McCloud 5. Consciencia de la Montaña. II

Kryon


última canalización del Retiro II en McCloud, relacionada con la última del Retiro I en Shasta, que se llama Consciencia de la Montaña Parte 1, y con las Madres de las Estrellas.
Afectuosos saludos de Cris
-----

McCloud 5 - Consciencia de la Montaña Parte 2

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este es el mensaje final del Retiro. Nos encontramos todavía en McCloud, figurativamente en la sombra de la montaña llamada Shasta. Queridos, hay un momento para enseñar y un momento de relajarse. Quiero que esta canalización sea el resumen, sin la enseñanza, de algunas de las cosas que ustedes percibieron en estos últimos días.

Les he dado cosas en qué pensar con respecto a cosas invisibles. Espero llevarlos lógicamente a un punto en que puedan entender que hay cosas más allá de su comprensión, tan reales que casi las podrían tocar. No son lo que han aprendido, no son lo que les han enseñado, pero son muy reales. Y esa realidad es que se manifestarán dentro de ustedes si se lo permiten. Uno de esos mensajes irrealistas, imprácticos, es que la montaña puede estar viva con los que vinieron de las estrellas.

Quiero presentarles nuevamente algo que hice en el Retiro anterior, que fue muy similar, en la sombra de la montaña: la historia de lo que es Lemuria. Un lugar real, no imaginario, y no fue tanto tiempo atrás, queridos. El verdadero comienzo de la historia de esta montaña detrás de ustedes fue cuando se empezó a evacuar Lemuria. Y los lemurianos emigraron a muchos lugares diferentes en todo este planeta. Algunos de esos lugares ustedes los reconocen, los conocen Algunos están muy cercanos y eventualmente ellos llegaron incluso al Atlántico. Les dije que esos lugares eran cercanos; fueron hacia el sur y desembarcaron en la Isla de Pascua, y más al sur llegaron a Nueva Zelanda. Elegían cuidadosamente adónde ir, pero eventualmente también fueron a la costa occidental de América. Y es importante que ustedes entiendan la referencia de tiempo, porque todo esto tuvo lugar, queridos, aproximadamente 14.000 años atrás. No es mucho tiempo; no realmente.

Y en cuanto a eso, les diré que los indígenas de este planeta registran eso en su oralidad, en sus tradiciones, en sus cantos, y ellos cantan sobre aquellos que vinieron de las estrellas. Y es muy interesante que esa historia se encuentre en todo el planeta. Una historia de haber sido sembrados por otros de consciencia superior, que muchos vieron como ángeles. Y si existe eso que ustedes llaman ángel directo de la Fuente Creadora, estuvieron aquí también, guiando todo esto. Hay un plan en este planeta para que ustedes descubran, de mayor luz y propósito, y se lo dijimos. Les hemos dado información, incluso en el último mensaje, sobre el Campo, les contamos que tal vez hay una verdad más grande que lo que les han contado, que habla de la magnificencia del ser humano y del amor del Creador, que es un poco diferente. Y en eso hay preguntas, y las preguntas son casi todas lineales, y sobre pequeñeces, e inapropiadas porque no tienen sentido para responder. Y a veces eso les impide creer.

Esta montaña detrás de ustedes se convirtió en uno de los lugares en que residirían los de las estrellas, después de Lemuria, porque ellos nunca se fueron. Está esa idea lineal de que aun si esto fuera verdad, "Bueno, Kryon, vinieron de las estrellas, hicieron sus cosas y luego se fueron a su casa". Eso es lo que hacen ustedes cuando van a la tienda; no es eso lo que sucedió con las Madres de las Estrellas.

Cuando ellas vinieron, sabían que se iban a quedar, porque esto era la matriz, el útero, de la civilización llamada humanidad. Y ellas son las Madres, que engendraron esos niños primero, los cuidaron y les enseñaron en Lemuria durante largo tiempo. Y cuando esa tarea estuvo hecha y el akash implementado, lo que significa que la enseñanza fue dada a ustedes para recordar y recordar al Creador y cómo funcionan las cosas, eso es lo que hicieron en Lemuria: enseñaron. Cuando esa enseñanza fue suficiente, con bastantes de ustedes, entonces ese proceso, esa fase, estuvo completa.

El verdadero libre albedrío de la humanidad empezó entonces. ¿Qué harían ustedes con la información, en su libre albedrío? Libre albedrío para creerlo, recordarlo - o no. Libre albedrío para llevar la energía al lugar que quisieran, en la consciencia, a cualquier lugar que quisieran. Porque en su sistema estelar, en su planeta, ellos lo habían visto, les había pasado a ellos, tuvieron a quienes los sembraron a ellos. Y ellos habían pasado por lo que ahora este planeta ha comenzado a atravesar. Habían llegado al borde; incluso tuvieron genocidio dentro de su propio sistema planetario, mucho peor que el que ustedes experimentaron. Y se recuperaron, y comenzó un Cambio, y duró mucho tiempo, pero la consciencia se impuso, y la luz triunfó. Y a medida que la consciencia empieza a elevarse - lo diré de nuevo - ustedes ven cosas que cuando ustedes tienen una consciencia más baja no entienden que estén aquí.

Les decimos otra vez que si ustedes están en blanco y negro no se les puede explicar el color, simplemente no se puede. No es algo que tenga sentido.

Y ustedes tendrán que decir "Bueno, ¿están realmente aquí? ¿Hay alguna evidencia real de que estén aquí?" Déjenme decirles algo una vez más, que ya dije antes, para que lo piensen. Esta montaña detrás de ustedes siempre se ha considerado sagrada. Y si le preguntan a los historiadores, y a los que rastrean este tipo de interacciones sociales con los de mucho tiempo atrás, y leen lo que han dicho o inscrito en la roca, o la tradición oral que tienen, esta montaña ha sido sagrada durante más de 11.000 años. Algunos ni siquiera la quieren escalar como ustedes lo hacen hoy. Y ustedes tienen que preguntarse "¿Esto es común?" Y la respuesta es no; los indígenas no reverencian a todas las montañas, pero en esta vieron algo que era intocable. Muy apropiado; las Madres de las Estrellas estaban allí.

Les hemos contado sobre los nodos y las zonas nulas del planeta, y que ellos fueron a otras montañas también. La última vez que hablamos, abordamos un tema que quiero darles una vez más. Si ustedes tienen una consciencia multidimensional, y si creen ahora, o entienden, la diferencia entre la linealidad y las cosas no lineales, como una energía multidimensional, entonces deben entender que también es difícil señalar dónde podría estar, porque no hay un "dónde" real; no hay una locación real en cosas multidimensionales. Aún cuando consideran cosas que son multidimensionales en el planeta, tienen dificultad para identificar el "dónde". ¿Dónde está la gravedad? Y dicen "Bueno, es producida por..." Y yo digo: detente; no preguntamos qué la produce; preguntamos dónde está. "Bueno, está en todas partes." Obviamente, está en todas partes. Exactamente. Eso es común en las energías multidimensionales. Puede que tengan un lugar desde donde son generadas, pero están en todas partes.

La consciencia humana está al borde de ese mismo atributo, y se lo hemos dicho. Pero una consciencia elevada, como en la montaña la de las Madres de las Estrellas, está en todas partes. Y eso significa que una parte, una pieza de quienes dejaron Lemuria y están también en los nodos al mismo tiempo, están en todas partes. Significa tal vez que aquellas que iniciaron Lemuria e incluso a cuyos pies se sentaron ustedes, están aquí. Eso es un esfuerzo para la imaginación de un ser humano práctico, lineal. Pero ustedes han recibido la enseñanza este fin de semana y tal vez su lógica se ha suavizado un poco (se ríe). Pueden pensar fuera de esa caja en la que los educaron, donde creen que saben qué es real y qué no lo es. Y si en cambio expandieran esa caja, incluso ahora, hoy, tal vez yo estoy en lo correcto, tal vez tengo razón. Pregunta: ¿Qué pasa si tengo razón?

Significa que en la montaña no solo hay Madres de las Estrellas multidimensionales, hermosas, amorosas, que iniciaron todo esto y se quedaron para este momento en esta época durante el Cambio, no solo están allí sino que saben quiénes son ustedes. ¿Qué tal si tengo razón? Y si es así, y si su lógica permite que yo tenga razón, y si han estirado esa caja de creencia, y la física y la realidad de ella, el potencial, la posibilidad, ¿dónde están ellas? Y no hay "donde", lo que significa que están sentadas en su regazo, queridos. Y han estado allí todo el tiempo, significa que saben qué han atravesado ustedes, quiénes son, y están celebrando el momento. Esta última vez que hicimos el Retiro, hace una semana, les dijimos a los asistentes lo mismo que les decimos a ustedes ahora, ¡porque necesitan oírlo! Si ellas estuvieran en este salón todas juntas en formato lineal, las oirían aplaudiendo porque ustedes lo han logrado.

No solo lo lograron, sino que comienzan a estudiar lo que empiezan a recordar, y esa recordación es lo que les enseñan. Esa enseñanza era la verdad central de lo que ustedes llaman Dios o la Fuente Creadora. ¿Cuáles son las verdades? Empiezan en el centro: la Verdad. Ese gran sol central, esa energía creadora, esa Verdad; allí comienza. Que Dios sabe quiénes son ustedes, y que son una parte del Creador. Ahora bien, eso parece una exageración.

Todos ustedes tienen algo en que viajan, un vehículo, multidimensional; pueden llamarlo un alma, otros lo han disminuido y lo llaman la merkaba, está allí, es real. Ustedes son una pieza y parte de un universo multidimensional; eso significa que parte del Creador es llevada dentro de ustedes, lo llamamos el Dios interior. Lo que eso significa verdaderamente es que, a medida que ustedes se vuelven más y más elevados en consciencia, empiezan a abrir esa caja de creencia y dicen "Creo, me parece, que aquí puede haber algo" (se ríe) "Tal vez hay más". A medida que empiezan a mirar eso, su parte multidimensional empieza a reaccionar. Y esa parte multidimensional está llena de amor. Y es lo primero que van a sentir.

Hace unos momentos, ustedes hicieron un ejercicio en el salón, uno sencillo. Empezaron por honrarse uno a otro de un modo que no lo habían hecho antes. ¿Qué piensan? Ustedes lo vieron; lo sintieron. Les diré: es una de las primeras veces que las Madres de las Estrellas, que les dije que están en su regazo, empezaron a aplaudir, aquí, en este salón, debido a lo que ustedes están haciendo. Ustedes están extendiendo el alcance de la creencia hacia áreas que realmente son el nuevo mundo que está llegando.

De eso se trata para ustedes, eso es lo que está pasando, y esa parte multidimensional de ustedes, al empezar a contactarla, los pone en contacto con los potenciales de los que les hablamos en la última canalización. También los pone en contacto con algo que ustedes vacilan en creer o entender, y desean minimizarlo. Cómo llegar a su interior para tocar lo que es su propia biología, para poder vivir más tiempo, para poder sanarse a sí mismos. Y las preguntas que ustedes hacen son todas lineales, ¿cuánto tiempo, cuánto, cuándo?, sin entender que ninguna de ellas es apropiada. Todas esas cosas son conceptuales y pueden reducirse a una cosa: ¿Lo crees? Y creer es la clave; porque la creencia misma es una intuición que es generada por su elección y el Dios interior. Todas estas cosas son complejas, pero no complejas de un modo que puedan hacer una lista. Son complejas porque el libre albedrío significa que deben empezar a dejar de lado aquello que creían que era real, y llegar a un lugar que permite más.

Y les voy a decir algo que he dicho a muchos otros grupos antes: ustedes tienen libre albedrío para hacer lo que quieran, de modo que una vez que han tomado una decisión de mirar un poco fuera de la caja si no obtienen resultados, si no sienten nada, si no están felices, pueden meterse de nuevo en la caja y cerrar la tapa. ¡Así es el libre albedrío! Algunos humanos hacen eso porque cuando se aventuran a salir esperan la linealidad de que hablamos, esperan la lista, y no la reciben. Por lo tanto no entienden, y se retiran de vuelta dentro de su caja - pero tienen libre albedrío para abrirla otra vez. Así podrían entender que estos son sus dones: mirar o no mirar, mirar de nuevo, mirar otra vez, otra vez. Ahora bien, en una vieja energía, les diré - porque yo sé quién está aquí, quién se sienta frente a mí - es hermoso, porque estoy hablando a individuos de muchas edades.

Y algunos de ustedes han intentado algunas cosas que eran hermosas, y pensaban que eran oportunas, y sentían en su corazón que eso era lo que Dios, la Fuente Creadora, el Espíritu quería que hicieran. Es interesante cómo perciben el tiempo cuando salen de la linealidad, porque piensan que todavía es lineal, y no lo es. Tal vez recibieron un mensaje para hacer algo en la vieja energía, tal vez tanto como diez años atrás. Lo que no entendieron es algo que les dijimos antes: que no hay reloj para el Espíritu. Algunas cosas que intentaron en la vieja energía han fracasado - estoy hablando a algunos de ustedes aquí y ahora, y ustedes saben quiénes son. Y estas cosas que fracasaron, fracasaron porque las hicieron demasiado pronto. La idea era estelar; la fecha no lo era.

Hoy ustedes tienen esto llamado el Campo. En el Campo están los potenciales de la gente que van a conocer para cumplir lo que intentaron unos años atrás y fracasaron. Algunas de esas personas podrían incluso estar en el salón, así funciona. Se reúnen, no se conocen uno a otro, empiezan a mirarse a los ojos, empiezan a entender cómo amarse unos a otros, esa es la chispa del entendimiento, "Oh, cielos, puede que sea la persona que puede ayudarme." Y al otro le pasa lo mismo, y puede que se forme una sociedad, que puede llevarlos a algo más, o a otra persona. Esto es el catalizador; es por eso que vienen a la sombra de la montaña. Y las Madres de las Estrellas, todas lo saben. Quizás ustedes no están aquí para asistir a una conferencia en absoluto; tal vez están aquí solo para conocer a alguien, y esa era la razón y el propósito para estar aquí.

Por eso el ejercicio que hicieron es importante, para que entiendan, salgan de su zona de comodidad, se pongan de pie, se miren entre sí, y descubran que hay una similitud en el amor, y las Madres de las Estrellas aplauden.

Esto es real. ¿Cuán real es para ustedes, sin embargo? Verdaderamente esa es la cuestión: ¿Cuán real es para ustedes? Van afuera y algunos miran a la montaña y es la misma que cuando entraron. A veces hay unas pocas nubes más o menos, pero la majestad de la realidad les canta en el viento, los llama por su nombre, y les dice "Estamos aquí".

Y si lo eligen, eso puede convertirse en algo real para ustedes también, en lo que pasa luego en sus vidas. Esa es la prueba, ¿no? Si ustedes se extienden hacia afuera y dicen "Yo creo algunas de estas cosas porque empecé a sentir que lo que dijiste, Kryon, tenía sentido, porque yo he tenido experiencias y entiendo de cosas multidimensionales, y no puedo captar del todo pero sé que hay entidades en la montaña"

Lo diré de nuevo: ¿Pueden captar el amor? y la respuesta es que no realmente. ¿Dónde está el amor? ¿Qué altura tiene? ¿Qué anchura? La gente empieza a hacer esas preguntas y las minucias vienen a primer plano, "¿Cómo puedo confiar en lo que dices?" Y yo digo: ¿puedes confiar en el amor, el amor de Dios? Estas son las cuestiones, ¿no es así?, las percepciones de que realmente eres amado, de que no estás en el mundo por accidente, la percepción de que todo podría cambiar hoy, porque estás entrando en algo que no esperabas: un nuevo paradigma, tan real como aquel del que vienes, pero en una dimensionalidad diferente.

Y a medida que te acostumbras a estas cosas, como le ha sucedido a muchos en este salón, empiezas a contar con cosas que parecen ser casualidad. Empiezas a hacer una realidad de maneras que los otros te miran y dicen "Realmente eres extraño", y empiezas a darte cuenta de que lo extraño en ti es tu magnificencia. Y ciertamente lo eres para otros porque no pueden mirar hacia arriba, a una consciencia más elevada. De modo que siempre serás extraño para los que eligen permanecer en la linealidad, pero tú sabes más. Y lo que estás experimentando es la siguiente fase de la humanidad. Empieza con las almas antiguas en el salón, y cualquiera sea su edad.

Ahora, las instrucciones finales antes de cerrar. Toda esta información y todo lo que han oído en estos días, son semillas plantadas para ustedes. No hay ningún axioma que diga que tienen que aceptar todo e irse y de algún modo haberlo absorbido todo. Las semillas son cosas que penetran y crecerán si ustedes se lo permiten, si lo desean. Para aquellos que han tomado nota de todo, es como que pueden arrancar todas las páginas y tirarlas. Porque lo que verdaderamente sucede es que si dejan crecer estas semillas, está todavía en su interior, eso es verdad central, y surgirá cuando lo necesiten, de una manera personalizada para cada uno. De modo que no necesitan preocuparse por si lo están haciendo bien o mal, o cuán rápido, o lo que sea. Porque el plan es estelar, es único, es hermoso, magnífico, y hecho a medida para ustedes.

A medida que despiertan, queridos, lentamente, individualmente, - y despertar significa cuánto de esto pueden absorber, usar, entender - cada uno de ustedes es tan único, y es honrado, de modo que no se van todos como un grupo que absorbe información y andan por la calle con la misma información; ¡qué lineal! Tienen los pensamientos implantados que pueden recibir o no, y hacer crecer o no, y esa es la belleza de tener una pieza del Creador en su interior, porque el Creador conoce esa pieza que lleva sus nombres.

Es hermoso, y eso es lo que están descubriendo; sin dificultad, sin escalones que subir, sin sufrimiento. Solo percepción conciente. Esa es la elección. ¿Qué tal si tengo razón? La tengo. Sabrán que la tengo. Algunos lo sabrán muy bien, cuando las cosas empiecen a moverse en su vida y puedan rastrearlo hasta el tiempo que pasaron en la sombra de la montaña, con las Madres de las Estrellas mirándolos de una manera que tal vez no entienden, porque ellas saben quiénes son ustedes; de algún modo son sus hijos esotéricos. Y eso es lo que hace una Madre, toda su vida, sobrevolar por encima de su hijo, sin importar qué edad tenga, amarlo, hasta el último aliento de la madre.

Con los lemurianos que son ustedes, y las Madres siendo quienes son, les diré: ellas no se van a ningún otro lugar. Ellas los amarán hasta su último aliento y luego cuando ustedes regresen ellas lo harán otra vez, y otra, y otra, porque ellas se dan cuenta y reconocen las reencarnaciones de ustedes, conocen su alma, reconocen dónde han estado. ¿A cuánta distancia creen ustedes que ellas pueden sentirlos, percibirlos? ¿Cuán grande es el amor? Abarca el Universo, queridos, la Fuente Creadora de la que ustedes provienen también los conoce. Este es el mensaje de todos los canalizadores que han oído hablar desde este escenario, queridos. Y los mensajes pueden parecer diferentes, y provienen de fuentes aparentemente distintas, con diferentes acentos y nombres. Pero cuando lo reducen a una sola verdad central, está allí. Les diré qué es; ¿están preparados? (se ríe). Los amamos.

Váyanse de este lugar cambiados.

Y así es.

Kryon

(largos aplausos)



McCloud - Retiro Nº2 de Canalización - 28 de junio a 1 de julio, 2019
Kryon a través de Lee Carroll
http://audio.kryon.com/en/McCLOUD-5-Mountain%20Consciousness-2(R).mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

1258 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo