Conferencia de la luz del verano. La conexión del amor. 1 La parábola de Wo y el agujero.

Kryon


En Sedona, del 1 al 4 de junio, se llevó a cabo un evento Kryon: la Conferencia de la Luz del Verano. Diversos canalizadores fueron invitados a dar sus mensajes (Peggy Phoenix Dubro, Prageet Harris, Julieanne Connard, Amber Wolf, Marilyn Harper).
Se publicaron 8 audios de este evento. El primero, que adjunto, es de Kryon dando una nueva parábola de Wo.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

CONFERENCIA DE LA LUZ DEL VERANO EN SEDONA

La conexión del amor.

Día 1 – La parábola de Wo y el agujero.

Se inicia con un ejercicio de relajación y concentración guiado por Monika Muranyi.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Ya se ha mencionado el honrar a los indígenas, la sabiduría de los indígenas, los ancianos de la región, que todavía están aquí. Entonces voy a hacer algo que me gusta hacer cada vez que estoy en una tierra tan prístina como esta.

Pido permiso a los ancestros de la tierra, y a los ancianos que permanecen en el polvo, cuya sabiduría todavía está aquí, y disponible. Pido permiso para dar este mensaje espiritual para todos ustedes.

Siempre recibo un “sí”. Es casi como si dijeran “Ya era hora” Esta siempre ha sido la manera, a medida que procedemos con la información.

Queridos, ¿qué tal si el ser humano está plenamente equipado con todo lo que necesita para la maestría? ¿Qué tal si ya entran así? ¿Qué tal si es una cuestión de descubrirlo?, en lugar de un paradigma que se les ha dado, en que empiezan de cero y tienen que construir sobre cosas, y encontrar cosas, y almacenar cosas, Este es el paradigma tridimensional en que están. ¿Qué tal si fuera lo opuesto? Han oído el término, lo sé: vienen con nada, y se van sin nada.

A mí me gustaría reestructurar eso, fuera de lo que se les enseña, fuera de un paradigma tridimensional, hacia una verdad: Ustedes vienen con todo. Y se van con todo. Y entre ese venir e irse, se encuentran como un niño cavando en el patio trasero para encontrar un tesoro que saben que está allí. Porque de algún modo, de alguna manera, saben que dentro de ustedes hay magnificencia.

¿Escucharon al maestro Matt? En sus conversaciones con los que estuvieron ante él, pidiéndoles que encuentren su magnificencia. Que no son culpables. Que dentro de cada uno de ellos, tienen la capacidad para resolver cada uno de los problemas. Y ese fue su trabajo: mostrarles cómo.

Hoy quiero darles una parábola. Es otra parábola más sobre un hombre llamado Wo. Ahora bien, cada vez que hacemos una parábola de un hombre llamado Wo, les hablamos y decimos: Esta es una historia, es una alegoría; nunca sucedió; significa otra cosa. Y el nombre Wo puede ser de cualquiera de ambos géneros, Wo podría ser una mujer. Pero en esta situación particular, en esta parábola particular, como en muchas, hoy Wo está designado como varón.


Es la historia no solo de Wo, sino la historia de lo que pasó alrededor de Wo; es una historia que realmente empieza antes de su nacimiento, en un tiempo en que Wo está conciente de todo lo que está por ocurrir. Llamamos a eso, y así lo llamamos en el pasado, el viento del nacimiento. Ahora bien, eso es una metáfora. Un viento de espiritualidad que te baja, tal vez fuera del útero, hacia eso que llamas la realidad de tu planeta.

Cundo en el pasado dijimos que hay algunos de pie contigo ante el viento del nacimiento, significa que se hicieron acuerdos y que estás listo para entrar. Esta vida encuentra a Wo bien; es un hombre común en tu cultura y piensa bastante como lo hacen muchos. Él está bien; le fue bien en la escuela; sus padres lo enseñaron bien. Y en su vida, a medida que crece, quiere saber qué sería lo mejor como vocación. ¿Qué debiera hacer?

La sabiduría de su padre prevaleció en ese momento; dijo “Wo, tienes tres opciones. Te daré tres sugerencias, Wo. Porque en estas vocaciones nunca estarás sin trabajo. Son las siguientes: Contador, plomero, y ministro (sacerdote)” Y Wo dijo, ¿Cuál es la lógica de eso? Y su padre dijo: “Porque siempre hay algo roto en cada uno de ellos”. Y Wo dijo: “Entiendo la parte del ministro; entiendo la parte del plomero; ¿pero qué pasa con la parte del contador?” (se ríe). Y el padre dijo “Bueno, cada vez que pago mis impuestos me doy cuenta de cuán roto (risas de los oyentes) está el sistema.”

Wo se hizo contador. Dijo que era más fácil que los otros dos (se ríe). Probablemente no lo era. Pero él era adecuado para eso; Wo era un hombre lineal. De modo que encontramos a Wo en una vida promedio, disfrutando, encontró una bella esposa, tuvieron un hijo, y él es contador.

Y aquí es donde, entonces, damos vuelta la página desde lo que Wo está experimentando, hacia lo que aquellos que vinieron con Wo están experimentando.

Hay un grupo de ángeles y guías. Podrían decir, ¿dónde están ellos? Y la respuesta es: sí. En el escenario multidimensional no se puede identificar un lugar. Es tan no lineal que es perturbador para muchos. Es hermoso. Y esta reunión de los ángeles y los guías que han venido con Wo está con lo que está sucediendo, y hablan entre sí, “¿Ya ha preguntado?” Y otra vez dicen “No, él no ha preguntado.” Y dicen “Celebremos a Wo ahora mismo por lo que puede suceder luego”. Celebraron a Wo de maneras que no lo habían hecho antes, y lo hacen otra vez. “Celebremos la magnificencia que Wo no sabe que tiene” Y luego preguntan otra vez: “¿Ya ha preguntado?” Y dicen: No.

La premisa siempre ha sido la premisa. La maestría espiritual, la magia, si quieres decirlo así, de quién eres, no se arroja sobre ti cuando llegas aquí. Con libre albedrío, cada uno de ustedes debe hacer la pregunta: ¿Hay más? ¿Me estoy perdiendo algo? ¿Hay algo más grande que lo que me dijeron?

Hay muchos en este grupo creando una coherencia. La coherencia puedo discutirla incluso mañana; es hermosa; ustedes no se dan cuenta de ella. Cuando un grupo como este está en coherencia, ¿sabían que sus corazones laten alineados? Eso es ciencia. ¿Qué creen que está sucediendo entre un humano y otro? Cuando vienen con propósito único; eso es lo que está sucediendo ahora. Los hace más receptivos a ciertas cosas a las que no lo serían antes; permite a un amor posarse sobre la audiencia, incluso para arreglar a quienes vinieron con quienes querían venir (se ríe) y tal vez fueron arrastrados aquí. Están aquí también. Y son igualmente amados.

De modo que esa es la premisa: el ser humano debe pedir, y nunca serle impuesto, nunca, Pero hay un número de semanas que vienen, hay sincronicidades en el tiempo, hay numerología a veces, hay un ¿cómo sucedió eso? ¿qué hay allí? ¿qué significa eso? que a menudo van a obligar a un ser humano a hacer las preguntas que hacen.

Como sucede en la vida de Wo, él es un hombre espiritual en el grado en que desea serlo, en el grado en que lo fueron sus padres. Wo lleva a su familia a la iglesia. Y su sentimiento al respecto no es necesariamente espiritual; es más lineal. Porque cuenta sus visitas a la iglesia como que significan algo cuando lo hace. Es un buen contador. (risas del público).

Y así es cómo él lo ve; él cree en Dios tanto como cualquiera, tal vez un compañero de trabajo. Y él es feliz con lo que tiene allí y con lo que ha aprendido allí, Pero verdaderamente tiene que ver con el proceso de asistir de manera regular, y no con lo que podría estar allí para aprender.

¿Y qué hay allí para aprender? En la mayoría de las iglesias, como tantas, el amor. Pero él no lo recibe; él solo lo cuenta. Créase o no, había habido discusiones espirituales, o algo así, incluso en su oficina de contaduría. Y se juntaban cerca del dispensador de agua fresca; “Cuéntame sobre tu iglesia,” “Sí, sí, voy regularmente”. Había un grupo de contadores jóvenes que Wo descubrió que eran inusuales, y hablaban de un Dios de manera diferente; no iban a una iglesia. Y Wo pensaba para sí, ¿cómo pueden no tener una iglesia? ¿Dónde está la estructura? ¿Cómo puedes contar, si no tienes iglesia? Y él sabía que eran un grupo raro. Pero ellos le dijeron: “Dios está adentro. No necesito una iglesia”

Lo que molestaba a Wo es que este grupo sonreía un poco demasiado; ellos eran un poco demasiado felices. Y Wo pensó, “Bueno, eso no puede estar bien.” Y estaba en lo correcto, porque él supo más tarde, “¿Sabías que uno de ellos tiene una colección de unicornios de peluche? Entonces Wo lo supo: dijo “No quiero tener nada que ver con ellos. No son para mí” (se ríe)

Los ángeles estaban juntos, lo miraban, y dijeron: NO, él no ha mirado. ¿Es posible que la magnificencia tuya se esconda tras una pared, y la perfección? ¿Hizo un agujero en la pared y hasta allí es donde miraste y eso fue bastante? ¿Es posible que haya un grupo de ángeles y guías con tu nombre en ellos, que existe? Tú acordaste tenerlos contigo, entrando en el viento del nacimiento. ¿Es posible que este arreglo sea tuyo? (se ríe) Que tú entras en una cultura que te guía para lo que crees, cómo actúas, lo que te dicen. Y el desafío está en el libre albedrío: ¿puedes despertar a lo que ya está allí?

Ahora bien, como es parte de ti, existen permisos, podrías decir, para que los ángeles y guías te impulsen, o te den sugerencias o lo que sea. Ellos lo intentan. Ellos lo intentan con la gente que sonríe demasiado. Pero Wo no estaba interesado; no quería ni hablar con ellos.

Hubo un accidente de tránsito, y Wo estuvo en él, y estaba solo. Fue serio, y él estuvo en el hospital, sus órganos estaban dañados, y había – diría yo – un potencial de qué él no sobreviviría. Wo despertó varias veces en el hospital, finalmente saliendo de un breve coma, dándose cuenta de que tenía algunos daños, que amenazaban su vida. Una de las cosas que le dijeron eso claramente fue que el ministro de su iglesia vino a verlo. Eso nunca había sucedido. ¿Estaba preparándose para morir? ¿Qué iba a suceder? Entonces empezó a pensar en eso. ¿Habré ido suficientes veces a la iglesia? (se ríe) ¿Habrá una contaduría cuando llegue allá? ¿Qué dirán de mí? ¿Quién soy yo? ¿Habrá algo más grande que lo que me dijeron? (se ríe).

Alerta. Los ángeles del otro lado, corren a juntarse, uno informando al otro: “Hay un agujero. ¡Hay un agujero!” Algo sucedió, ellos saben qué paso, son parte de Wo, estaban todos durante el accidente, no son ajenos; son parte de esta estructura celular, parte de quién es él y quién será siempre. ¡Hay un agujero!” Y a través de ese agujero, esos ángeles derramaron amor, aun por medio de una pajita(sorbete), ¡vertieron amor! Y Wo lo sintió, “Hay algo inusual. Algo inusual me está sucediendo” Él sintió “bueno estoy en el hospital”. Por supuesto linealizó todo eso: “bueno, me dijeron que esto sucede cuando las personas piensan que van a morir. Es una función del cerebro que ocurre. ¿Qué tal si es otra cosa?”

Alerta (se ríe) “¡El agujero se agrandó! Vengan aquí, ¡una pajita más grande! Empujen más fuerte” Y en la persona de Wo, en su vida, en su inteligencia, empezó a ocurrírsele su propia maestría. ¿Sería Dios más grande que lo que le dijeron? ¿Todo estaba de manera correcta en su vida? ¿Habría más?

A través de esta experiencia del accidente, llegó a otras conclusiones; pensó fuera de la caja en que había nacido. La pregunta tiene que ser formulada a veces. ¿Fue el accidente con propósito? ¿Fue el accidente algo para obligarlo a pensar de esa manera? Les daré información: el accidente siempre estuvo allí, si Wo elige o eligió pasar por eso.

Ahora bien, eso es un concepto difícil. Pero Wo pasó por eso. Porque en algún nivel el futuro siempre está descripto en el camino de esto, su maestría o su despertar, porque él entró con un plan. Él entró con los ángeles y los guías, y eso está posado sobre él de alguna manera. Muchos de ustedes despertaron porque era hora de hacerlo. No necesitaron tener un accidente; empezaron a hacer la pregunta: ¿Hay algo más?

En el caso de Wo, ese accidente vino directamente, digamos, un permiso de consciencia para saber quién era él. Y empezó a hacer las preguntas. Los ángeles y guías se pusieron a trabajar. El agujero empezó a bajar. Él se recuperó bien, y fue a su casa, y volvió a su trabajo y se dio cuenta de que todo era un poco diferente. No podía realmente describirlo, pero luego le contó a su esposa. Dijo: “¿Sabes? Soy un hombre más feliz que lo que jamás fui antes. Estoy tan agradecido por ti, querida” Y ella pensó: Bueno, él se asustó mucho por el accidente. Esto es lo que suele suceder cuando la gente se asusta mucho. Y ella le dio palmaditas en la cabeza y dijo, “Eso es lindo, querido, ya se te va a pasar.” Pero no se pasó. No se pasó (se ríe).

Déjenme contar qué sucedió luego. Wo se volvió trabajador de luz. Wo empezó a darse cuenta y a despertar a su maestría interior, su maravillosa maestría interior. Despertó plenamente a eso, a tal punto que estaría aquí. Le dijo a su esposa: “Soy una persona diferente” Lo que no sabes que sucederá luego es que la esposa también estará involucrada, porque ella ve un nuevo Wo. Ella ve un hombre que ha cambiado, y no va a desaparecer. Y a ella le gusta lo que ve.

El final de la historia: Wo descubrió su magnificencia, pero recibió una advertencia de su esposa que nunca olvidará. Ella dijo: “Wo, me gusta lo que está sucediendo, me gusta mucho, pero por favor, prométeme que no vas a coleccionar unicornios (risas del público).

Es una historia que podría ser tu historia; no necesitas tener un accidente. Es una historia sobre la magnificencia que todos ustedes llevan y la tienen desde el nacimiento. No necesita estar enterrada en el patio trasero. Depende de ustedes. Es por eso que nosotros estamos aquí.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon



CONFERENCIA DE LA LUZ DEL VERANO EN SEDONA
1 a 4 de Junio de 2023
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

281 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo