Comprensión y reflexión.

Varios/Otros


Las epifanías son maravillosas. A medida que crecemos, maduramos y adquirimos nuevas experiencias, vemos las cosas de manera diferente. Tenemos COMPRENSIONES sobre eventos pasados y actuales, vemos de forma distinta el mundo y nuestra vida. Y después pasamos a la REFLEXIÓN. Desde esa nueva perspectiva podemos mirar atrás para contemplar el camino que hemos recorrido, ya sea considerando la historia del planeta, de la humanidad o nuestra propia historia personal. Puede que al recordar comportamientos que tuvimos en el pasado veamos que lo hicimos lo mejor que supimos entonces, pero que gracias a las comprensiones de hoy, posiblemente ahora lo haríamos bastante mejor.

Así que las nuevas comprensiones requieren un periodo de reflexión para que podamos llevar a cabo un cambio útil. Si nos limitamos a una epifanía en concreto o a la comprensión intelectual, es fácil que terminemos corriendo como "pollo sin cabeza" y repitiendo el mismo patrón. Por ejemplo, podríamos pensar: "Me acabo de dar cuenta del tipo de persona que necesito en una relación, así que voy a buscarla ahora". Tan importante como la comprensión es tomarnos un tiempo de reflexión antes de actuar, dejar que la energía se asiente en el cuerpo. Después, podemos observar nuestros patrones de comportamiento para comprender cómo creamos nuestras experiencias en el pasado y ver cómo podemos cambiarlos en el futuro.

A quienes estén viviendo un despertar muy rápido les ayudará a recordar que están cambiando a mayor velocidad que nunca, que todavía no saben en quién se están convirtiendo o qué harán en lo sucesivo, aunque sí saben que algo profundo les está pasando - LA REFLEXIÓN ES LA CLAVE. No me refiero a mirarnos el ombligo o examinar nuestra vida de forma obsesiva, sino a hacer una pausa, respirar, mirar lo que estamos aprendiendo y lo que estamos experimentando de otra manera. Y luego decirnos: "De acuerdo, ¿Cómo quiero aplicar esto? ¿Qué significa para quién soy, para quién he sido y, sobre todo, qué papel tiene en el camino que estoy tomando?”

La PRESENCIA y la QUIETUD tienen un poder asombroso en este momento y el don de la reflexión nos proporciona justamente eso. Las comprensiones, las epifanías se están sucediendo a un ritmo vertiginoso, pero se vuelven mucho más PODEROSAS si nos tomamos el tiempo necesario para reflexionar. Cuando reflexionamos, podemos tomar NUEVAS decisiones y ser conscientes de los nuevos caminos que estamos creando. Y eso es lo que está apareciendo en el planeta: gente más consciente y creaciones más conscientes. Porque la conciencia se está filtrando lentamente en las partes inconscientes de nuestra vieja sociedad, y eso nos permite avanzar de manera muy diferente.

Por lo tanto, es probable que encuentres más PODER en la LENTITUD y en la CALMA que en la velocidad y la acción. Algunos se lo pasarán en grande con la velocidad y la acción. Pero la mayoría nos sentiremos más fuertes si nos tomamos nuestro tiempo, si dejamos que las cosas se asienten y confiamos en que no nos estamos perdiendo nada por sentarnos en compañía de nuestros nuevos pensamientos elevados. De hecho, ese estado creará realidades más abundantes para ti en el futuro.


Lee


Extracto de Navegando entre extremos: alineación y rechazo, elevación y agotamiento, comprensión y reflexión.
all rights reserved by Lee Harris Energy
http://www.manantialcaduceo.com.ar/lee_harris/energias.html
Traducción: Rosa García

1161 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo