirección a la que se dirige actualmente toda la conciencia humana como colectivo.

Toda la humanidad está comenzando a amarse y aceptarse a sí mismos y a los demás de maneras que antes pensaban que no era posible. Están hallando libertad del miedo y están experimentando un retorno a la plena conciencia de su ser eterno. Están comenzando a vivir en plena vibración de amor y auto-aceptación y entienden que no hay más limitaciones que las que ellos mismos se imponen. Cada individuo toma conciencia de sus capacidades creativas y de su radiante potencial. Se vuelven conscientes como humanos con identidades finitas de relacionarse con sus identidades infinitas y su esencia divina. Se tornan conscientes de la energía de la conciencia. Se esfuerzan por encarnar la conciencia de su yo divino, que es la energía del cosmos dentro de cada individuo y es la energía latente dentro de ellos que expande su conciencia.

Una nueva claridad trae la expansión de sus percepciones. Entienden el efecto y el impacto de una acción antes de tomarla. Ven que tienen la opción de actuar o no actuar. Su mente despierta de su larga siesta y dejan de vivir en realidades imaginarias. Se comprometen con su propósito y con su servicio al mundo. Ven, sienten y disfrutan el abundante placer de la vida que siempre ha estado disponible para ellos. Comienzan a comprender la realidad del poder ilimitado que es la esencia de su alma. Sus dones se integran en su comportamiento y acciones cotidianas y sus talentos se convierten en una parte práctica de su experiencia de vida humana a medida que despiertan a su potencial para crear el bien en el mundo que los rodea.

Van más allá de sus límites conscientes percibidos hacia la expansión de su capacidad para darse cuenta de sus orígenes e identidad divinos. Llevan todos los aspectos de su ser: sus facultades mentales, su energía emocional y su estructura física al balance, alineación y equilibrio. Expanden su capacidad de expresar, experimentar y compartir su Yo divino. Empiezan a liberarse de sus apegos a lo familiar y al pasado, al miedo al cambio y a lo desconocido, a las creencias limitadas y restrictivas y a los hábitos auto-destructivos.

Dejan ir viejos sentimientos y heridas y la sensación de que les falta algo o que algo anda mal con ellos. Sanan sus heridas con el poder del amor que les brinda la experiencia de que están completos y enteros. Su integridad y fundamento físico expandido les ayuda a lidiar con calma y gracia las facetas mentales, emocionales y espirituales de sus vidas. Reconocen lo que es real y dejan al descubierto lo que es importante para ellos. Su brújula interna los guía hacia sus metas para vivir su vida con ingenio y pasión. La expansión del conocimiento se convierte en sabiduría auténtica sólo cuando cada individuo la ha experimentado en su propio corazón, en su propia mente, en su propio cuerpo y en su ser pleno.

Es la experiencia de esta sabiduría integrada la que los sostiene y los apoya consistentemente. Es a través de la experiencia que se forman hábitos positivos. Es a través de la experiencia que se amplía el horizonte de su conciencia. Es a través de la experiencia que irradian alegría, expresan creatividad y encarnan el espíritu en su vida humana cotidiana. A medida que disciernen esta verdad en el centro de su ser, les da la capacidad de seguir el sendero de su corazón. Cuando son capaces de actuar desde la verdad de su corazón experimentan plenitud dentro de sí mismos, éxito en sus vidas y felicidad en su existencia.

La alegría de actuar desde su verdad es uno de los dones sagrados del ser humano y se dan cuenta de que no hay nada más maravilloso que sentirse bien en todos los aspectos de su vida. El establecimiento y la expansión de una relación consciente entre su personalidad y su alma infinita fortalece su resplandor, lo que les otorga una mayor capacidad y un mayor impacto para vivir una vida rica y plena.

Mientras me despido, que estas palabras traigan expansión y comprensión dentro de su mente y corazón.

YO SOY Arcángel Gabriel



ARCÁNGEL GABRIEL - EXPANSIÓN
www.TheRainbowScribe.com
Escrito por Marlene Swetlishoff
Mayo 2023
Traducción: Alicia Virelli
www.TheRainbowScribe.com
Traducido y Compartido por www.destellosdeluz.com.ar

315 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo