¿Quién lleva la cuerda de luz?

Pleyadianos


La historia del universo está contenida dentro de vuestro cuerpo físico. Lo que está ocurriendo ahora en el planeta es la mutación literal de vuestro cuerpo físico porque estáis permitiendo que evolucione hasta un punto en que llegará a ser como una computadora que podrá albergar esta información.

Esto ocurrirá debido a la ingeniería biogenética, que no tiene nada que ver con vosotros. Podéis facilitar el proceso, por supuesto, proponiéndoos cooperar con él. Como especie, estáis siendo alterados biogenéticamente por los seres que os crearon y que rediseñaron vuestro ADN en coyunturas periódicas en vuestra historia.

Este período de tiempo fue diseñado por los dioses creadores originales, o diseñadores de proyectos, para que puedan regresar y tomar el mando de este sitio y devolverlo a su plan original. Millones han sido llamados a participar en este proyecto. Millones han dicho: «Sí, somos renegados. Regresemos y retomemos este proyecto y veamos si podemos hacerlo bien. Reconstruiremos las ruinas y lo llevaremos a cabo».

De manera que se han trazado los planes, se han hecho los diseños y se ha estudiado la genética para averiguar quiénes llevan los genes recesivos y la cuerda de luz dentro de ellos. Habéis seleccionado con gran claridad el linaje que os proporciona, genealógicamente, la mayor accesibilidad de combinaciones de filamentos con código de luz que pueden evolucionar potencialmente.

Antes de llegar al cuerpo, todos vosotros os comprometisteis a diseñar acontecimientos que dispararían vuestros códigos, o anteproyectos —que activarían vuestros recuerdos—. Luego llegasteis al cuerpo y lo olvidasteis todo. Los códigos y anteproyectos de todos vosotros han sido disparados en alguna medida porque comprendéis que existe un propósito divino, o Plan Divino, del cual formáis parte. La puesta en marcha de las codificaciones y la realización de vuestra identidad serán fenomenológicamente intensas. La razón de esto es la evolución del ADN. Cuando tengáis las doce hélices del ADN en su sitio, éstas empezarán a conectar con el sistema de doce chacras.

Los doce chakras son centros de vórtice cargados de información que debéis ser capaces de traducir.

Estáis evolucionando incluso cuando no estáis en el planeta y estáis quizá más involucrados con otras identidades del ser. De ahí que, para evolucionar, escojáis situaciones particularmente difíciles, en las que os tenéis que elevar por encima de lo que ha sido establecido como techo o frontera de lo que es posible. Tenéis que convertiros en super seres en toda realidad en la que penetréis porque, como miembros de la Familia de Luz, la rama de los renegados, éste es vuestro fuerte. Vosotros vinisteis con la intención de ofreceros estos retos con el fin de ser desafiantes —no de una manera que os pudiera crear problemas o crear desarmonía, sino de una manera que creara un desafío armónico—. A través de vuestra armonía, desafiáis a la antigua frecuencia vibracional.

Parte de la fricción que sentís con otros se debe a que os encontráis en la senda de la evolución y avanzando. A los otros no les gusta esto porque no están codificados en este momento para responder de la misma forma que vosotros. Algunas personas no están codificadas para esto. Algunos conocían el plan de cambios y llegaron aquí en esta época como observadores. Algunos seres tímidos llegaron aquí sabiendo que si tenían el coraje para entrar en este planeta —dándose cuenta de cuál era el anteproyecto del planeta— que, de alguna manera, sería una acreditación de su propia consciencia y los catapultaría hacia una consciencia más elevada incluso cuando su participación en la transición se limitara al hecho de estar aquí.

El mero hecho de estar cerca de este tipo de actividad proporciona poder. De manera que tenéis que dar crédito a todos aquellos que se encuentran en el planeta en esta época y que han decidido participar en este gran cambio de frecuencia. Todos estos participantes son necesarios porque cuantas más frecuencias haya en el planeta, más energía se acumulará para alterar la antigua frecuencia. Aquellos que se han abierto a la luz están experimentando una reestructuración literal de sus cuerpos. A veces podéis despertaros por la noche y, literalmente, sentir la reestructuración. Esta reestructuración del cuerpo es la reestructuración del ADN.

Vuestro ADN es un filamento; un científico lo describiría como un filamento conjuntivo. Los científicos, haciendo lo mejor que pueden hasta el momento, han encontrado ciertas codificaciones en algunas partes del ADN. También han encontrado porciones superfluas del ADN. En otras palabras, hay partes que ellos no pueden traducir ni comprender. Por esa razón concluyen que esas partes del ADN no cumplen ninguna función y las llaman «ADN basura». Están fuera de la pista.

Os hemos hablado de cómo todos vosotros sois construidos por los dioses creadores. Fuisteis construidos como casas que habían de ser expandidas o a las que se les había de agregar partes en el futuro. Ahora os encontráis en la coyuntura en la que aquellos que os diseñaron están añadiendo más a aquello que sois. Lo que vuestros científicos llaman «ADN basura» ha estado dormido en vuestros cuerpos durante mucho tiempo y ahora está siendo activado. En nuestras enseñanzas siempre hacemos hincapié en la importancia de la oxigenación, porque el oxígeno alimenta la codificación y despierta al «ADN basura» en vuestros cuerpos (ciertamente, no es basura).

Aquello que los científicos llaman «basura», alberga en lo más profundo de vuestros cuerpos las percepciones que permitirán que os convirtáis en un ser de la cuarta dimensión. Este ADN que despierta os permitirá cambiar vuestra visión, vuestra audición, aumentar la duración de vuestra vida y muchas cosas más. La porción dormida del ADN que ha engañado a los científicos está cobrando vida.

Estáis mutando con tanta rapidez que algunos científicos llaman enfermedad a ese proceso. Muchos de ellos están muy preocupados. Han convencido al gobierno para que inviertan billones de dólares en la investigación sobre el ADN. Lo que está ocurriendo en vuestros cuerpos ciertamente no es una enfermedad: estáis siendo mutados y reordenados de una forma natural. Esta mutación tiene lugar principalmente durante el sueño, por lo que no es de extrañar que os despertéis por la mañana notando una sensación ligeramente diferente en vuestro cuerpo. Los cambios se empezarán a notar y desarrollaréis nuevas habilidades.

Sabréis, automáticamente, muchas cosas.

Los diseñadores originales del cuerpo humano eran seres benevolentes. Estos dioses creadores originales fueron muy generosos al dotaros biogenéticamente de una gran vitalidad de espíritu y una enorme capacidad de entusiasmo. Gran parte de esta información está almacenada en vuestros cuerpos en los filamentos de códigos de luz que se encuentran dispersos y ahora se están empezando a alinear otra vez. Vuestros huesos y la forma de vuestro esqueleto corresponden a esta información. Cuando la forma de vuestro esqueleto esté alineada, la energía de los centros sagrados de poder será liberada, los rayos cósmicos llegarán a vuestros cuerpos, y los filamentos de luz en vuestras células se empezarán a ordenar y descubriréis que estáis cambiando. El cambio se reflejará en todo aquello que vean vuestros ojos.

El actual sistema evolutivo diseñado por los dioses creadores con el fin de elevaros un número de dimensiones o frecuencias, se basa en la evolución de las doce hélices que corresponden a los doce chakras —siete dentro y cinco fuera de vuestros cuerpos—. Es así como se conecta el sistema. Con respecto a la evolución de las hélices dentro del cuerpo humano, se debe conseguir una frecuencia común que pueda llegar incluso a las estaciones más bajas.

Existen, también, seres humanos capaces de ir más allá de las doce hélices. En términos generales, sin embargo, el estado de consciencia de la humanidad no puede alcanzar ese tipo de aceleración. Ya representa todo un salto el que la gente vaya de un sistema de dos hélices a uno de doce.

Algunas personas funcionarán con las doce hélices dentro de un breve lapso de tiempo, mientras que otros habitantes del planeta no experimentarán este cambio hasta el final de esta década. Esto se debe simplemente a que todo individuo está codificado para recibir la frecuencia cuando sea capaz de integrarla.

Muchos ya están encontrando dificultades al empezar a integrar los cambios en esta primera etapa del plan.

Una gran mayoría de los humanos se ha convencido de que sólo existe una realidad y de que no puede haber otra. Esto podría significar la caída de la raza humana.

Cuando las hélices alcanzan todo su potencial de fuerza dentro de una persona, se produce un despertar de la sabiduría interna de dicha persona, una sabiduría que va más allá de lo que la persona ha aprendido o le han enseñado. El conocimiento interno lo es del ser, un conocimiento que dice que hay mucho más que este mundo físico. Créelo. Conócelo. Compréndelo.

El mundo físico es una clave del mundo espiritual. El mundo del espíritu y de la evolución del ser está al borde de una explosión informativa: energía barata, energía gratis —todo os será dado—. Todo esto está relacionado con los filamentos con códigos de luz que están evolucionando constantemente y que están formados por millones y billones de diminutas fibras.

A medida que os íbamos relatando la historia, los dioses creadores invasores que llegaron y tomaron el poder necesitaban que vosotros operarais de una cierta manera para que pudieran controlaros. Necesitaban desconectar vuestra inteligencia, y así lo hicieron, dispersando y desconectando los filamentos con códigos de luz que forman las hélices de vuestro ADN. Ahora estos filamentos se están empezando a conectar otra vez a las hélices. Éstas evolucionarán en grupos de tres hasta que haya doce hebras o hélices. Cuando estas doce hélices o hebras de filamentos de luz empiecen a vibrar dentro del cuerpo, cada una de la hebras corresponderá a un centro chakra.

Existen multitudes de centros chakra y existen multitudes de hélices potenciales que se pueden formar.

Ahora mismo, el común denominador con respecto al número de hélices y chakras que la consciencia de la humanidad puede manejar sin destruirse es de doce. De manera que en estos momentos estamos presenciando la evolución de doce hélices que se han de conectar con los doce chakras —como ya hemos mencionado, siete dentro del cuerpo y cinco fuera de él—. No es muy difícil trabajar con los siete chakras del cuerpo porque, si os permitís sentir, podéis localizar y tocar físicamente todos y cada uno de ellos. Los primeros tres son los chakras de la supervivencia, la sexualidad y el sentimiento de percepción. El cuarto chakra es el corazón —centro de compasión y conexión con todas las cosas—. El quinto es el chakra de la garganta, que está relacionado con el habla. El sexto es el tercer ojo, la visión.

El séptimo es el chakra de la corona, que se abre al conocimiento de que la identidad personal va más allá de la forma física. En lo que se refiere a los cinco que están fuera del cuerpo, tenéis que empezar a encontrar maneras de averiguar qué es lo que está pasando con algo que ni siquiera estáis seguros de que sea real.

El octavo chakra está dentro de vuestra esfera de actividad. Está suspendido a doce pulgadas, o más, por encima de la cabeza. La mayor parte de las personas mantienen el octavo chakra cerca de su cuerpo físico.

El noveno también está cerca, a pocos pies del cuerpo. Una vez que se hayan formado once hélices, este chakra saldrá a la atmósfera de la Tierra para ser más que un chakra de la Tierra, conectando con la red. Es un vínculo.

Los chakras décimo, décimoprimero y décimosegundo están mucho más lejos. El décimo chakra, una vez esté en línea y conectado, estará dentro de vuestro sistema solar. El décimotercer chakra se trasladará hacia vuestro sistema galáctico y el décimosegundo será situado y anclado en algún lugar de este universo.

Recibiréis información de estos centros personales pues también existen centros colectivos de la misma manera que vuestros otros chakras personales son centros colectivos. A medida que vayáis aprendiendo a traducir las experiencias de chakras, descubriréis que vuestra vida ya no es como antes.

No toda la gente del planeta está experimentando estos cambios en la actualidad, porque no todos estáis codificados para responder a este momento particular. Cada uno de vosotros llegó con un cierto orden —un mapa de cuándo, dónde y cómo operaría mejor—. Muchos de vosotros estáis aprendiendo a seguir este plan del ser que os llevará a descubrir vuestro ser exaltado. Una vez hayáis aprendido a hacerlo, la vida será más fácil porque seréis un vehículo para la luz y la mera intención de comprometeros os moverá.

Muchos humanos se verán expuestos a estos cambios en diferentes momentos porque no podrían ocurrir todos a la vez. Esto crearía el caos, cuando lo que se necesita es un cierto orden. Cuando un individuo está pasando por estos cambios e interpreta la experiencia, puede pedirle ayuda a alguien que ya haya pasado por ellos. Para aquellos de vosotros que estáis empezando, el proceso puede ser muy difícil. Vosotros sois los guías. Una vez que sois capaces de pasar por los cambios, podéis hacer camino y mostrárselo a otros.

Hay mapas de camino que indican ciertos acontecimientos que podrían ocurrir si queréis conectar con esas redes de tiempo. Cuanto mayor sea el compromiso en cada momento de vuestra evolución, antes se producirán los cambios en la última persona.

Hubo una época en que la especie humana ocupó frecuencias dimensionales más altas y teníais la habilidad para moveros a través de realidades y manipular la materia. Muchas de esas habilidades fueron eliminadas por aquellos seres que están a cargo de vuestra realidad. Tenéis que comprender que toda realidad tiene sus guardianes y que hay diferentes administraciones y guardianes en diferentes épocas.

Utilizamos el término guardián de una manera neutral. Vosotros utilizáis este término para denominar a una persona protectora. Diremos que un guardián está a cargo de la realidad y que quizá la resguarda de otros; no permite que otros lleguen y cambien su realidad. Los guardianes, de la manera que nos estamos refiriendo a ellos, no son entidades necesariamente benevolentes y positivas. Podría ser que estas entidades que están resguardando vuestra realidad no estén permitiendo la entrada a aquellas entidades que os liberarían.

Habéis olvidado tanto porque fuisteis rediseñados y muchas de vuestras habilidades inherentes fueron dispersadas y desconectadas para que no pudieran funcionar. Las mentes de vuestra sociedad fueron controladas. Velos protectores fueron colocados alrededor de la Tierra para que, en el supuesto que intentarais conectar con alguna parte de esta información, no tuvierais ni las herramientas, ni la base ni la habilidad para comprender estas realidades.

Ahora todo el planeta está inmerso en la expansión de realidades. Para poder penetrar en estas otras realidades, primero será necesario que exploréis vuestra propia realidad en profundidad. No hay tiempo para veinte años de psicoanálisis. Tenéis que desarrollar, en pocas horas, habilidades que os permitirán viajar unas cuantas décadas en vuestra propia evolución emocional. Tendréis que viajar por la carretera emocional, porque el cuerpo humano se expresa a través de las emociones. Éste es un don que hace que vuestra especie sea única.

Primero tendréis que abrir las carreteras emocionales a las áreas de vuestro ser que habéis mantenido escondidas durante esta vida. Los recuerdos llegarán a medida que esta información se vaya alineando dentro de vosotros —recuerdos de acontecimientos que fueron difíciles para vosotros en ese momento o para los cuales no teníais un contexto—. Algunos de vosotros descubriréis recuerdos de contactos extraterrestres que tuvisteis cuando érais niños. Algunos de vosotros recordaréis expresiones de sexualidad que no comprendisteis en aquel momento, ya fuerais participantes activos o pasivos. Cosas por el estilo han sido enterradas por el cuerpo emocional humano porque es muy sensible a los juicios, y el cuerpo mental es muy dado a juzgar. El cuerpo emocional, que está conectado al cuerpo espiritual, huye de esto.

Todos creéis que sabéis quiénes sois. Tenéis historias sobre quiénes sois basadas en lo que recordáis sobre vuestra infancia en esta vida. Lo que queremos comunicaros es que tenéis un número paralelo de existencias legítimas con recuerdos distintos a los vuestros. Vosotros detuvisteis estos recuerdos o no os concentrasteis en los acontecimientos relacionados porque vuestro cuerpo emocional no pudo computarlos.

Gran parte de lo que encontraréis estará relacionado con vuestra sexualidad porque es una parte de vosotros mismos que no habéis comprendido y en la que tenéis que entrar para comprender su propósito.

¿De qué se trata la sexualidad? ¿Quién creó estas reglas sobre lo que es una expresión apropiada de la misma y lo que no lo es? Otras cosas que aflorarán serán los contactos y la energía que estuvieron a vuestro alrededor cuando érais jóvenes, para enseñaros. Vosotros bloqueasteis el recuerdo de estos acontecimientos porque no érais dados a aprobar la creencia de que habían ocurrido realmente.

A medida que empecéis esta exploración multidimensional, los recuerdos que escondisteis aflorarán. Os sorprenderá ver que olvidasteis por completo acontecimientos enteros y grandes fragmentos de vuestra vida, especialmente acontecimientos que ocurrieron durante vuestra infancia. Os sorprenderéis cuando exploréis la habilidad que tiene el sistema nervioso de cerrar el flujo de información que la mente no puede registrar. Y, sin embargo, los registros están ahí. Ahora tenéis la habilidad de registrar muchas de estas cosas porque aprenderéis a ser neutrales y a no juzgar aquello en lo que habéis participado.

Cuando exploréis vuestro cuerpo, identidad y vida actuales, hacedlo rápidamente. No disponéis de años para hacerlo. A medida que la información de vuestro ADN vaya siendo reestructurada y reconectada, seréis capaces de sentir que los acontecimientos de esta vida se conectan y florecen, y que hay un hilo de propósito con muchos lugares donde habéis vivido y muchas identidades diferentes que habéis ocupado.

Idealmente, dejaréis de juzgar y, por esa razón, podéis escoger la historia de lo que realmente ocurrió aquí, y lo experimentaréis de primera mano a través de la memoria celular. La única forma en que podéis entrar en esta frecuencia más elevada y determinar el futuro de vuestras vidas en este planeta es no juzgando vuestra participación en este proceso. Esto es muy complejo y muy importante: sentid lo que os acabamos de decir. Este proceso incluye la destrucción del paradigma existente y el convertiros en herejes de la realidad. Empezaréis a comprender que una existencia legítima y real os ha sido ocultada. Es imperativo que empecéis a recordar quiénes sois.

No estáis solos. No podríais hacer esto solos. Incluso cuando os decimos que sois los creadores de vuestra alma, hay otros aspectos de vosotros que han diseñado la historia y que están regresando a vuestra época para crear el vórtice de energía que afectará a todas las realidades. No podemos enfatizar lo suficiente la importancia de esta época y la emoción y el gozo que contienen —siempre y cuando estéis dispuestos a cambiar.

Si no estáis dispuestos a cambiar y a abandonar algunas cosas, tendréis que pasar por experiencias muy poco gozosas. Todos vosotros tendréis cosas que no querréis dejar. Ésa puede ser la dificultad, pues todos vosotros tenéis un área a la que os aferráis. Y sin embargo, vinisteis a hacer algo aquí para poder continuar vuestro viaje y experimentar aquello que vuestras almas tanto ansían. Es como si tuvierais una asignatura pendiente aquí. A muchos de vosotros se os cubrió con un velo muy ajustado para que no pudierais volar y decir: «¿Qué estoy haciendo aquí otra vez? ¡Me voy!»

Aquellos de vosotros que comprendéis los reinos más elevados, os habéis sentido solos en muchas ocasiones en este planeta. Hay muchos como vosotros formando un enorme grupo de apoyo aquí, ahora. Estáis empezando a encontraros unos a otros y a conoceros, y estáis empezando a hilvanar vuestra consciencia —una fina hebra de seda con otras hebras de consciencia—. Veréis la llegada de la más hermosa creación. Esto sucederá sin ningún esfuerzo porque es parte de un plan y estáis motivados para hacer ciertas cosas.

El planeta entero ha sido controlado de tal manera que, desde el día que llegasteis aquí os hicieron creer que no controláis vuestra propia realidad.

Os han enseñado que todo es circunstancial y que todo depende de algo que no está en vuestras manos.

¡Eso es incorrecto! Sois vosotros los que controláis vuestro ADN.

Tenéis control absoluto sobre todo. Hasta que lo descubráis y creáis en ello, sois víctimas de cualquier cosa que cualquiera quiera haceros en esta zona de libre albedrío. Y, en vuestra inocencia, os habéis expuesto a cosas que han permitido que vuestro ADN, vuestra inteligencia y muchas otras cosas, sean controladas.



Extracto de: Mensajeros del Alba
Barbara Marciniak

146 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo