La reencarnación. Meditación

Kryon


Aquí la meditación guiada del Círculo del Doce.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon

Acérquense un poco más. Hay muchas cosas para decir sobre las energías que casi todos ustedes llevan, que no vinieron de esta vida sino de lo que vivieron antes. Todo este mes hablaremos de la reencarnación, hablamos de las cosas importantes, las cosas que ustedes conocían, las cosas que tal vez no conocían, el sistema mismo que está basado en el amor.

No es un proceso, no es algo al azar; esto está diseñado cuidadosamente para todos y cada uno de ustedes. Pero queridos, las cosas cambian, y ya mencionamos esto antes en la canalización. Lo diremos una vez, solo para enfatizarlo, durante las lecciones.

Algunos todavía dirán que los procesos del Espíritu – si quieren llamarlos así – las cosas que son energéticas y la manera en que funcionan las cosas con el Espíritu, siempre van a funcionar del mismo modo porque el Espíritu es el mismo por siempre. Lo repetimos para que todos puedan oírlo, si nunca antes lo oyeron, que esa frase es absolutamente verdadera, queridos. El mismo siempre; Dios es amor.

Pero lo que ha cambiado, y lo que puede cambiar, es ustedes. Y especialmente la energía en el planeta y cómo afecta a estos sistemas. Les hemos dicho muchas veces algunas de las nuevas herramientas que ustedes tienen como trabajadores de luz, y lo que significa para ustedes ahora este cambio a través de los años, especialmente estos últimos pocos años desde el Cambio. La reencarnación es uno de esos procesos, uno de esos sistemas, que han cambiado debido a ello. Ustedes continúan viniendo y yéndose; ciertamente es todavía una escuela de energía. Pero lo que ha cambiado es lo que pueden hacer con ella. Qué significa para ustedes. Pero especialmente algunos de los atributos.

De eso nos ocupamos hoy, hablando de lo que es nuevo, que nadie les contó antes, tal vez lo que pueden hacer ahora y no podían hacer antes. Y una de esas cosas la vamos a estudiar hoy. La vamos a llevar directamente al Círculo del Doce. Es quizás una de las mejores cosas que alguna vez experimentarán en su relación con sus vidas pasadas, hoy. Si lo desean.

La dimensionalidad; hablamos de ella a menudo; hablaremos otra vez. Empezamos contándoles que ciertamente el Círculo del Doce es un cambio dimensional, es un estudio sobre cambiar de dimensiones. El Círculo del Doce es ustedes yendo desde la dimensionalidad que conocen, y reconocen, y con la que trabajan, hacia otra que no. Y la ironía es que la que ustedes no conocen es el hogar. Es aquella en que pasan más tiempo que en ninguna otra, porque representa a su alma.

Su alma es ciertamente eterna, queridos, y solo un recordatorio: esta alma suya es una energía; no es una cosa, no tiene mediciones, podría decirse, ni forma cuantificable; solo es. Se relaciona con lo que ustedes pensarían de Dios: solo es. Pero cuando entran en esta energía, si realmente se sentaran y se dieran cuenta de lo que hay allí, es ustedes; la esencia de ustedes es esta alma. Y esta alma única representa cada una de las expresiones que ustedes tuvieron en la Tierra. No cambia. La Tierra es muy lineal, y muy singular, y muchos de los sistemas de creencia, desde el comienzo mismo, simplemente hacen eco de lo que está en la Tierra y se lo aplican al Cielo en cuanto a cómo funciona todo, sin entender nada sobre la dimensionalidad.

Ustedes tienen esa idea de que vienen con esa alma, y esa alma es solo para esta Tierra, y cuando se van el alma no va a ningún lugar, solo se la tortura más tarde. O quizás sí va a algún lugar, pero luego no regresa. Tal vez otra alma viene y se llama como tú, otra vez, y tú reencarnas. No es así como funciona. Si empiezas a mirar la lógica espiritual de esto, y le buscas sentido, esta escuela en la que estás, este planeta, a medida que vas de un nivel a otro, y reencarnas, y vienes otra vez, y vienes y aprendes más, y aprendes más, y tu consciencia empieza a elevarse, entonces empiezas a aplicarla al planeta, aprendes sobre Gaia; todas estas cosas requieren un centro para hacer esto. Vienes de un lugar y continúas desde ese lugar mismo. Venir e irse de una plataforma, si te gusta llamarlo así. Una cosa multidimensional llamada tu alma. Vamos a ir allí otra vez más hoy. Vamos a hacer algo diferente.

En esta cultura desde la que estoy ahora hablando a ustedes, esta es una fiesta de dar (N.T. Thanksgiving? día de acción de gracias, 25 de noviembre – Navidad?) Y en muchas culturas hay ocasiones en que se detienen y dan regalos. Más que una celebración quizás de su nacimiento, es más bien una estación, que se destaca. A veces es una estación en que ponen luces, y bailes, y esa clase de cosas, o comidas especiales. Esta cultura es de dar regalos. Todo niño sabe de qué se trata esta festividad.

Entonces vamos a hacer eco de ese principio, y haremos algo. Van a recibir un gran regalo hoy, si lo eligen. Recibirán muchos regalos hoy, si lo eligen. Pero quiero que reconozcan la realidad, más que un ejercicio, queridos; esto puede ser real.

Este ejercicio, si desean llamarlo así, y si lo ven como un ejercicio, es algo que pueden imaginar porque lo ponemos de una manera lineal. Hemos hecho esto ya otras dos veces, nunca en un Círculo del Doce, frente a un grupo. El Círculo del Doce que les damos ahora es uno que presentamos los miércoles, pero el Círculo del Doce que ellos experimentaron se dio en vivo la primera vez no hace mucho en Sedona, Arizona. Voy a repetir eso, de manera que los miles que miran esta transmisión puedan participar también. Puede ser profundo, si participan.

Quiero que crucen ese puente conmigo dentro de un momento, desde esta dimensionalidad conocida hacia la dimensionalidad desconocida de su alma. Una multidimensionalidad que abarca muchas cosas, pero el factor principal allí es que no hay tiempo. Y decimos esto otra vez; el tiempo es un constructo lineal para ustedes aquí. Y los físicos están de acuerdo con eso, y dicen que hay dimensionalidades que no tienen ese constructo de tiempo. Puede ir más rápido, o más lento, o incluso suspenderse con diferentes realidades.

En su alma no hay constructo en absoluto; no hay tiempo en absoluto; no va más rápido o más lento; simplemente no está allí. Eso significa que todo lo que ha existido alguna vez existe al mismo tiempo, y los potenciales de lo que será creado también están allí. Para ustedes es difícil imaginar semejante cosa, pero esa es la belleza de su alma.

Quiero que se preparen para cruzar ese puente y venir conmigo ahora mismo, para algo que va a suceder y que ustedes no esperaban. Tomen mi mano, crucemos juntos el puente. Muévanse cruzando el puente hacia esa área, esa energía que es su alma, y sientan primero que todo, la paz y el amor donde todos los problemas se alejan. Este es un espacio eterno, queridos, los representa a ustedes mucho después que los problemas se hayan ido del planeta e incluso después de que el planeta se haya ido, ustedes todavía están aquí. Los representa a ustedes antes de que el planeta fuera hecho, los representa antes de que ustedes fueran humanos. Allí es donde están, en el Hogar. En un lugar eterno, queridos. Quiero que entren a ese teatro circular, por esa puerta que siempre pasamos, y quiero que ocupen su lugar sobre ese escenario. Solo que el escenario luce muy diferente esta vez. Muy diferente.

Frente a esa silla en que se sentarán ahora mismo, esa cómoda silla, existe un pozo que está lleno de brasas ardiendo; brasas que consumirán cualquier cosa que se acerque. No está demasiado caliente para ustedes, de hecho ni siquiera sienten el calor, porque esa es una sensación lineal, pero la perspectiva y la percepción es esta: lo que sea que entre a esas brasas, nunca saldrá.

Frente a ustedes, queridos, lo han visto antes, hay un grupo de individuos en número de cientos o de miles, según cuánto hayan vivido ustedes, porque cada uno de esos individuos es ustedes. Son las expresiones que ustedes han tenido en la Tierra, sentadas en los asientos. Ahora bien, hemos hecho esto antes, pero no exactamente esto. ¿Cómo puede ser esto? ¿Cómo pueden ver a los muchos ustedes allí?

“Kryon, solo hay uno de mí como humano, y así en adelante” Este es un lugar multidimensional. Cada una de las veces que eres un humano, tienes una consciencia única específica; están todas allí. ¿Es tan difícil de entender que puedan retroceder y mirarse a sí mismos cuando no eran ustedes mismos?, pero el alma es la misma, es una colección de yoes, es la escuela a la que han asistido, son los ustedes que están allí, cada uno de los que están sentados en las sillas, y cada uno está sosteniendo un regalo. Algunos de esos regalos son más grandes, otros son pequeños; están todos envueltos. Y eso, queridos, es una metáfora de algo que están por darles. Y ustedes están sentados en la silla, y todo está en silencio.

Esto no es una celebración; no es un ritual; esto es muy diferente. Uno tras otro, tanto tiempo como se requiera, van a subir, y cada uno les va a dar algo. Lo que ellos les van a dar, queridos, es lo que ustedes ya no necesitan llevar consigo en su psiquis, en su consciencia, desde vidas pasadas.

El primero sube al escenario y te mira, y tú lo miras, y te das cuenta de que estás mirándote a ti mismo desde otra vida. (se ríe) De algún modo, haces una conexión con cada uno de ellos, porque has vivido en ellos, y está en tu cuerpo ahora. Es tu experiencia de vidas pasadas. Y llevan ese regalo y no te lo dan a ti; lo arrojan a las brasas. Y cada uno hace una declaración; según sea la vida pasada, dirá: estas son las cosas que te han molestado desde esta vida. Aquí está la ocasión en que viniste y sucedieron estas cosas que eran inapropiadas, y que te molestaron. Aquí están las experiencias que llevas contigo y que crean tus miedos. Y lo arrojan al fuego. Y ponen las manos en posición de oración y dicen: “Que se vayan para siempre de tu vida.”

En la audiencia hay algunos individuos de apariencia muy inusual. Uno de ellos tiene tres meses de edad. Tres meses. Sube al escenario, te mira y tiene en su mano un regalo, y dice: “Aquí está cuando vinimos y morimos. Con propósito, por designio, para que tus padres hicieran algo que no habrían hecho de otro modo. Este es el sacrificio que hiciste, ¿recuerdas eso? Recuérdalo. Y llevaste eso contigo. Aquí es cuando ni siquiera lo lograste.” Y lo arroja en las brasas diciendo: “Que esto se vaya. Cualquier miedo a la muerte temprana, que tuviste para cualquiera de tus hijos, o tus hijos potenciales, ahora se ha ido”. Y el pequeño, que no se supone que sepa caminar, baja del escenario.

Aquí viene otro, uno que es obviamente un tipo grandote, aun si eres mujer puedes apreciar qué grandote es. Y dice “Aquí está cuando te ahogaste, y no fue planeado. Estábamos en el mar. ¿Recuerdas? Estábamos en el mar. Por eso ya no te gusta ir al océano, tal vez.” Y tiene el regalo en las manos y lo arroja al fuego diciendo “Que el miedo que esto creó en tu vida se vaya para siempre.”

Uno tras otro; todas estas experiencias de vidas pasadas que pueden perseguirte, mantenerte sin dormir, afectar tu consciencia, impedirte estar bien, tener miedos de morir o de las relaciones, o inclusive de la abundancia. Uno tras otro suben al escenario. Y tú conectas. Y todo va al fuego.

¿Puedes ver esto? Esto es la nueva energía en el planeta. Esto es lo que te has ganado. Es lo que mereces. Esto es tu linaje en estos tiempos. Y la razón para que esto suceda hoy es que tú pases por esto. De modo que cuando termines con todo esto de quemar regalos en las brasas, puedes seguir con lo que viniste a hacer aquí, sin las cargas que interrumpen las cosas que son realmente tú, tu magnificencia, lo que tienes para dar a otros, el amor. No dejes que las cosas que te molestan, te detengan de ahora en adelante. Se han ido, si lo deseas. ¡Se fueron!

Quiero que se queden, y solo imaginen a uno tras otro, que vienen, y siguen viniendo, y siguen viniendo. Y en cualquier momento que deseen, y duden, pueden regresar a este lugar, y permitirles continuar, porque puede haber mil vidas aquí para ustedes. Cada uno de ellos está todavía dentro de ustedes, y de alguna manera los afectan, pero no necesita ser así. Ya no.

Este es el regalo que se les da a ustedes hoy en este Círculo del Doce, que puede que sea el más profundo que hayan recibido alguna vez.

Yo soy Kryon. Quédense. Quédense.

Y así es.

Kryon



Primer miércoles – 1 de diciembre de 2021
Traducción y transcripción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

582 lecturas

1 Comentario de lectores

12/12/2021

Muy importante mensaje de reencarnación ilustrado por el hermano guía Kryon para aplicarlo en nuestras vidas, como parte del conocimiento espiritual y material, en nuestra preparación hacia el Dios sabio y poderoso. Gracias hermanos de la luz. William

William desde Colombia