Tú eres diferente de Dios, pero no estás separado de Dios.

Varios/Otros


Tú eres diferente de Dios, pero no estás separado de Dios. - Es por esto por lo que nunca puedes morir.

Capítulo 11

Ahora déjame volver, por favor, a otra cosa. Dijiste antes que describirías algunos principios espirituales básicos de la vida que harían más sencillos para nosotros comprender la vida en si misma, y la muerte. Y mientras que has tocado varios, ¿ Hay un único principio básico de la vida que pueda simplemente lanzarnos a abrir ampliamente la puerta de una comprensión más profunda en este momento?

Sí. Y esta es…

EL SEXTO RECORDATORIO

Tú y Dios sois uno. No hay separación entre vosotros.

Mientras que esto puede parece para algunos ser una pieza de información muy elemental, cuando aplicas este principio básico de la vida A LA vida, creas un recipiente en el cual puedes contener todos los Recordatorios previos que te han conducido a ti mismo aquí, así como aquellos por venir.

Las implicaciones del sexto Recordatorio son enormes. Si tienes claro que tú y Dios sois uno, y que no hay separación entre vosotros, cambia el contexto en el cual experimentas que todo en tu vida ha ocurrido, está ocurriendo, y siempre ocurrirá.
Usar ejemplos obvios de lo que acabamos de estar hablando aquí, y comprendiendo tu unidad con lo Divino hace mucho menos arduo para ti recordar y abrazar la verdad de que tú eres el causante de tu propia muerte, o que no hay víctimas y no hay villanos en el mundo. Esto puede hacer tu camino a la Plenitud menos arduo, y tu muerte más pacífica.

Ahora obviamente, el individuo que es "tú" no representa la Totalidad de Dios. Así que tienes todas las características, todos los aspectos, todos los elementos de la Divinidad dentro de ti.
Dios eres tú, por mandato general. En realidad, Dios es todo. No hay nada que no sea Dios.
A menudo he oído esta analogía de que yo soy, para Dios, como una ola es al océano. La misma cosa, exactamente. Solo que en una talla más pequeña.

Esta analogía efectivamente ha sido usada muchas veces, y no es inapropiada. Así que ahora, vamos a definir este "océano". Vamos a proponer aquí que Dios es el creador. Muy poca gente que cree en algún tipo de Dios tiene discusión sobre esto.

Si es cierto que Dios es el Creador, esto significa que tú, también, eres un creador. Dios crea toda la vida, y tú creas todo en tu vida. Es así de simple. Si piensa en ello de esta forma, podrás retenerlo en tu consciencia.

Tú y Dios estáis creando todo el tiempo – tú en el nivel micro, Dios en el nivel macro. ¿Lo tienes claro?
Sí, ¡lo veo! No hay separación entre la ola y el océano. Ninguna. La ola es una parte del océano, actuando de una forma determinada. La ola hace lo mismo que el océano, pero en menor grado.

Es exactamente correcto. Tú eres yo, actuando de la forma que tú estás actuando. Tu poder proviene de mí.
Sin el océano, la ola no tiene el poder para ser ola. Sin mí, tú no tienes el poder para ser tú. Y sin ti, mi poder no se hace manifiesto.
Tu alegría es hacerme manifiesto. La alegría de la humanidad es manifestar a Dios.
Aquí hay otra declaración.
Aquí hay otra…
La Vida es Dios, hecho físico.

Lo que es importante de entender es que no hay una única forma en la cual la vida hace físico a Dios. Algunas olas son pequeñas, apenas un rizo, mientras otras olas son enormes, estruendosas en su alcance. Así que, sea minúscula o monstruosa, siempre es una ola. No hay ningún momento en el que no haya una ola en el océano. Y mientras que cada ola es diferente, ni una sola está separada del océano en si mismo.

Diferente no significa división. Estas palabras no son intercambiables. Tú eres diferente de Dios, pero no estás dividido de Dios. El hecho de que tú no estés dividido de Dios es por lo que nunca puedes morir.

La ola llega a la playa, pero no deja de ser. Ella solo cambia de forma, volviendo de vuelta al océano.
Tu presencia es la evidencia de la existencia de Dios.

Debería poner esto en mi nevera. TÚ PRESENCIA ES LA EVIDENCIA DE LA EXISTENCIA DE DIOS. ¡Vaya una pegatina para el parachoques! Esta explicación es tan sencilla, y sin embargo tan elegante.
Así que cuando decimos que "Dios, y solo Dios" elige el momento de tu muerte, estamos diciendo que los humanos somos parte de este proceso, porque los humanos son parte de Dios.

Sí, esto es exactamente correcto.
Y cuando muero, mi muerte estará ocurriendo a través mía, no a mí.
Esto es correcto. Ahora lo estás mirando de una forma diferente. Estás cambiando tu perspectiva. Esto cambiará tu percepción. Y esto cambiará tu experiencia. La Percepción crea la experiencia.

Pero hay solo una última cosa que no puedo entender en esto. ¿Por qué en el mundo elegiría morir, alguna vez?

Oh, es fácil.
Porque has acabado. Terminado. Completado.

Neale Donald Walsch

7216 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo