Vigilen las palabras que dicen.

Kryon


El Círculo del Doce, dando inicio al viaje del tren de la Esperanza.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon.

Acérquense un poco más. ¿Qué es lo que ustedes piensan que no es posible? Cuando lo expreso así, ¿ustedes pueden realmente decir ciertas cosas? ¿O se dan cuenta, al decirlas, que podrían estar estableciendo la imposibilidad por sí mismos? Esto es lo que quiero decir: la consciencia del ser humano es – como vamos a hablar en el Círculo del Doce – es casi como una proyección hacia la atmósfera, y por tanto hacia el futuro, de la vida del humano.

Las declaraciones que ustedes hacen, ya sean positivas o negativas, en su favor o en contra, no se van simplemente. Es casi como si las estuvieran pegando sobre las paredes, de modo de poder mirarlas, a lo largo de su vida. ¿Cuántas veces han dicho “Eso no puede suceder”? “Eso nunca sucederá”. “No puedo hacer esto.” “No puedo hacer aquello” Y esas palabras, no desaparecen simplemente. Están realmente en las paredes, si quieren visualizar eso, de la habitación en que están. Y esa habitación en que están, se vuelve la habitación en que viven, en la que están involucrados con su vida futura. Y allí las miran todos los días. “Esto no puede suceder; aquello no puede suceder; me contagiaré esto; me contagiaré aquello.”

Y hemos estado diciéndoles a todos ustedes, durante muchos, muchos años, que vigilen las palabras que dicen. ¡Son muy poderosas! Vigilen los sentimientos que tienen, ¡son muy poderosos! Una de las cosas más poderosas que ustedes tienen, es la esperanza.

Y hemos iniciado este programa particular con una canalización sobre la esperanza, y les hemos dado atributos de lo que la esperanza no es; no es la fe.

Les dijimos que la esperanza es activa. Es una energía de diseño, esto es, ustedes esperan algo, y ese algo es visualizado, y esa esperanza entonces se vuelve manifestada porque fue visualizada, porque la crearon y la enviaron hacia adelante. Entonces es muy diferente de como algunos se permitieron definirla.

La esperanza no es una idea esotérica que se va volando, “Espero que suceda esto.” “Espero que suceda aquello”. Y luego te vas y te alejas de la esperanza. Eso no es esperanza. La esperanza de que hablamos es manifestable, otra vez, es casi como las afirmaciones. Su esperanza, queridos, podría ser como eso que es la bala mágica, si quieren llamarla así, que resuelve muchas cosas para ustedes en este planeta. Y para otros.

Una actitud esperanzada es una actitud positiva. Una actitud positiva es la que pone palabras positivas en la pared y las mira todos los días: “Yo puedo hacer esto”. “Esto va a suceder.” Lo que sea que suceda después, será lo adecuado y será benévolo para mí, para el resto de mi vida. No sé cómo va a funcionar esto, pero va a funcionar.

Las cosas esperadas no son cosas esotéricamente invisibles; son cosas tangibles, que has manifestado con la esperanza de ellas. Eso es lo que queremos mostrarte, enseñarte, hablarte de eso.

Hay muchos ejemplos de desesperanza, el opuesto de la esperanza, convertidos en esperanza (N.T: dice hopefulness, y aclara: si eso es una palabra – busqué y está en el diccionario) y solo porque algo sucedió, porque algo se realizó. O porque hubo una sincronicidad que no esperabas y que cambió todo. Queridos, de eso están hechos los milagros. Para ustedes.

Las sincronicidades que se crean a lo largo del camino de su vida se crean debido a la esperanza en el camino de la vida.

Quiero darles un ejemplo de un camino que ya está corrompido. Es un camino que tiene muchos descargos; “no tendré esto, no tendré aquello, no se me permite tener esto, esto nunca sucederá. aquello nunca sucederá”. El cínico, que no puede creerlo, y no cree que sea para él, y camina por la vida en oscuridad debido a eso. Y las sincronicidades que podrían haber ocurrido, que podrían haber cambiado, él las pasa de largo. Porque no son atraídas al individuo en absoluto, porque él dice que no puede suceder, que no sucederá.

El individuo que tiene la esperanza de que sucederá, el conocimiento de que lo hará debido a la esperanza, eso que está puesto en las vías delante de él, que dice “puede suceder, no sé cómo; va a suceder, aquí viene, no sé cuándo,” ese individuo es el que se encontrará directamente en la sincronicidad que necesita en ese momento.

Y la sincronicidad va así: “Tengo algo para ti que no esperabas.” Y cambia la vida. ¿Qué es? No importa. No importa, porque, sea lo que sea que esperas, iniciará el cambio a través de las sincronicidades que encontrarás. ¡Ellas son atraídas hacia ti! ¿Lo entiendes? Tan pronto como empiezas a reestructurar esa vida tuya para poner positivad delante de ti a medida que avanzas, esperando cosas mientras caminas, adelante las cosas de tu esperanza se manifiestan como energía y tú te encuentras justo en la sincronicidad. ¡así es como funciona!

La luz atrae a la luz; la luz atraerá aquello por lo que tienes esperanza. Los atributos de la esperanza son como un pegamento que se pondrá en contacto con aquello que necesitas. Eso ha sido probado una y otra vez, y otra más.

Queridos, eso no es fe en lo invisible. Eso eres tú, resolviendo el rompecabezas con tu propia divinidad con una energía del conocimiento, de las cosas por las que esperabas, que se vuelven manifiestas porque son tuyas para manifestarlas. ¿Oíste eso? Las cosas que necesitas en esta vida, que estás pidiendo en esta vida, las mereces. Pero con libre albedrío debes empezar a diseñarlas, verlas delante de ti, sucediendo, Si no sabes cuáles son las soluciones, simula que ya han sucedido. Y eso crea en ti una paz que luego permite que sucedan por sincronicidad. Te encuentras con una persona que te manda a un lugar, donde encuentras a otra persona y algo sucede, y pronto, todo se resuelve. De esto están hechos los milagros. Incluso has oído sobre uno hoy. Oíste sobre dos de ellos; oh, hay muchos. Hay quienes entienden que son poderosos.

Quiero llevarte a cruzar por este puente que siempre pasamos. Es un puente metafórico que va desde lo conocido a lo desconocido, desde la 3ª D a la multidimensión, desde eso que piensas que es tu realidad hacia otra realidad que es tu alma. Un puente que te lleva hacia un lugar donde puedes operar libremente, más libremente que lo que puedes hacer aquí, de este lado, porque todo es posible.

Visualiza el puente si lo deseas, y crúzalo conmigo; toma mi mano. Tú y yo y cualquier otro que quiera venir y pasar por esa parte a mitad del puente donde una neblina oculta el otro lado, y la atraviesas voluntariamente: estás en el lugar más seguro que hayas estado jamás. Esta es tu alma.

Es un área de energía que podrías pensar que no te corresponde, pero sí perteneces aquí. No vas a estar incómodo, porque ese es el hogar; pasas mucho más tiempo en el alma que lo que pasas en el planeta.

Queridos, esta es energía hermosa, ¿pueden sentir la paz aquí? Todo es perfecto. Sienten la sacralidad de ustedes en su interior. Los voy a llevar a un lugar donde queremos que visualicen muy intensamente. Y si no eres una persona visual, si no puedes visualizar, te pediremos que escuches. Tal vez que escuches un número de veces, tal vez incluso dibujar una imagen si puedes, o encontrar alguna que simule esto, y trabajes con ella mientras escuchas., de modo que puedas resolver este rompecabezas con nosotros.

Quiero que visualices pasar por una puerta, como siempre lo haces en este lugar, si quieres llamarlo así, solo que esta vez la puerta se abre hacia una enorme área cavernosa. Es una estación de trenes (se ríe). Todavía no te habíamos traído a una estación de trenes. Y aquí estás. En esta estación de trenes suceden muchas cosas, pero es raro, porque en esta estación hay muchas locomotoras y una sola vía. Una vía. Pero esa vía única es especial: podrías decir que brilla; es una vía celebrada; es el futuro de lo que desees que sea. Es tu futuro. Pero es tu futuro en el planeta. También es el futuro del planeta, porque tú estás allí con el planeta. Con la humanidad, son muchos futuros, si quieres decirlo así.

Pero el que vamos a tratar hoy es el tuyo. Las cosas que tú llevas con él, en estas vías, a medida que vives tu vida: preocupación, desesperación, miedo, si lo deseas. Para afirmaciones positivas, alegría y amor, bondad y compasión, si lo deseas. Lo que sea, quién tú eres, esa es la vía.

Hoy este tren es una locomotora a vapor, es ruidoso, a propósito, es poderoso. Resoplando, listo para arrancar, para empezar la marcha. Y delante de él, literalmente cargado delante, parece haber algo inusual, un bolso de lona multidimensional, o algo que chorrea hermosos colores del arco iris y esencias, y cosas alegres, hace sonreír con solo mirarlo. Y tú dices ¿Qué es eso? Eso es lo que cubrirá las vías cuando lances la locomotora. Cuando arranques esa locomotora en un tren llamado Esperanza, avanzará en una vía que es tu vida, tu futuro. Y va a llevar lo que sea, y esa bolsa que va a cubrir las vías, ¿qué quieres poner en ella?

Ya es el tren de la esperanza diseñada, está preparado para poner en esas vías lo que sea que tú quieras. ¿Qué vas a poner allí? Pongamos salud y paz. Pongamos bondad. Pongamos recuperación. Pongamos todas las cosas que necesitas para avanzar en paz en este planeta, trabajador de luz.

De modo que puedes hacer el trabajo que te daremos en las tres semanas siguientes. Porque este tren dejará la estación tres veces más. Otro tren, y otro tren. Todos se parecen, todos se llaman Esperanza. Este tren es el primero en salir, y habrá otros tres. Todos se prepararán ahora mismo, con cosas diferentes que serán llevadas en ese saco, esa bolsa, que cubrirá las vías por tanto como vivas.

¿Puedes ver lo que estamos haciendo? Estamos empujando delante de ti tus propios deseos esperanzados. Estamos manifestando y diseñando eso que tú quieres para tu vida, y lo estamos enviando ahora mismo desde aquí, de modo que, a medida que el tiempo te lleva por esas vías, estarás participando en lo que lanzas en ese momento. ¿Estás entendiendo esto? Esta es tu capacidad, en este lugar que es multidimensional, donde no hay tiempo. Con tus capacidades, trabajador de luz. Todo lo que eres.

Quiero que te quedes, mientras esto se está lanzando. Y ahora quiero que tú lo arranques, tira de la palanca y el tren se va. Ruidoso es este pequeño, deja la estación, empieza a ir por esa vía, y tú ves inmediatamente que las vías empiezan a brillar con otro color, a medida que empieza a mostrar aquello que pusiste allí delante de ti.

Bendito es el ser humano que entiende que acaba de cambiar su vida, con su propio poder, con lo que él puede hacer por sí mismo, por el futuro, que siempre ha sido posible en esta vida. Ahora más que nunca es manifiesto en algo que es factible, visualizable, y manifestable.

Felicitaciones a ustedes, por cambiar hoy su futuro. ¿Por qué no se quedan, y ven a ese tren arrancar? Ponen su mano en el corazón y dicen “Este soy yo, por el resto de mi vida. Pronto enviaré algunos otros trenes.” Ese es quien tú eres. Ese es quien eres.

Y así es.

Kryon


Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll
Primer miércoles – 1 de febrero de 2023
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

379 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo