Proyecto Banco del Parque. Fase 3. Sostener Abierta la Puerta.

Varios/Otros


Terminada la fase III del Banco del Parque (Fusión con los Elementales), iniciamos la fase final: Sostener Abierta la Puerta.
Esta primera sesión explica esa idea, y se titula: Intenta Tirar de la Puerta. (Parece que empujamos, en lugar de tirar)
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-


Banco del Parque - Sostener Abierta la Puerta


¡Hola, bienvenidos! Como siempre. Muy agradable estar aquí con ustedes. Sentado en el banco del parque, uniéndome a ustedes aquí en el banco del parque. ¿Cómo les ha ido, sentados en este banco del parque? ¿Han pasado algún tiempo aquí? Reflexionando; hay mucho en qué reflexionar, que hemos estado creando durante todo este viaje del Banco del Parque. Se ha extendido durante estos dos años, bastante es lo que se ha creado, completado, colocado en su lugar. Y mucho de eso empieza ahora a estar en el horizonte para que ustedes lo vean y también lo experimenten, lo vean desplegarse. Un nuevo reino de consciencia. Está realmente al alcance de su mano. No es algo que esté a la distancia; está muy al alcance.

Entonces, pasar un tiempo en este banco del parque, en quietud, solos, observando la belleza y lo que es posible, es un lugar muy deseable en que estar. Hay muchos bloquecitos de armado que se han colocado en su lugar, y que ahora también se están colocando, y están preparando esta próxima oleada de luz que está en proceso de formarse. Es una oleada de luz asombrosa, tiene mucho potencial incorporado. Tiene mucho movimiento. Tiene mucha sorpresa. Sorpresa desde el punto de vista de que tenemos expectativas sobre lo que está pasando en el mundo, si debiera estar sucediendo o no debiera. Pero va a haber sorpresa.

Sorpresa es una palabra interesante, porque va a ser desde qué punto de atención, desde qué punto de referencias ven la sorpresa. ¿El vaso está medio lleno? ¿El vaso está medio vacío? Esperen y vean qué sucede. Pero es muy rápido ahora, entrar en todo este juego que estamos jugando.

Algo que oigo a menudo, particularmente en Mastering Alchemy, de los que están en Nivel 1, oigo la referencia: “Quiero ir a casa”. Quiero ir a casa, no sé por qué estoy aquí, no me gusta estar aquí, no disfruto de estar aquí, pensé que me había presentado para otra cosa; quiero irme a casa.

El hogar es un lugar interesante, porque …estás en el hogar. Nunca te fuiste de casa. Está aquí mismo, en tu percepción conciente. Siempre ha estado aquí en tu percepción conciente. Dentro de cada 24 horas tú cambias tu consciencia hacia el hogar. En tu estado de sueño, usualmente, cierras los ojos, entras en descanso, rejuvenecimiento, y llevas tu atención al hogar. Y no es una sorpresa cuando vas a casa; estás muy familiarizado con ir a casa. Y todo está allí mismo cuando vas a casa.

Pero hemos movido nuestra atención durante el período de 24 horas a una aventura; hemos venido aquí para tener una aventura. Y según tú estés viendo esa aventura, en 3D es muy restringida, muy limitada, muy compactada, entonces damos mucha atención a la aventura y no al hecho de que estamos en casa. Podría ser que tuvieras ganas de tener vacaciones, de ir a una playa, y teniendo todo planeado y muy entusiasmado con ello, y cuando llegas a la playa te encuentras que todos los de la playa también están de vacaciones esa semana y se fueron a las montañas, de modo que casi todo está cerrado, no quedó casi nadie. Está ese hotel al que esperabas ir, pero cuando llegas allí no es muy excitante, no es lo que muestran las fotografías.

Hay una pequeña imagen de un hombre anciano que él también fue de vacaciones a la playa y no le funcionó, no tenía suficiente dinero para sostener el hotel, y no tenía dinero para ir de vacaciones y está como atascado en este hotel en la playa. “Tengo desilusión; yo tenía esta expectativa de unas vacaciones grandiosas, y está cerrada la estación de servicio y casi no tengo más combustible, y ese negocio donde hay comida está como a una milla fuera de la ciudad. La mujer tuvo una gran idea, abrir este negocio, lo planeó, compró la propiedad, pero está una milla afuera de la ciudad y nadie viene a su negocio. Ella tiene el negocio, hay algunas pocas cosas en los estantes. Estoy desilusionado, tenía expectativas, quería ir a la playa y tener unas vacaciones grandiosas.”

Verás, la parte interesante son las olas que todavía ocurren en la playa, todavía ocurren las puestas de sol en la playa, las flores todavía crecen junto al camino hacia la playa. ¿Qué eliges? ¿Has elegido? Porque el hogar está allí.

Lo que también es interesante, con esta octava de luz, es que todo se está aflojando; se está aflojando significativamente. La oportunidad para cambiar tu atención de la habitación del hotel hacia la playa, se vuelve más posible, mucho más posible. Tomen una respiración, si les parece. Recuéstense en su asiento. ¿Cómo eligen? Ahora bien, cómo eligen es realmente interesante, porque con esta octava todo se está aflojando, entonces si continuamos sosteniendo la atención, seguimos obteniendo eso. Pero si puedes tomar una respiración y dar un paso atrás, sentarte en el banco del parque, y permitir, vas a encontrar que las olas y la belleza de ese nuevo reino están realmente allí, un cambio menor, en este punto.

También oigo de la gente y en Mastering Alchemy “Deseo ser uno con el Creador”, “Deseo conocer al Creador”. Lo interesante de eso es que nunca dejaron al Creador; el Creador y tú son uno. Imposible ser cualquier otra cosa. Y entonces, ¿qué es el Creador? El Creador es Luz; una consciencia. Una consciencia completa. Una consciencia unificada. No hay interrupciones en esa Consciencia. El Creador es Luz; es frecuencias masivas, vibraciones, colores, sonidos. Dentro de esa Luz hay Amor. La belleza, la sonrisa, las cosas sin fin que te permiten disfrutar de tu experiencia. Un campo unificado no interrumpido de consciencia; uno.

Entonces, ¿qué eres tú? ¿qué soy yo? ¿Cuál es nuestro rol con el Creador? A medida que esta octava empieza a aflojar la 3ª dimensión, algunos de ustedes empiezan a mirar a ese rol para reflejar al Creador lo que el Creador es, que vinieron a esta experiencia para tener una experiencia, para ser un creador, uno con el Creador, yo soy un creador creando algo nuevo. Creando experiencia que refleja amor. Lleno de luz, reflejando de vuelta al Creador lo que el Creador es. Esa es nuestra tarea. Es parte de ser el Creador.

Cuando venimos aquí, también venimos con un deseo de conocernos a nosotros mismos; realmente esa es la parte creadora de nosotros, en gran medida, el alma; verás, el alma, tú y el alma son uno, y el alma desea conocerse a sí misma. Y entonces crea roles, aptos para estos juegos, nuevas experiencias, como llames a todas esas cosas, crea una película, o tal vez una obra de teatro, que se vuelve tu obra de teatro o película en que participar. Y estamos en el acto tercero, escena tres, de esta película. Está llegando al final. Oh, no está llegando al final; está llegando a un lugar de cambio, donde se cambia a otra película. Algo muy diferente. Muy en el nuevo reino que ustedes están creando, la nueva experiencia, fuera de la 3ª D.

La parte interesante es cuál es tu papel en la película. Algunos vienen y toman el papel de actor o actriz principal en su película; todo lo demás es utilería, telones de fondo, para tener la experiencia de la creación. Y algunos vienen con el propósito de poner en movimiento la próxima creación. Ustedes son parte de este grupo. Vinieron para hacer una diferencia, vinieron para poner algo en movimiento, vinieron para ser simplemente la luz en el candelabro. Para ser capaces de sostener abierta la puerta.

Ahora bien, algunos desempeñan el papel de liderazgo, actor o actriz en ese papel, y muchos otros simplemente vinieron para ser la audiencia, mirar y disfrutar y básicamente sostener la vela cuando llega esa parte de la escena tres, cuando todos ponen la vela en el candelabro, sostienen abierta la puerta. Todos son una pieza del rompecabezas, ninguna pieza es insignificante, las piezas de todos son importantes para este desarrollo.

Tú tienes una pieza del rompecabezas; yo tengo una pieza, no importa si es pequeña o grande; es una pieza. Pero mientras tu pieza se está moviendo hacia el lugar a ser colocada, ¿cómo disfrutas? ¿Cómo eliges jugar este juego? Otra respiración. Las preguntas son útiles, en cierto modo, en este punto, porque es acto 3, escena 3. Y eso está cambiando; el mundo alrededor está cambiando realmente muy rápido. Muchas sorpresas; algunas que piensas que no serán muy buenas, ¡sorpresa! Puede ser asombrosa. Algunas que pensaste que podrían ir en una dirección, y podría haber una sorpresa, porque doblas y podrías ir en una dirección más grandiosa. Mucho es desconocido. Mucho se está desplegando.

Entonces, ¿cómo eliges sostener tu atención? ¿Eliges ir a la playa y mirar la puesta de sol? Con una habitación de hotel horrible, pero la playa es hermosa. ¿O te quedas en el hotel y te pierdes la puesta de sol? ¿Qué eliges? Todo esto cambia el juego ahora. Cambia el juego particularmente para ti y para mí. Despertar a recordar, para tomar este rol, para estar en la obra de teatro, para ser la pieza del rompecabezas. Eso es lo que se despliega en esta próxima oleada. La capacidad para manejar tu espacio, estar de tu lado de la rosa, observar, y luego entrar en la oportunidad, en las posibilidades que se están presentando. Otra respiración más.

Hemos estado hablando así por un largo tiempo, está muy presente, es la división, una línea yendo adentro de la octava, al nuevo reino, y otra línea como desarrollándose más en la 3ª dimensión, hasta que la gente elija entrar en esa octava. Eso es parte de tu rol, de nuestro rol, de mi rol. ¿Cómo sostienes ese nivel de luz para que esa persona que está en esa 3ª D y quiere salir tenga una capacidad para verte a ti y salir? ¿Tienes una obligación? No ¿Tienes un rol de sostener la luz? No realmente. Nada complicado; simplemente ser el reflejo de vuelta hacia el Creador de lo que el Creador es, en este punto de la obra de teatro.

Esta octava está aflojando la densidad; todo se está aflojando; hay una facilidad que empieza a ser muy prevalente. Especialmente si te sientas en el banco del parque, es disfrutar, permitir, no poner el dedo en la 3D, permitirle que esté allí y simplemente no participar en ella. Esta facilidad afloja las restricciones, realmente es como si permitiera que los velos se evaporaran, desaparecieran. Todo se afloja, tú lo estás notando. ¿A qué le darás tu atención?

Es un buen lugar para muchos de ustedes, este lugar donde jugamos aquí; hay más de cinco mil de ustedes en este acuerdo para estar aquí, estableciendo su energía en ese verde dorado, dentro de un momento. Pero ¿cómo eligen? Mastering Alchemy brindó muchas herramientas, oportunidad de enfocarse, de limpiar y vaciar esa mochila, todo ese “no estoy bien”. Tienes mucho éxito en establecer esta octava, este nuevo reino, de modo que complacido contigo mismo si juegas allí; has tenido mucho éxito.

Toma una respiración y simplemente relájate. Siéntete cómodo allí donde estás sentado, esto no involucra esfuerzo: Estoy aquí, cómodo, relajado, como eligiendo estar en la playa mirando la puesta de sol. Y luego, teniendo una experiencia agradable. ¿Puedes encontrar esa sensación? Cómodo, relajado, agradable, me gusto.

Toma conciencia de tu chakra corona en ese verde dorado, el sol de la mañana temprana en el pasto, o la puesta de sol al anochecer, en las hojas de los árboles. Relajado, cómodo, agradable, sin ningún esfuerzo. En el banco del parque. Y luego esa inhalación, y la exhalación con ese tono de Ahhh, al exhalar. ¡Ahhh! Relajado, cómodo; nada que hacer, nada que realizar, solo dándome a mí mismo. Sin hacer ningún movimiento en absoluto, reconócete en quietud. Muy en tiempo presente; estoy justo aquí. Me doy cuenta de mí mismo. Relajado, cómodo. Muy agradable.

Aquí mismo, nota si tienes una expectativa. ¿Existe algún tipo de inclinación hacia lo que viene ahora? O lo que debiera venir ahora, o lo que se supone que venga ahora. Nada viene. Estoy justo aquí, quieto y conciente. Disfrutando, solo estando relajado y cómodo. Esto es agradable. No hay un pensamiento real, no estoy pensando, no estoy resolviendo nada, solo estoy sentado en este banco observando la puesta de sol. Feliz… Feliz ¿No es eso lo que todos quieren? Solo quiero estar feliz. Quiero ser uno con el Creador, reflejando “feliz” de vuelta al Creador. Estoy disfrutando de mí mismo. ¿Puedes darte eso para ti mismo? ¿Puedes simplemente permitir esta percepción conciente?

Tal vez reestructúralo un poco: estoy sentado en el banco del parque, disfrutando de mí mismo. Estoy sentado en un entorno, y este entorno se siente feliz. El entorno es el sentimiento de la experiencia del paisaje, contenido dentro de la estructura de la arquitectura. El entorno que disfruto.

Reconoce que este disfrutar de ti mismo está justo en el centro del Corazón Sagrado; uno con la Fuente, uno con el Creador. Solo disfrutando de mí. Ahora bien, podrías imaginarte sentado en el banco en el planeta Pelazar. El sol es verde. La luz es verde, es clara. Pelazar. Te sorprenderías; tú estuviste un tiempo allí. Pero estás aquí, justo aquí, en este banco del parque, disfrutando, igualmente. Justo en el Corazón Sagrado; nada por hacer, excepto disfrutar.

Ahora bien, la parte interesante de disfrutar de ti mismo, sentado aquí, es que a medida que esta octava empieza a aflojar, hay una facilidad en la octava. Nota que mucho es la facilidad, una energía muy grande, dinámica, y sin embargo relajada. Y a medida que empiezas a llevar tu atención a la percepción conciente de la octava, hay una sonrisa, pero hay una alegría en ella, muy liviana en densidad, como un flotar que realmente es muy suave, casi como flotar. La sonrisa que existe aquí es brillante. Hay un cambio en la gravedad, en esta octava. Aunque los pies siguen en el suelo, pero en ese flotar es como si todo se aflojara; no es tan rígido; es mucho más flexible. La estructura es fija pero sin embargo la puedes mover, empujar, realinearla. No cambia en su integridad, sino que te permite reposicionarla para apoyar a tu creación.

Y nota, porque hay algo en esto. No solo palabras. No solo “Oh, se siente bien.” Aquí hay algo. Verás, tú eres el ser creador, creando en amor y en luz, y reflejando; uno con la Fuente.

Esta octava es la puerta al nuevo reino. Puedes estar muy en ella, porque casi no hay diferencia al empezar a jugar en esta octava, aquí mismo. Empieza a tener posibilidades. Parece que las posibilidades ocurren. Cosas en que ni siquiera pensaste, y ocurren. Empieza a convertirse en el nuevo reino. Pero en esto hay algo interesante; relajado, cómodo, agradable, sin expectativas, solo disfrutando. Algo empieza a hacer clic, algo empieza a ocurrir. Es como si todo ese tiempo en el espacio de 3ª D, empujando la puerta, tratando de abrir la puerta, deslizarla hacia un lado u otro, demasiado trabajo. Demasiado trabajo. Pero entonces te das cuenta de que la puerta no se abre empujándola ni deslizándola. Puedo tirar de la puerta, y se abre. Y aquí una de dos cosas: puedes estar realmente alterado, “¿Por qué nadie me lo dijo?”. O bien, aquí, relajado, cómodo, agradable, divertido, ¿puedes divertirte? ¿Puedes mirar a tu vida y aquí mismo permitir la diversión?

Ahora bien, eso puede sonar como un pedido demasiado duro; pero, ¿qué tal si todo lo necesario fuera tirar de la puerta, en lugar de empujarla? ¡Toda tu vida! Nadie te lo dijo. ¿Quieres decir que solo tiro de la puerta y todo viene a mí? ¿Se abre? Sí, sí. Es lo que estamos diciendo. Bastante simple, ¿eh? Simple. Lo simple nunca fue fácil, especialmente empujando esa puerta.

¿Puedes divertirte un poco, justo aquí? Porque solo existes aquí. Todo ese empujar la puerta, desde aquí, puede ser simplemente experiencias pasadas. Un poco de diversión. Una respiración. Una inhalación. Es como ¡Vaya! ¿Quieres decir que si paro de empujar esto cambia? Sí, sí, eso estamos diciendo. Ahora bien, ¿cuánto tiempo quieres aferrarte al concepto de “si me lo hubieran dicho”? Versus tomar una respiración y estar muy divertido. Porque verás, aquí mismo, en esa diversión, se deja de empujar. Aquí mismo, en este momento presente. El empujar se detiene. Otra respiración, si te parece, y solo facilidad. Una sensación de facilidad, muy relajada, cómoda. Facilidad. Nótalo.

Una sensación de flotación, que tal vez sea una palabra rara para muchos, pero lleva tu atención a eso. ¿Alguna vez estuviste en el océano, agua hasta los hombros, y viene una ola y te levanta del fondo y luego te deposita de vuelta? Flotar.

Ahora bien, un gran lugar con respecto a esta facilidad y este reconocimiento de que se tira de la puerta en lugar de empujarla, permitirte reconocer eso, es una página realmente grande que se da vuelta. Es como ¿solo por tirar de la puerta, todo viene a mí? Sí, sí, es todo lo que se necesita, solo tirar. ¿Sin esfuerzo? Sin esfuerzo, solo tirar. Permitir. Divertirse. Sin apuro, sin real expectativa. Porque verás, algo significativo cambia, aquí mismo, en este espacio.

Has tenido mucho éxito en construir este nuevo reino. Esta arquitectura, este paisaje, el entorno. Hay algo que viene con esta octava, a medida que te diviertes, empiezas a tirar de la puerta; algo que solías tener, que todavía tienes, no le prestas mucha atención, es tu imaginación. Verás, cuando eras un niño pequeño no te importaba si se empujaba o se tiraba de la puerta; tú solo jugabas. Pero aquí, imaginación. Ahora bien, tienes algunas oportunidades realmente interesantes de experimentar la imaginación incluso de una manera diferente de cuando eras pequeño. Porque cuando eras pequeño realmente estabas en el modo de empujar la puerta; estabas entrando en la 3D, entrando en la fisicalidad, y trayendo contigo la imaginación, la capacidad de crear, cómo crear, y eso no funcionaba realmente cuando empujabas la puerta. Pero aquí estás haciendo algo muy diferente. Estás pasando como afuera de la fisicalidad; no quiero decir que estés muriendo; es solo que empiezas a aflojar la densidad, empiezas a suavizar la estructura, empiezas a relajarte, ponerte cómodo.

Entonces en esta arquitectura, a medida que empiezas a entrar en esta octava, algo sucede. Facilidad, alegría, luz, flotar, cambiar la gravedad, combinados con la arquitectura que has estado construyendo, respeto, dignidad, bondad, lo que pasa es que empiezas a descubrir que todo empieza a tener más flexibilidad. La arquitectura básicamente se vuelve esas vibraciones. La pared está hecha de respeto, alegría, facilidad. La estructura, la arquitectura, es la vibración de los sentimientos en que eliges jugar, bondad, dignidad, alegría, risas, cooperación, co-creación. Ves, ellas se vuelven el constructo, la arquitectura.

Pero simultáneamente, ellas también se convierten en la trama del entorno, el sentimiento de la experiencia. La arquitectura es alegría, el sentimiento es alegría. ¿Y qué pasa con el paisaje? Verás, ese es tu trabajo, ese es tu rol, eres el arquitecto, vas a ser el paisajista.

De modo que tienes la oportunidad de reflejar de vuelta al Creador algo que es bello. Es increíble. Algo en que no se había pensado antes. Algo completamente alineado con el amor. Me siento en mi paisaje, o banco del parque, mirando el agua, o mirando la puesta de sol, el paisaje, y siento la arquitectura. Ahora, tiras de la puerta y todo viene a ti. Posibilidades ilimitadas. Conceptos nuevos. Verás, aquí es donde la energía femenina y la masculina, el flujo y la estructura, realmente empiezan a funcionar armónicamente; la densidad cambia, la rigidez de tu paisaje cambia. ¿Puedo volar en mi paisaje, en este nuevo reino? Si. Realmente puedes. ¿Puedes imaginar eso? Si puedes imaginarlo, puedes hacerlo.

Verás, aquí es donde la imaginación empieza a ser realmente interesante, porque aquí la imaginación es simplemente la intención, combinada con una creación, hacia una experiencia. La intención combinada con la imaginación crea una experiencia. Lo femenino y lo masculino. Lo femenino empieza a ser lo flexible; posibilidades. Las cosas que no ocurren, pueden ocurrir. Lo imposible ocurre. 3ª dimensión. Ocurre. La manzana aparece.

Otra respiración, y nótate a ti mismo, porque en la nueva oleada – no hemos hablado todavía, es la que tiene sorpresas -. Aquí, la nueva oleada está de hecho en su lugar, desplegándose, tú empiezas a tirar hacia ti, justo en este espacio en que estás sentado, relajado, cómodo, no se requiere trabajo. Alteración significativa. Es posible. Un poco de diversión. Tal vez muy divertido. Y otra vez: relajado. Sonríe. Me gusto. Cómodo. No se requiere trabajo.

Toma un momento aquí. ¿Qué te gustaría usar, cómo te gustaría construir tu arquitectura? ¿Cuáles son los sentimientos que deseas experimentar en tu arquitectura? El tipo de sentimientos en la arquitectura. La arquitectura y el entorno. ¿Qué traerías a tu creación, desde el punto de vista de construir tu paisaje? ¿Cómo te gustaría disfrutar, qué te gustaría disfrutar en tu experiencia del paisaje? ¿Cómo se siente experimentar el paisaje que habías imaginado? La arquitectura sostiene el paisaje.

Otra respiración. Nota. Y luego haz una pausa, por un minuto. El paisaje, construido con el sostén de la arquitectura, y los sentimientos del entorno que deseas experimentar dentro de este paisaje. Pueden ser montañas, en esa estructura que la arquitectura sostiene. ¡Bellas montañas! Luego el sentimiento. Estar en las montañas, experimentando el paisaje de las montañas, en tus términos. Tal vez rocas, lindas cascadas; tú eres el ser creador.

En estas creaciones no hay 3D; de modo que no hay razón para considerar siquiera quitar los yuyos del jardín, ¡no hay yuyos! Hay yuyos si tú creas yuyos. Pero aquí mismo no hay 3D. No hay que quitar cosas, porque esas cosas no existen en este nuevo reino de consciencia.

Verás, tienes otro rol: 100% darte para ti mismo, 100% disfrutar de tu creatividad, disfrutar de tu imaginación, 100% darte para ti, y simultáneamente poner la luz en el candelabro para que todos los demás puedan empezar a ver el nuevo reino. Tu creación. La alegría, la facilidad, la belleza. Cien por ciento para ti, primero. Porque si tiene carencia y duda – 3ª dimensión – víctima, inseguridad, insuficiencia, el reino no se mantiene intacto. No podemos traer eso a este reino; no funcionan esas cosas en este reino. Entonces, ser capaz de dar y tener para ti es congruente con esta alegría que está en la octava. No hay limitaciones. Deseas volar, vuelas. “Oh, tengo dudas, no sé”. Está bien, todavía estamos en la construcción de la octava, ya sabes. No necesitas ir a volar en el primer día.

Pero lo que ocurrirá si juegas en esta octava, moviendo, construyendo, asumiendo, experimentando, la imaginación en la creación, pieza por pieza, va a ser experimentado más y más en tu espacio de caminar por ahí. La experiencia al caminar, la capacidad de reconocer: tiro de la puerta, no necesito seguir empujando, es innecesario. Estoy en un nuevo reino, ahora mismo.

Esta octava simplemente te permite empezar a experimentar alegría, facilidad, flotar, belleza, en tus términos. Cien por ciento. Porque llegará un día en que tu creación empiece a ser tan brillante que todos los que están en 3D buscando salir de esa habitación de hotel para empezar a llegar a la luz, van a buscar luz. No hay obligación de tu parte de crear luz para otros, pero es 100% en alegría que refleja de vuelta a los otros la oportunidad para conocerse a sí mismos. Sostener abierta la puerta.

Entonces, aquí mismo, tirar de la puerta. Considera ese concepto. No necesitas empujar más.

Y hay una sonrisa. Me gusto. Ya no estoy empujando esa puerta. Simplemente puedo gustar de mí. Ves, esta nueva oleada llega llena de sorpresa, y la sorpresa abre la imaginación a las posibilidades, Si el vaso está medio lleno, la sorpresa empieza a validar: “¿No es horrible?” El cómo eliges empieza a ser algo muy frente a ti, más en el momento. Por largo tiempo hemos hablado del tiempo colapsando, viniendo directamente al momento. Lo que piensas, lo que sientes, es lo que recibes. Todavía está amortiguado, no es instantáneo todavía, pero es en esta próxima oleada que tus pensamientos se van a manifestar más rápido. Los sentimientos sobre los que sostienes tu atención, van a estar más presentes. Entonces aquí mismo, ¿tiras de la puerta, o sigues empujando? ¿Qué eliges? ¿Qué eliges?

Luego, nota ese nuevo reino en que estás jugando, aquí mismo, sentimiento, si te parece, Esa imagen con que estás muy familiarizado, del planeta Pelazar con el sol verde, tan notable, sostiene un sentimiento increíble de alegría.

Pero en esta octava, en esta alegría, todas las cosas son posibles en este estado de bienestar. No hay limitaciones. ¿Deseas recrear átomos dentro de la vibración de la molécula? Muy disponible. ¿Deseas ir y experimentar el sol? Muy disponible. Posibilidades ilimitadas en esta octava, transformándose en este nuevo reino.

Cuanto más disfrutas, más empieza a verse la vela, para quienes desean entrar en este nuevo reino de consciencia.

Entonces, vuelve a llevar tu atención a tu creación, tu arquitectura, y al entorno que deseas sentir, permitiendo que empiece a aparecer el paisaje.

Siéntate con esto unos pocos momentos. Nos gustaría pedirte que pases tiempo aquí, durante los próximos días, semanas, ya que esto es una transformación, realmente entrando en la octava, empezando a hacerla muy tangible, para permitir que esta próxima oleada pueda ser muy elevadora, empoderante.

Esta es la transformación en que estás, esto no es un ensayo general, como dicen ustedes. Esto es reconocer que nunca te fuiste del hogar, y volverte consciente de que estás en el hogar.

Jugaremos otra vez en este espacio muy dinámico de facilidad, mientras que permites que la puerta siga abriéndose al tirar de ella. Permítenos apartarnos, pero no muy lejos. Jugaremos otra vez.

Muchas bendiciones.



BANCO DEL PARQUE – SOSTENER ABIERTA LA PUERTA
Jim Self – Mastering Alchemy – 15 de Mayo de 2022
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
https://www.dropbox.com/sh/6scf2k6nwupbx0h/AAA_xTbD4esA5cacd_fpkSOMa?dl=0
Buscar: Hold the Door Open – 5-15-22

79 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo