Respirar hacia el equilibrio.

Varios/Otros


Hay dos o tres maneras de jugar con esta respiración. La clave es hacerla completa.

Una de las maneras en que has detenido tu respiración es cuando te asustas y dices ¡Oh! Y te detienes allí mismo. Adivina qué es lo que se almacena justo en ese punto de detención de tu respiración: tus imágenes de miedo. Justo allí. Entonces, si puedes respirar de manera circular. Y lo llamo circular como continuo, no interrumpido. Y hay algo en que justo inhalas y luego rueda, y luego es la exhalación, y luego empieza la inhalación, y es solo esta linda, suave, continua respiración. Una de las cosas que haces con la respiración es empezar a disrumpir significativamente tus imágenes de miedo, porque están almacenadas aquí, o en la exhalación inmediata y se almacenan aquí.

Entonces, relativamente por encima del chakra corona y justo en la base del primer chakra, es donde existe una tremenda cantidad de tu aislamiento. Entonces, allí se coloca. Muchas veces, esas imágenes del miedo hacen dos cosas: una, cortan tu acceso a tu flujo; la inteligencia infinita del universo se encuentra en la respiración; es absolutamente verdadero. Tú entras en este ritmo de esta linda, suave respiración y descubres que todo el cuerpo cambia hacia un estado de equilibrio, y descubres que tu acceso a todas las respuestas donde la pregunta se formula será sin esfuerzo, si solo permaneces en esto.

La otra cosa que descubrirás es que, al jugar con la certidumbre y la veteranía y el poder personal, combinados con la respiración, consigues estar allí en cualquier suceso que haya a tu alrededor y que ocurra a tu alrededor. Tú solo te quedas allí y en ese momento observas todo el suceso y luego consigues elegir tu acción. Cuando la respiración se corta, lo que has aprendido a hacer es “dispara, listo, apunta”. Reaccionas y luego dices “¡Ay! Tal vez no debí haber dicho eso de ese modo.” Y luego tienes que retroceder y salir de lo que acabas de crear. “Dispara, listo, apunta”, en este espacio consigues observar, puedes elegir, y luego consigues actuar. Puedes entrar en la oportunidad que te permite no ser golpeado, o no volverte el efecto. Luego empiezas a reconocer: “Puedo influir en esta oportunidad a medida que presto atención a lo que está pasando”; está ocurriendo un incendio en el edificio y si tú “disparas, listo, apuntas”, buena suerte con lo que ocurra y puede que salgas o puede que no salgas. Pero si simplemente tomas una respiración y buscas alrededor las salidas, tu oportunidad de tener éxito en tu acción tendrá más sentido. Entonces, esta respiración es enorme, y es realmente el fundamento de todo lo que hicimos.

Lo que me gustaría que hagas es ver si puedes contar hasta solo seis respiraciones. Sigue a la respiración, todo el trayecto por el círculo, lo que sea que ese círculo signifique para ti, y lo haces rodar hacia abajo, y lo haces rodar hacia arriba, respiración continua, cuenta seis respiraciones en el mismo punto de cada una.

Ahora, mientras haces esto, también podrías descubrir que paras de hacerlo y tu mente divaga. Si eso ocurre no hay problema. Empiezas a pensar, y parte de lo que estás pensando es que te olvidas de que estabas respirando, que es muy común, pero lo que empiezas a encontrar son las imágenes que se almacenaron en la parte de arriba y de abajo de la respiración. Te distraen. Empiezas a descubrir que tienes estos pensamientos. Los pensamientos están en esas imágenes almacenadas en los puntos de la respiración.

Después de un rato, la respiración empieza a respirarte a ti, y literalmente tienes que cambiar todo tu punto de atención para interrumpir la respiración. La clave es que puedas hacer que continúe, porque tan pronto como la mente participa, la mente va a distraerte de tu patrón de respiración. Permanecer en esta respiración rítmica y limpiando estas capas de imágenes te permitirá permanecer mucho más en el momento, y luego. con toda esta construcción en que estamos jugando, es un espacio muy enfocado

Ahora al abrir los ojos, continúa con la respiración. Ahora abres los ojos, continúas la respiración y sin pensar, continúa contando seis respiraciones más, y mira alrededor pero no te concentres en nada, ni pienses. Solo sigues conciente de contar las respiraciones. Seis respiraciones.

Ahora continúa la respiración; cuando llegas a este punto, cuenta tres más, pero préstale atención a medida que gira por arriba. Nota todo ese giro, lo que sea que signifique para ti, y nota el giro por abajo desde la exhalación hacia la inhalación, y de nuevo tres veces. Y sigue todo ese circuito, pero presta atención a los puntos de giro.

Ok, ahora ¿notas que estás un poco más relajado? Parte de la razón de estar relajado, si eso es así, no se debe a la respiración; es porque no estabas pensando, a través de la mayor parte del proceso. Tu punto de atención simplemente iba a seguir la instrucción de contar las respiraciones. Una combinación de respirar y no pensar. De todas las cosas que puedes hacer para llegar adonde estabas un rato antes, es este trabajo justo aquí, la respiración; eso lo hará.

En el siguiente ejercicio, vamos a jugar de tal manera que, primero vamos a respirar, y luego les mostraré qué sucede cuando empiezan a mirar a lo que es el Prana, versus el aire que entra en los pulmones. Eso es realmente definible en su espacio.

Sigan adelante y cierren los ojos, estén felices; sin ningún esfuerzo simplemente estén concientes del octaedro que rodea al cuerpo. Solo nótenlo. Permitan que el campo vibre a 10% de la velocidad de la luz. Solo nótenlo, no hay trabajo implicado. Solo estén a 10% de la velocidad de la luz, mirando al octaedro. Ahora bien, ¿están allí? La respuesta parece ser que sí. ¿Fue difícil llegar aquí? ¿Requirió mucho trabajo hacer esto?

Ahora, muy simplemente, lleven el campo desde el 10%, muévanlo a 30% de la velocidad de la luz. Solo estén allí, sin esfuerzo; sentirán un poco de avance en el cuerpo. Entreténganse consigo mismos, y respiren solo tres respiraciones en este 30%. Simplemente estén concientes de esas tres respiraciones y sostengan esa frecuencia. No se requiere pensar.

Ahora simplemente muevan el campo desde 30% de vuelta al 10% y noten el cambio, continúen respirando. Bien; noten qué sucedió cuando disminuyó.

Ahora lleven el cuerpo otra vez al 30% de la velocidad de la luz; tomen conciencia de la esfera de luz que los rodea. Llévenla a 60% de la velocidad de la luz; continúen respirando y llevándola a esa velocidad. Vean si pueden continuar con la respiración circular. Es solo el punto de resistencia. Respiren justo entrando a los puntos donde se pone tenso, si se pone tenso. Estén felices.

Ahora bien: estén muy concentrados, tomen conciencia de la respiración, tomen conciencia de sí mismos en su asiento, tomen conciencia de sí mismos en la habitación, tomen conciencia de sí mismos en este 60% de la velocidad de la luz

Ahora me gustaría que estén completamente concientes, y en un segundo voy a decirles que desde esa percepción conciente, quiero que abran los ojos y no piensen; simplemente vean la habitación, no enfoquen en ninguna cosa, no pongan rótulo a nada ni identifiquen nada por nombre. Quiero que simplemente estén concientes de sí mismos, abran conscientemente sus ojos ahora, solo miren alrededor. Simplemente abran los párpados, sostengan el campo, tomen una respiración, y luego cierren los ojos. Plenamente concientes, todo lo que están haciendo es cerrar sus párpados. La única cosa que está cambiando es sus párpados, suben y bajan.

Sigan respirando. Sin pensar. Gusten de sí mismos. Relajen su cuerpo. Lleven el campo desde 60% de vuelta a 30%, y solo noten la diferencia. Estén felices. Lleven el campo desde 30% de vuelta a 10%. Sean poderosos, estén al comando mientras respiran. Lo que otras personas piensen de ustedes, no es asunto suyo. Su asunto tiene que ver con sus asuntos,

Gusten de sí mismos, estén concientes de su respiración, no se requiere trabajo.

Vean si pueden oír este enunciado mientras están justo donde se sientan, No se requiere ningún trabajo. No hay nada para hacer. Cuando salen del modo de hacer cosas, consiguen simplemente poner su punto de atención en ese tiempo simultáneo que desean ver y está apareciendo ante ustedes. Tal como lo hicieron un momento atrás cuando yo dije: miren a las hadas. Ellas estaban allí. El Pegaso estaba allí, con solo cambiar su punto de atención. No se requiere trabajo. No implica un esfuerzo. Tomen conciencia de la respiración.

Ok. Ahora, estén completamente concientes de sí mismos. Concéntrense justo donde están, y simplemente respiren abriendo los ojos, sin realmente pensar. Solo gusten de sí mismos Bien. No es su percepción conciente lo que cambia al abrir los ojos. Su percepción conciente es su percepción conciente. Los párpados simplemente suben y bajan. Lo que ustedes se han entrenado para hacer, es cerrar los ojos y hacer algo: ir a otro espacio. No hay razón para ir a ningún lado. De modo que, al abrir los ojos, estén plenamente concientes y luego simplemente abren los ojos y estén tan conscientes como lo están con los ojos abiertos, como al cerrar los ojos, solo estén completamente conscientes.

Todo esto es simplemente reestructurar, reposicionarse a sí mismos. Los estamos rotando hacia una posición equilibrada. Lo están haciendo, y al moverse hacia la posición equilibrada, su capacidad para engancharla con el “no estoy bien”, como sea que eso les parezca, no tiene dónde encajar. No pueden estar alineados y no estar bien.

Entonces, si reparo el “no estoy bien”, por lo tanto estaré bien. Esa es la estrategia que usan ustedes en su mayoría. ¿Les gustaría cambiar la estrategia de que no estoy bien, y simplemente ir a estar bien? Y en ese estar bien, la ley de atracción, eso que dice que no estoy bien no puede existir en mi realidad, que es un poco más fácil de hacer. No es lo que acostumbran hacer, sin embargo.

Tomen una respiración profunda. No hay nada arbitrario en lo que estamos haciendo ahora. ¿Pararon de respirar? “Oh, sí, tuve que pensar” (se ríe). Hay un tubo de respiración que corre desde el punto por encima de ustedes al punto por debajo. El corazón es el punto central del tubo de respiración.

Van a respirar de una manera un poco diferente Van a inhalar desde arriba y abajo simultáneamente hacia adentro del corazón. Va a ser un flujo respiratorio continuo. Permanece en ese patrón circular Siguen respirando en eso, pero simplemente van a respirar hacia adentro del corazón y al pasar a la exhalación van a respirar hacia afuera, esféricamente, desde el corazón. De modo va a ser una exhalación en todas direcciones, Esta es una parte muy poderosa de la respiración.

Entonces, cierren los ojos, jueguen con esto. Entreténganse consigo mismos mientras lo hacen.

Gusten de sí mismos. Encuentren la sensación de las hadas o de los ángeles, o de los animales, La misma sensación que tuvieron hace un rato, todavía allí, completamente disponible, y respiren.

Ahora, en la próxima inhalación, la energía de Prana, la inteligencia infinita, ingresa en la inhalación, y sale en la exhalación. Al exhalar, sientan que la exhalación viene del corazón, no de los pulmones. Dejen que el aire al inhalar fluya suavemente, y luego simplemente empujen hacia afuera la energía pránica. Pueden sentir una sensación áspera en el chakra, al salir; pueden sentir una sensación aérea, una sensación liviana, podrían tener una sensación de color. Hay una distinción entre el aire que entra a los pulmones y el prana que llena el corazón.

Ahora, noten el cuerpo: ¿se relajó? ¿Se volvió más tranquilo? ¿El analizador dejó de estar tan activo? ¿Pueden simplemente gustar de sí mismos? Son bastante asombrosos. Un único punto de luz en todo el universo.

Estén felices. Estén concientes de la respiración, tomen conciencia de estar sentados en el espacio donde están. Estén plenamente conscientes como si hubieran tenido los ojos abiertos. Estén completamente conscientes ahora mismo. De modo que, en un segundo, al abrir los ojos, lo único que cambia es sus párpados abriéndose. No hay fluctuación en su punto de atención.

Adelante, respiren abriendo los ojos, gusten de sí mismos, sigan respirando; no cambien nada, vean si pueden permanecer justo en ese espacio de respirar, y sientan una sensación de estar a cargo, al mando de sí mismos. Solo sientan esa sensación.

Sin disculpas. Simplemente: me gusto. Estoy justo aquí y estoy a cargo. Cada vez que dices eso, recableas un aspecto de ti mismo del que te has alejado.

Empiezas a entrar en este lugar. No hay competencia, nadie te está invalidando, no hay nada que diga que no puedes hacer algo. Básicamente empiezas a entrar en un espacio que conoces íntimamente, excepto que no lo conoces íntimamente en este cuerpo.

Todo lo que estamos haciendo es recablear viejos patrones, de regreso a tu manera de hacer las cosas.

Gusta de ti mismo. Toma conciencia de tu respiración. Simplemente sigue tres respiraciones entrando en el corazón por el tubo de respirar, exhalando, y repitiendo.

Toma completa conciencia de ti mismo; sé poderoso, sé el que manda, sé feliz. Y simplemente respira abriendo los ojos, en una percepción conciente tan clara como puedas, y gusta de ti mismo.

(música)

Si quieres levantarte, camina, haz el cuerpo más real, toma tu tiempo. Mira si puedes mantenerte en esto, en lugar de salir, mientras caminas.



Jim Self – Mastering Alchemy
https://www.youtube.com/watch?v=t5Nl9CUJTPI
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

87 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo