Plantando la primera semilla.

Kryon


Segundo mensaje de Kryon en Shasta, sobre la semilla, una cápsula de tiempo que está dentro de cada uno de nosotros, y es hora de plantarla.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-.-

Plantando la primera semilla.

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Es común, cuando entran en una zona indígena, que ha sido una tierra que conoció la sacralidad durante miles de años, es común que el ser humano se detenga un momento y pida permiso a los guardianes de la tierra para avanzar. Más que una cortesía, es un honrar. Aun si no conocen quiénes son, o no conocen los sistemas de creencia de quienes viven allí. Queridos, vamos a hacer eso ahora mismo. Voy a hacer eso con ustedes, ahora mismo, debido a lo que les contaré luego.

Pido permiso, ahora mismo, a los guardianes de la montaña, las Madres de las Estrellas, todas aquellas que representan lo que ustedes conocen, todos aquellos que están colectivamente con ellas, para el mensaje que han estado esperando que yo les transmita a ustedes. ¿Tengo permiso para eso? (se ríe). Entonces lo haré. Gracias.

Durante unos pocos años pasados hemos estado hablando de las cápsulas de tiempo en los nodos y zonas nulas del planeta. Esotéricas son; están en lugares que ustedes no esperan, todos son montañas sagradas. Y en eso había un sistema de energía de tira-y-empuja, que ayudó a limpiar este planeta y ayudó a la consciencia a elevarse.

Porque en esta época, en este Cambio, hay más que lo que pueden esperar para la sola humanidad, porque la energía de negatividad, de oscuridad, es fuerte. Y el miedo al cambio, incluso en los trabajadores de luz, es fuerte. Porque los que suelen sostener a la oscuridad, los más fuertes son los más poderosos financieramente. Amenazan. Ustedes siempre necesitaron ayuda en esta época, y no fue hace mucho, solo hace dos años, que todos los doce nodos y zonas nulas se alinearon y la energía comenzó a salir. Justo para el tiempo en que llegó el Covid.

Son las cápsulas de tiempo. Y ustedes dirán, “¿Y qué es una cápsula de tiempo?” Bueno, eso es para quienes las plantaron, la liberación de energía cuando llega su momento. Esto es lo que significa. Esas fueron dadas a ustedes por quienes están actualmente en la Montaña. Tan raro como pueda sonar, tan fantástico como pueda ser, ustedes están mirando a sus sociedades y están viendo los resultados. Se está haciendo brillar la luz sobre este planeta, y la oscuridad está saliendo de las grietas, como se suele decir. Cosas que ustedes no esperaban, están surgiendo para librar la batalla entre la luz y la oscuridad, y aquí está. Ustedes necesitan ayuda. Y la están recibiendo. La tierra misma empieza a vibrar de modo diferente. Gaia, con su mano extendida, diciendo “¿Me reconocerán ahora?” ¿Tomarán la mano y el amor de este planeta, la Madre Tierra, y entrarán en esta batalla?

Una batalla que solo significa que han de enviar y entender un poco más sobre la compasión y el amor y el uso de los mismos. Porque eso es el impulso principal que conquistará a aquello que ustedes no quieren aquí, eso que ya no pertenece aquí. La negatividad en este planeta es como una enfermedad que se ha apegado, porque ustedes la permitieron. Y nunca se habría apegado si no hubiera oscuridad. Y eso se irá cuando este planeta empiece a pensar unido en un nivel más elevado. Y eso está empezando. De otro modo, ustedes no verían las cosas que están aquí. ¿Entendieron esto? Nunca hubieran visto aquí las cosas que los perturban tanto, si no fuera por la luz que hay en este planeta. Y es por eso que ustedes están aquí.

Esos nodos y zonas nulas fueron sembrados aquí. Lo que quiero decir con eso es que fueron plantados por si acaso se necesitaban. No había garantía de que, con libre albedrío, ustedes evitarían eso que se había profetizado durante eones. Ese Armagedón, esa tercera guerra mundial, no va a suceder. Pero ustedes atravesaron eso y llegaron a este lugar en que, en reuniones como esta, y con gente escuchando mensajes como este, dicen ¿qué viene ahora? ¡La luz viene! Eso viene. Y más luz significa más problemas, por un rato, porque no van a ganar; la luz ganará. Si ustedes no tienen miedo, si ustedes no se acobardan y toman otra dirección, si no se rinden.

Pero hay algo más; hay otra cápsula de tiempo, y está dentro de ustedes. Nunca ha sido activa, nunca. Y está en ustedes. Y toma la forma que yo les diré metafóricamente otra vez, para que entiendan lo que esto significa. Esto es tan esotérico y tan multidimensional, que los confundiría al máximo si yo les dijera lo que realmente había dentro de ustedes, que todavía no ha sido liberado, que ha estado esperando para este momento.

Las cuatro semanas de julio en que daré canalizaciones en lo que ustedes llaman el Círculo del Doce, todas las cuales eventualmente serán públicas y gratuitas, van a tratar todas sobre este asunto. Lo más grande de esto será dado a ustedes, en este grupo, ahora y el día de mañana. Estoy esperando a mañana para darles lo que no puede darse hasta que les cuente sobre este.

Esta es la metáfora: Todos ustedes saben sobre agricultura, cultivar, cómo funciona, Ustedes tienen las semillas a plantar, las cubren con tierra, las riegan, y luego hay una cosecha. Eso es fácil. Quiero que piensen en todas las cosas que ahora les estoy diciendo, de esa manera.

En Lemuria, cuando recibieron 23 pares de cromosomas en lugar de los 24 que tenían antes, algunos se mudaron, algunos se fueron en otra dirección. Sucedieron otras cosas, de las que les hablaré mañana. Creó una nueva clase de humano, una que intriga a la ciencia, porque ustedes no provienen de nada que esté aquí. Eso es lo que dicen. Es cuando el linaje de la humanidad se separó de lo de la Tierra y vino de las estrellas. Y parte de ese proceso fue la implantación en ustedes de semillas; semillas metafísicas, porque eran multidimensionales. Metafísica: más allá de la física; no pueden verse en un microscopio, no pueden medirse, pero allí están. Es como medir la consciencia; pero está allí. Y estas semillas estaban en todos sus familiares, en toda la humanidad, todo su linaje; no cambiaron. No son hereditarias de un humano; son hereditarias de las Madres de las Estrellas. Del espacio vinieron ustedes (se ríe). Vinieron de otro lugar, y ustedes llevan ese ADN con ustedes.

Y en ese ADN hay semillas. Y las semillas tienen muchas capas. Ahora bien, ustedes no tienen ningún problema con eso tampoco. Cuando van a plantar semillas, van a la semillería. ¿Cuántas semillas van a encontrar? ¿Qué clase de planta quieren? ¿Quieren cosas que crecen y se cosechan, y luego las cultivan otra vez? ¿Quieren semillas comestibles? ¿Quieren cosas que sean hermosas? ¿Cosas que hagan sentirse mejor al corazón? Hay semillas, y más semillas, y más semillas. Por eso se pone complicado, porque eso es lo que está en su ADN.

Las voy a llamar semillas para el futuro. Este grupo va a entender esto. Este grupo puede activar y comprender esto. Por eso están aquí, en la sombra de la Montaña, y no en otro lugar. Es hora de plantar ciertas semillas. Y eso no es difícil, porque ellas están justo ahora surgiendo para que ustedes las planten. Han estado ocultas, muy escondidas, tal como los nodos y zonas nulas; ustedes nunca oyeron esa información esotérica hasta entrar profundamente en la precesión de los equinoccios, como ahora. Entonces, esta información no la encontrarán en los textos de Metafísica. Pero se ha aludido a ella, incluso en las escrituras, las semillas de luz que brotarían para eventualmente producir una Tierra evolucionada, un planeta ascendido - y empieza ahora. Empieza con ustedes.

Y cualquiera de los seres humanos que dediquen un momento a escuchar, entender, reconocer, creer, y a comprender la verdad central que nunca se dijo antes. En su ADN, queridos, están las semillas de luz para las generaciones futuras del planeta. Para ser plantadas por ustedes y otros que oigan este mensaje, y los mensajes que ustedes luego continúen, porque todo lo que tienen que hacer es reconocer que están allí, y visualizarlas siendo sembradas.

Ahora bien, hay algunos que dicen “A mí me resulta difícil visualizar cualquier cosa.” ¿Realmente? Entonces vayan a la semillería, donde quieran ir, simulen que es la semilla que quieren, pónganla en el suelo; es todo lo que tienen que hacer. Eso es todo lo que se necesita, porque ellas están ahora afuera, están esperando por ustedes.

Ahora bien, ¿cuáles van a plantar? ¿Cuáles plantarán? Cuando plantan una semilla, la están activado, ¿no es así? Puede estar latente durante años y años, y años. La ponen en el suelo, la cubren con tierra, la riegan, ¡y algo sucede! Y eso es lo que va a suceder ahora. Cuando planten la semilla, la visualizan brotando, reconocen que está allí, ven la magnificencia de lo que es, y se ven a sí mismos plantándola en el suelo. Pero tal vez es más que introducirla en el suelo de la Tierra. Véanla plantada en la consciencia, en la rejilla magnética de la Tierra, en todas las rejillas de la Madre Tierra ahora mismo.

Ahora bien, ¿cuál es la semilla a plantar? ¡Hay tantas! Pero hay una que debe ser plantada primero, que permitirá que todas las otras funcionen. Apuesto a que ustedes saben cuál es. Ustedes provienen de la Fuente Creadora. Esa Fuente está más allá del más allá; gotea la magnificencia del amor increíble. Un amor que ustedes ni siquiera pueden imaginar, no importa qué palabras pongan, no importa qué piensen que han visto en el planeta, no importa qué creen ustedes que es el amor; eso es la Fuente Creadora. El Universo fue creado en amor.

Hay sistemas en el amor, que ustedes no comprenden. ¿Cómo pudo Dios alguna vez hacer esto o aquello en este planeta? Miran alrededor y no entienden todo el panorama de cómo las almas vienen y se van por razones que están más allá de ustedes. Lo ven como muy, muy pequeño en un lugar muy grande. Este amor está más allá de cualquier cosa que alguna vez les haya enseñado algún líder espiritual del planeta, porque está más elevado en consciencia que lo que ustedes podrían creer, o entender, o imaginar.

Y lo grande es esto: su alma es eterna en ambas direcciones; es parte de la Fuente Creadora. Su alma no ha sido creada; ya existía. Su alma y todas las almas en la galaxia, en el universo, todas ellas, eran todas parte de la Fuente Creadora, eso es, parte de Dios, y esto lo encontrarán en sus escrituras: Dios está dentro de ti. Pero no en la medida que ustedes pensaron que estaba. Su alma, que llevan con ustedes, no está del otro lado del velo; está aquí, es ahora. Los Maestros les enseñaron eso, les mostraron eso; es una premisa a la que deben acostumbrarse.

Ahora bien, si su alma es parte de Dios y siempre lo fue, eso significa que ustedes, allí sentados, con su alma a su alrededor, son todavía parte de Dios. Y la única cosa que les oculta este conocimiento y amor increíble, es el poder de la creencia. ¿Qué les han dicho sobre eso? ¿Qué ven a su alrededor? ¿Cuán grandes son? ¿Qué les han dicho? Eso les oculta la magnificencia de todo esto.

¿Qué sucedería – dirán algunos –si yo llevo ese nombre y esa persona que yo soy parte de Dios cuando yo desaparezca en un vapor? Les digo: ¡No! Ustedes se vuelven compasivos, y bondadosos y amorosos; se vuelven alguien de quien mucha gente quiere estar cerca. Porque pueden verlo. Cuando ustedes dicen unas pocas palabras, ellos pueden ver quiénes son ustedes. De eso estamos hablando; eso es lo que sucede. La gente ve el amor del Creador, de Dios, dentro de ustedes. Y todo lo que tienen que hacer es estar allí y ustedes lo tienen incorporado. Esa semilla tiene que ser la número 1. Porque lo sigue, en el número 2, que les daré mañana, es la más grande.

Deben entender este concepto, si quieren hacer estas cosas. No existe eso de “Lo probaré y veré si funciona, y si no, me retiraré.” No, no es así. Esto es algo que ustedes reconocen completamente y dicen “Yo estoy adentro.” Tan seguro como saltar de la orilla de un río y la gravedad los entregará al agua; así de seguro es, que esto sucederá cuando digan “yo entro.”

Es hora para este grupo, si lo eligen, de elevarse por encima de todo lo que es 3D, de todo problema, de todo lo que les dijeron, quién creen que son, qué enunciaron sobre lo que quieren y que no son; ustedes llegan por encima de todo eso. Y se elevan a un lugar donde pueden levantar su mano y decir: “Yo quiero mi semilla de las estrellas. Doy permiso. Yo entro. Y lo primero que quiero es sentir este amor transfiriendo la sabiduría de Todo lo que Es, de alguna manera, hacia mí, para que lentamente las cosas empiecen a tener sentido, desenredarse, y yo tendré la paz que he merecido desde que nací y que nadie me dijo que tenía.” Ahora yo les digo que la tenían. Ahora pueden reclamarla. Planten primero esa semilla, hoy, para que yo pueda darles algo más de información (se ríe) mañana sobre la grande.

“Kryon, ¿qué nos has dicho recién?” (se ríe). Son más grandes que lo que piensan. No tienen ni idea de qué clase de cambios pueden ocurrir ahora mismo en su vida. “Kryon, no entiendo esto. No entiendo ese amor”. No necesitan entenderlo. Ya les dije ayer. ¿Realmente necesitan entender las cosas, para poder recibirlas de una Fuente magnífica que sabe todo? Es la respuesta a casi todo lo que hayan preguntado alguna vez. Cuando eso empiece a estar en su cuerpo, a instalarse desde el Creador a ustedes, en su cuerpo, cuando ese empiece, sucederán toda clase de cosas. Compréndanlo.

La gente que antes tal vez los irritaba, de pronto ya no lo hará. Sin embargo, ellos no cambiaron, ¿Qué pasó? Ustedes. Eso es lo que pasó. Toda esta clase de cosas de las que hablamos, que ustedes han pedido, y los sanadores, están interrelacionados con la semilla única entendiéndose a sí mismos. Amando esa parte de sí mismos que recibieron de la Fuente Creadora. No es la parte del ego; es la parte del amor.

Y preparando el suelo para que sea un lugar fértil para todas las otras semillas. Ustedes son los primeros en oír. Y luego será difundido el mes que viene, a cualquier trabajador de luz que dice: “Eso es lo que he estado esperando” Verán, todos ustedes, en algún nivel, han estado esperando esto, todos. Lo han sentido venir. Y ahora está aquí. La capacidad de ir más allá de lo que alguna vez les dijeron que podían hacer. Bajar a la Tierra desde las estrellas y del Creador mismo.

Yo soy Kryon, enamorado de todos ustedes. Felicitaciones por una nueva era en este planeta.

Y así es.

Kryon



Conferencia de Celebración en Monte Shasta (2)
Canalización de Kryon por Lee Carroll
24 de junio de 2022
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

103 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo