Pelar la Cebolla. La indignidad.

Kryon


Saludos, queridos, Yo soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta es la segunda semana de una serie y la serie es toda sobre lo que hemos llamado Pelar la Cebolla. Cada semana hablaremos de un tema sobre la cebolla. ¿Qué es lo que estamos de tratando de pelar, de retirar? Han tenido una, esta es la segunda, y el tema de esta noche es la indignidad. (N.T. en el sentido no merecer) ¡Vaya! Eso, tal vez, es el asunto más común en las almas antiguas y los trabajadores de luz. ¿Sabían eso?

Y parece ser contraintuitivo. ¿Por qué alguien que está descubriendo un despertar, la belleza de sí mismos, la pieza de Dios que son, por qué también presentarían indignidad?

Ustedes podrían decir, en cambio, “Bueno, tienen que estar sintiéndose dignos para reclamar la magnificencia de su alma, del nuevo akash que empieza a florecer. ¿Cómo pueden sentarse y sentirse indignos, y al mismo tiempo tener todo este despertar ocurriendo?”

Esta cebolla es quizás la más grande, si quieren usarla de manera metafórica. La más grande de todas las cuatro que estudiaremos este mes.

He aquí por qué. Es completa y totalmente debido al akash. El registro akáshico, esto es, las energías desarrolladas por las cosas que sucedieron en las vidas de todas las almas en el planeta. Eso es el registro akáshico. Reside, entonces, en el alma, y está allí de una manera que refleja todo lo que le haya sucedido alguna vez. Recuerda todo. Pero hay un tema con él. Es un tema espiritual. Y algunos incluso preguntan “¿Por qué tiene que ser de esta manera?”

Traen muchas cosas cuando ustedes entran. Tal vez la más grande, una de las que primero fue reconocida, es esta: lleva lo que algunos han llamado la energía de lo incompleto – karma. (se ríe). Lo que no terminaron de hacer la vez anterior, lo tienen que terminar esta vez. O tal vez lo que hicieron la vez anterior y que fue inapropiado, están buscando deshacerlo esta vez. Y eso ha sido llamado karma; es grande, es una energía que está posada sobre muchos cuando llegan.

Cuando llegué aquí por primera vez, hace 33 años, el primer mensaje fue este: mucho de los paradigmas de la vieja energía, de la manera en que funcionan las cosas, empiezan a cambiar. Va a haber un Cambio en la Tierra; la rejilla magnética se va a mover. Lentamente, ese Cambio se revelará y sabrán de qué estoy hablando. Tiene que hacerlo, ustedes lo hacen, están en él.

Y dije: Debido a eso, una de las primeras cosas que pueden hacer, si lo desean, es dejar caer su karma. Ya no lo necesitan. Es una energía del pasado que no necesitan ahora. Déjenla caer. Y les dimos instrucciones sobre cómo dejarla caer, con intención. Por medio de dar tal vez una implantación de permiso para cambiar. Y ese es uno de los cambios. Todas esas cosas fueron parte de la información original de Kryon.

Pero de todos modos, además del karma, ¿qué más traen al entrar? Y ahora les digo dónde está el problema real. Si echan una mirada a la historia, las vidas que han vivido, no importa donde han estado en el planeta, una vida tras otra, cualquiera fuera el género en esa ocasión o ahora, no importa. Porque uno de los problemas ha sido que fueron perseguidos, en algún nivel, por lo que creían. No solo estaba la persecución, alma antigua, porque despertabas con alguna idea de que tal vez las cosas eran diferentes de lo que te decían en aquella época, sino que estaba esto: que lentamente, a través de las décadas, o milenios, se formó la idea de que los humanos nacen indignos. Y luego esto ha sido parte de casi todos los sistemas espirituales. No todos, pero muchos; la mayoría.

Y si llegas indigno, tienes que de algún modo arrastrarte hacia la dignidad, con esto, con lo que haces. No solo eso, sino que hay cosas que debes hacer espiritualmente para que luego puedas obtener ese acuerdo con Dios para que te pueda sonreír. ¿Qué te parece eso? Algunos incluso te han dicho que ni siquiera puedes comunicarte con Dios. Tan alejado estás de Dios que necesitas un intérprete para llegar a Dios; no puedes ni siquiera decirle Hola – porque eres indigno. Una vida tras otra, y otra más. Y si te sales de ese paradigma, eres perseguido.

Entonces, muchos de ustedes tienen esto en su ADN en este momento, en su alma, atributo del karma también. El karma luego lo refleja de muchas maneras, porque hay culpa allí: “No hice lo suficiente. No lo hice bien. Tengo que volver y rehacerlo. Soy culpable. Nací así.” Y así siguen.

Queridos, me gustaría decirles ahora mismo que esta cebolla suya puede ser pelada lentamente con este conocimiento: ninguna de esas cosas, ninguna de ellas, es realmente exacta. Ustedes nacieron magníficos; esta vez, la vez anterior, y la otra antes. No importa qué les haya dicho alguien, esa es la cebolla, esas son las capas que tendrán que quitar: lo que les dijeron. No necesariamente esta vez, sino la vez anterior, y la otra, y la otra, y entonces ustedes entran con un recubrimiento de indignidad. Incluso si esta vez nacieron con total percepción conciente y nunca les dijeron eso Incluso si despertaron tempranamente a su magnificencia, todavía tienen el residuo de la indignidad que permanece sobre ustedes desde el pasado.

Esto ha creado muchas almas antiguas, almas antiguas despertando con ese sentimiento de que no tendrían que estar haciendo lo que están haciendo.

Cuando llegué aquí hace 33 años, lo primero que les dije: Dios conoce sus nombres. Dios es más grande que lo que jamás les hayan dicho. Todos ustedes son magníficos. Que pueden hablar libremente con el Creador, porque el Creador está dentro de ustedes. No tienen que atravesar un velo para hablar al Creador o recurrir a otro para hablar al Creador. Todo lo que tienen que hacer es pensar, amar, y el Creador está allí. Redefine una relación con Dios. Es hermosa, está llena de amor.

Este planeta es monoteísta y todos creen en el mismo Dios; este planeta cree en un Dios amoroso. Y sin embargo se detiene allí. Es un Dios amoroso que no los ama lo bastante para permitirles hablarle. (se ríe) Usen el sentido común. ¿Podría ser que yo esté en lo correcto? Aquí con ustedes, ahora mismo, y les digo: tienen mucho que desaprender. Porque cuando ustedes llegaron aquí, el ángel cantó su nombre en magnificencia. El ángel te dijo, cuando llegaste, Esta será la vida en que dejes caer el manto de la culpa por algo que nunca hiciste, que te dijeron una y otra vez que tenías. La verdad es diferente de lo que te dijeron.

Entonces la cebolla puede empezar a ser pelada. Suavemente al principio, quitando la idea de que puede que no te hayan dicho la cosa correcta. Te lo dijeron porque ellos creían que estaban haciendo lo mejor que podían porque ellos pensaban que era lo correcto. No estaban tratando de engañarte. Dijimos esto antes. No es una traición de parte de nadie pelar esa cebolla de lo que te dijeron. Ellos también están equivocados; ellos también son magníficos. Y lentamente, esas capas se desprenden, y se revela el centro de la verdad.

Escucha esto: la cebolla que pelas, de la dignidad, en esta vida, nunca tendrá que ser pelada otra vez. Despertarás en la próxima vida sin la culpa, sintiéndote digno, y empezando en esa posición. Empezando con la verdad. Empezando con el amor y la compasión que puedes sentir. Avanzando, tempranamente en tu vida, sin ninguna indignidad debida a lo que haces ahora mismo.

Vamos a verte de nuevo, en el Círculo del Doce, tú sabes lo que estaremos haciendo, ¿no es así? (se ríe). ¡Estoy tan enamorado de ustedes! Por su entendimiento y reconocimiento de la verdad que pueden sentir que es suya.

Y así es.

Kryon


Canalización de Kryon por Lee Carroll
Miércoles de Sanación 9 de agosto de 2023
Serie: Pelando la Cebolla – Parte 2: La Indignidad
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

125 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo