Tú tienes el control.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la cuarta semana de un tema: A este tema lo hemos llamado: Mensajes de un Ángel. Ahora ya podrían incluso decir mensajes de cuatro ángeles. Cuando llegamos a ese lugar, si quieren llamarlo así, y están sentados en esa silla de la que hemos hablado ahora por otras cuatro semanas, sin darse cuenta de una entidad o un “quién”. Inconcientes de si este es el mismo ángel.

Todo eso es muy lineal, y hemos dicho antes a muchos de ustedes que oyen esto, imaginen sentarse ante una magnífica, esplendorosa energía que no es tridimensional. Es tan espectacular esta energía que no puedes ni siquiera ponerte de pie. Te hace temblar las rodillas, de alguna manera, por estar cerca de tanta divinidad. ¡Imagina estar en la presencia de esa clase de energía!

Y luego, ya sea que lo oigas en tus oídos, o en cada célula, o dentro de tu cerebro, y te hable, en un lenguaje que es perfecto para ti, y lo primero que dice es: “No temas, porque te amo”. ¡Derrite tu corazón! ¿Puede una energía como esta ser personal? ¿O es desde “lo alto”, y tienes que rebajarte a sus pies? ¿Puede una energía como esta realmente no tener género? Y la respuesta es que siempre ha sido así.

En este planeta, en linealidad, siempre asignan un género a todo lo que ven. En muchos lenguajes, bien lo sabes, todos los sustantivos tienen género. De modo que es muy común, cuando sientes algo, o ves algo, es un “el” o una “ella”. ¿Qué tal si no hubiera tal cosa en lo que se refiere a la divinidad? Completa y totalmente ambos, si quieres decirlo así. Ha sido mencionado incluso en esta meditación, la fuerza que esperarías de un varón, la suavidad que esperarías de una mujer.

Y este, entonces, se vuelve el que te habla, en esto que podrías llamar un ejercicio, o una meditación guiada, que hemos estado haciendo durante tres semanas. Aunque realzamos esto en el Círculo del Doce, esta es una canalización completa, y este será el cuarto ángel que encontrarás, si has estado siguiéndonos. ¿Recuerdas lo que enseñaron los otros? Ahora bien, esta es una pregunta que podría no poder responderse plenamente, porque podrías rascarte la cabeza y decir “Bueno, realmente no recuerdo que me hayan enseñado algo, en un escenario clásico de enseñanza” y tendrías razón. En cambio, lo que sucedió fue reconocer una energía de verdad. No una enseñanza en un pedazo de papel que tuvieras luego que recordar o saber, sino reconocer una verdad básica de la energía que te fue dada. Que fue innegable, que fue intuitiva, que fue autoevidente.

Cuando están en ese espacio, queridos, frente a una energía como esa, fusionándose con una presencia angélica, no hay una enseñanza; simplemente hay sentimiento. Ustedes no enseñan el amor, ¿no es así? Ustedes sienten amor. A veces, el amor lleva largo tiempo sentirlo. A veces ustedes piensan que saben qué es el amor, solo para descubrir, en su propia vida lineal, que veinte o treinta años más tarde descubren lo que realmente es.

Podrían decir que es una maduración de su reconocimiento de una energía que es divina. Este ángel de hoy, en el Círculo del Doce, te llevará allí, pero ahora mismo, en esta canalización particular, te diremos qué es.

Hay una enseñanza, si quieres llamarla así, una premisa, si quieres llamarla así, pero verdaderamente es un reconocimiento de una verdad básica que requiere que tendrías que reestructurar todo lo que has aprendido.

¿Qué es este ángel? Podrías recordar que el primero tenía un mensaje hermoso, muy hermoso, un reconocimiento de la energía de quién eras.

Podrías recordar que el segundo tenía un mensaje muy inusual, nunca dado antes verdaderamente, sobre tu niño interior.

Podrías recordar que el tercero tenía un mensaje inusual, tal vez nunca dado antes sobre la verdadera manera en que podrías hablar a las células de tu cuerpo para sanar.

Y ahora aquí está el número cuatro. Al número cuatro lo vamos a llamar el ángel futurista. Y este ángel particular tiene un mensaje que debieran oír ustedes, allí sentados. Primero quiero llevarlos allí.

Lo que normalmente se reserva para el Círculo del Doce, yo se lo doy aquí, ahora, en esta canalización.

Ustedes están sentados en un espacio, en una silla, en un lugar al que han ido con propósito, y eso significa que han puesto intención y disposición, y apertura para estar allí.

Ahora bien, en la primera canalización en el Círculo del Doce, que está disponible para todos ustedes, Kryon lo llamó: atajar la pelota. Eso era una metáfora, una referencia a lo que se les envía, en bella bondad, compasión, tal vez incluso sanación. Es casi como una pelota que se arroja, y esa pelota lleva hermosa energía. Pero si te sientas allí, esperando algo, o que alguien haga algo por ti, o no crees ser digno de nada de eso, o que ni siquiera lo mereces, no vas a ver siquiera la pelota que viene.

Esta es otra de esas: quiero que atajes la pelota. Es una pelota de información energética que es fundamental que sepas.

¿Cuánto tiempo tienes en la Tierra? Cada uno de ustedes tomará un último aliento. ¿Cuándo será?, podrías preguntar. Cuando hablas con los líderes espirituales, ellos tienen toda clase de ideas. Algunos tienen doctrinas, y te dirán que toda vida de cada ser humano está predestinada. En otras palabras, que solo Dios sabe cuándo tomarás tu último aliento. Pero parecería que está implicada alguna clase de plan; que alguien del otro lado del velo, tiene el mandato de decir “Bueno, aquí es cuándo va a suceder.”

Ahora bien, este ángel va a venir a ti de una manera hermosa. No vas a oír ninguna voz; vas a oír una verdad en cada célula de tu cuerpo. Y esa verdad que vas a oír tal vez te sea susurrada. Y esta es la verdad, y puede que sea una verdad nueva. Puede que tengas que reestructurar lo que siempre te dijeron. Y aquí está. Tú estás en control de cuánto tiempo te quedas. ¿Oíste eso?

Eso debiera entrar en cada célula de tu cuerpo, y debieras saber que no hay ningún ángel de la muerte allí parado con una fecha. No hay nadie del otro lado que sepa cuál es el futuro por la decisión que tú podrías tomar, que podría conservarte aquí, o no.

El ser humano tiene pleno control sobre cuánto tiempo vive. Y eso va para aquellos que creen que tienen problemas terminales; que los médicos les han dicho ciertos tipos de cosas. Ustedes tienen el control de cuánto tiempo están aquí, queridos. Eso debiera darles una idea totalmente distinta de quiénes son. ¿Quiénes son? Atajen esa pelota. Es arrojada a ustedes, y esta es la pelota de autoestima y verdad.

Ese ángel del futuro está allí diciéndote algo muy importante: estás en control de todo eso. Todo eso; no importa lo que alguien te diga. Nadie. Eres tú.

Esto entra en lo que son los mensajes de cuatro ángeles; algunas de las cosas más fundamentales que un humano debiera saber sobre quién es, en esta nueva energía.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Miércoles de Sanación 28 de junio de 2023
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

254 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo