Equipados para la maestría.

Kryon


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.

Hay muchas cosas que me encantaría discutir con ustedes en estos nuevos tiempos. Las cosas que han ocurrido incluso recientemente, no solo en el planeta, sino con ustedes, son milagrosas. Y ustedes podrían decir “No he visto milagros en el planeta, realmente”. La luz está empezando a mostrarse; la oscuridad está reaccionando de manera que nunca lo hizo antes. Ya hemos dicho esto. Eso es un milagro. Es un milagro porque cambia el status quo. Un estado de cosas que ha sido el mismo durante cientos de años. Esto es el comienzo de un planeta nuevo. Pero más que eso.

En el pasado les hemos dado algunas cosas para considerar, incluyendo la plantación de semillas que les dimos en el Círculo del Doce. Vamos a empezar a desarrollar algunas ideas respecto a esas semillas. Algunas que tal vez parezcan oscuras; algunas que estarán apuntando a lo que ustedes ya conocen. Esta es algo que ustedes debieran oír.

Durante muchos, muchos años, hemos hablado de su magnificencia, y del potencial de maestría en este planeta. ¿Cuántos de ustedes pueden definir la maestría? Podrían decir “Bueno, el único modelo que tengo es lo que he leído y me enseñaron sobre los Maestros del planeta en la antigüedad. Muchos de ellos han caminado por aquí e hicieron cosas milagrosas; eso es maestría.” Va mucho más allá de eso.

Miren a su Maestro favorito. Ya dijimos esto antes. ¿Qué les han contado? ¿Cuál es su intuición? ¿Cómo habría sido sentarse junto a esa persona? Él o ella. Alguien a quien se llamó Maestro, o santo, tal vez. Alguien a quien se veía capaz de hacer hermosos milagros. Pero más que eso.

Una vez les dije que donde caminaban los Maestros, crecían las flores. Donde estaban los Maestros, los animales venían y se echaban a sus pies. Porque no hay nada parecido a la consciencia de un Maestro Ascendido. No es por sus obras que ustedes los conocen; es por quiénes son en su consciencia, y cómo se siente estar cerca.

Cualquier Maestro a quien quieran convocar, o de quien saben algo, que tal vez han reverenciado o que hasta hoy en día admiran, todos ellos tenían eso. Una consciencia tan elevada que los humanos simplemente querían estar con ellos para sentarse a sus pies. ¿Qué tenían en común los Maestros? Les diré. No es algo que los historiadores les contarán necesariamente. Todos ellos reían; todos. Eran alegres. Queridos, yo estaba allí. Hay algunos secretos de la maestría que a ustedes nunca les han contado.

Los ponen en un pedestal, les cuentan sobre su trabajo, lo leen en las escrituras, pero ¿conocen al humano? Les diré. Si pudieran verlos, si pudieran sentarse a su lado, hablar con ellos, descubrirían que ellos emanan un campo de amor. Es tan fuerte, que cualquiera que esté en ese campo es afectado de la manera más bella posible. Algunos se sanan por solo sentarse cerca de ellos. Porque la estructura celular del humano se llena con su amor. Podrían decir que se disuelve dentro de su ADN. Eso es maestría. ¿Lo es para ustedes?

Ahora bien, algunos dicen “Algún día la maestría será alcanzable en este planeta, porque Kryon ha dicho que habrá eventualmente una consciencia ascendida.” Déjenme decirles un secreto, una pista. La consciencia no asciende por sí misma. Es empujada. La empujan y aceleran las almas antiguas que empiezan a entender la maestría. Empiezan a entender que quiénes son, qué hacen, cómo actúan, va directamente a un campo a su alrededor, así como al Campo del que hemos hablado durante años. Y lo cambia. Y luego se queda adherido.

Les diré algo más. Hemos dicho una y otra vez que la luz cancela a la oscuridad. Y esto es lo que quiero decirles sobre eso: si tienen negatividad en una habitación, lo sienten. Puede disiparse casi inmediatamente con luz, con risas, con comprensión, con perdón. Y esa luz, esa comprensión y perdón, eso permanece allí. Muy pocos pueden seguir enojados, aunque traten de seguir enojados. Pero es fácil permanecer en amor, verdaderamente lo es. Cuando el amor siempre está allí, y el amor se ve en toda su majestad, su gloria, su belleza, su alegría, permanece allí: se pega a las paredes. Se adhiere al piso, se adhiere a ustedes, a los demás a su alrededor. Es metafórico, por supuesto.

Lo que les estoy diciendo es una maestría. Tienen que trabajar en eso ya mismo. ¿Se ven a sí mismos en el traje potencial de un traje de Maestro? (se ríe). Más metáforas. El super héroe de la maestría, con la capa incluida. Si lo desean. Cualquier cosa que puedan visualizar. ¿Se ven a sí mismos? ¿O no?

La primera clave para convertirse en algo diferente de lo que son, la primera clave para ver la maestría en su vida, es verse a sí mismos como parte de ella. Muchos van a decir “Es inalcanzable. ¿Para qué intentarlo?” O tal vez les han enseñado que no debieran intentarlo. Tal vez les enseñaron que son humanos de escaso valor, solo los Maestros que tienen un yo divino pueden hacer estas cosas, y tal vez ustedes no son capaces, porque les han enseñado que tienen una oscuridad, una suciedad, que es un rasgo humano y han venido con eso.

Eso es enseñado. No es verdad. Es enseñado. No es así como es. Ustedes vienen equipados con amor. Su alma, a la que los llevamos tan frecuentemente, viene con amor. Su sociedad es muy buena para enseñarles lo contrario.

No el tipo de amor que un padre tiene por un hijo, queridos; eso es hermoso, es encantador. Y muchos de ustedes tienen la fortuna de tener eso. Amor en su vida, de una pareja. De una mascota. Muchos de ustedes son tan afortunados como para tener eso.

Ahora estoy hablando de lo que viene con ustedes, con su alma. Que les dice que son hermosos. Eso, desde su alma, que les dice que el próximo paso, al crecer, es crear maestría en su vida. Eso es intuitivo. Eso es quiénes son. ¿Sabían eso? Si esta es la primera vez que lo oyen, quiero que lo absorban ahora mismo: ustedes vinieron con el equipo para la maestría.

La mayoría de los Maestros de este planeta no caminaban por ahí diciendo “Yo soy luz y ustedes no lo son”. No decían eso. Casi todo lo que un Maestro les decía, o escribía, o les decía sus discípulos, era: “Mírenme. Esto es lo que ustedes pueden ser. Mírenme. Miren lo que yo soy y lo que yo hago. Soy un ser humano, tal como ustedes. Esto son ustedes, si lo quieren.” Todos ustedes llegan, podrían decir, como hijos e hijas de la Fuente Creadora, ustedes son primero un alma, y en segundo lugar un humano.

Y de algún modo, el entrenamiento ha sido la suciedad del humano que no puede llegar a Dios. ¿Quién inventó eso para ustedes? Quiero que piensen en desarmar eso en su vida. Ustedes son maestros, los potenciales del futuro, cada uno de ustedes.

Esta noche, en el Círculo del Doce, no lo revelaré completamente, pero continuaré con esto, en esa meditación del Círculo del Doce, lo que ustedes pueden hacer al respecto, y cómo proceder. Cada uno de ustedes tiene a la maestría en su futuro, si lo desean. Alguna clase de maestría. Un cambio de vida, que luego afectará a otros a su alrededor. La belleza del amor, que parecerá penetrar por todas partes donde vayan, como una burbuja. Por donde se muevan, donde se paren, la gente verá que es seguro estar cerca de ustedes. que es buena cosa que estén allí. Reirán, reirán con ustedes. Eso es el comienzo de la maestría.

Cuando tienen eso, todo lo demás es posible. ¿Es eso para ti? ¿Ves el traje de Maestro colgado en el ropero, querido? ¿O no? Ese es el primer paso.

Véanse a sí mismos allí. Véanlo como ustedes. Y entonces sucederá.

Soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Miércoles de Sanación – 10 de agosto de 2022
Transcripción y traducción M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

131 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo