Estás preparado para una sorpresa?. Meditación.

Varios/Otros


Meditación

Entonces, dicho todo eso, toma una respiración y juguemos desde el principio. Elige estar en quietud. Ahora bien, para muchos de ustedes, quietud es simplemente no pensar. Y van a pensar. Y entonces, no hay problema. Solo estar en quietud, sin pensar. Luego, a medida que te aquietas, relájate. Ponte cómodo en el asiento en que estás, puedes hacerlo con los ojos abiertos, casi sugiero que lo hagas con ojos abiertos, porque cuando la gente cierra los ojos entra en trances, se sale del cuerpo. Aquí mismo, ojos abiertos, quietud, relajado. Quietud es no pensar. Y luego una respiración más, y juega conmigo, estando aún más en quietud. Simplemente una respiración, y estar en quietud. A veces se siente como si estás entrando en el cuerpo, más quietud. Más presente. Y otra respiración. Quieto. Relajado, cómodo, mueve los dedos de los pies, relajado y presente. Presente: estoy justo aquí.

Ahora, justo detrás de tus ojos. Simplemente nota esta habitación en la que estás sentado. Estoy justo aquí en esta habitación; no estoy en mañana, no estoy en ayer, no estoy en la cena, no estoy en el desayuno, estoy justo aquí, aquí mismo. Relajado. Cómodo. Y luego nota que te das cuenta. Percepción conciente. Me doy cuenta de estar sentado en la habitación, quieto, presente, relajado.

Ahora bien, esto es parte del juego: estar más conciente. Es simplemente llevar tu enfoque un poco más concentrado, se siente más ajustado en tu cabeza cuando traes tu enfoque. Es el sexto chakra que está mirando, enfocando en ese espacio de clarividencia. La clarividencia no es poder ver toda clase de cosas; la clarividencia es reconocer justo donde estoy y empezar a saber qué hacer con eso. Lo encontrarás realmente asombroso, cuando cambies la definición de lo que pensabas que era, cómo se suponía que era, cómo oí que dijeron que era, y entonces reconoces: un pequeño cambio. Muchas veces es un sí, y. Cómo es ese “y”.

Otra vez, quieto, conciente, quince segundos: quieto, conciente, presente, y nótate a ti mismo, sin pensar en palabras. Y luego sin pensar en palabras, siéntete bien. Simplemente bien, lo que sea que signifique para ti. Estoy bien. Estoy bien es: aquí mismo, quieto, presente, conciente. Estoy bien; no estoy en un drama, no estoy en una guerra, ni en sucesos que están fuera de mí, solo estoy aquí sentado y estoy bien. No es que me importe otra gente ni que no me importe; no estoy enganchado allí afuera. Estoy aquí mismo; estoy bien.

Algo realmente importante es darte para ti mismo. Oh, estoy preocupado por el mundo, pero justo aquí, en este momento, estoy dándome para mí; estoy bien. Cómodo; relajado. Y en esta octava está muy disponible desde este espacio. Es como una puerta, es un espacio de entrada a esa octava. La octava es un espacio de entrada a una dinámica más grande.

Pero aquí mismo: cómodo, presente, conciente, y en esta octava, ten una sensación de estar en una burbuja, en una esfera de luz. Aquellos que juegan aquí, justo en el punto central del Corazón Sagrado.

Me gusto. Y la respiración media en este espacio, esta octava, empieza a volverse más liviana, hay una facilidad. Facilidad, gran palabra. Y es relajada y fluida. Casi como estar en el agua, y mueves los brazos suavemente, y los traes de vuelta, y es fluido, y fácil. La gravedad incluso cambia; es mucho más liviano. Solo nótalo. Incluso podrías estar feliz. Y en “feliz” hay una alegría. Ahora bien, la alegría es una palabra interesante porque significa mucho para distintas personas. Pero está muy relajado, muy suave, trae una sonrisa, es un permitir. Estoy bien; estoy justo aquí.

Ahora bien; no mucho pensar. Nótate a ti mismo, acabas de cambiar bastante. Nota; relajado, fácil, fluido, estoy feliz. Y aquí mismo, imagina conmigo, si alguna vez estuviste en una playa, en la costa del océano, y estaba con niebla. Y la niebla empieza a disiparse. Todavía no se ha disipado, pero está más claro, más brillante. Empieza a brillar más, todavía no, pero se pone realmente brillante. Eso es esta octava; se pone realmente brillante. Fluido, muy liviano, es casi como si pudieras flotar en este espacio.

Ahora bien; nada de pensar. Solo estar aquí mismo, dándote para ti. Ahora observa esto desde este punto de vista. Esto era una puerta saliendo de ese espacio tridimensional, y no hay mucho sucediendo, es solo esta facilidad, relajada, fluida, quieta, cómoda, volviéndose más brillante. Me gusto. Estoy bien. Nota esto, y hazte uno con esto, aquí mismo. Cien por ciento para ti, dándote a ti. Y sin moverte de esto, sin pensar realmente, reconoce que no estás en simpatía con el mundo. Ahora bien, el mundo sigue andando allí afuera, muchas cosas, mucho ruido, mucho dolor, mucho miedo, muchos problemas, en ese mundo 3D. Tú estás sentado aquí. ¿Puedes permitir que todo eso esté allá, y tú estés aquí mismo?

Ahora bien, si puedes reconocer eso, y este es un gran lugar para jugar, ¿Estás de algún modo en simpatía? “Yo siento su dolor significativamente.” Quienes sean, ¿puedes reconocer ese nivel de resonancia simpática? “Me siento mal, mi estómago está revuelto, no puedo pensar. Realmente estoy perturbado, simplemente no entiendo” Esa reacción de resonancia simpática, ser uno con aquello con que no quiero tener nada que ver, el dolor, el miedo. Reconoce, aquí mismo. Eso está disponible, pero yo no estoy allí. Estoy eligiendo estar relajado en facilidad, estoy eligiendo estar justo aquí y puedo permitir que eso esté allí. Porque en esa simpatía, no solo el mundo está en desequilibrio, sino que yo estoy en desequilibrio. ¿Cómo eliges?

Y luego está la empatía. Oh, realmente siento esto. Me hace sentir muy perturbado, realmente lo siento. Eso es el segundo chakra. Eso sucede en esa 3ª dimensión, una pequeña respuesta, un sistema de mensaje, como un sonar, que envía un mensaje al mundo, qué está pasando, y vuelve y dice “Oh, no me gusta esto, no me gusta.” Pero mi atención permanece allí.

Ahora toma una respiración. Y reconoce: “Yo no estoy allí. Estoy justo aquí”. Ahora bien, si por alguna razón, porque recién encendí ambas, la resonancia simpática y la resonancia empática, si entré en eso, reconócelo. No hay problema. Y elige, aquí mismo: relajado, quieto, presente, estoy conciente, estoy bien, me doy cuenta. Aquí mismo.

Si tus ojos están aún abiertos, bien. Date cuenta: “estoy sentado en una habitación, estoy bien.” Ahora, puedes estar aquí mismo, y allí está esa compasión. Compasión. Ahora, en esta alegría, en este feliz, quieto, facilidad, en esta sonrisa, estoy reconociendo lo que es ese mundo 3D. Y reconozco que elijo no estar en él. Veo lo que está pasando; pero reconozco que en este estado de compasión, este nivel de luz que básicamente puedo sostener… Verán este nivel de luz que tienen capacidad de sostener, se vuelve tan magnético, tan atractivo, es como la luz en el candelabro, que todos en la casa empiezan a acercarse a ella. Es en este espacio donde puedes empezar a sostener el concepto de bienestar. Belleza, sonrisa, ese nieto que disfrutabas unas pocas semanas atrás.

La cosa interesante de la compasión, a medida que empiezas a manejarla y sostenerla, al nivel que es muy posible, empiezas a crear tal resonancia que muchas de las opciones que serían elegidas en esa realidad tridimensional para los miles de millones de personas en el planeta, de pronto empezarían a ser eliminadas por elección.

Déjenme decir eso otra vez: a medida que empiezas a sostener ese nivel de luz, ese aspecto de alegría, y amor y compasión y el poder de la luz que sostienes, ahora son diez más, cien más, mil más. Cien mil más. En todo el planeta, empiezan a levantarse a esa pequeña vibración que está un poco por encima de ellos en luz, tú estás sentado en luz, y ellos se levantan hacia ti. Ellos te imitan, compasión, empiezan a emparejarse contigo, y pronto ese nivel de luz es tal que las opciones que podría tomar el mundo 3D empiezan a ser eliminadas. Verás, el propósito es traer a todos al hogar. Muchas de esas personas están en miedo, en supervivencia, alteradas, y no saben cómo hacer lo que tú sabes cómo hacer.

Pero es aquí mismo, en este nivel de luz, aspectos del amor, que simplemente empiezan a colocarte en uno de esos hospitales en Kiev. Te ponen justo en la habitación, y lo que pasa es que alguien que está realmente angustiado, de pronto hace una pausa y dice “Yo puedo hacer esto. Puedo hacerlo” Verás, sin ese poco de luz, hubiera permanecido en la depresión, y luego se hubiera ido, y enfrentado sus propios niveles de supervivencia. Ya ves cuán importante eres, cuán poderoso eres, cuán capaz eres. Eso está aquí mismo, al empezar a reconocer lo que tienes disponible, de lo que nada sabes en la 3ª dimensión. No te dicen cuán poderoso eres, no te dan permiso, de hecho te quitan tu imaginación, porque va en detrimento de su capacidad de controlarte. Imaginación.

Pero estás por recuperarla. Y eso empieza a ser un portal para entrar en este nuevo reino de consciencia en que muchos de ustedes juegan en el Proyecto Banco del Parque. Jugando en una realidad, mucho más pronto que lo que puedes imaginar, en ese espacio 3D. Pero en tu sueño, en el cuerpo etérico, tú sabes lo que estás haciendo. Y estás por traerlo a lo físico.

Ahora: otra respiración. Estoy sentado aquí, quieto, presente, conciente, me gusto. Ten una sensación de esa compasión, esa luz. No hay fuerza en esa palabra poder. No hay un “mejor que” por sobre otro. Es simplemente vibrante, es como el sol, irradia esta enorme presencia. Verás, eso es quien tú eres, empezando a reconocer quién eres. Eso es lo que sucede en el bienestar. Eso es lo que este viaje de librarte del “no estoy bien” hacia el “estoy bien”. ¿Puedes sentirte? ¿Puedes disfrutar de ti? Simplemente reconoce: sí, este es quien yo soy.

Ahora nota: “Yo tengo propósito. No estoy muy seguro de cómo se despliega, pero tengo propósito.” Siente un poco más profundo: “Soy importante, soy significativo. Vine aquí para marcar una diferencia.” No veo; cuando miro el espejo no entiendo quién soy en el espejo, porque miro a ese espejo 3D tratando de encontrar sentido. Desde esta alineación, quieto, presente, conciente, muy relajado, feliz, alegre. Muy en facilidad. La facilidad es una palabra tan maravillosa y profunda. La vibración de facilidad; relajado. Cuando empiezas a ver cosas como oportunidad para el bienestar, solo por estar en él.

Cuántos de ustedes jugando en Mastering Alchemy están en ese punto donde empiezan a reconocer que no necesitan ir al mundo a obtener aprobación para hacer algo. En esta alineación en quietud, todas las cosas vienen a ti. Tienes una capacidad, como ser creador, para crear y traerlo a ti. Verás, eso está en el lado del bienestar al reconocer quién eres. No en el lado de “soy insignificante y no sé lo que hago” de la 3D en que creciste.

De modo que aquí estás, justo ante la puerta, Un camino va hacia la derecha, otro camino va hacia la izquierda. ¿Cómo eliges? Ahora, seamos claros; se requiere algo de armado. Esto es asunto realmente simple, porque realmente es cosa simple, pero simple a veces no es fácil. Especialmente con la mochila llena de “no estoy bien, no merezco, no le gusto a nadie, no soy muy inteligente”. Verás, te lo he dicho muchas veces. Eso es idea de otros; nunca fue idea tuya. ¿Quién te dio esa idea? Y para colmo, es insoluble porque no es idea tuya. “Soy estúpido, no estoy bien, no puedo lograr nada, no le gustaré a nadie”. ¿De veras? ¿Crees que eso fue idea tuya? ¿Puedes considerar soltar esas consideraciones 3D? Y empezar desde este espacio de facilidad, quietud,

Ahora bien, justo aquí, tomemos otros 30 segundos y encuentra un punto de conclusión para este pequeño trabajo. Punto de conclusión. ¿Cómo elegirías? Y luego, en ese cómo elijo, tráete a un punto de referencia: voy a ir a la izquierda entrando en el miedo, el resentimiento y no creo que haya esperanza. Puedes hacer eso. O “Voy a elegir simplemente encontrar este bienestar en que estoy aquí sentado.” Toma 30 segundos. ¿Cómo eliges? Y entonces elige. Toma un par de respiraciones. Abre los ojos y sé completo en tu elección.

Otra respiración. Mueve los dedos de los pies, presente, me gusto, y vamos al lugar de detenernos.


https://masteringalchemy.com/content/are-you-prepared-surprise-free-webinar
Seminario Online de Jim Self – Mastering Alchemy
¿Estás preparado para una sorpresa?
10 de marzo de 2022
Traducción: M.Cristina Caffaro

236 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo