La polución psíquica.

Varios/Otros


¿Que es lo que mas poluciona nuestra Madre Tierra? Las poluciones psíquicas creadas por nuestros pensamientos y nuestros sentimientos negativos ¿o bien la polución química?

«¡Con certeza, es la polución psíquica! Es la mas importante para vuestra Madre Tierra porque esa polución ataca los cuerpos sutiles y le dan un sufrimiento inmenso. La polución química se va a arreglar, porque de hecho ella es mas nefasta para los hombres que viven sobre la tierra que para vuestra Madre Tierra.

Son vuestros pensamientos los que la hacen sufrir más . ¡Esto es lo que ustedes deben saber! Son las emisiones de pensamientos de tristeza, de odio, de resentimientos que ustedes generan lo que crea un egregor...»

Lo veo grisáceo y como pegajoso. ¡Es terrible, es horrible verlo! Está vivo! ¡Le proyecto Luz porque me hace mucho mal ver eso! Ya no quiero verlo mas.

¿Nos podrían aclarar respecto de la polución de nuestros pensamientos acerca de nosotros mismos y de todo lo que nos rodea?

«Es una muy buena pregunta.

La polución creada por vuestros pensamientos es algo que nosotros consideramos como muy grave , incluso a veces dramático.

Cuando de vosotros emanan pensamientos de tristeza, de miedo, de preocupaciones, de dudas, todo lo que son emociones de involución, emociones perturbadoras, ellas son creadas y ellas permanecen. Ellas van a aumentar el flujo gigantesco de las emanaciones de pensamientos oscuros de todo el género humano.

Hace no mucho tiempo atrás, vuestras emanaciones de pensamientos psíquicos perturbaban mas allá de vuestra esfera. Hemos intervenido para colocar una protección entre vuestro mundo y las otras esferas de vida. Esto hace que vuestros pensamientos os son retornados con una mayor fuerza y a veces os destruyen.

Es preciso que ustedes pudieran comprender el peligro de los pensamientos negativos y que ustedes los vigilasen . No nos gusta emplear la palabra “negativo”, pero por comodidad y por la comprensión, la emplearemos.

Todo pensamiento, toda emoción tiene una realidad. Es un niño que nace de cada uno de vosotros. Ustedes dan nacimiento a millones de “niños”, ustedes los nutren y ellos crecen. Luego estos millones de niños se unen al flujo de los otros millones de niños nacidos de los pensamientos de millones de individuos.

Sin embargo no siempre es vuestra culpa si ustedes piensan mal. Ustedes a veces están terriblemente sometidos al egregor que rodea vuestra Tierra, a ese flujo gigantesco de pensamientos oscuros, de emociones destructivas. ¿Qué hacer entonces?

Es muy fácil y muy simple. Acostúmbrense a escucharos pensar, a escucharos hablar. Acostúmbrense a proyectar Luz sobre todo lo que emana de vosotros, y que no es Luz. Ejercítense también en visualizar vuestro mundo rodeado de toda esa cosa gris emanando de vuestros pensamientos, de vuestras creaciones mentales, de vuestros múltiples “niños”, y proyecten Luz y Amor sobre todo aquello. Poco a poco, ustedes disiparán la oscuridad, ustedes destruirán todos vuestros pensamientos negativos, todos estos niños no deseados a los cuales jamás debieron haberles dado vida.

Es primordial para los hombres actuales que trabajen mas en el control de sus pensamientos, de sus sentimientos, de sus emociones. El mayor peligro que corre la humanidad es el de una gran desestabilización como resultado de sus creaciones mentales.

Lo que es muy difícil para la humanidad actual, es que ella está atrapada de cierta manera como entre dos fuegos: por una parte la resonancia de sus creaciones de pensamientos, de sus emociones oscuras y las infusiones de gigantescas energías que la recorren, que la transforman y que la desestabilizan.

Ustedes crean con la oscuridad. Ustedes crean con la Luz. Entonces ahora, traten de hacerse cargo, traten de comprender mejor, traten de saber lo que desea vuestro corazón. Es que acaso vuestro corazón ¿desea ver permanentemente películas de violencia, de destrucción, de perversión? Vuestro corazón ¿no preferiría acaso que ustedes mirasen películas de alegría, de amor, de belleza, películas donde los valores humanos realmente son los dominantes?

Plantéense la pregunta: ¿que es lo que me gusta verdaderamente, que es lo que regocija verdaderamente mi alma? No seremos nosotros los que les daremos la respuesta, ¡son ustedes que la tendrán! Esta respuesta os dirá si ustedes trabajan para la Luz o si ustedes son aún prisioneros de la sombra. »

Pueden reproducir este texto y dar copias a las siguientes condiciones :

* Que no este cortado
* Que no haya ninguna modificación del contenido
* Que hagan referencia a nuestro sitio Web http://ducielalaterre.org
* Que mencionen el nombre de Monique Mathieu

10378 lecturas

1 Comentario de lectores

14/08/2008

Gracias Eduardo, por tu aliento . Fue en respuesta a un comentario esscrito por mi. Soy feliz de haber descubierto esta paguina, pero ese dia , estaba triste, y tu respuesta llego justo, de nuevo,GRACIAS!! sinceramente Silvia