Entrevista al Dr. Bruce Lipton, realizada por Lee Carroll y Monika Muranyi

Kryon


Miércoles de Sanación 7 Noviembre - Invitado especial

En este miércoles de sanación, el invitado fue Bruce Lipton. Científico conocido y muy respetado, con el mérito de haber conectado la ciencia con la espiritualidad.
Especialista en la epigenética, concepto nuevo en la biología.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Entrevista al Dr. Bruce Lipton, realizada por Lee Carroll y Monika Muranyi durante el Miércoles de Sanación del 3 de noviembre de 2021

Bruce Lipton – Líder reconocido internacionalmente por conectar la ciencia y el Espíritu. Bruce H. Lipton, Ph.D, es autor de best sellers, “La Biología de la Creencia”, “El Efecto Luna de Miel”, y coautor de “Evolución Espontánea”. Muy requerido como orador principal y presentador de talleres, el Dr. Lipton da conferencias a profesionales de la medicina y al público en general sobre la ciencia de avanzada y cómo se relaciona con la medicina de mente-cuerpo y con los principios espirituales.
Es considerado una de las voces líderes de la nueva biología, y ha recibido el prestigioso Premio Goi de la Paz (Japón 2009) en honor a su contribución científica a la armonía mundial. El Dr. Lipton estuvo en el profesorado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wisconsin y luego realizó investigaciones pioneras en células madre, en la Universidad de Stanford. Sus descubrimientos fundaron uno de los campos de estudio más importantes de hoy en día, la ciencia de la epigenética.



Lee Carroll: Somos muy afortunados de tener a Bruce Lipton con nosotros hoy. Bruce, bienvenido al show.

Bruce: Oh, Dios, estoy tan feliz de estar aquí con ustedes, y es interesante porque, una vez que empiezo a entender la naturaleza de cómo nuestra consciencia controla nuestra biología, nuestra genética y todo eso, el destino inmediato es estar con ustedes. Este es el mensaje que han estado dando a la gente durante años, y yo ahora lo aprecio mucho desde mi punto de vista científico, porque de hecho hay ciencia, consciencia, campos de energía, física cuántica, cuestiones de creencia, estas son las cosas que controlan nuestra genética.

Bueno, la historia convencional es que los genes se encienden y se apagan por su cuenta, y tú los conseguiste cuando llegaste aquí y no puedes cambiarlos y ahora tu vida no está en tus manos, sino en tus genes. Bueno, lo hacen, se encienden y se apagan, te pueden dar un cáncer hoy, o lo que sea. “Oh, mi gen de cáncer se encendió” Y yo digo, lo que hemos estado enseñando, y el público lo ha tomado y se encuentran con eso y sienten que son víctimas de la vida que están viviendo. Cuando no resulta de la manera que querían, es realmente por otra gente: soy una víctima de las cosas. ¡Y una víctima es impotente!, básicamente. La idea de lo que llaman el determinismo genético, con eso el público ha sido programado, aunque no es la vanguardia de la ciencia, pero el público ha sido programado con que los genes controlan el carácter de sus vidas. No los elegí, no puedo cambiarlos, y van y se abren por sí mismos, luego los genes me controlan a mí y yo no puedo controlarlos a ellos. Soy una víctima de mi herencia. Bueno esa es la idea, desgraciadamente es lo que se ha programado a todo el mundo para que lo crea.

La nueva ciencia no se llama genética, se llama epigenética. Bueno suena como la misma cosa. Y yo digo: No. Epi significa por encima. Entonces digo, convencionalmente: el cáncer es causado por la genética. Ok, los genes causan cáncer. Ese es el sistema de creencia. Y yo digo: no, el cáncer es epigenética. Y me dicen que suena como la misma cosa. No. Epi significa por encima. ¿Cómo llamamos a la piel? Epi-dermis. ¿Y qué significa eso? Justo debajo de la capa de la piel hay otra capa llamada dermis, y la piel está justo por encima, por encima, epi dermis. Ahora digo, el cáncer está bajo control epigenético. ¿Y qué significa eso? Control, epi = por encima, de los genes. El control no está en los genes. El control está en cómo respondemos a nuestro mundo. Y ese control es absolutamente lo que los enciende y apaga, y más que eso, puede cambiar la lectura de los genes.

Puedes nacer con un gen mutante y llevar una vida normal, tener genes normales como la mayoría de la gente, pero como la vida no está en armonía, una vida de lucha, el estrés suele ser causa de enfermedad, básicamente puedo tener un gen sano y crear un cáncer. Y yo digo: Espera un minuto; yo, por mis percepciones y mi estilo de vida, controlo mis genes. Y dicen, sí, pero lo que es poderoso es que tú eres el que puede cambiarlo. Yo puedo cambiar mi percepción; puedo cambiar mi estilo de vida, cuál es la consecuencia de eso. Tú eres el que controla tus genes. ¡Ah! Me muevo desde ‘soy una víctima de mi herencia’ hacia ‘soy el amo de mi genética’. Pero el problema es que se basa en la consciencia, si tienes una consciencia que dice que eres una víctima, desdichadamente eso es lo que se manifestará en tu vida.

Escucha, le hablas a una audiencia, esto es una audiencia de Kryon y Monika que están aquí, ya conoces esto. Pero ahora hay un principio científico para esto, de modo que no es una idea de la Nueva Era, no sé; esta es la ciencia: tu consciencia está controlando tu genética. Y puedes cambiar tu consciencia, por lo tanto cambiar el carácter de tu vida, a eso se reduce. Y lo más grande para mí es, yo soy una persona espiritual. Yo era genes y proteínas, y células biológicas y esas cosas, no de espiritualidad. Pero cuando empecé a estudiar cómo el mecanismo de las células controla los genes, y nuestras proteínas en la superficie de la célula, como antenas de televisión sobre tu casa, traen adentro las señales, lo más importante que aprendí es que no hay dos personas que sean biológicamente iguales. No puedes tomar tus células o tus órganos, sacarlos de tu cuerpo y ponerlos en el cuerpo de otra persona, porque su sistema inmune dirá “no es yo” y el sistema inmune los eliminará.

Entonces alguien dice “Espera. Mi sistema inmune puede distinguir entre tus células y mis células, a quién pertenecen qué células.” Hay una identidad. Así es como dice el sistema inmune: esta no es una célula nuestra. Y el sistema inmune podría eliminarla. Entonces, obviamente, si mi célula se pone en tu cuerpo y el sistema inmune dice “no es yo”, el sistema inmune debe estar viendo algo que determina quiénes somos. Y de pronto empiezo a entender la naturaleza de esto; en la superficie de las células están estas antenas, las llamamos “receptoras del yo”, autorreceptores.

Ahora bien, en el mundo convencional de la biología basada en la farmacéutica y la física de Newton, y un universo de materia versus un universo de energía, se dice, “¡Oh, los receptores! Eso hace una diferencia. Son esas proteínas, esas cosas físicas.” Pero luego hay que entender la naturaleza de cómo funcionan esas proteínas y cómo responden a las señales del entorno. Recientemente nos dimos cuenta de que los receptores son antenas. Yo tengo un conjunto de antenas que reciben las señales del ambiente, diferente de las que tú tienes, diferente de las que tienen todos los demás. Cada uno de nosotros tiene un conjunto único de antenas. Y digo ¿cuál es el rol de esto? La respuesta es que recibe una señal del ambiente. Y entonces, dónde está ese “yo”. Bueno, en esas proteínas, no sé. Ese “yo” es la señal que reciben esas proteínas.

Entonces, “Ah, bueno, mi identidad se debe a estos receptores llamados autorreceptores” Y yo digo: así es; si le quitas esos autorreceptores a la célula, la célula es genérica, no es tú, es una célula de hígado, de hueso, o lo que sea, y yo digo: pero si pones tus receptores en la célula será tu célula de hígado, tu célula ósea, y entonces qué.

Entonces esta fue mi gran llamada a despertar, mi relámpago, me hizo explotar. Mi identidad es una emisión, tomada del campo, por un conjunto de receptores que es único para cada persona individual. No hay dos personas que reciban la misma emisión. Entonces yo dije ¡Guau! Me di cuenta de algo. Porque en ese momento me di cuenta. La analogía: estás mirando un show en tu televisor. El show es emitido, y es recibido por las antenas, y es mostrado por el televisor. Entonces, aquí está mi analogía: están mirando el show de Bruce, en el televisor de Bruce.

Y yo digo, entonces qué pasa. Ya sabes, cuando el televisor se rompe, decimos que el televisor murió, está muerto, no funciona más. Pero la pregunta es: ¿se murió la transmisión, cuando se murió el televisor? No, todavía sigue. Consigues otro televisor, lo enchufas y lo enciendes, lo sintonizas en el canal, ¡y el show está de vuelta! ¡Oh! La reencarnación, gente. (se ríe)

Yo no era una persona espiritual. ¡Oh, oh! ¡Ni siquiera estoy aquí! Soy una transmisión, y cuando regrese, un televisor diferente. ¿Hace alguna diferencia si es femenino o masculino? No, no. eso es el televisor, no es quién realmente eres. No hay diferencia si es blanco, marrón, negro, rojo, amarillo. No, no. Eso es un televisor. No es quién tú eres. Nosotros somos la transmisión, somos un campo de energía, y lo relevante de eso es que en la física el término “campo” se puede definir como invisible, moviendo fuerzas que influyen en el mundo físico. Y yo ¡Oh, oh! La misma definición para el espíritu. Invisible, moviendo fuerzas que influyen en el mundo físico; es como ¡Ohhhh! Un tipo que no era espiritual, en un minuto dice ¡Ohhh! ¡Lo entiendo! (se ríe) Y cambia toda mi vida porque lo más importante que recibo de ese momento es: no podemos morir. Ni siquiera estamos aquí (el cuerpo). Y mirando más cerca, como científico me hizo explotar, ese minuto me llevó de un Bruce no espiritual a decir ¡OK! Somos todos espirituales, es lo que hay en el Campo.

Y el Bruce científico hizo una pregunta: ¿Por qué tener un cuerpo? ¿Por qué no solo espíritu? Y naturalmente descubrí que tenía un Bruce de células comediantes de judío, (risas) y digo esto porque hice la pregunta: ¿por qué un cuerpo y un espíritu? ¿No podría ser solo espíritu? Y las células me hicieron una pregunta a mí, en respuesta: Bruce, si eres solo espíritu, ¿qué gusto tiene el chocolate? Ahora bien, eso es… Aquí hay que parar un minuto, porque Lee y Monika estarán diciendo ¿de qué diablos está hablando?

Y aquí dice la célula: el cuerpo es el dispositivo que traduce el entorno como experiencias, visuales, auditivas, olor, gusto, contacto, dolor, presión, ¡amor! El amor es un sentimiento de la química en el cuerpo. Las células dijeron: el cuerpo es un realce para el espíritu. El cuerpo puede tener estas experiencias, y alteran al espíritu. Dije ¿Cómo pueden alterar al espíritu? Cuando la señal entra y se recibe en los receptores de las células. Y yo digo, sí pero mi consciencia está en mi cabeza porque tengo cables en la cabeza, algo llamado encefalograma, y puedo leer a mi consciencia. Sí, pero mi consciencia está aquí y los pensamientos están en mi cabeza. Y luego: hay otro dispositivo que lee la consciencia.

Y pregunto ¿cómo se llama? El encefalograma no eléctrico se llama magneto encefalograma, MEG. Pregunto, ¿qué es lo relevante? Que el instrumento, el sensor, de ese magneto encefalograma no toca tu cabeza. Y digo ¿qué quieres decir? Es un sensor, está leyendo la consciencia, ¿qué significa eso? Y la respuesta es: ¡Tu consciencia no está contenida en tu cabeza! ¡La estás retransmitiendo de vuelta al Campo! Y yo digo, ¡Oh! Entonces estoy enviando una señal desde el yo, y recibo una señal desde el yo. ¡Y eso qué hace? Cambia mi campo de energía, quien yo soy. ¡Karma! El karma es tus experiencias de vida, energía que se envía de vuelta a la Fuente. Y puedes sacarla de la armonía y ponerla en una inarmonía. Ah, ah. ¿Mal karma? (se ríe) Y luego también tienes oportunidad de volver y cambiar tu consciencia. Y de allí es de donde viene tu poder.

Y Kryon nos ha estado diciendo lo mismo una y otra vez, todo este tiempo, y es científico, ¡es física cuántica! Es biología de las células. Y es por eso que quiero estar con Lee y Monika porque reciben información de ese Campo, de esa Fuente, y es una información muy poderosa, porque nosotros somos el Campo. Somos esa Fuente. Escucho a Lee, y recibimos a Kryon, y escucho lo que descarga, y recibimos un mensaje directo del Campo. Te da una oportunidad para despertar y reconocer que tus pensamientos están manifestando este mundo.

Ahora bien, el problema es que se podría decir: Bueno, si estoy manifestando este mundo con mis pensamientos, ¿cómo es que hay tanta porquería ahí? (risas) ¿Estoy yo haciendo eso? Bueno, ¡sí! (más risas) Y la historia con respecto a la genética es cómo el ambiente controla a los genes. Y yo digo, sí, pero ¿qué es lo que lee el ambiente? El sistema nervioso lee el ambiente. La mente controla tus genes al interpretar el mundo. Y entonces digo: por lo tanto, tu consciencia está creando tu experiencia de vida. Y dice: sí, pero yo no he creado esta porquería. Y yo digo, bueno, sí. (risas) Pero tú no sabías que lo estabas haciendo. Y pregunto ¿Por qué no? Porque, la gente va a decir, Hay dos mentes; Kryon ha hablado de esto siempre. Hay dos mentes; la mente consciente está directamente conectada con tu campo espiritual, pero la mente subconsciente es una base de datos de tus programas.

Y sigue: tu cerebro es una computadora, y cuando te compras una computadora, la traes a casa y la enciendes, y dices, haz algo inteligente. Y dice que no puede. ¡Tengo una computadora nueva! Y dice: pon algunos programas en la computadora. Yo uso computadoras.

Y resulta que en tu existencia, hasta los siete años de edad, el cerebro está descargando. ¿Descargando qué? Está observando a la familia, cómo viven, las reglas, las conductas, no necesariamente de la familia, sino también la comunidad, cuáles son las reglas, las conductas. Yo diría que los primeros siete años estás descargando las conductas de las otras personas. Madre, padre, comunidad. Y yo digo: esos son los programas que te levantan del piso. Durante siete años tu vida está en esos programas, ¿ok?

Después de los siete años, te vuelves consciente. Porque en los primeros siete años, hay solo una baja consciencia. Pero cuando te vuelves consciente y puedes escribir en el teclado, entonces tienes oportunidad de poner programas, cambiar programas, y trabajar contigo. Pero la gente no reconoce esto en absoluto. Y no reconocen el hecho de que, cuando estamos pensando, la mente consciente no está escribiendo en el teclado. Cuando estás pensando, estás adentro con un pensamiento, de modo que la mente consciente no está haciendo nada aquí.

Y uno dice, Sí, pero ¿qué pasa si estoy conduciendo el coche? De pronto tengo un pensamiento y no presto atención porque mi mente consciente está adentro pensando, ¡y estoy conduciendo el coche! ¿qué va a pasar ahora? El subconsciente es el piloto automático. Sabe cómo conducir un coche, ¡es un hábito! Entonces adivinen: en el momento en que la mente consciente está pensando, el subconsciente ingresa y conduce el vehículo de acuerdo a un programa. Y adivinen qué: 95% de nuestras vidas no proviene de nuestros deseos y anhelos, de la mente consciente. El 95% viene del programa subconsciente, porque tanto es el tiempo que pasamos pensando, dirigimos la mente consciente a no mirar afuera, al pensar la mente consciente mira hacia adentro, de modo que, ¿estás dirigiendo tu vida según tus deseos y anhelos, mente consciente? Y dice: 5% del día. Y de dónde viene tu vida: del programa. Y yo digo: ¿de dónde conseguiste el programa? De otra gente. Ellos te programan a ti para los deseos y anhelos. Yo digo ¡No! Pero estás copiando el programa de ellos. Debe haber habido un error.

Entonces luchamos toda nuestra vida, pensando, despertaré hoy a mi mente consciente, mis deseos y anhelos, hoy encontraré uno; hoy me enamoro; hoy conseguiré el mejor trabajo, hoy conseguiré mis deseos y anhelos conscientes. Y digo: pero el problema es que solo el 5% de tu día estás creando desde allí. El otro 95% estás creando desde el programa que recibiste de otros. Y si fuera a juzgar, la gente pasó 400 años con eso.

Dame un niño hasta que cumpla 7 años y te mostraré al hombre. ¿Cuál es la ciencia? Digo, para programa de siete años. Sí. ¿Y luego qué hay del resto? Y yo digo: 95% del resto es el programa. De modo que si puedo controlar tu programa en los primeros 7 años, como diría un juez, te mostraré el resto de tu vida, porque va a provenir de eso.

Y es por eso que trabajo con mensajes que son descargados desde Kryon. Mi querido amigo Lee está ofreciéndolos a través del sistema de dar estos mensajes. Esto está en marcha, es absolutamente física cuántica básica, que supera a la biología y a la ciencia. Eres muy, muy poderoso, excepto por tu programación. Creo que este es un mensaje que has estado dando, Lee, ¿verdad?

Lee: Ciertamente lo es, y la razón por la que estás aquí, y por la que me encanta traer gente a hablar, es que realmente tienes un canal de nueva Era y yo he estado diciendo estas cosas, y luego son percibidas, debido a nuestro programa, como no científicas y no importantes, como fantasías, y aquí estamos, con la ciencia, que valida lo que pensamos que nos podemos convertir, y lo que pensamos que podemos manifestar, y es en nuestra vida personal, en nuestro cuerpo, en cuántos años viviremos, y todas las cosas de que hablamos, y ahora hay ciencia que lo acompaña.

Muy bien, la gente va a decir: ¿Cómo puedo dar vuelta a la esquina para librarme de algunos de estos programas? Y entrar en otro camino diferente.

Bruce: Bueno, una pregunta aún más básica que esa: ¿Cuáles son mis programas? (se ríe). ¿Qué quiero decir? Bueno, has sido programado desde el embarazo, desde el tercer mes, y luego el programa hasta el año, y el programa hasta los dos años, y luego el programa hasta los tres, y eso suma tres años, tienes básicamente tres años de programación de los que no tienes ninguna consciencia ni te das cuenta. Para cuando tienes tres años tienes algunos recuerdos de cosas, pero yo digo: ¿qué programas recibiste cuando tenías 0 años? (se ríe) ¡Vaya, yo ni estaba allí! No tengo idea, no estaba allí. Entonces yo digo, la gran cuestión es que no tenemos recuerdo del programa, porque nuestra consciencia no estaba funcionando en esa época, hasta que llegamos a los siete años. Entonces ahora digo, es un problema, los programas estaban creando tu vida, y tú dices ¿cuáles son mis programas? Eso es lo divertido; 95% de tu vida proviene de los programas subconscientes.

Estás vivo como una copia impresa de tus programas. No sé cuáles son. Y yo digo: ¿quieres saber cuáles son? Mira tu vida (se ríe). Míralo de esta manera: las cosas que te gustan, las que amas, las cosas que quieres y que entran en tu vida, llegan a tu vida porque tienes un programa para aceptarlas.

Y este es el grande: las cosas que deseas y anhelas pero tienes que trabajar duro, sudar, luchar, para conseguirlas, - ¡trabajaré, me esforzaré, voy a lograrlo! Y yo digo: ¿Por qué trabajas tan duro? Es muy simple: cualquiera sea ese destino, tu lucha no es porque no puedas tenerlo; tu lucha es porque tu programa no lo soporta. Y me dicen “Oh, y ¿por qué, dónde estoy luchando?” Y digo: donde quiera que estés luchando, allí es donde un programa subconsciente está dificultando que lo manifiestes.

Y mover la matrix, todo lo que tenemos es la película de ciencia ficción, (risas); no la matrix es un documental. Todos nosotros hemos sido programados, eso es lo que hace la base de la película. Pero aquí viene la parte buena: en la película nos dan a elegir entre dos píldoras, una azul y una roja. Digo ¿qué representa eso? Si tomas la azul, despiertas y estás de vuelta en el mundo tal como lo habías visto. Pero si tomas la roja, te sales del programa. ¡Uhh! ¿qué significa eso? Les digo qué significa, porque casi todos ustedes han tomado una píldora roja, tal vez más de una vez en su vida, y fue lo más profundo que les sucedió en su vida. ¿Y cuándo fue eso? Y yo digo: cuando te enamoraste. Puede ser enamorarse de otra persona, puede ser enamorarse de la jardinería, o de la pintura, o de cocinar comidas, lo que sea. Cuando te enamoras, dejas de pensar. ¿Cómo es eso? Digo: recuerda: tu mente consciente es tus deseos y anhelos, pero no funciona cuando estás pensando, porque entonces se mete dentro de la caja.

Pero nos enamoramos y dejamos de pensar, porque ahora permaneces presente, estás en el momento; estás buscando una relación y esa persona aparece y ¿este es el momento de pensar? Claro que no, porque eso te puede sacar de la realidad, luego dejas de pensar.

Espera un minuto. Entonces estás todos los días blablablá, y te encuentras a esta persona y veinticuatro horas después “¡Oh, la vida es tan hermosa! Estoy tan enamorado, estoy tan sano, brillo, soy feliz, amo esta vida, el mundo es grandioso” Y digo: ayer el mundo era blablablá, y veinticuatro horas después estás manifestando el cielo en la Tierra. Digo, ¿cuál es la diferencia? Cuando te enamoras, dejas de pensar. Y si dejas de pensar, tu vida no está controlada 95% del día, sino que 95% de tu día está controlado por tus deseos y anhelos. La mente consciente está poniendo los programas en negativo, soltándolos. Y yo digo: con solo parar 24 horas, puedes ir desde el blablablá hacia el cielo en la Tierra. ¿Sabes qué? El cielo en la Tierra está aquí todos los días; solo es cuestión de tus programas que te sacan del ahora. Y si cambias ese programa puedes cambiar tu vida.

Lee: Y de eso se trata este programa (todos: ¡síii!), porque eres conocido por lo que tan bien haces, y por la cantidad de palabras por minuto (se ríe) y todas las cosas que recibiríamos, es un regalo oír otra vez lo que oímos antes, lo que enseñamos y lo que tú enseñas, y sé que es lo que nuestra familia enseña en todo el planeta.

Monika: Incidentalmente, lo puso todo junto, Bruce dio señales concretas de evidencia de por qué tenemos ese libro; Biología de la Creencia, y luego, su otro libro, El Efecto Luna de Miel. Bruce es un ejemplo viviente de estar enamorado todos los días.

Lee: Él está enamorado de la vida.

Bruce: Sí, yo despierto y digo ¡Oh, Dios mío! ¿Todavía estoy vivo? (todos ríen) ¡Oh, Dios mío! Estoy enamorado, en ese mundo de luna de miel cada día. Una luna de miel puede durar tanto como tú quieras, mientras no te caigas de nuevo a la negatividad de los programas.

Lee: Entonces la gente puede ira a bruce.com, ¿dónde te encuentran?

Bruce: Encontrarán artículos científicos, audios, videos, cosas para descargar gratuitas, en ellos hablamos de cómo el alma funciona para tener una luna de miel, hasta la evolución que experimentamos que está en proceso, que es tan fundamental, porque la gente ve todo el caos, y reconoce: esta es una de las más importantes etapas de la civilización humana, estamos en eso ahora mismo.

Porque los humanos con su conducta representan lo que llamamos extinción masiva, un evento que ya ha sucedido cinco veces, eliminó el 90% de la vida, y la vida tuvo que empezar de nuevo. La última extinción masiva, hace 66 millones de años, cuando existían los dinosaurios, y golpeó un cometa cerca de Méjico, uno grande, terminó con la red de la vida. Adivinen qué: 70% de la vida desapareció, el tiempo de los dinosaurios. Y luego empezó todo otra vez.

Y aquí estamos hoy en día, con un planeta que estaba prosperando, pero ahora enfrenta esta extinción masiva, la número 6, que se debe a la conducta humana. Tenemos que aprender que la vida no es una competencia de guerra entre nosotros, ni la supervivencia de los más aptos, ni la lucha; eso no es la vida. La vida es armonía, cooperación y amor. Un jardín no es un campo de batalla; un jardín es un lugar de alta cooperación. Procedemos de un jardín, y mira lo que estamos haciendo con él. Estamos perjudicando la red de la vida. Y ahora, nuestra propia supervivencia como especie está en riesgo, porque estamos en una extinción masiva ahora mismo. Estamos perdiendo especies mil veces más rápido que lo que es normal, debido a lo que hemos hecho, de modo que es un llamado a despertar.

Y dicen ¿Y qué vamos a hacer? Digo: empiecen a escuchar a alguien como Kryon; ¡ha estado hablando de esto durante años! Y dicen, “Oh, qué lindo, qué lindo”. No, no es lindo; ¡es ciencia! Lo es; el mecanismo del universo, lo están recibiendo directamente. Ahora, esta es la cuestión: preguntas a mi mente consciente, la mente creativa, si ha oído todas las palabras que dijimos y dice “¡Es grande, grande, grande!” Y yo digo: sí pero no estás viviendo desde tu mente consciente; vives desde tu mente subconsciente. Y la mente subconsciente no te sirve de esa manera. Entonces tu mente consciente es muy, muy inteligente, y tú aprendes basura. ¿Pero por qué? Porque no estás viviendo desde tu mente consciente hasta algo como el efecto luna de miel, cuando dices, Oh, Dios mío, el mundo ha cambiado. Solo 24 horas desde que me enamoré, fui de blablablá hacia “estoy en el cielo”

Y yo digo: ¡Despierta! Eso solo fue accidental. Eso fue una creación que te sacó del programa, y Kryon ha estado contándonos durante años la misma historia, la mente consciente recibió ese mensaje, Kryon ha estado diciéndolo, “Ya sé, voy a pasar el examen de Kryon, todas las preguntas. Yo sé las respuestas.”, (risas) y yo digo: ¿Tu vida cambió? ¡Oh! Tu mente consciente recibió las respuestas, pero todavía funciona 5% del día, de modo que adivina qué: hay un problema para manifestar lo que Kryon está diciendo. Hasta que entiendas, “Oh, Dios, tengo que cambiar la programación subconsciente, y entonces podré vivir la vida que dice Kryon.

Lee ¡Gracias!

Monika: ¡Qué hermoso! Y de eso se trata el miércoles de sanación, hemos tenido muchos invitados compartiendo cómo hacer esto.

Bruce: Por favor, quiero agregar una última cosa.

Lee y Monika: ¡Seguro!

Bruce: Quiero agradecer mucho a los dos. Aprendí mucho. Y aprendí mucho porque mi ciencia abrió la puerta para decir: ¡lo que Lee dice es ciencia!, escuchen lo que dice, es bueno. Con igual importancia, quiero agradecer a la audiencia, porque son los creadores culturales que están buscando otra forma de vivir en este planeta. Y son ustedes los que van a hacer la evolución. La evolución es una participación activa. No nos vamos a sentar a esperar, y luego ir a abrir la puerta y ¡Guau! ¡Evolución; qué hermoso! Nosotros debemos crearla, y es por eso que los mensajes que recibimos de ustedes son mensajes de: no solo sobrevivamos; prosperemos hacia el futuro. Esa es mi recomendación, esa es mi visión científica. Y en base a las palabras con que ustedes nos han estado ayudando a entender, gracias a ustedes, gracias a la audiencia, gracias a Gregg por ayudar con sus publicaciones en la red, gracias a todos.

Monika: Gracias, Bruce, y ahora vamos a tomar un pequeño descanso.


Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

199 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo