Actuaciones negativas crean consecuencias negativas.

Pleyadianos


En estos tiempos, parte de la soñación de la humanidad implica reconocer y liberar los patrones disfuncionales que han pasado de una generación a otra.

Sois un producto de tendencias y, en estos tiempos, parte de la sanación de la humanidad implica reconocer y liberar los patrones disfuncionales que han pasado de una generación a otra. Estáis destinados a utilizar vuestra toma de conciencia para comprender el significado de estos patrones para luego sustituirlos por nuevas creencias que sean fieles a vuestra intención positiva. Si venís de un linaje de personas que reprimían su sexualidad, estos códigos están almacenados dentro de vosotros, lo que no implica que tengáis que seguirlos. No estáis totalmente condicionados por las pautas de vuestros genes; no obstante, la programación de cómo explorar la vida y, sobre todo, la sexualidad, existe. La energía sexual está profundamente codificada en vuestro cuerpo; es la energía bruta primaria. Las mujeres, en particular, han heredado un patrón de percepción que ha restringido sus capacidades y deseos de tener un orgasmo; de hecho, hay muchas mujeres que no han tenido jamás un orgasmo.

Algunas mujeres han aprendido a simular un orgasmo sin que nadie se diera cuenta porque sus parejas están demasiado ocupadas en satisfacer sus propias necesidades para prestar atención. Una mujer sabe que debe suceder algo y a veces finge gemidos y gritos, imitando los sonidos sin jamás sentir la excitación y pasión. Una mujer simulará tener un orgasmo porque no conoce ni acepta a su cuerpo ni tampoco entiende lo que se está perdiendo. Los hombres disponen de una muestra externa de su excitación, y emiten su energía sagrada durante la eyaculación, que suele acompañar a un orgasmo. El contacto de la mujer con la parte sexual sagrada de su ser es un camino hacia dentro, hacia las oscuras profundidades misteriosas. Debido a estas razones básicas, las dos identidades sexuales diferentes se han utilizado como base para entender el poder de la energía almacenada en vuestro cuerpo.

Para utilizar el cuerpo para una satisfacción óptima y, especialmente la satisfacción sexual, tenéis que estar presentes en vuestro cuerpo y ocupar cada una de las partículas de vuestro ser.

Aunque resulte evidente el sexo al cual pertenecéis, tenéis tanto una vibración femenina como masculina: el lado izquierdo de vuestro cuerpo es regido por el hemisferio derecho y el lado derecho por el hemisferio izquierdo de vuestro cerebro. De acuerdo con la biología, vuestros genitales deciden la identidad que aprendéis a adoptar, aunque el grado de energía masculina y femenina puede variar. No hay errores en la biología ni tampoco hay en quiénes sois ni en la identidad que habéis elegido. No os quedasteis en la última linea de una lista sin tener la posibilidad de elegir. Cada una de vuestras vidas está entrelazada con las capas de propósitos y planes que están relacionados con una visión mucho más amplia de la realidad.

Habéis sido hombres y mujeres a lo largo de vuestro viaje multidimensional a través de la forma humana y aunque no recordáis conscientemente vuestras diferentes identidades, vuestros registros de las líneas personales del tiempo están guardados en las diversas capas de la mente subconsciente e inconsciente. A veces, determinados talentos y habilidades crean en una mujer unas cualidades más bien masculinas y en un hombre características femeninas. Aceptarse a sí mismo no sólo es una clave importante para comprender vuestra identidad; también es una señal de una mente que despierta. Sois una expresión que vosotros mismos habéis elegido desde una forma más amplia de la conciencia que aprende de sí misma, gracias a las intrincadas maravillas del juego de la existencia. En algún nivel, estáis predispuestos a vivir vuestra vida como un hombre o una mujer, pero cómo manejáis la energía a lo largo de vuestras apariciones en la realidad física y más allá definitivamente determina y os califica para lo que estáis disponibles.

La sexualidad y la sensibilidad psíquica se entrelazan de manera natural y, con la aceleración energética que activa un despertar espiritual en toda la humanidad, tanto hombres como mujeres en el mundo entero están rompiendo sus fronteras de creencias limitantes y patrones de pensamientos que habían atrapado y ahogado la mente creativa. En general, las mujeres tienen una mayor tendencia a pasar su atención de una realidad a otra, y la mayoría de las mujeres lo hacen sin darse cuenta. Esa habilidad es inherente a la forma humana. Las mujeres también tienden a establecer una conexión más profunda con su estructura biológica y son psíquicas de forma natural debido a su ciclo de menstruación mensual, que suele comenzar en torno a los doce o trece años, y que finaliza a los cuarenta, cincuenta incluso sesenta años. Cuando las niñas comienzan a ser mujeres, la aparición de la primera menstruación crea un vórtice energético psicoespiritual, un portal de poder personal relacionado con los ciclos de la Luna.

La gestación y el parto pueden modificar más aún la conexión que tienen las mujeres con su cuerpo. Desafortunadamente, a muchas mujeres se les han negado los placeres del cuerpo porque tanto a hombres como a mujeres se les ha enseñado durante amplios periodos de tiempo a considerar su menstruación de manera extremadamente negativa (y a aceptar irónicamente la sangre llena de dolor de la guerra). Cuando las mujeres condenan su cuerpo por sus funciones naturales, no hacen otra cosa que atraer problemas físicos porque sus células siguen sus órdenes. Este desprecio y esa ignorancia de este proceso que proporciona la vida se han convertido en diversos malestares de la vida moderna. El ciclo menstrual es algo muy característico del cuerpo femenino y potencia la fertilidad, la energia de la diosa madre y, durante periodos especiales de cada mes, cuando aparece la menstruación, las puertas para traspasar la realidad 3D están abiertas de par en par.

Hace mucho tiempo, el conocimiento de la menstruación fue apreciado y respetado.

Durante los últimos 2.000 años, el poder del cuerpo femenino y su ciclo de menstruación han sido ridiculizados y ninguneados; sin embargo, hace mucho tiempo, el conocimiento de la menstruación fue apreciado y respetado. En el ritmo de vida de una mujer, la aparición de la menstruación determina cuándo v cómo establece contacto con los misterios de la naturaleza. Ésa es la grandeza de su magia (ser capaz de guiar el camino de la humanidad con elegancia y compasión según la naturaleza, es decir, ser capaz de traer vida). La presencia de la menstruación, o sangre lunar, produce diferentes grados de sensibilidad dependiendo de la individualidad. El éter siempre está rebosante de actividad y, cuando las mujeres se abren psíquicamente una vez al mes, se puede crear el caos si ellas no entienden lo que está pasando.

A veces las mujeres quieren retirarse, encerrarse y esconderse durante unos días para protegerse del importante número de frecuencias que sienten, pero que, bastante a menudo, no entienden. La vibración masculina es una fuerza de enraizamiento para esta apertura psíquica y, por ello, los hombres deben honrar y respetar su propia parte equilibrando el poder del ciclo menstrual.

A lo largo de la historia, los hombres han demostrado ciertamente sus propias habilidades psíquicas grandiosas y sus famosas hazañas. No obstante, al igual que con las mujeres, los últimos 2.000 años de sufrimiento mental, físico, emocional y espiritual (debido a guerras y la persecución de las mágicas prácticas psíquicas) han producido una impronta de tremendos registros de miedo y dolor en los genes, sobre todo en la vibración masculina. Los hombres están aprendiendo que su sensibilidad y su vulnerabilidad en realidad son su fuerza interna, y que la honestidad es la clave tanto para una conciencia clara como para la paz mental. También se está retando a los hombres para que acepten la responsabilidad de su poder sexual, que tiene una carga energética completamente diferente a la de las mujeres. Los hombres deben entender que su poder personal reside en activar y abrazar sus sentimientos, una parte de si mismos que no han considerado debidamente.

Cuando los sentimientos de un hombre se unen a su energía sexual, éste puede experimentar nuevos niveles de intimidad. Aunque es importante tener un cuerpo bien estructurado. la fuerza real está relacionada con la capacidad de confiar en uno mismo, en la familia, en la pareja y en otros hombres y mujeres. La tarea de los hombres consiste en confiar en los demás con sus verdades para reconocer la ignorancia arrogante y la estupidez de la guerra, así como para honrar y respetar cualquier forma de vida.

Vuestra biología os empuja a procrear para que podáis aprender de primera mano cómo manejar la energía de la creación. La gestación es el símbolo del crecimiento, una promesa de renovación y responsabilidad. Cuando un hombre y una mujer tienen una buena relación sexual terrenal (que ocupe sus cuerpos por completo y con el disfrute de las alegrías que les proporcionan sus cuerpos, riéndose y buscando amorosamente el camino hacia la experiencia cósmica) enriquecen enormemente su conexión con el otro y con el cosmos. Un niño concebido en semejante entorno será un inerte miembro de la raza humana, especialmente cuando se añade la energía sensual de la naturaleza para enriquecer el esfuerzo (hacer el amor en un entorno privado bajo la plateada luz de la Luna o bajo el calor de los rayos del Sol). Hacer el amor con el propósito de crear vida es mejor cuando se está embargado por el placer y el gozo, ya que esto condiciona la relación entre el hombre y la mujer y el niño.

Durante el proceso de la concepción, el óvulo y el espermatozoide canturrean y se susurran el uno al otro cuando el esperma va corriendo para ofrecer su himno a la diosa. El óvulo emite cierto sonido, una llamada al emparejamiento.

El esperma, que aportará las mejores condiciones para el ser no físico, que quiere nacer a través de la unión, resonará con el canto y se ajustará a la vibración del óvulo. El esperma será atraido por la resonancia y ganará la carrera hacia el óvulo. Si sólo ganara el espermatozoide más fuerte, tendríais bebes físicamente perfectos, pero no alineados espiritualmente. Recordad que vosotros elegís vuestra genealogía y el momento del nacimiento, de modo que la gestación y el parto implican muchos acuerdos. Si queréis engendrar, entonces lo mejor es establecer primero contacto con el futuro bebé durante el sueño; antes de dormir, focalizad vuestra atención para encontrar y comunicaros con las energías espirituales que se convertirán en el futuro bebe (llamadlos y dadles la bienvenida a esta vida).

Practicar el sexo os mantiene jóvenes y fuertes y, gracias a la intimidad sexual con otra persona, establecéis contacto con vuestro espíritu.

Aunque podéis pasar años sin tener relaciones sexuales, la actividad sexual es una necesidad para el bienestar físico en general. Practicar el sexo os mantiene jóvenes y fuertes y, gracias a la intimidad sexual con otra persona, establecéis contacto con vuestro espíritu. Cuando la gente envejece, aunque siga estando casada o tenga algún tipo de pareja, deja de practicar el sexo por una razón u otra. En estos casos, las personas se pueden complacer a sí mismas. Los profesionales de la salud se están dando cuenta de que la masturbación y otras formas de buscar el placer resultan favorables para el crecimiento personal y el bienestar en general. La gente que no practica el sexo durante mucho tiempo acaba padeciendo una serie de males físicos. Estimular el cuerpo físico es esencial y, sin duda, es más divertido y productivo con una pareja que sin ella.

Cuando envejecéis os volvéis mas selectivos, tenéis una mayor capacidad de sintonizar con vuestra pareja porque sois más psíquicos y tenéis la sabiduría que aporta la experiencia. Vuestro lugar sagrado ha sido visitado más de una vez y habéis viajado muchas veces alrededor del Sol para reclamar el conocimiento del cosmos. Entonces, el sexo se convierte en algo más que una mera experiencia genital o física, pues con la edad todo va mejorando; tenéis la sabiduría, habéis construido caminos en el bosque y habéis, en el mejor de los casos, llegado a un punto en el que aceptáis vuestro cuerpo y habéis pasado la fase de incómoda fijación corporal de los jóvenes. Ahora estáis haciendo el amor con una persona; no estáis simplemente utilizando vuestro cuerpo para la estimulación propia, de modo que un abdomen más blandito y un trasero menos firme no suponen gran diferencia.

En cualquier relación a largo plazo, permanecéis en una montaña rusa respecto a vuestra vida sexual. Si siempre escalarais el monte Everest, sería realmente agotador; pasar por las cumbres y valles forma parte de una relación madura. No obstante, conforme os vayáis conociendo cada vez mejor, os daréis cuenta de que hay mucha energía después del sexo. La expresión sexual es vuestro contacto con el creador, y el sexo está relacionado con cómo utilizáis este poder sagrado. Si tenéis una vida sexual secreta o tenéis que manipular la energía (la propia y la de otros) para tener sexo, entonces estáis utilizando de una manera nada adecuada vuestra integridad y responsabilidad como ser humano; semejantes actividades vibran a un nivel inferior del espectro de la conciencia. Vosotros y nadie más que vosotros sois responsables de elevar el estándar; gracias a ello descubriréis la versión selecta de la energía sexual.

El lado oscuro y peligroso del poder de la energia sexual está relacionado con posesiones por parte de entidades no físicas. Con respecto al manejo de la energía, os debéis preguntar: «¿Estoy ocupando mi cuerpo completamente y estoy haciendo el amor por deseo propio? ¿Son mis encuentros sexuales con mi pareja consensuados, alegres y una auténtica expresión de amor basada en la intimidad, la confianza y la honestidad? Si tenéis un fuerte impulso sexual, pero falta la intimidad, la confianza y la honestidad, el aburrimiento puede atrapar la relación y conducirla a exploraciones cada vez más peligrosas (a veces relacionadas con el dolor y la humillación para conseguir una excitación genital).

El deseo de este tipo tan extremo de estimulación os aparta más y más del respeto por vosotros mismos, y puede llevaros cada vez más a las profundidades de agujeros oscuros de una posesión por alguna entidad Recordad que, cuando abrís vuestros vórtices sexuales, estáis jugando con el poder primario y bruto de la creación, y entidades de otras dimensiones se sienten muy atraídas por la energia sexual y la fuerza vital generada. Con la presencia de intimidad y amor, energías dinámicas de vibración más alta establecen contactos sutiles con vosotros durante el acto sexual con el propósito de volver a conectar vuestro cuerpo físico con las dimensiones superiores de vuestra identidad espiritual y esto os protege de posesiones.

Cuando se teme la intimidad y el auténtico valor y respeto a la hora de compartir la energía sagrada, el sexo se convierte en una mera satisfacción de un deseo pasajero. Este tipo de relación es propensa a atraer entidades de vibraciones más bajas que buscan una manera de entrar en la realidad física sin tener que asumir las responsabilidades de ocupar plenamente el cuerpo, sin poseerlo en todas sus facetas y sin cuidarlo. La posesión por entidades es como una plaga invisible, y mucha gente no puede romper ese ciclo vicioso porque han menospreciado el acto sexual y tienen entidades adheridas a sus campos energéticos. En el mundo en el que vivimos actualmente, el sexo ha sido degradado y pervertido porque millones de personas han permitido que su segundo chakra sea ocupado por seres que utilizan a los humanos para satisfacer sus perversos deseos sexuales.

El verdadero impulso que hay detrás de una adicción a la perversión es una posesión. En la mayoría de los casos en los que la persona se «engancha» a prácticas sexuales no consensuadas y/o a sexo indiscriminado, como puede ser la violación y tener sexo con niños o animales, esa persona está atrapada en un engaño sexual que lleva el sello de entidades no físicas. Las personas tienen el derecho en este programa de explorar las cumbres y valles de la vida de acuerdo con su propia elección y no estamos aquí para juzgar esas exploraciones. No obstante, para aquellos que buscan un nivel superior de conciencia, sus valores morales y su grado de conciencia durante cualquier actividad determina el tipo de experiencia que atraerán.

Si existen asuntos sexuales dolorosos y no resueltos de anteriores excursiones a la realidad sexual, vuestras creencias en torno a esas experiencias pueden aparecer cuando practicáis el sexo. El lado más oscuro del sexo es doloroso, temible, violento, controlador, abusivo, degradante, destructivo y humillante. Recordad que el sexo abre de forma natural las puertas al conocimiento psíquico, os guste o no. Experiencias sexuales intensas, particularmente aquellas relacionadas con la infancia, con frecuencia proceden de asuntos o acuerdos de otras lineas del tiempo. El abuso sexual puede crear traumas severos en un individuo, que dan como resultado una fragmentación, desorientación, disociación de la personalidad y, en muchos casos una amnesia con respecto al suceso que ha causado el trauma. Uno no pierde el raciocinio sin ningún motivo.

En un caso extremo, la traumática experiencia de un abuso puede provocar demencia en una persona, o el desarrollo de desórdenes de identidad que le lleven a perder o rechazar aparentemente el contacto con su propio centro porque el hecho resulta demasiado doloroso. En cualquier caso, un trauma, sea del tipo que sea, puede provocar una mayor y dramática sensibilidad física y psíquica y activar la respuesta natural de aumentar el estado de vigilancia.

Si el sexo se considerara un acto sagrado, el mundo no estaría en el estado de caos en el que se encuentra actualmente. El mercado de esclavos sexuales constituye una operación de muchos billones de dólares o euros y sus tentáculos se extienden a todos los continentes. Hombres, mujeres y niños son comprados y vendidos como si fuesen objetos sexuales. Distintos grupos absolutamente nefastos organizan el abuso sexual y utilizan la energía sexual para mostrar control sobre otros; incluso a veces los emplean en rituales como ofrendas de fuerza vital para atraer a entidades oscuras y demoníacas, que son invitadas a esta realidad física. La energia sexual es la fuerza más vital que poseéis y, por esta razón, aquellos que se dedican a controlar la mente utilizan la energía sexual para controlar y dirigir a sus esclavos. El sexo produce una enorme cantidad de energia y, al igual que la energía atómica, explosiona provocando agujeros en otras realidades.

Es por ello que las personas que tienen sexo sin consenso y/o indiscriminadamente atraen a entidades de frecuencias bajas que encajarán en sus formas de pensamiento fantasiosas. Los pensamientos y deseos se ven reforzados por la energía sexual. Es entonces cuando las entidades ocupan el cuerpo gobernando la sexualidad de la persona. Es muy fácil que una entidad no física aborde vuestros genitales cuando no valoráis adecuadamente vuestra sexualidad. Si os atrae la pornografía y buscáis versiones oscuras del sexo, sois más vulnerables para ser utilizados por estas fuerzas que desvirtúan el sexo. Es posible ser poseído cuando no hay fronteras, ni emocionales, ni mentales, ni físicas. Si vivís en un mar de confusiones y os atenéis difícilmente a cualquier decisión en vuestra vida o funcionáis sin amor tanto vosotros mismos como vuestro cuerpo, estáis colgando un letrero que dice «libre» en vuestro campo energético.

A veces, las heridas de está realidad infringen simultáneamente otras experiencias y con otra versión de vosotros en otras lineas del tiempo. Debéis estar más atentos a los eventos que cruzan el tiempo lineal hacia otros tiempos más allá del multidimensional y aunar vuestra inteligencia emocional con vuestra intuición y tener una mente clara que os permita reconocer la naturaleza de las sincronicidades de los eventos de la vida. Una versión superior de vosotros mismos siempre está trabajando con vosotros para ayudaros con la integración espiritual. Recordad que las oportunidades para las conexiones espirituales son tan enormes en estos tiempos que lo que sanáis amplía las vibraciones y frecuencias, que penetran la red de la existencia (vuestra contribución creativa al movimiento del baile). Es importante saber que vuestra conciencia siempre está trabajando para integrar y sanar, asi como para obtener vislumbrar y conocer los «porqués» y «para qué» de vuestras experiencias.

El abuso sexual puede ser interpretado como una experiencia de poder personal si os preguntáis por el verdadero propósito de vuestra herida y si buscáis el significado de múltiples capas concernientes a la sanación. ¿Qué aprendisteis sobre vosotros mismos y aquellos que jugaron con vuestra energía sexual? La respuesta os dará la oportunidad de enfrentaros con vuestro ser, gracias al contacto íntimo con otros seres humanos que pueden reflejaros aspectos escondidos de vosotros mismos, al igual que conexiones kármicas. Estilos de vida y estilos de sexo que se han hecho populares en los medios de comunicación, como pueden ser las relaciones múltiples con diferentes parejas, no representan una vida sana y buena; a nivel energético, la relación con varias parejas se vuelve muy confusa y agotadora para todos los individuos involucrados. Cuando hay demasiadas personas involucradas en una relación, los niveles de honestidad, profundidad c integridad se ven muy comprometidos. Vuestras células saben cuándo no son valoradas.

Si vais a formar parte de una relación, ya sea homosexual o heterosexual, os debéis comprometer. Explorad los sutiles matices de lo romántico y permitid que los misterios de la sensualidad flore/can Debéis estar seguros si tenéis una relación sexual de que sentís amor, aprecio y confianza. Si tenéis sexo con alguien en el que no confiáis, ¡corred! El sexo sano y saludable tiene como fundamento la honestidad y la veracidad. Cuando podéis construir una relación íntima basada en la confianza, la integridad y la diversión sana, podéis comenzar a activar todo tipo de códigos de conciencia en el ADN, y mejorar vuestra vida gracias al conocimiento obtenido.

Una vecindad con fuertes lazos familiares basada en el amor y el sexo sano mejorará cualquier comunidad.

La sexualidad vivida, adecuada y apreciada atrae entidades vibracionales que engendran el acto del amor con una experiencia de conocimiento cósmico. Esto ya se sabía desde hace mucho tiempo en vuestro planeta, cuando el mejor regalo para equilibrar una comunidad era el amor. Una experiencia buena y amorosa entre dos personas, que crea un orgasmo sano, honesto y amoroso, se extendía a toda la vecindad. La energía no conoce paredes. Una vecindad con fuertes lazos familiares basada en el amor y el sexo sano mejorará cualquier comunidad, y aportará paz y prosperidad a todo el país. Imaginad ciudades enteras en las que habiten personas que aprecien sus exploraciones sexuales, parejas que se amen, que rían y se valoren el uno al otro en la privacidad de sus descubrimientos.

Cuando se honra la expresión sexual y se comprende como una puerta a la energía creativa de la existencia, el mundo entero vibra con una conciencia mucho más amplia con respecto al propósito espiritual de la vida. El sexo es una energía vibrante y creativa y, si se usa sabiamente, puede cambiar el mundo. Cuando, durante un orgasmo, estáis entre dos mundos, experimentáis la energía sanadora de la creación, y estas frecuencias energéticas son una contribución de vibraciones a cualquier comunidad y a la Tierra en general.

Practicar sexo sano es un buen negocio para todos. Contribuís al gran baile de energía cuando os aceptáis a vosotros mismos como seres sexuales y reexamináis vuestras experiencias sexuales bajo un nuevo prisma, entendiéndolo como una gran enseñanza para manejar mejor la energía. Las estrellas de las Pléyades se han ocupado durante mucho tiempo del crecimiento espiritual mediante el sexo, dando lugar a una frecuencia energética que aporta riqueza y belleza al mundo material. Nuestro hogar, en el signo de Tauro, el toro, es conocido por su energía vigorosa, fértil y en gran medida espiritual. Varios alineamientos planetarios, lunares y solares aportan nuevos códigos de dignidad sexual, cuyos efectos mejorarán vuestra comprensión del placer sexual. Lazos fuertes de amor y confianza entre una pareja son imprescindibles para una profunda exploración de las realidades multidimensionales gracias a la energía del sexo.

Una relación personal os enraíza en esta realidad para que podáis viajar a las estrellas y recordar quiénes sois y de dónde venís. Hay muchas más maneras de usar vuestro cuerpo y vosotros ni siquiera lo sabéis todavía: cuando cambiéis vuestras creencias con respecto al sexo y al cuerpo, seréis el recipiente de recompensas hasta ahora no expresadas.

El nanosegundo ofrecerá la oportunidad para comprender la energía de la recuperación del poder gracias al desarrollo de diferentes perspectivas de la realidad. Es importante saber que las situaciones difíciles tienen lugar para iniciar el cambio; la resolución de antiguos asuntos (y no hay ningún asunto más importante que los temas sexuales) os liberará para experimentar conexiones con la vida más significativas y emocionalmente más satisfactorias. Utilizad vuestro cuerpo como un vehículo sexual respetado y honrado para explorar vuestra identidad y para recibir las enseñanzas de conocimiento en forma de códigos maduros. La sexualidad se ha practicado desde hace mucho tiempo como una forma de recibir y transmitir energía, de modo que si estáis ocupados en hacer el amor, disfrutad sobre todo de quienes sois. Pero también podéis aprovechar la inmediatez de vuestro placer físico estando presentes en el momento y tener plena conciencia de los otros «añoras».

Recordad que la energía sexual es algo muy potente; crea el impulso necesario para abrir las ventanas a otras dimensiones y, además, es sanadora y rejuvenecedora. la llave de contacto para encender vuestra creatividad. Una gran pasión tiene un propósito aún más importante y os pedimos, por favor, que seáis conscientes del poder con el que estáis jugando.

Recordad bien que la cualidad y la claridad de vuestra intención determinará la frecuencia de lo que experimentéis, algo que se puede aplicar a cualquier empresa. Una vez más, la confianza plena y la honestidad que debe existir en una relación personal enraizará la energía sexual en vuestro cuerpo para permitiros un viaje mucho más placentero.

Las nuevas fronteras de una vida multidimensional y de sanación atraerán a pioneros muy fuertes. Muchos de vosotros habéis establecido acuerdos para aprender las lecciones para sanar, para establecer conexiones y puentes de una realidad a otra, maneras que son ajenas al sistema de creencias de la sociedad actual. En el viaje hacia la conciencia no importa tanto cómo os ganáis la vida, sino cómo manejáis la energía. Ahora, la oportunidad en la que estáis imbuidos es tan inmensa como sutil. Todo está ocurriendo muy rápidamente y vuestro reto consiste en integrar muchas enseñanzas, incluidas las trasmisiones de los pleyadianos y de aquellos que proceden del centro de la galaxia. Abriros a las virtudes y pujanzas del cuerpo humano. Entended que es venerable y que la actividad sexual debe ser valorada como una forma de arte admirable de la creación.

Recordad que debéis prestar mucha atención a lo que vuestro cuerpo os quiere decir. ¿En qué medida la actividad sexual ha mejorado vuestro crecimiento espiritual y qué habéis aprendido sobre vosotros mismos gracias a las experiencias sexuales? El contacto sexual puede estimular las células para convertirse en una biblioteca sensual de conocimiento (un tributo a la belleza, al placer y al amor). Permitiros sentir el poder y la vitalidad que os pertenecen por naturaleza y vivid para expresarlos. Queridos amigos, es vuestra responsabilidad buscar el placer sexual y ser conscientes de que se trata de un camino sagrado (como un ser honorable, con respeto hacia vuestro cuerpo y vuestra pareja y con reverencia ante el conocimiento que también vosotros podéis mejorar en ese baile cósmico).



Extracto del libro "Recuperar El Poder".
Sabiduría Pleyadiana para un mundo en caos.

273 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo