Redes Planetarias.

Varios/Otros


Extracto de la serie de mensajes recibidos en Puerto Madryn, Chubut en oportunidad de la celebración del Concilio de Gratitud en Octubre de 2007 Argentina.

Padre Pío a través de: María del Carmen Vila. Anikha.

El mensaje fue canalizado dentro de un grupo convocado para sanar memorias y para realizar un trabajo de reconexión de redes de Gratitud en los océanos y en especial con las ballenas en el Atlántico y el resto del planeta.

Alianzas en Red. Grupo Madryn 2007.

“Amados hijos de la luz, cada quien toma hoy su trabajo espiritual como una joya. Sois joyas pero aún no discrimináis cuál es vuestro Don y cuál es vuestro cristal de manifestación. El don no es solo una cualidad. Una cualidad es un capullo de información como una llama incandescente con la cual entra cada alma en este plano en el momento de la concepción. En ese instante mágico el alma cierra su pacto con la luz o con la oscuridad. Cada quien como una llama encendida entra en el torrente del cuerpo que va a habitar y simultáneamente elige en un segmento único que solo el Creador y el alma sabe para encarnar en un cuerpo físico y a su vez en un planeta humano, que a su vez esta en un planeta mayor o Conciencia Planetaria. Si os vierais hoy como si fueran mundos habitados por muchas luces.

Si comprendierais la Gratitud como una manifestación que se abre en alas. La Gratitud no es agradecer, es parte pero no es solo eso. Vivir en Gratitud es muy semejante a vivir en Bienaventuranza. Vivir en Bienaventuranza es tener algo de Paz, bastante de Amor y por sobre todas las cosas Compasión. Ser compasivo es agradecer al otro aún en la dificultad que les ponga en el camino para recuperar la memoria de aquello que cada quién tiene que resolver.

Hoy todos pondréis aquí en el centro, en el fuego que hoy se instala, en esta lámpara incandescente que todos habéis venido a encender vuestros fuegos. Juntaréis los fuegos y danzareis, juntareis los corazones y plasmareis la luz. El fuego se enciende y cuando os vayáis no se apagará este fuego por más que os separéis aún en las circunstancias de la muerte, cada quien y cada alma recordará al partir que encenderéis y encendisteis fuegos mientras el alma circuló. Más llamas encendidas más fuegos incandescentes en vuestros corazones mayores llamas de amor para encender allí donde vayáis.

Como sanador os digo el Universo me fue trasladando a distintas regiones. Soy Padre Pío más yo ya no me llamo así. Es un nombre con una vibración diferente. Cada quién seréis como ha sido mi alma, sembrador en medio del fragor social y de la incomprensión generalizada. Este lugar tiene una razón de ser para la reunión. ( Playas de Madryn, Chubut). Hoy se explicará a través del alma el por qué de estos ojos o espejos planetarios. El ojo interno es sólo una manifestación de un plan. El plan cada quien lo trae y lo resuelve a su paso. Nadie permite la modificación de su plan si el alma así no lo dispone. Ser valiente es fluir más allá del plan. No solo es comprender el plan. Es expandirlo y aceptar que en algún instante el universo les va a proveer la oportunidad para estar en el plan y coparticipar de otros planes. Eso es el significado espiritual o elevado de lo que es una Red Planetaria. Hay planes, hay proyectos, hay planteos en las mentes de las personas y en los corazones, pero coparticipar de un plan y expandirlo es olvidarse por instancias acordes a un tiempo y a un espacio de que más allá del plan personal se comparte una línea de tiempo donde la Gratitud se ofrece a manos llenas, donde las almas pueden confluir como hacían los antiguos habitantes de estas tierra y de otra, no solo de América. Los antiguos en cada comunidad tanto en las indígenas que preponderan mucho en este grupo como la de los Toltecas como la de los Hopis y aún en comunidades tan difíciles como la Egipcia como la Tibetana hay mucha gente aquí que viene de esas vidas, mucha.

“Cada quien es un portal. Cada quien porta un color y como hacían los antiguos danzareis en vuestras geografías, danzareis abriendo canales de información, danzareis recordando a qué habéis venido. Ya es tiempo de que se saquen los trajes y las máscaras. Ya no hay sufrimiento. No se permite el sufrimiento en las almas evolucionadas. Aquel que sigue sufriendo tiene que recordar y tocar su propio de luz, si es preciso golpearlo y decirse a si mismo ¿Quién soy? ¿A qué vine? ¿Por qué estoy aquí? Golpeen su propia puerta una y otra vez.” En nombre de la Hermandad os digo y os respondo. Comprometo mi esencia a responderos en este aquí y ahora.

“…”

“Habéis viajado mucho tiempo. Algunos de vosotros demorando vuestra entrega. Más allá de la confusión al entrar en este plano habéis sido tironeados, estirados, demorados y hasta retenidos como se ve, más de una vez. Si supierais cuantas veces os ayudamos a anclaros. Si supierais cuántas veces sus Guías ahora apostados a vuestros alrededor os han retenido y os han ayudado colocando mantos de luz como los ponchos y las telas que portáis. Recordad el vuelo, las telas, los lazos, los colores, las geografías”.

“…”

Sus casas pueden ser sus propios portales y desde ahí difundir. Esa es la Red. ¡No es otra!. La confusión viene por ego. El ego confunde, el ego distrae, el ego culpa al otro porque se demoró o se fija en lo que hace, o en lo que no se hizo, o lo que podría hacer. Eso es ego. Entreténganse en construir, entreténganse en unir las perlas de este collar y amorosamente póngase a tejer. Se necesitan tantos tejedores como los artesanos que existen en el planeta. ¿Qué creéis que tejen los artesanos?. Los tejedores, las tejedoras os recuerdan que habéis olvidado el tejido original. Había un arco del lado del Atlántico y había otro arco en el Pacífico. ¿Qué ocurrió? Se desmembró por poder. Las ciudades fueron sumergidas y vosotros viajasteis confundidos metiéndoos en los campos de luz, viajando por corredores de luz, viajabais y viajabais como saetas buscando la salida. Algunos os atraparon. Os confundieron. Y qué generaron? Miedo. El miedo se encapsuló. El miedo os confundió. El miedo os congeló. Y en algunos lo que provocó fue no me ocupo, no escucho, no veo. Tengo miedo que me atrapen, tengo miedo a la confusión. Aún hay estos congelamientos que hoy se van a tirar al océano. Hoy cada quién tirará su roca al océano. No es una piedrita, es una roca. Irán a la costa y tirarán sus rocas. No más rocas! . No permitáis más que os confundan. Es grato deciros que debido al plan de ayuda planetaria que tanto vosotros como miles de seres estáis recibiendo. La asistencia es mayor, la ascensión es mayor, la apertura cada vez es más grande y cada vez la comunicación es mayor’”

“Recordad esto: cuando habéis venido a este plano y cuando pedisteis encarnar pedisteis una configuración planetaria que os permitiera evolucionar y no retroceder. Ese fue el pacto. No retroceder. Recordad esto. Tenéis una plantilla de luz. Tenéis el traje de luz. Tenéis los dones y tenéis muchísimo más para expandir y reconocer. El viaje de algunos será más corto que el de otros, el de algunos tal vez más fácil. Pero los zapatos que se os ponen hoy y los trajes que se os ponen hoy os aligeran el viaje. Sino los usáis es vuestro tiempo, es vuestra energía, y es vuestra decisión.

Si os vierais lo que sois. Sois joyas atraídas por el universo Creador. Se os han retirado tantas cargas ayer, tanto conflicto. Hoy veréis pasajes incomprensibles para la mente humana. Abrid vuestros corazones. Abrid vuestra conciencia y sed como saetas abiertas al Universo Creador. Creced como planetas, como estrellas expandidas y expandíos en el cosmos, os estamos ayudando. Abrid este campo y no limitarse a esta visión grupal. Abríos como satélites que se expanden en aros, cada vez mayores. Cuando percibáis que vuestras órbitas son mayores, el día que podáis avistaros como que podéis expandir vuestros brazos y os abrís en aros y aros de Luz ese día, que podáis veros así, ese día habéis comprendido todo. Conseguiréis la Paz que tanto os cuesta. Mis sandalias me las sacaron tantas veces aquí. Tantas… Las ulceras que veía la gente en mis manos no eran las llagas físicas eran llagas de amor, nadie comprendía. Y mientras yo me cobijaba en mi cuarto para no escuchar más, ni ver más, nadie entendía. Ahora mi esencia viaja allí donde me requieren. Hemos hecho trabajos con esta alma viajera en otras vidas. De allí este pacto de Amor. Hoy compartís con nosotros este corredor de luz.

En Amor y Gratitud os saludo y os bendigo.

Padre Pío.

Canalizado por : María del Carmen Vila©
19 de Octubre de 2007.
Puerto Madryn .Chubut. Patagonia Argentina.

Referencias al concilio de gratitud, archivos de mensajes en:
www.egrupos.net/grupo/espejosdeluzenlatierra/archivo/indice/1/msg/11/
Si Ud. quiere difundir este mensaje cópielo en su totalidad citando la fuente. Posee derechos de autor reservados por María del Carmen Vila©.
Sitio oficial de María del Carmen Vila:
www.anandaflora.com.ar

7990 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo