Hay quienes dicen que ver es creer.

Varios/Otros


Hay quienes dicen que ver es creer.
Yo te digo que creer es ver.

Capítulo 12

Bien, bueno, nos estamos moviendo en círculos otra vez. ¿Te estoy entendiendo que dices que yo vine aquí con algo que tengo que hacer? ¿Y que cuando hago lo que vine a hacer, he terminado, y estoy listo para marchar?

No es algo que tienes que hacer, es algo que tú eliges experimentar. Si tú y Dios sois uno, no tienes que hacer nada. Toda decisión sale de la Voluntad Libre. Cada elección lo demuestra.

Has venido al cuerpo a experimentar un aspecto de ti mismo, como ya discutimos antes. Puede ser que ese aspecto de ti es experimentado a través de algo que haces – esto es, a través de una actividad física – o a través de una forma particular de ser, incluso si realmente estás haciendo nada.

Necesito un ejemplo de esto para hacerlo más real.

Bien, mientras que estamos hablando un montón aquí sobre lo que vosotros llamáis "muerte" y "morirse", vamos a decir que estás sentado callado en un funeral. Estás haciendo nada, en realidad, excepto estar sentado ahí. Apenas te estás moviendo. Pero tú estás siendo algo, ¿no?

Tal vez estás siendo triste. O tal vez estás siendo interiormente alegre. Puedes estar siendo cualquiera de las dos. Mayormente dependerá de cómo veas las cosas – en este caso, de cómo veas "la muerte".

Mi perspectiva creará mi percepción.

Sí, y esta es la forma en la que tú creas lo que tú estás siendo. En resumen, si tú estás siendo triste, es por la forma en que estás mirando las cosas. Y si tú estás siendo interiormente alegre en este funeral, es por exactamente la misma razón. Y como miras las cosas es una elección que tú haces. Es una Elección de Voluntad Libre que define quien eres tú y quien deseas ser, y como deseas experimentarte a ti mismo.

Puedes cambiar tu perspectiva en cualquier situación cambiando tus ideas sobre que quieres ver, y como quieres "mirarlo". Puedes decidir que quieres ver, y entonces, habiéndolo puesto ahí, lo encontrarás ahí.

Ahora hay una afirmación.
Sí. Esta es una afirmación que confiere mucho poder respecto a lo que es – a no ser que no lo sea. Y ¿Sabes quien decidirá?
Yo.
Sí, tú. Exacto. Decidirás si es o no es una afirmación que confiere mucho poder por como tú la veas. Y entonces, el efecto es circular. Lo que ves es lo que obtienes, y lo que obtienes es lo que ves.
¿Lo ves?
Bonito. Muy bonito.
Lo creas o no, hay más cosas pasando aquí que solo yo teniendo labia.
Oh, lo sé. Tu labiosidad siempre apunta a una enorme verdad subyacente.

Me alegro de que te guste hacer palabras. Va a ser útil más tarde.

Así que, volviendo a nuestro ejemplo, una forma para mí de estar interiormente alegre según me acerco al momento de mi propio funeral es comprender que cuando muera, es porque elijo morir. Todo lo que me ocurre, estoy, en algún nivel, causándolo – incluyendo mi propia muerte, y el momento de la misma.

Esto es exactamente lo que estoy diciendo aquí, sí. Esto te traerá gran paz en el momento de tu muerte. Sabiendo que tú y Dios sois Uno, y que estáis tomando está decisión de forma conjunta, te puede llevar a un lugar de suave serenidad.

Aún esta idea requiere que la humanidad crea en un tipo completamente distinto de universo. En nuestro universo, la mayoría de la gente que cree en Dios de alguna forma, piensa en Dios, no es si mismos, como La Primera Causa. Y Dios es ciertamente el causante de su propia muerte. Ellos mueren cuando Dios decide "llamarlos a casa".

Ellos mueren cuando ELLOS deciden VOLVER a casa.
Me estás pidiendo que crear en un universo en el cual yo soy la causa de mi propia experiencia, absolutamente.
Ese es el universo en el cual vives.
No parece que sea así.
Y no te parecerá que es así hasta que cambies tu perspectiva. Nada aparecerá que no puedas ver.
Bien, esto es sabiduría de tu parte.

Más sabiduría de la que crees. Hay quienes dicen que ver es creer, yo te digo que creer es ver.
Me encanta este Nuevo giro de este viejo aforismo. Y esto, también, lo has dicho antes.
Y lo diré otra vez, hasta que lo pilles.

Vale, entonces nadie muerte "antes de su momento". Lo estás diciendo una y otra vez aquí, así que adivino que tengo o que aceptarlo o rechazar toda la idea. Voy a aceptar esto como cierto, aunque es difícil para mi hacerlo.
Dime por que esto es tan difícil.

Supongo que he continuado estando agarrado a la idea… mira, yo ya he oído todo lo que estás diciendo, pero… supongo que hay una parte de mi que sigue agarrándose a la idea de que hay cosas que nos pasan que no queremos que nos hayan pasado, que nos "ocurren cosas" que no las creamos en nosotros mismos. Pero ahora me encuentro con que nada ocurre por casualidad, y en consecuencia, nadie muere cuando él o ella no elige morir.

No hay cosas tales como "no elegidas". Todo es elegido.

Sí, vale, ya veo. Y supongo que tienes que seguir haciendo esta observación una y otra vez, porque va en contra de todo lo que la humanidad se ha dicho siempre a si misma sobre todo esto. Y tengo que decirte algo. Justo mientras estoy escribiendo esto, justo cuando nosotros estamos enzarzados en esta parte concreta de lo que espero sea una conversación muy larga. La vida en si misma está contribuyendo a dejarme más y más claro que lo que tú estás diciendo es cierto. Nada ocurre por casualidad. Quiero decir, mi vida en si misma, mi vida diaria, me está convenciendo de esto – y lo está haciendo en este mismo instante.
Háblame de ello

¿Puede ser posible que "por casualidad", mientras estábamos teniendo el intercambio de arriba, me tomé un pequeño descanso de escribir, y para cambiar de aires, decidí abrir mi buzón, solo para encontrar una carta de un lector?
El remitente, Jackie Peterson ( cuyo nombre he cambiado para proteger su identidad personal ), me escribió diciéndome que su prometido falleció hace dos meses de un ataque masivo al corazón. Ella estaba devastada, sobretodo porque su prometido había estado siempre saludable; él siempre pasó sus chequeos médicos con su expediente limpio.
Ella mencionó los libros de Conversaciones con Dios, en los cuales ella leyó que nosotros elegimos nuestras situaciones en la vida en la tierra. Así que ella se pregunta: ¿Ella ha elegido está situación por si misma – o es parte del anterior modelo de vida de su prometido?

¿Respondiste a esta carta?

Por supuesto lo hice. Después de quedarme completamente asombrado de que esto "se mostrara" justo en este momento exacto, respondí la pregunta lo mejor que pude. Basé mi respuesta en la misma conversación que estamos teniendo ahora mismo.

Bien, vamos a ver como lo hiciste. Vamos a ver que escribiste.

Esta es mi respuesta…

Estimada Jackie,

Te pido que me escuches desde lo más profundo de tu alma cuando te digo cuanto siento que esto haya ocurrido en tu vida. No quiero darte aquí "respuestas sencillas" que hagan que todo suene tan sencillo y te hagan preguntarte porque algo de esto debería ser un problema…

Jackie, esto ES un problema, y una enorme tristeza, y tienes todo el derecho a sentirte como te estás sintiendo, enfadada y triste y confusa y frustrada y buscando respuestas.

La primera cosa que te quiero avisar es que te permitas tener todos los sentimientos que estás teniendo, sin intentar a ningún nivel controlarlos o regularlos o limitarlos o restringirlos. Simplemente ten tus sentimientos y déjalos ser lo que son momento a momento.

Es remarcable que me hayas presentado está pregunta hoy, porque estoy ahora mismo trayendo a través mío el siguiente libro de diálogos de CCD, llamado En Casa con Dios en una Vida Que Nunca Termina. Y en este libro estaba ahora mismo explorando esta idea del alma eligiendo cuando va a dejar el cuerpo y a volver a casa.

Y sí, es cierto que en este último libro de CCD, como en todos los otros, Dios nos está diciendo que nadie muere en un momento o en una forma que no sea de su propia elección. Aunque Dios también deja claro que esta puede no ser una elección consciente, sino que puede haber sido elegido en un nivel de consciencia al cual solo el Alma tiene acceso.

Si este es el caso, querrá decir que tu prometido no eligió a un nivel consciente morir cuando lo hizo. En este nivel, su muerte pudo haber sido tan sorprendente para él como lo fue para ti. Sospecho que así fue. No creo que tu prometido conscientemente eligiera dejarte.

Es cierto según mi nivel de consciencia que algunas veces el Alma elige cosas en el nivel subconsciente o superconsciente que nunca serían elegidas en el nivel consciente, y que lo hace para conseguir completar su Plan Superior. Morir casi siempre cae en esta categoría. Muy pocas personas eligen conscientemente morir cuando y donde y como lo hacen. Yo creo que Cristo lo hizo. Creo que Buda lo hizo. Creo que otras almas lo han hecho, pero creo que esta circunstancia es muy extraña.

Intenta, por eso, no estar demasiado enfadada con tu prometido, en lugar de eso, permítete a ti misma dirigir tu rabia hacia la circunstancia que lo tomo lejos de ti justo cuando comenzabais realmente a disfrutar de vuestra vida juntos. Entiendo y aprecio profundamente cuan devastada estás, y como te digo, tienes el derecho a estarlo.

Para comprender todo lo que ha pasado, sin embargo, creo que es posible que uno de los objetivos del alma de tu prometido fuera experimentarse a si mismo en Perfecta Unión y Maravillosa Unión de Pareja, tras muchos intentos en esta vida, y muchos intentos en vidas previas tan bien. Creo que tu prometido fue un regalo para ti – y que tú fuiste un regalo incluso más extraordinario para él. Tú fuiste lo que él, también, había estado buscando.

Creo que viniste a esta vida como parte de un "contrato" o "acuerdo", permitiéndole a él experimentarse a si mismo, al menos, como mucho, mucho de Como Él Realmente Es. Creo que se sintió más "si mismo" contigo que con cualquier otra persona con quien haya estado jamás. No solo en esta vida, sino, tal vez, en muchas, muchas otras vidas.

Todo esto puede ser un poco difícil de entender, Jackie, en un nivel humano – por eso te voy a pedir que veas si puedes "saltar" a un nivel espiritual muy alto para comprender lo que te voy a decir a continuación: Creo que es posible que tu prometido muriera de felicidad.

Estás en lo cierto, Jackie, él nunca estuvo ni un solo día en toda su vida seriamente enfermo. Estaba en buenas condiciones, pasaba sus chequeos regularmente, etc… y no hubo razón en la tierra para que muriera tan repentinamente. Puede, sin embargo, que haya habido una razón espiritual.

Él puedo, simplemente, haber finalmente terminado sus planes en la tierra – con tu ayuda; con tu asistencia, el Alma Amistosa con la intención específica de proveerle a él esta última asistencia para que él pudiera volver a Casa, y moverse hacia adelante en su evolución.

Tú mostraste a este hombre maravilloso, Jackie, simplemente cuan maravillosa una relación puede ser, y simplemente cuan maravilloso ÉL puede ser en una relación. Y como te dije, Jackie, creo que vuestra relación creó un contexto en el cual él pudo tener una experiencia de si mismo completamente distinta a cualquier otra que él haya tenido jamás antes. Iré más lejos: puedo apostar que él realmente te dijo esto. Estoy aquí sentado creyendo que realmente él te dijo esto de distintas formas – que él nunca antes se experimentó a si mismo de la forma en la que él se experimento a si mismo contigo.

Y en consecuencia, Jackie, tu prometido dejó su cuerpo repentinamente, celebrando gloriosamente lo que había encontrado y lo que finalmente había experimentado de si mismo: la plenitud de Quien Él Es.

La gran tristeza que se te está pidiendo que lleves es todo parte de la belleza enorme e incalificable y el generoso regalo espiritual que has sido invitada por la Vida a dar a este "otro" muy especial ( que es en realidad otra parte de ti ) de forma que puedas, también, conocer Quien Tú Eres Realmente.

Tú prometido te dio un tesoro también ( CCD dice: "Todos los verdaderos beneficios son mutuos"), el cual es el conocimiento de que tú eres capaz de dar, recibir y experimentar un asombroso amor de forma humana – algo que tú habías comenzado a dudar seriamente antes de que él llegara. Su intención, entonces, fue darte a ti misma. Y es lo que hizo.

Y así, el Propósito Divino de vuestra relación ha sido servido y completo de Forma Divina y en la Planificación Divina. El comienzo de vuestra relación de esta forma fue por Planificación Divina ( como estoy seguro que ya sabes, porque creo que los dos hablabais sobre esto a menudo), y el final de vuestra relación de esta forma fue igualmente por Planificación Divina, aunque se que es muy difícil de ver o experimentar esto ahora mismo.

Creo que tú te puedes estarte preparando para servir a un propósito incluso más grande en los años venideros, usando esta experiencia para traer ayuda y sanación a otros que se encuentran en distintas situaciones de la vida, cada una de ellas siendo retos para ellos a nivel espiritual. Creo que te puedes estar preparando para avanzar en la alegría de devolverles a la gente a si mismos.

Algunos de estos otros con los que te encontrarás puede ser gente que ha perdido su creencia en el amor, que piensa que la relación correcta y perfecta simplemente no es posible o no está abierta para ellos, y que piensan que sería mejor que simplemente olvidaran por completo la idea como si fuera un gran engaño del universo. Tú serás capaz de decirles algo diferente, y animarlos a que sigan abiertos, siempre, a la posibilidad.

Algunos de estos otros puede ser gente que se encuentran a si mismos en una aflicción repentina, que no entienden y no pueden "ver la perfección" en el momento actual, sino solo experimentar la pérdida y el dolor, y quienes pueden incluso creer que ellos simplemente no pueden seguir adelante. Tú serás capaz de decirles algo diferente, y animarlos a que sigan abiertos, siempre, al siguiente gran regalo de la vida, y al siguiente extraordinario momento de conocimiento y a expresar su mayor noción de si mismos, de Dios, del amor, y de Quien Son Ellos Realmente.

Por supuesto, todo esto son conjeturas por mi parte. Podría estar "imaginándomelo todo", Jackie, y lo admito. Pero yo siempre veo un propósito mayor y un plan mayor en el juego de los eventos de la vida – incluyendo los eventos más trágicos de la vida, las mayores tristezas de la vida. Creo que al final de nuestras vidas en nuestra forma física actual, todo esto quedará instantánea y alegremente claro para nosotros, y nos regocijaremos y estaremos alegres en la perfecta simetría de todo ello.

También creo, Jackie, que tu relación con tu prometido no puede terminar nunca, y que él puede estar aquí contigo en cualquier momento que desees llamar a su amor y a su energía espiritual para ayudarte mientras continuas tu viaje, incluso mientras él continua el suyo.

Creo que vuestros viajes serán siempre juntos, incluso que han estado juntos por eones en el pasado. No es la primera vez que vosotros dos habéis estado juntos en forma física – y esto, también, es algo que creo que los dos reconocéis y comprendéis. Y no, mi querida Jackie, será la última vez. En realidad, vuestra relación nunca termina, jamás.

Esto está continuando incluso ahora, incluso en este mismo momento - ¿Por quien crees que te están llegando estas palabras? ¿Imaginas que soy yo? ¿O puede ser alguna otra persona, hablando a través de mí, trayéndote este mensaje?

¿Tú crees que esto es posible, Jackie? Por que, ya ves, yo sí.

No busques "no estar triste", Jackie, durante este tiempo de perdida. La tristeza es una de las formas del corazón para honrar a otro. Así que, también, esto es alegría. Honras el alma de tu amado, Jackie, sintiendo tu tristeza plenamente ahora. Y honrarás el alma de tu amado, Jackie, sintiendo tu felicidad plenamente, también, cuando el día y la hora de ello llegue – como seguramente vendrá.

Mientras esperamos ese día, mi deseo para ti es encontrar la paz para tu alma, Jackie. Que la paz que transmite toda la comprensión esté contigo, y que se mantenga contigo, tanto ahora como por siempre jamás.

Neale Donald Walsch.

7242 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo