Cuba. La neblina verde.

Kryon


Lee Carroll:

Saludos, queridos míos, Soy Kryon, del Servicio Magnético.

Los humanos dudan sobre quiénes son. Principalmente porque el subconsciente ha recibido tantos comentarios negativos. Viene de los padres, en la escuela, incluso desde los líderes espirituales. Se te dice que eres limitado y que no puedes hacer ciertas cosas, o que por tu status no puedes hacer una cosa o la otra, Entonces el humano llega a este planeta e inmediatamente se le dice lo que no puede hacer. Y todo el tiempo los ángeles están mirándote y viéndote magnificente. El mayor cambio de la consciencia será en la manera como los padres comienzan a enseñar a sus niños. Animándolos. Enseñándoles no lo que ha sucedido en la historia, sino lo que sucederá más adelante.

Estoy aquí para decirles que la historia no se repetirá a sí misma. Habrá buenas sorpresas que están por llegar. Pero en esa situación en la que tú te encuentras, humano, es difícil creer que puedas hacer algunas cosas que vamos a hacer en el día de hoy.

Cada ser humano tiene un alma bellísima. ¿Qué se te ha enseñado sobre el alma? Y la respuesta es: casi nada. Es una parte multidimensional de ti, una parte de Dios. Se te ha dicho que tu alma reside en el cielo, no aquí. Se te ha dicho que tu alma estará disponible para ti cuando fallezcas. Es una idea tan lineal de la humanidad.

Quisiera contarles algo mucho más grandioso de lo que jamás se les ha dicho. Tu alma está aquí ahora. Estás en medio de ella. Tienes un bellísimo campo a tu alrededor, de hasta 8 metros de ancho. Incluso ha sido llamado el Merkabah. Tú estás dentro de tu alma en este momento; está aquí.

Una de las cosas que hemos estado haciendo es hacer un viaje hacia el alma. Al alma. ¿Qué tal si tú pudieses visitar tu propia alma? Y habrá quienes digan. “No, no. Eso no se puede hacer, Kryon. Nos han dicho que eso no es posible”. Queridos míos, esa ha sido la creencia.

Las cosas están comenzando a cambiar. Nueva información está comenzando a revelarse, sobre una verdad que es magnificente, inesperada, bellísima.

Aquellos de ustedes en este grupo, los que meditan: ¿por qué lo hacen? ¿Cómo responderías eso? Te lleva a un lugar bellísimo, tú lo sientes. Es la portada a tu alma. Crucemos ese límite. Voy a darles una meditación guiada que puede ayudarles a hacerlo. Y voy a decirles algo: esta no es una situación fingida. Todo lo que sigue a partir de ahora es tan real como tú lo quieras hacer. Se te permite tocar tu alma; siempre se te ha permitido.

Quiero que imagines un puente; el puente es una metáfora; una metáfora para cruzar de lo conocido a lo desconocido. Y este puente te llevará a tu propia alma magnificente. La belleza de esto es que tú haces un viaje a un lugar que es completamente seguro. Es tu hogar sagrado. Verdaderamente este es el hogar, la casa. Porque tú estás en este planeta solo por un pequeño tiempo, un corto tiempo. Pero tu alma es para siempre. Tu alma es un pedazo del Creador, eso que tú llamas Dios creó tu alma y tú eres parte de eso, Y ahora vas a tocar el rostro de tu alma.

Ven conmigo a través de este puente, si quieres puedes tomar mi mano, y siente cómo el amor se derrama sobre ti. Y al cruzar esta neblina, que podríamos decir que no te deja ver el otro lado, todo comienza a aclararse. ¿Lo permites? ¿Lo permites? Y si la respuesta es sí, estás dando permiso para algo increíble y bellísimo. Te invito a que veas tu alma de la manera como quieras verla, y es diferente para cada quien. Estás sentado en una parte bellísima del Universo, donde incluso puedes escuchar la luz; donde todo está bien.

Tienes que estar aquí para poder comprender lo que sigue a continuación. Te invito a que pases por una portada, una puerta. La portada es un símbolo de la entrada a otra energía. Estás en el lugar más bello que jamás hayas estado. Eres tú. Tú, en tu alma, y no hay nada aquí que te pueda hacer daño.

Todo es perfecto aquí, y estás viéndolo. Es el tú más grande.

Quiero que entres a una sala muy, muy grande. Y hay una silla allí; quiero que te sientes allí. Y en esta silla quisiera presentarte a otros seis ángeles. Yo soy Kryon; yo soy del reino angelical. Estoy aquí para amar a la humanidad; eso es lo que yo hago. Todos los ángeles tienen tareas, y ustedes han escuchado esto a través de su historia espiritual. Pareciera haber fuerzas angelicales, reinos angelicales, para casi todo. ¿De dónde viene eso? Viene justo de tu intuición es correcto. Hay aquellos en el reino angelical que son específicos para ustedes en ciertas áreas.

¿Cómo se siente saber que es así como funciona? Que toda la intención de todo el reino angelical, y del Creador en sí mismo, es amar a la humanidad. Y algunos de ustedes dirán “Bueno, ¿dónde has estado? Te he necesitado antes”. Y ahora es el momento de decirles: ¿Das permiso de que te ayudemos? Eso es lo único que tienes que hacer. Piensa más allá de cualquier cosa que se te haya enseñado; ¿puedes hacerlo? Es difícil para los humanos. Tantas cosas se te enseñaron y están en tu subconsciente. Hay cosas especiales que pueden suceder aquí. Hay aquellos de ustedes en este grupo que van a salir de este lugar diferentes de como llegaron.

El primer ángel de los siete, es Kryon; soy yo. Quiero pasar un tiempo con ustedes. Quiero reforzar algo que es una creencia. Les he dicho repetidamente, a través de mi socio, que cuando ustedes vienen a este planeta hay celebración en el reino angelical, del reino angelical. Porque ustedes tienen una vida renovada aquí. Ustedes merecen estar aquí; nacieron bellísimos. Es así como Dios te ve, como ve a cada uno.

Este es mi mensaje para ustedes. No permitan que nadie les quite esta idea. Tú estás habilitado en cualquier momento para hablarle a aquello que te creó. ¿Acaso alguno de ustedes tendría un bellísimo niño que sostiene en sus manos, en sus brazos, e inmediatamente se lo darías a alguien más y le dirías: “No permitas que ese niño me vuelva a hablar”? ¡Es ridículo! ¡Eso no es amor! Y Dios es amor Tú eres el niño, y Dios quiere hablarte. Ese ha sido mi mensaje durante 34 años. Tú, cada uno, es más grande de lo que cree.

Hay quienes quieren decirte que no puedes hablarle a Espíritu. Hay quienes te dicen que no eres digno de estar aquí. Yo estoy diciéndote lo contrario. Y tienes tu elección para sentir esa verdad o no. Y este es el libre albedrío del ser humano: sentir la verdad o no sentirla. No escucharla y creerla, sino sentirla, lo que sientes ahora. Hay amor en este lugar.

Quiero presentar un concepto. Quienes comprenden la energía, el sonido y el color, saben que el color verde es sanador. Quiero que imaginen algo conmigo, algo que va a suceder en esta sala. Hay una bellísima y angelical neblina verde. Que va a comenzar a entrar por la parte de atrás de esta sala. Lentamente va rodeando a cada uno de ustedes. Y cuando comiencen a sentirla que va entrando, es familia. Es familia. Tienes una familia sagrada que se está uniendo a ti, acercándose a ti, en la forma de una neblina verde. Esto es para que puedas visualizar a esta neblina, que la veas. Rodea todas tus piernas, todo tu cuerpo. Y a través de esta neblina vamos a comenzar a entregarte energías.

Como Kryon, yo entrego el amor por la humanidad para ustedes. Les entrego una idea. Que hay aquellos en tierras muy lejanas en este momento, que pueden sentirlos a ustedes, porque ellos también están visitando su alma. Estás adentro de tu alma para esta experiencia. Y hay mucho que puede suceder en este momento con tu permiso. Siéntete amado.

Hay un ángel que quisiera presentarles, que quiere decirles lo mismo. Este es un ángel que ha estado mucho tiempo. Todos los ángeles se conocen los unos a los otros.

Jofiel está aquí. Jofiel está aquí ahora. Jofiel está tocando la neblina verde, el ángel de la belleza y de la autoestima. Este es un ángel que quiere tocarte, rodearte en esta neblina, y decirte la verdad sobre ti. Este es el ángel que diría “Oh, my. Yo veo todas tus vidas ante mí. Y mereces estar aquí.” Este es el ángel que te ve como una criatura sabia. Este es el ángel que te mira y te dice “¿Sabes quién eres? Hay luz en ti. Todo lo que has creído hasta ahora, vas a tener que cambiarlo. Vas a tener que cambiar toda la idea de quién tú eres.”

Y este es el ángel que te dice: “Déjame mostrarte. Déjame que puedas dar una mirada de tu magnificencia, un vistazo de tu magnificencia. Quiero que te imagines ahí parado, siendo muy importante para Dios. Y si lo haces, estarías haciendo tal lo que haces y que le pides a tus niños que hagan para ti. Quieres que tus niños crezcan sabiendo quiénes son. Quieres lo mejor para ellos. Y Jofiel está diciéndonos exactamente lo que Dios quiere para ti.

Jofiel quiere abarcar toda la sala, y tocar especialmente a aquellos que sienten que no son dignos, que no valen nada. Pero sí lo valen; lo valen.

¡Oh, tú, ser humano multidimensional! Hay tanta historia dentro de ti, historia del universo. Esta Tierra es tan solo un pedacito de esa historia. Dios te conoce. Dios te conoce. Dios te conoce.

Jofiel comienza a retroceder, pero se queda en la parte de atrás de la sala. La neblina verde continúa. Me gustaría presentarles a un ángel inesperado. Este es uno que ustedes no creyeron que estaría aquí. ¿Quién crees que tú eres, cuando no estás aquí? ¿Cuán grande es tu alma, y para qué es, y qué es lo que hace? Hay algo que se llama el Yo Superior. Es dorado en su color; es gigante, grande; y eres tú. Es esa parte angelical tuya. ¿Puedes creerlo? Estás encontrándote con esa parte más grande de ti mismo. Este ángel no solo quiere verte; quiere abrazarte. Porque es tú mismo. Este ángel quiere decirte: “Esto es lo que tú en verdad eres” Este ángel quisiera tomarte de la mano y llevarte por todo el universo. “Dale una mirada a quien tú eres, dónde has estado, lo que has hecho. Mira lo que hemos hecho, lo que hemos logrado juntos.” Esto es algo difícil para muchos. “¿Quieres decir que yo soy un ángel?”

Nunca se te dijo que eras un ángel, ¿verdad? ¿Qué crees que es un alma, cuando no estás en la Tierra? Y te hemos dicho que un alma es un pedazo de Dios. ¿Qué crees que eres cuando no estás aquí? Eres angelical.

Hay algunos de ustedes que han perdido seres amados. Y tú dices, “Ah, yo quisiera que regresaran y me visitaran.” Y lo hacen. Y lo hacen en la forma de ángeles, porque eso es lo que ellos son cuando no están aquí. No vienen a través de una sesión espiritista; tratan de tocarte en su forma angelical. Tienen mensajes de amor para ti.

Este Yo Superior tuyo es el ángel más importante que conocerás, porque cuando esta reunión termine, este es el que quiere ir a casa contigo.

Este Yo Superior da un paso atrás y se va a la parte de atrás de la sala, para unirse a mí y al otro ángel, Jofiel. Todavía están aquí.


Monika dice:

En esta neblina verde, se vuelve más intensa esta neblina verde; los colores del verde se ponen más densos, como un manto aterciopelado muy espeso, y revolotea a tu alrededor, mientras un ángel cuyo nombre conoces se hace presente. Es un ángel que has conocido vida tras vida. Este ángel representa a la Tierra. Su nombre es Gaia. El ángel de Gaia está siempre contigo. El aire que respiras viene de Gaia. Respira profundamente; siente su presencia. Siente la neblina verde de Gaia que infunde, llena, cada célula de tu cuerpo con el oxígeno rico y nutritivo. Su existencia aquí es en compañerismo y asociación contigo. Ella contiene tanta energía sanadora para los humanos. El ángel de Gaia quiere acercarse más a ti. ¿Das permiso? El ángel de Gaia quiere moverse a través de ti. ¿Das permiso? Mientras respiras, inhala el aire de Gaia. Ella está llenándote del elixir de la vida. Hay una esencia multidimensional de vida en el planeta. ¿Y das permiso para recibir esta esencia multidimensional de vida?

El ángel de Gaia, la energía de este ángel, está moviéndose a través de ti, infundiendo cada célula de tu cuerpo con su energía. Hay una profunda relación que tú tienes con la Tierra. Al inhalar, lo haces desde la vida de Gaia. Y al exhalar, intercambias esa energía, y le das vida a Gaia. Puedes mirar el planeta maravillándote; cada flor que es su creación, es tan bella. Y sin embargo, cuando el ángel de Gaia te mira, como en este momento, ella ve la eternalidad de tu alma. Porque ves, Gaia tuvo un comienzo, nuestro planeta tuvo un comienzo, pero tú estabas allí y miraste cuando eso sucedió. Tú no tienes un comienzo, y tampoco tienes un final. Y entonces el ángel de Gaia te mira, maravillada y con asombro.

Entonces, a medida que esta energía del ángel de Gaia se vuelve parte de ti, se hace a un lado de la neblina verde, porque hay otro ángel que quiere llegar, que quiere entrar. Es el ángel del cristal, y una de las cualidades de este ángel del cristal es que ella está aquí para transmutar cualquier energía inapropiada. Este ángel del cristal tiene una frecuencia y una vibración tan elevada, que con tan solo estar en su presencia, se va cualquier impureza, cualquier energía inapropiada. ¿Das permiso para que el ángel del cristal se acerque? ¿Das permiso para que el ángel del cristal presione sus energías hacia tu corazón? Y a medida que este ángel del cristal se mueve hacia el área de tu corazón, irradia una energía. Y adentro de este ángel del cristal te trae la sabiduría akáshica que tú tienes. Entonces ahora invitamos a la energía de toda la sabiduría y experiencia espiritual que tenemos, para que se haga presente en esta vida, para que cualquier talento oculto que podamos tener, damos permiso para que salga a la superficie.

Queremos que le pongas atención a tus sueños y a cualquier visión que puedas tener, porque tienes adentro de ti toda una librería entera de experiencia, con una profunda sabiduría, profundo conocimiento. Profundas habilidades intuitivas, que se canalizan con la energía de la compasión.

Y entonces, con esta energía catalítica, vamos a movernos a través del paisaje de la neblina verde para invitar a otro ángel.


Lee Carroll:

Hay dos ángeles más, que han estado esperándolos. Y son poderosos, muy poderosos. Son especialistas en su campo, y el primero de ellos es Rafael. El que alivia al alma del dolor y de la tristeza. Es una condición humana el sentir dolor por aquellos que has amado y perdido. Y es Rafael quien te da el mensaje: Las almas son eternas; todo el que has amado y perdido aún está aquí. No desaparecieron. No se fueron a un lugar desconocido por Dios. Se fueron a un área sagrada multidimensional desde donde pueden ayudarte y puedes sentirlos. Si ese eres tú, ¿acaso no los has sentido?

Oh, doy permiso para que estén aquí, de alguna manera, en este momento, y que te digan que el amor de Dios lo es todo. Y compartimos eso todos juntos en el ahora. Rafael es el especialista en la tristeza y el dolor, para sacarte de ello, y para que comprendas que esos que has amado y perdido todavía están aquí.

Tú puedes realzar esto y puedes celebrarlos cada día y decir: Gracias por estar todavía conmigo en mi alma. Te extraño, te amo, pero gracias porque todavía estás aquí. Y si quieres darle una señal, y la recibirás. Esta es la belleza del amor que está aquí para ti. Que hay aquellos en el reino angelical dedicados a que tú puedas sanarte. Ayudándote en el dolor y en la tristeza. Ese es un amor real muy especial. Un amor muy especial.

Rafael es bien conocido en tantos sistemas donde ven a los ángeles. Y el que puede levantar a un ser humano, elevarlo, para que continúe permanentemente, para que no sigan en un estado de dolor y de tristeza. Cada ser humano puede utilizar esto. Es otra visión, otra tonalidad del amor, a medida que esta bellísima neblina verde continúa.

Y ahora llegamos al último ángel. Quiero que te quedes muy quieto. Esta neblina verde va a contener una energía sanadora. Y va entrando Saint Germain. Tocando la neblina verde, tocándolos a ustedes. Y trayendo algo llamado la llama Violeta. Esta es la llama que puede quemar la enfermedad y el dolor. Este es el ángel de la sanación, el último esta noche. El que puede tocarte de maneras especiales.

Escuchen, queridos míos, hemos hecho esto antes. Y las personas saldrán de acá diferentes de como llegaron. Cuando un ser humano experimenta remisión espontánea, ¿qué es eso? Es lo que les traemos ahora, para quienes están listos para que haya una sanación en este lugar. No solo una sanación del dolor y la tristeza, sino física. Liberación del dolor, de los síntomas, de todas las cosas que has traído aquí, que disminuyen o minimizan tu vida. Hemos hecho esto antes.

Es el comienzo de una sanación que puede tomar un tiempo para que tu química vaya cambiando gradualmente y para eliminar aquellas cosas que quieres eliminar.

Este es Saint Germain, moviéndose a través de esta audiencia. Quédate quieto y permite que esto trabaje, funcione. Permite que esto trabaje. Esta es una verdadera energía sanadora. Hay quienes la están sintiendo ahora. Y es por eso que viniste. Y este es el amor que Espíritu tiene para ti. Eres más de lo que tú crees, querido mío.

Estos siete ángeles han venido en el día de hoy, de una manera en que no ha sucedido antes en ningún otro grupo, perfectamente programados para el día de hoy. Para cada uno de ustedes que vinieron a sentarse y a estar en este lugar.

El hecho tan solo de que estés aquí, es dar el permiso. Llévate estas energías en el día de hoy, llévatelas de este lugar, para que puedas comprender que las cosas son muy diferentes de lo que se te ha dicho antes. Y que la luz está llegando aquí, a partir de este grupo sabio.

La neblina verde comienza a retroceder; los ángeles también. Pero el residual de todo lo que ha sucedido permanece con cada uno de ustedes. Escúchenme: no se va cuando sales de aquí. El amor no es así. Es para siempre. Y eso es lo que has experimentado en el día de hoy. Una energía del para siempre. La energía del para siempre.

Yo soy Kryon, enamorado de todos ustedes.

Y así es.

Kryon


La Neblina Verde
Lee Carroll:
Kryon en La Habana, Cuba – 2 – 20 de enero de 2024
Canalización de Kryon a través de Lee Carroll
Transcripción de la canalización traducida en vivo

76 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo