Mi mentora espiritual.

Allan Kardec


Imbuido en estos pensamientos, apareció Jazmín con la dulzura de siempre. En realidad su verdadero nombre es Meimei, expresión china que significa “amor puro” y por un tiempo no me había permitido revelarlo, siendo conocida en Brasil y otros países del mundo por los libros dictados mediante la psicografía del humildísimo médium Chico Xavier, uno de los mayores de estos últimos siglos, utilizando el apodo de “Jazmín” en nuestros libros anteriores por diversas razones, siendo que ahora sí me daba su autorización para hacerlo público y hasta lo sugería por motivos que ignoraba. Mentalmente dijo:

–David, el mundo está atravesando un cambio estructural que afecta a la Humanidad. Aquellos que creían que vivías en la fantasía y hasta se burlaban, en estos momentos comenzaron a despertar en su mayoría, al igual que el mundo entero. Me refiero a la idea de Dios, un Ser Superior, o cualquier cosa que los lleve a la espiritualidad, no importa el nombre que le den, sino que los haga mejores, más dulces unos con los otros, comprensivos, tolerantes, en definitiva, hermanos... Nuestro Padre de Amor ha enviado emisarios en todos los períodos de la Humanidad, siendo mártires de la crueldad de los ignorantes de todas las épocas; del salvajismo y la impiedad, pensando que eliminando sus cuerpos físicos, también lo hacían con sus ideas. Pero éstas perduraron en el tiempo...

–Querida amiga –dije emocionado con su vibración–, hay tanto sufrimiento, falta de esperanzas, intolerancias, locuras generalizadas, que no sé como más aportar al Bien Universal, quisiera colaborar por mínimo que sea. Soy apenas una gotita en este océano de lágrimas, Meimei, y ni me considero capaz de hacer nada aun luchando para superar mis propias pruebas y tendencias negativas a fin de superarme.

Lo único que sé mirando a mí alrededor es que algo no está bien, tú lo sabes mejor que yo.

–David –respondió amorosamente–, ¿qué sería del océano sin el cúmulo de gotitas que lo forman? La suma de todas lo conforma, no te eches abajo, nadie debería desvalorizarse ni permitir que otras personas, ya sea por envidia, celos y orgullo lo hagan. Tú vales y no te dejes influenciar de lo contrario. Déjate llevar por la inspiración y comienza a escribir.

–¿Escribir?, –contesté–, sabes muy bien que no me considero escritor, ni sé cómo lo hago, es más, al terminar yo mismo estudio lo escrito, ¿eso es normal?

–David, están aquellos que primero estudian y luego escriben lo que saben, por ejemplo, un matemático, físico, historiador o aquel que investiga medicina u otras ciencias y posteriormente comparte sus conocimientos. Pero también hay otros que primero escriben y luego estudian, o van aprendiendo mientras transcriben mediante las ideas, inspiraciones y pensamientos que les surgen en el momento y al mismo tiempo. Tú perteneces a éste último caso. Por supuesto que no podrías redactar nada sino hubiese un estudio previo, por eso nosotros “despertamos” de la memoria espiritual, todo lo que fuiste leyendo y estudiando en el transcurso de tu vida.

Los acontecimientos, las vivencias y las investigaciones no se perdieron, sino que “las revivimos” en el momento que sean necesarias y te sorprendes de recordarlo nítidamente, bien claro, aunque lo hayas leído hace varios años, para después olvidarlo la mayoría de las veces En otras oportunidades, apenas proyectamos imágenes para que con tus propias palabras las vayas describiendo. No ignoras que esto se llama mediumnidad, es decir, “mediador”, “intermediario” o “puente” entre los dos mundos, el espiritual y el físico. Hay diferentes tipos de mediumnidades.

Millones de personas lo son, es más, Allan Kardec, el Codificador, por medio de las respuestas dadas por un gran número de entidades espirituales elevadas, dijo que “la mediumnidad es una facultad inherente al ser humano”, es decir que todos la poseen en diferentes grados. En el lenguaje popular, se considera “médium” a aquella persona cuya facultad está más acentuada que en otras, por lo que no es un “privilegio” ni “don”, como ya lo habíamos aclarado, sino que nuestro Padre concede a las criaturas terrestres la oportunidad de ayudar a otros semejantes mediante las Voces Celestiales, que existieron en todos los tiempos, ayudando, guiando sociedades, haciéndolas avanzar, por lo que debería ser una facultad puesta al servicio de la comunidad gratuitamente, porque las enseñanzas superiores no les pertenece. Como no ignoras, esta facultad es neutra en sí misma y cada persona atrae a las compañías espirituales por ley de afinidad, atracción y sintonía mental y emocional.

Lucrar con ellas, equivaldría a desperdiciar una oportunidad única que se le concedió para evolucionar más rápidamente y la mayoría de las veces saldando deudas pretéritas, pero al recibir el pago en la Tierra, cobrando por “los servicios”, no tendrá nada que reclamar al llegar al plano espiritual, ya se compensó una cosa con otra y no de la mejor manera, por lo que esta oportunidad de ayudar desinteresadamente, mostrando compasión y caridad, la volverá a repetir nuevamente como prueba, demorando su progreso, debido a que se anuló la caridad desinteresada como parte de la evolución concedida, porque la mayoría tiene una mediumnidad “prestada” transitoriamente para saldar más rápido sus deudas.

Y son pocos los que ya conquistaron esta facultad, es decir, que su parte espiritual está por encima de la material y pueden entrar en contacto con la espiritualidad superior cuando lo deseen siempre que estén en buenas condiciones mentales y emocionales, por un motivo justo y cristiano, ya que viven prácticamente entre dos mundos, al contrario del primer caso, llamado también “mediumnidad de prueba” en que la parte “material” prevalece sobre la espiritual, por eso le decimos “prestado” transitoriamente, ya que son los más endeudados y sino se desvían mediante el mercantilismo y los egos, podrán triunfar en esta existencia hasta alcanzar la “mediumnidad natural” como te comenté.

–Meimei –exclamé–, ¿cómo es que le “prestan” la mediumnidad? –Son operaciones que se hacen sobre la glándula pineal antes del nacimiento, por especialistas de nuestro plano. En las psicografías de nuestro querido “Chico”, dictadas por el espíritu André Luiz, también le prestan a él, momentáneamente y mediante complejas cirugías, un mayor poder de “observación” cuando viene a la Tierra con un grupo como parte de sus estudios. Lo mismo que sucede en el plano espiritual también ocurre en el terrestre.

Oía atentamente los conceptos de Meimei que esclarecía mis dudas.

–Algunas personas son conscientes del mecanismo mediúmnico que te estoy narrando –prosiguió–, y otras no, ya sean poetas, escritores, artistas, pintores y así por delante que ignoran las leyes espirituales. Muchas veces dicen que se sienten “inspirados” y es así, pero otras por lo general no están sintonizados a la espiritualidad y por más que quieran inspirarse no pueden, debido a que su mente está bloqueada con diversas preocupaciones. Recuerda bien esto: “El escritor sabio no es el que escribe usando muchas palabras “difíciles” y frases rebuscadas, sino el que más consuelo y esperanza da a través de sus escritos a los semejantes”. En todos los órdenes, cada cual escribe o retrata en un lienzo lo que su mente atrae por ley de afinidad.

Todos tienen su séquito de compañías espirituales, por lo tanto, aquellos que redactan sobre el terror; directores de cine que tratan de infundir miedo con escenas escalofriantes al público atraído por esta clase de espectáculos o crueles asesinatos divulgando la violencia, incluso actualmente los alarmistas sobre el fin del mundo en vez de actuar en sentido contrario para contrarrestar el desequilibrio en la psicosfera terrestre, debido a estos pensamientos y conversaciones al punto de la histeria, están bajo la fuerza de compañías que les son afines, llamados también “divulgadores de desastres y catástrofes”, y en sentido contrario, están los que llevan un poco de paz y serenidad por diferentes medios de comunicaciones masivos o aislados, ocurriendo lo mismo pero en sentido opuesto como te dije y son influenciados por el plano espiritual superior. La afinidad y sintonía es una ley Universal, atraemos lo que pensamos, en definitiva, lo que somos.

Sabemos que el planeta está atravesando una transición hacia un mundo mejor, no sin antes pasar dolorosas pruebas provocadas por el mismo ser humano, y ya se notan los cambios, especialmente los climáticos, políticos y energías que penetran desde las tormentas solares, pero no podremos ayudar si potenciamos aún más los miedos y angustias, hay que vibrar por la paz mundial y comenzar a construir la nueva sociedad, individualmente y en pequeños grupitos, humildes, fraternales y de Amor cristiano.

–Meimei –dije encantado–, gracias querida amiga. Muchas personas nos preguntan en dónde pueden ampliar más aún sobre estos temas y conseguir ayuda en las obsesiones o persecuciones espirituales y no sé qué decirles. Hay un Movimiento Espiritista, por supuesto, pero no todas las instituciones ayudan a través de la fluido terapia a gente desesperada o al borde de la locura espiritual. Realmente no entiendo. Gran parte tienen miedo o no se quieren comprometer con la espiritualidad superior, ya que exige disciplina y reforma interior, pero no lo reconocen, otros hasta dicen que es el “karma” y no pueden intervenir, como si fueran jueces ignorando que apenas son intermediarios del plano espiritual que utilizan sus energías y ectoplasma, pero principalmente carecen de la buena voluntad que nos piden, ¿es así?

–David, este tema ya lo hablamos detalladamente y alertamos, como por muchos médiums y diferentes espíritus en distintos países y ciudades, sobre lo que está ocurriendo en una gran mayoría de instituciones y el movimiento espiritista en general. El orgullo de querer sobresalir a toda costa es el mal que los hace intolerantes por “un punto y coma”; una letra de más; el ego de querer ser “siempre vistos” produce que no toleren incorporar ni ofrecer espacio a personas que tienen mucho para aportar e incluso “adaptan discursos”, favoreciendo sus pobres argumentos, para perpetuarse en sus “cargos” sin dar lugar a nadie más, enquistados en “sus puestos”. Siempre van a buscar algo que no les guste para no aceptar esta realidad.

Por más notas que pongas al final en cada pie de página confirmando lo que Allan Kardec preguntó al plano superior, como te inspiramos en libros anteriores, no cambiará nada en ellos, pero sí llegará a las personas ávidas de conocimiento sobre lo que realmente es la Doctrina Espírita, especialmente a una nueva generación, y llevarle un poco de esperanza a aquellos que están en “la búsqueda”.

Deberían reconocer que es necesario cumplir una función social, abiertamente, con los trabajos de fluido terapia y desobsesión a tanta gente necesitada, ¿por acaso no saben lo mal que se encuentran otros hermanos de la familia terrestre? ¿Ignoran que sus “cargos” no deben ser sólo para hablar sino poner en práctica lo que predican? ¿No oyen con el tímpano de sus consciencias el clamor de tantas personas necesitadas y al borde de la locura? ¿Por acaso desconocen sus responsabilidades de atendimiento masivo a través de la fluido terapia al semejante necesitado que deambula desorientado por la vida, sin esperanzas y desconcertados ante tanta frialdad que encuentran en los templos de piedra? ¿Recuerdan el compromiso abrazado? Porque un título es una responsabilidad ante el sufrimiento ajeno y no una “etiqueta” para sus egos. ¿No dan cursos de fluido terapia y debates al respecto? Deben pensar que rendirán cuentas por el conocimiento que tienen y no lo aplican.

Y esto no lo digo yo sola, David, ya que nuestro querido “Chico” (Xavier), como lo llamamos cariñosamente, psicografió un libro a través del espíritu de André Luiz llamado: “Los Mensajeros”, en donde narran historias de aquellos que asumieron compromisos y fallaron. Luego de arrepentirse amargamente, son llevados a una asamblea en una Colonia Espiritual del Espacio y se preparan nuevamente para repetir las pruebas que ellos mismos vuelven a pedir por fracasar tan estrepitosamente. No obstante y sin generalizar, te sugerimos continuar hacia aquellos que nada conocen al respecto, sólo haz tu parte. Más adelante, hablaremos cómo, cuándo, de qué forma y cuál es el papel del Espiritismo que los Espíritus Superiores dictaron como la Tercera Revelación a la Humanidad, es decir, el conocimiento de las Leyes espirituales.

Medité unos segundos ya que hay mucha bibliografía al respecto.

–Es verdad –contestó leyendo mi pensamiento–, pero están dentro de las instituciones y no al público ávido de conocimientos. Otras, dan cursos gratuitos, como debe ser, pero muchas solamente presenciales y no a distancia, y esto excluye a un gran número de personas. Por eso es la propuesta, debemos “salir” para que todos puedan leer y aprender las técnicas que ya dimos desmitificando los mitos creados alrededor del Espiritismo. No queremos dejar pasar por alto que hay muchas instituciones espiritistas, la mayoría pequeñas y casi desapercibidas, en donde reina la hermandad y armonía, que trabajan cristianamente ayudando al semejante, por lo que no se puede generalizar como aclaramos.

“Luego desapareció mientras continuaba en el centro rodeado del griterío y los bocinazos, no obstante, sentirlos como a la lejanía, ya que mis pensamientos ahora estaban en otra dimensión diferente... Recordaba con mucho cariño a una institución espírita que mi “abu” desde Brasil me había conectado apenas llegué a la Argentina, cuando recién entraba en mi juventud y que se encuentra en Lobería, provincia de Bs.

As. Ellos realizan la fluido terapia desde que los conocí, anónimos por la gran mayoría, no obstante, presentes en los planos superiores debido al trabajo cristiano de ayuda al semejante, y formaron mi familia del alma hasta el día de hoy”.



Extracto de Allan Kardec. Entre la Tierra y las Estrellas

138 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo