Obtener autoridad personal.

Arcángel Gabriel


Amados Seres me gustaría tener un discurso sobre la cualidad del amor conocida como autoridad. Al abrazar las cualidades iluminadoras del amor, uno se convierte en la guía central y la autoridad de la propia vida. Cuando cada persona se abre a ejercer su elección personal en lugar de existir en piloto automático asume su autoridad personal y comienza a escribir la historia de sus vidas de la manera que quiere que se manifieste. Obtener autoridad personal requiere admitir que uno no es perfecto y que hay aspectos de su comportamiento que necesitan mejorarse. A medida que uno vive su vida, gana madurez, experiencia y sentido común, lo que le ayuda a elevarse a una conciencia, comprensión y sabiduría superior.

Cuando una persona está dispuesta a enfrentarse a sí misma y aprender de su experiencia encuentra más significado en el disfrute de su vida y sus relaciones. Se empoderan a sí mismos y ganan fuerza de carácter y más auto-determinación. Aceptan el desafío de controlar sus pensamientos, apetitos, adicciones, la forma de hablar, temperamento y deseos y practican dejar de lado los hábitos y comportamientos que ya no les sirven. Estas prácticas los abren a una libertad que antes no podrían haber siquiera imaginado. Es una libertad que nace de ser una persona que uno puede respetar y viene con la autoestima que uno siente al ser una persona íntegra en todas las cosas.

La autoridad personal requiere de fuerza, voluntad y honestidad y también del deseo de vivir la vida con la conciencia tranquila, que es un elemento esencial de la pureza del alma. Reclamar la autoridad personal realza los propios dones y talentos de una manera notable. Cuando uno se actualiza y es dueño de su autoridad en todos los sentidos siente el coraje interno y la determinación de pasar sus días haciendo lo que quiere hacer en lugar de lo que otros consideran aceptable. Aceptan pacíficamente los costos y recompensas de sus elecciones. A menudo se toman un momento de tranquilidad para contemplar y aclarar sus valores y darse cuenta de que su mayor poder proviene de ser fieles a si mismos.

Buscan y encuentran ese algo especial que resuena con su propio Ser y prosperan buscándolo y expresándolo. Aman y valoran el sentimiento de paz, equilibrio y felicidad interior que surge cuando son su propia autoridad. Evitan personas y situaciones que tienden a confundir su propio sentido de autoridad personal al mantener sus prioridades en su propia autenticidad en primer lugar en todas las decisiones que toman. Saben que cada respuesta que necesitan está disponible desde su interior, que están conectados a la Fuente Divina al igual que todos los que los rodean. Creen en sí mismos, comprenden sus puntos fuertes y se enfocan en ellos.

Comprenden que lo único sobre lo que tienen control en este mundo es su propia elección. Determinan cómo y por qué toman esas decisiones, lo que les da el coraje para defenderse en el mundo. Sienten una mayor sensación de estabilidad e intimidad con sus propias opiniones a medida que aprenden a hacer un balance preciso de su vida. Examinan todos los aspectos de sus experiencias y obtienen nueva fuerza interior y agilidad en su evolución. Aprenden a abordar sus desafíos desde un marco de referencia emocionalmente neutral o positivo.

Se enseñan a sí mismos sobre lo que les gusta y lo que no les gusta y se acercan a su Yo auténtico al señalar con precisión lo que piensan y sienten. Actúan como su propia figura de autoridad, minimizan las preocupaciones irracionales y resaltan sus preocupaciones legítimas en un proceso de evaluación. Tienen el coraje de seguir su guía interior haciendo lo que los hace felices y al mismo tiempo permanecen abiertos a las ideas de todos los que los rodean. Siempre emplean la aprobación de su propio corazón y aprenden a confiar en sus propios consejos y a refugiarse en su maestro interior.

Encuentran la libertad interior para ser quienes realmente son y comienzan a saber cuál es realmente su poder y autoridad. Ellos deciden lo que es correcto y lo que les parece correcto. Ellos deciden sus valores, código de conducta, ética y moral. No creen ciegamente en todo lo que ven u oyen sino que evalúan cuidadosamente cada situación que se les presenta. Eligen con el corazón en qué creen y deciden qué van a hacer en su vida y qué van a crear. Sus valores, sus elecciones y su forma de pensar son los cimientos de su vida. Son su propia autoridad divinamente dirigida y el guardián de su vida.

Cuando una persona es fiel a sí misma, a la gente le agradará más, porque es auténtica y está haciendo algo que otros desearían poder hacer ellos mismos. Están mostrando valentía al reclamar autoridad divina sobre sus propias vidas. Están mostrando a los demás la posibilidad de que ellos también puedan ser fieles a sí mismos y convertirse en la autoridad divinamente inspirada en sus propias vidas.

Al despedirme, sepan que al reclamar su propia autoridad divinamente dirigida, esto les permite ser, tener y hacer cualquier cosa que realmente deseen en el fondo de su corazón. YO SOY Arcángel Gabriel


Arcángel Gabriel
Mensaje Enero 2024
A través de Marlene Swetlishoff
www.therainbowscribe.com. Copyright written by Marlene Swetlishoff
Traducción: Alicia Virelli
Traducido y Compartido por www.destellosdeluz.com.ar

85 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo