El alma compleja.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

¿Cuántas veces hemos dicho esto? Yo lo sé. Y si se lo dijera a mi socio, él empezaría a conservar registros. Porque eso hacen los Seres Humanos. Antes de empezar esta corta canalización sobre un tema complejo, un tema que se presentó hoy y es necesario discutir, quiero tomar un momento para decir esto: Quizá esta no sea tu realidad. Aún cuando el Ser Humano tiene sabiduría, aceptación, tolerancia, paciencia, es difícil aceptar la idea de que un hombre se pueda sentar en una silla y entregar palabras en tu idioma, sucintamente, que supuestamente vienen del otro lado del velo. Lo sabemos...

Cuando les hablamos a las personas en este salón, a través de la intuición, a menudo no se ve, no se oye, no se reconoce, a veces se interrumpe, y lo sabemos. Por eso lo llaman el Velo. Hay una separación entre la consciencia del Ser Humano de tres o cuatro dígitos y la fuente creadora multidimensional. Lo sabemos.

Gran parte de la confusión que tiene el alma vieja al tratar de conectarse con el poder superior, es el desconcierto de no entender realmente qué hay del otro lado del Velo. Es como si estuvieses cruzando un puente sin tener idea de qué hay del otro lado, si hay caminos del otro lado y si allá la física funciona de la misma manera para tu coche.

¿Cómo se puede esperar que tengas una comunicación lineal con una energía benévola, amorosa y compasiva, pero de la cual no sabes casi nada? Ahora te estoy hablando en tu idioma, y lo estoy haciendo en forma lineal, una palabra detrás de la otra, pero a mi socio no le estoy hablando así. A él le llevó años tomar un lenguaje no lineal y ponerlo en la linealidad.

Me gustaría contarte qué hay en esto, porque ambos hemos cambiado y allí está el secreto. Dios no es un dios estático, que no se interesa en la energía, en el cielo, que simplemente descansa allí y espera que lo entiendas bien. Es una entidad benévola y amorosa, si quieres llamarlo entidad, que te conoce personalmente porque eres parte de ella. Eres una parte de la energía del Creador. Por lo tanto, cuanto extiendes tu mano, nosotros extendemos la nuestra también. De modo que esa expresión de libre albedrío tiene que ver con la intención. Cuando te diriges a nosotros y dices: “Yo quiero e intento comunicarme en forma breve, comprensible, precisa y pura”, obtienes ayuda.

Porque entonces nosotros empezamos a cambiar la forma en que te vemos, a causa de la forma en que nos ves. Tú abres una ventana para ambos. Así, a lo largo de los años, mi socio, a través de la ventana que abrió, cambió la forma en que nos comunicamos con él. Nosotros nos volvimos más lineales y él se volvió más multidimensional. En ese proceso se obtiene pureza, comprensión y un mensaje conciso.

Si estudias las canalizaciones de Kryon verás esa estructura en el mensaje. Está compartimentado, es lógico, tiene un comienzo, una parte media, un final. Ninguna de esas cosas se ven en una energía multidimensional, una especie de sopa donde no existe el tiempo. Algo tuvo que pasar en nuestras comunicaciones para permitir esta fusión.

¿Y qué pasa con tu intuición? Lo mismo. A medida que practicas lo que llamas pensamiento intuitivo, si deseas aferrarte a él durante más tiempo y ver qué dice, quien te envía el pensamiento intuitivo también cambiará. Estás dando intención para encauzar, interpretar y traducir el mensaje al dar tu intención para oírlo.

Los Seres Humanos están compartimentados al máximo y esto es parte de ser un Humano tridimensional. En realidad, estás en 4D, pero lo llamas 3D. Más allá de ella, hay una sopa multidimensional que no se puede enumerar. No va hasta cinco y más. Va uno, dos, tres, cuatro, cero. Y eso hace que sea muy difícil cruzar ese puente.

De modo que lo que voy a contarte ahora va a desencadenar confusión. Es exactamente lo que quiero hacer. Porque quiero que pienses fuera de la caja. Para esto, presentaré un escenario que involucra lo que tú llamarías el alma humana.

Ahora bien, acabo de darte una expresión incorrecta. Sólo es inexacta porque el lenguaje humano revela el prejuicio de la singularidad en la frase. “El”, que significa “uno”, “humana”, que pertenece a uno, “alma” no almas, singular. De modo que tienes: uno, uno, uno. El alma humana te pertenece a ti y tú le perteneces a ella. Asunto terminado.

Así lo ven ustedes, de esa forma piensan en ello. De modo que analicemos el concepto de una manera que puedan comprender.

Otra vez comenzamos en ese campo maravilloso, hace mucho tiempo, cuando el profeta Elías, por su libre elección, decidió ascender. Uno de los pocos Seres Humanos que por libre elección decidieron ascender a su propio tiempo fuera de la transición de la muerte, y en su caso había alguien observando y tomando nota.

Cuando lo hizo, lo primero que vio el observador, cuyo nombre era Eliseo, fue que Elías se convirtió en una esfera de luz. De modo que ahora tenemos el concepto de que algo sucedió y el interrogante de qué pasó. Cualquiera fuera la energía del alma humana, no se fue al cielo y se volvió luz; nada bajó para llevarlo y convertirlo en luz; él se volvió luz mientras estaba parado en el campo. Esto fue la combinación de las partes del alma en la Tierra y el alma del otro lado del Velo y esa combinación no se puede sostener en forma física.

Ahora quiero que mi socio retroceda y les trasmita esto otra vez. Cuando decides venir a este planeta, querido Ser Humano, ya tienes un alma de mi lado del Velo, y no es un alma, sino parte de la sopa de Dios. Es un colectivo, una confluencia de energía que no se puede separar jamás. Una parte de nosotros está imbuida en ti. Una parte.

No te es posible venir a este planeta con todo tu ser, que es espiritual. No puedes traer toda tu alma porque te evaporarías como Elías. Parte de ti tiene que quedarse de mi lado del Velo, de modo que el enigma a resolver, como ves, es que ya tienes un alma dividida. Y esa partición del alma es la hebra de comunicación, que algunos llaman el cordón de plata, que te conserva arraigado en el planeta pero deja un portal abierto a través de la pineal hacia la parte de Dios que eres. Lo llamas el ser de vibración superior, el Yo Superior. De modo que tu búsqueda del Yo Superior en realidad es la búsqueda de hablar con esa parte de ti que está del otro lado del velo, a la que llamas Dios.

¿Estamos confundidos ya? Esta es la parte fácil. Espero que vean esta parte, porque el resto realmente se vuelve confuso. Aquí estás en el planeta, una parte de ti, porque eres una parte sagrada de la Fuente Creadora; tu otra parte permanece de mi lado, lo que tú llamas el otro lado del Velo.

Y ahora caminas por la Tierra con un enigma. “¿Cómo me conecto? ¿Cómo me conecto?” El alma vieja es la primera en preguntar eso, porque vida tras vida ha sentido la conexión y desea reconectarse otra vez. Y esto es en parte lo que te trae a esa silla, o a escuchar esta canalización o a saber más sobre tu alma, de modo que digamos que este es el inicio de esta historia.

Ahora se complica. Te hemos dicho que cuando mueres una parte de la energía de tu alma permanece en el planeta de varias formas. Hablaremos de la forma viviente, para que no se vuelva más confuso; permaneces con tus seres queridos, como parte de su conjunto de guías. Ya les dijimos esto antes. ¿Cuántos de ustedes en las sillas o escuchando esto ahora pueden sentir alrededor a los que amaron y perdieron? Les diré: tienen que ser densos como un ladrillo para no sentirlos, porque el alma vieja sabe que tengo razón. Si perdiste a tus padres, están contigo. Si perdiste hijos, están contigo. Esto es parte del sistema más grandioso que puedas imaginar.

En la nueva enseñanza de esta energía más nueva, se va a volver más complejo, porque eres capaz de comprenderlo. Traga saliva y di: “Aunque soy singular, lo comprendo.” No necesitas conocer la física de esto, pero a medida que te vuelvas más multidimensional y comprendas lo que los físicos llaman quantum, sabrás que puedes estar en varios lugares al mismo tiempo. Las energías multidimensionales que puedes ver en el planeta prueban que pueden hacerlo. De modo que no es tan increíble que un alma lo pueda hacer. Y no puedes responder a la pregunta “¿Dónde estoy?” No puedes, porque estás en todas partes.

En este momento estás enfocado en tu cuerpo humano, pero parte de tu alma está del otro lado del Velo. Ahora bien, se complica cuando mueres. La parte corpórea que estaba en tu alma, va en parte al colectivo y te completas, excepto que dejas algo atrás, lo dejas con tus seres queridos que se han quedado. Ahora ellos tienen parte de tu alma como grupo guía y andan caminando por la Tierra.

Hagamos un resumen. Has venido y te has ido, has partido y estás del otro lado del Velo como parte de Dios excepto que partes tuyas están con tus seres queridos. Depende de cuántos tengas, y cuántos hijos e incluso de quiénes te enamoraste y todavía están aquí y tú no. Ni siquiera tienen que ser de tu familia biológica, son familia kármica. Puedes ser una parte de hasta veinticinco o treinta personas en el planeta. Y ellos andan por ahí. Ahora bien, ¿cuántos eres, a esta altura? Ni siquiera puedes contestar eso, así como no puedes decir cuántos hay en la sopa de la que hablamos. Bien, ahora prepárate para la parte difícil.

Decides reencarnar. Lo haces, y allí llega el precioso bebé y la Cueva de la Creación sabe que estás llegando, y todo lo que fuiste en todas tus vidas pasadas se pone en tu ADN para que tengas un registro dentro de ti a medida que progreses y madures en tu vida, y despiertes, usando esa sopa de energía y toda la sabiduría de tus vidas pasadas para crear esta vida, tu nueva vida como niño. Y aquí estás, reencarnado en el planeta, y al mismo tiempo estás del otro lado y al mismo tiempo estás con veinticinco personas más (Kryon se ríe). Entonces, ¿dónde está el alma ahora?

Ahora bien, quiero que amplifiques eso por tantas veces como hayas vivido, para que también sepas que una parte de tu alma permanece en el planeta cada vez que vienes y te vas. Una parte de la energía de lo que haces está en la Rejilla Cristalina. Y aún hay más. Cosas de las que aún no hemos hablado, son parte de este plan.

Tú perteneces a Gaia, porque la energía de Gaia es el punto de recolección de las partes del alma humana, podría decirse. En cierto modo, nunca te vas; en cierto modo siempre estás del otro lado; en cierto modo siempre estás con tus seres querido. ¿Qué te parece esto hasta ahora? No se trata de la complejidad, sino de la belleza del sistema. Y es un sistema, sólo que no es lineal.

A nuestro parecer, lo más difícil de contarte es esto, porque nosotros no tenemos tiempo como tú. Y como no tenemos linealidad como tú, vemos la culminación de todas tus vidas pasadas, de toda tu familia kármica, sucediendo todo el tiempo, y vemos que tu impronta es inmensa. ¡Espero que puedas entenderlo!

Ahora, mientras te sientas en esa silla, vemos la enormidad de la influencia de tu alma sobre la Tierra, y por eso lavamos tus pies. Por eso te felicitamos por lo que has hecho. No lo vemos de a una vida por vez como tú, ni siquiera vemos la complejidad que te acabamos de contar, sólo vemos tu impronta y tu sello en esta hermosa alma en gran parte del planeta, y en tantos Humanos que también se han vuelto almas viejas y lo han compartido con sus seres queridos y su familia kármica. En cierto modo se puede decir que tu Alma Creadora está en todas partes.

Quería decirte esto, en estos breves momentos, para que tengas una mejor idea no sólo de quién eres, sino de cómo te vemos. ¿Acaso puede asombrar que nuestra mano esté siempre extendida esperando la intención pura, esperando la libre elección? Si quieres, di: “Deseo una ventana más grande, y en esa ventana más grande tendré más información, y en esa ventana más grande tendré más oportunidades y más poder, literalmente, para crear aquello que deseo crear.”

Y el alma vieja, con la madurez y la paciencia que se está desarrollando, siempre deseará crear aquello que sea benévolo para el planeta, y empieza con la paz en la Tierra. Esa es sólo la primera meta, querido, tú la ves como la última. Una vez que haya paz en la Tierra, todo estará bien. ¿De veras? (Kryon se ríe) Déjame decirte: una vez que tengas paz en la Tierra, puedes empezar el proceso de un planeta ascendido, ¡no antes! Cuando dejen de matarse entre sí, entonces podremos empezar.

Nunca dijimos eso antes, tampoco. ¡Hay tanto frente a ustedes! Las almas viejas en este salón no han terminado su trabajo. No interpreten esto como “¡Ay, Dios mío! ¡Me quiero jubilar!” Porque cuando están aquí en un cuerpo físico, no tienen la mente de Dios. Cuando yo los vea del otro lado del velo, otra vez más, celebraremos y los felicitaremos, y ustedes volverán rápidamente, para continuar con algo que no se quieren perder, la fiesta que no se van a perder. (Kryon se ríe) Eso es lo que vemos. Esa es la razón para que estemos aquí. Estos son tiempos complejos, con ideas complejas, y ustedes ya están preparados para oírlas.

Váyanse de este lugar diferentes de como vinieron; no confundidos sino regocijándose en el sistema benévolo y amoroso creado para ustedes.

Y así es.

KRYON


Audio de la canalización de Kryon por Lee Carroll
Billings, Montana - domingo 30 de Junio de 2013
http://www.kryon.com/cartprodimages/2013%20downloads/download_billings_13.html
Título en inglés: The complex soul
Traducción: María Cristina Cáffaro

8016 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo