El tiempo es ahora diferente. 2

El Morya


Semillas para la concentración, semillas para la meditación.



169. La Vida
La Voluntad
El Poder.
La Fe.
La Protección.
La Guerra y la Paz.
El Valor.
El Impulso.
La Bienaventuranza.
La Sintesis.
El Uno.
Lo Inmanifestado.
(Visualizar una hoja azul)

170. La Cualidad.
La Sabiduría.
El Amor.
La lluminación.
La Enseñanza.
La ldentiticación.
La Constancia.
Las Ideas.
La Adición.
La Sintetización.
La Unificación.
El Mensajero.
(Visualizar una hoja amarillo-dorada)

171. La Exteriorización.
La Actividad.
El Desdoblamiento de la Sabiduría.
La Manifestación del Amor.
La Distribución de la Luz.
La Multiplicidad de Talentos.
La Consolación.
La Inteligencia.
La División y la Multiplicación.
La Comprensión.
La Glorificación del Uno.
La Mano Divina
(Visualizar una hoja rosa)

172. La Armonía y el Conflicto.
La Armonía.
La Belleza.
La Pureza en el tumulto.
La Flor en medio del charco.
La Resurrección.
La Unidad de los opuestos.
El Doloroso Compromiso.
El Doloroso fin del Compromiso
El Nuevo Compromiso.
La Belleza del Uno.
El Genio Divino.
(Visualizar una hoja plateada)

173. El Conocimiento de cada cosa.
La Ciencia.
La unificación de la Ciencia.
La Curación.
El Rigor.
La Paciencia.
El Equilibrio.
La Demostración.
El Esplendor de la Verdad.
La Separación para Unir.
La Selección Divina.
(Visualizar una hoja verde)

174. El Idealismo.
La Aspiración.
La Subida de la Montaña.
La Renuncia.
El Despojamiento.
La Consagración.
Los Peldaños sucesivos.
La Divina lnsatisfacción.
La Paz y la Guerra.
El Ligero Reposo.
La Llamada del Uno.
El Anhelo Divino.
(Visualizar una hoja rubí)

175. El Ritmo.
El Orden.
La Liberación.
El Ceremonial.
La Magia.
La Transmutación.
La Justicia.
El Perdón.
La Perfectabilidad.
El Método.
La 'Totalización" del Uno.
El Cincel Divino.
(Visualizar una hoja violeta)

176. Los números revelan el orden. Los números esconden muchos misterios.
Las letras también.

177. Es mejor no decirlo. Aúnque 1o tengas pensado, es mejor no decirlo.

178. El Uno alimenta las partes. Hasta en un simple riego se evidencia algo así tan complicado...

179. Nosotros cultivamos la satisfacción espontánea y sin otra causa que no sea la causa de todas las causas.

180. Podeis no saber 1o que vendrá, pero sabeis que vendrá. Por lo tanto trabajad!

181. Las lágrimas y el sudor de los servidores regarán la sementera de la Nueva Era.

182. El Verano se dóra de sabiduría. En otoño los dis¬cípulos del cuarto rayo presienten la consumación y la paz final. En Invierno fulgura el poder de Dios.

183. Nosotros estamos construyendo el cuerpo causal de la humanidad. En esta afirmación podeis comprender gran parte de nuestra obra.

184. Es necesario concentrarnos en la cuestión de los puentes. la construcción de puentes es la gran obra que se coloca delante de los arquitectos, ingenieros y constructores de la consciencia.

185. Naturalmente la cultura crece con la consciencia y se refleja en la civilización.

186. El concepto de intuición, para todos los hombres hasta la tercera iniciación, debe ser considerado como algo sublime y reverenciable. Incluso después: hasta la total redención de la objetividad humana, el fe¬nómeno de la intuición aún es algo por normalizar y colocar bajo el arco de la consciencia. Por lo tanto cuidado con lo que designais por intuición. Ilusiones y devaneos emocionales, vagas suposiciones e intereses personales, raciocinios concretos y hasta ambiciones han sido confundidos con intuiciones. El espiritu, sin embargo, permanece siempre más alla de la acción y este es el fundamento de la prudencia.

187. Estas pronto cuando estuvieres y no cuando pensa¬ras que lo estas, mismo en imagenes poéticas, teatrales y dramáticas. El equilibrio determina el momento y el equilibrio es justicia.

188. Los Señores del Karma actuan tan imparcialmente como una pared que devuelve una pelota que le ha sido lanzada (aunque ella regrese violentamente sobre aquel que la lanzó).
No son, no obstante, ciegos como una pared: miden rigurosamente y tienen objetivos bien detinidos.

189. La ley del karma es casi siempre imperfectamente comprendida. A nivel sistémico, sólo se revela com¬pletamente a los ojos del Maestro, permaneciendo, con todo, aún misteriosa para él a nivel cósmico.
A veces, cuando ciertos acontecimientos alcanzan a un hombre y éste exclama: "Es el karma!", Sólo acierta por azar. Estaba pensando en el karma individual (en sentido común). En verdad, si es cierto que, como en todo, el karma fue determinante, la relación de causa-efecto ha tenido a ver, por ejemplo, con la participación individual en el karma planetario. Las "injusticias" que, frecuentemente, los servidores de Dios sutren en el mundo tienen, muchas veces, mucho que ver con esa relación.

190. La historia biológica de la tierra (o de cualquier pla¬neta) no podra ser completada sin el estudio (casi imposible) de los muchos meteoritos que en ella han caido. Las manifestaciones de vida se disgregan en los espacios cósmicos.

191. La noche es dulce, atrayente y pacífica puesto que queremos descanso y anhelamos el fin. Pero, el fin de qué? De todo lo que no es todo, de lo relativo, del error.

192. Nosotros comprendemos: por muchas razones que ya fueron dichas y también porque - incluso nosotros- aún no reasumimos el Uno.

193. Así, ocupémonos del servicio. El servicio no es mera aspiración o buena intención: ha de existir una ciencia del Servicio. Es necesario saber como, cuando y para qué servir. El juego del dominó es un buen entrenamiento para un servidor.

194. Acaso rechazaremos la unidad? Ahora es el tiempo de las multitudes. Habrá un clamor. Renacerá la alegría. Echad a pique la mezquindad, tirad lejos los lentes, sed magnánimos.

195. Es necesario encontrar una palabra que exprese mejor lo que ahora se designa por "reencarnación". Por tanto, meditad!. "Reincorporación", es todavía más correcta, aunque imperfecta.

196. De hecho, es necesaria la creación de varios neo¬logismos pues solamente poco a poco el alma va imponiéndose sobre la forma dominándola.

197. El Sol del mediodía refléjase en nuestra espalda erguida y la libertad despliega sus velas en un mar de luz violeta y abre las alas en un arco iris de fuego.

198. Hasta un asno sigue el camino recto si la rienda es muy corta. Por eso un discípulo debe volverse maestro - de sí mismo, antes de todo.

199. El Uno es tanto la semilla como el fruto.

200. Las arenas ardientes de los desiertos esconden portentos mayores que los espejismos. Un cierto vacío en el plano denso es frecuentemente la con¬trapartida de una plenitud de actividad en planos más sutiles. Asimismo, en algunas contrapartes sutiles de los mares, los más deslumbrantes edificios embriagan la potencialidad estética de las conciencias que las abarcan en su arco.

201. No menospreceis nada. Toda relación es reflejo del amor: la gran voluntad del Uno.

202. El Sol. La luz del Sol. La Luna. La Tierra.

203. El Sol. La luz del Sol. La Tierra.

204. El Sol. La luz del Sol.

205. El Sol.

206. 1 x 2 = 2
1 x 3 = 3
1 x 4 = 4
1 x 5 = 5
1 x 6 = 6
1 x 7 = 7 etc.
Así podemos afirmar el poder ilimitado de la creatividad por la presencia, en cada ser, del Ser que da el Ser a cada ser pero no la manifestación del Ser.

207. 1 x 0 = 0
1 x infinito = infinito
Así comprendereis la necesidad de la eternidad y las reservas con que debemos aceptar el concepto de creación cósmica.

208. El maná cae del Cielo cuando la simiente está presta a brotar de la tierra.

209. El Maestro es grande.
El Maestro no corre.
El Maestro conoce el Tiempo.
El Maestro se abre para el Tiempo.
El Maestro tiene raíces en lo intemporal.

210. En un agujero no hay luz. Por eso no os resguardeis. Volveos hacia el infinito.

211. No hay paraísos en el infierno. Pero hasta del infierno se hará un paraíso.

212. Quién dice que era fácil?

213. Qué quieres ser cuando seas grande?
- Quiero ser Maestro.
- Hijo, es mejor ser el Uno.

214. Hablemos ahora de grupos de servicio. El orgullo de sus miembros es causa frecuente de fracaso (total o relativo). Consideremos ahora ejemplos de orgullo: el orgullo de no querer ser contrariado; el orguilo de no abdicar de preferencias, hábitos o deformaciones personales; el orguilo de querer te¬ner siempre razón; el orgullo de pensar que son para los otros los adecuados consejos de quien ve mejor.

215. El Sol que te ilumina ya iiuminó a muchos otros, horas antes, en partes del globo donde es de noche -porque ya fue día.

216. La vida del discípulo esta llena de encrucijadas y, frecuentemente, la gran lección a aprender (y cuando se aprende, muchas veces, no se tiene consciencia inmediata) es que hay otros caminos más allá de los que se cruzan.

217. No tomeis las nubes por Juno ni una gota por el mar, ni una parte grande por el todo...

218. ...Ni una pequeña parte por nada.

219. Qué es el poder? Sugiero que digamos: es la continuidad de la Vida.
Del mismo modo, podemos tal vez decir que el amor es la continuidad de la consciencia.
Existen, todavía, otras definiciones. pensad en ellas!

220. El Sol de la justicia cae sobre los seres y el karma es la sombra de estos.

221. La Madre Divina no responde a la llamada del Cos¬mos. la Madre Divina y el Cosmos son indistinguibles. No obstante, la Tierra ascenderá. El Espacio es nuestra Madre. Demos gracias al Espacio.

222. Hablemos de los magos de la sombra. Qué hacen ellos? Podemos decir: ven el mal a microscopio y lo trabajan.

223. Misteriosamente (o tal vez no) hay una contraparte de mal en todo bien y de bien en todo mal. Es por esto que cuanto más un hombre camina por la sen¬da del bien, más es atacado por los hermanos de la sombra. En verdad, no sólo un tal hombre esta frus¬trando los intentos de los cultivadores del mal, como su capacidad de mal sería mayor (o puede ser mayor) al revertir el progreso del bien...

224. ...Y entonces, qué hacer? Conservar el contacto con el Silencio.

225. Con efecto la paz nunca dejó de existir. La paz está en paz. La guerra está en guerra. Uno es uno, aún cuando uno multiplicado por la pluralidad es pluralidad.

226. Tu, que estás entre la sombra y el Sol, acércate al Sol. Esto es para todos.

227. La voz del Cosmos se hace oir. La Tierra responde. La Tierra asciende. Regresa, así, al eje externo más interno en la esencia del todo. Antaño este eje fue centrifugador. Hoy es centripetador.

228. Qué podemos esperar de una ciencia que esta contando los años de la eternidad y pretende medir los kilómetros del infinito?

229. Pero preguntareis: porqué apresurarnos en el camino para la eternidad?
Respondo: porque en la dimensión temporal se sufre temporalmente.

230. El Maestro no ve ni oye, pero sabe.
231. Incluso en la discontinuidad hay trazos contínuos. Y el Uno (la síntesis de la continuidad) engloba ambos...

232. ...Podemos pues perspectivar:
El Uno. La Continuidad. La Discontinuidad...

233. ...Por eso los científicos estarán siempre apartados de la realidad mientras, al menos, no definan y establezcan relaciones entre continuidad y discontinuidad...

234. ... Para los discípulos, conviene subrayar que el alma es la continuidad y el psiquismo inferior la discontinuidad. No es inútil recordarlo porqué, en el reflejo distorsionado de la acción, casi siempre los términos se invierten y por eso sois subyugados por lo irreal.

235. Un iniciado puede errar y muchas veces yerra. En muchos casos yerra hasta en cosas más extrava¬gantes que el hombre común. Sin embargo, entre el iniciado y el hombre común habra siempre una dis¬tancia (no en el Uno ni en la discontinuidad, pero si en la continuidad), que no los permite confundir. Tal distancia se debe a la grandeza de alma.

236. El Maestro esta ocupado en canalizar y adaptar las corrientes cósmicas que afluyen a la Tierra para toda la humanidad y todas las unidades de los rei¬nos inferiores. No podeis, por lo tanto, esperar que él se interese por actividades, tareas o pormenores que pueden ser desempeñados por cualquier dis¬cípulo o hasta, en otros casos, por cualquier medium (o ni siquiera deben ser hechos).

237. La corriente. El hilo (el canal). la transformación.

238. El generador. El hilo. Los hilos.

239. El Silencio. la Voz del Silencio. El Creador.

240. El Maestro no olvida, pero no guarda rencor ni resentimiento ni afectación.

241. Tu estás mas allá del dolor. Tu estás mas alla del error.

242. Yo siento, no obstante, el dolor de mis discípulos. No lo conozco, pero lo siento. Sentid también vosotros el palpitar del amor del Maestro.

243. Tu estás mas allá de tí.

244. Sólo hay paz donde hubo guerra, armonía donde hubo conflicto, descanso donde hubo fatiga, unificación donde hubo purificación, y fin donde hubo actividad.

245. Frecuentemente, no obstante ser conscientes de algunas de sus faltas, los discípulos (con tristeza en el alma) no las consiguen superar del todo o en parte. Qué hacer entonces? Yo os digo: no abdiqueis! Imaginad el estado de victoria sobre es¬tas imperfecciones; pensad mucho en ese estado; siempre que estuvieseis fuertes en la luz del alma, desead superar los fallos. Destruid las formas mentales y, si es necesario, cread provisionalmente otras mas perfectas.

246. Haz siempre lo mejor posible. Y eso ya es bastante.

247. Todo esta dentro de tí. Tu estás dentro de todo. Todo se refleja en tí. Tu te reflejas en todo.

248. Todos sois iguales en la salida y en el fin, puesto que origen y destino coinciden - por encima del Espacio y del Tiempo.

249. La grandeza de alma se mide por una substracción entre cantidades de energía cualificada positiva y negativamente...

250. ...Así se reajusta vuestro concepto de gran hombre.

251. Tu que buscas, de cierto encontrarás. Si, encontra¬rás lo que has de encontrar: aquello que te impele a buscar.

252. Las mas bellas plantas pueden florecer aún en medio de hierbas dañinas. Arrancadas éstas, mas bellas seran aquellas, puesto que quien hace lo difícil hace también lo fácil. Por tanto meditad de nuevo sobre la necesidad de encarnar en los mundos densos.

253. Si. (Visualizar una hoja azul)

254. Y también. (Visualizar una hoja amarillo-dorada)

255. Por. (Visualizar una hoja rosa)

256. Con todo. (Visualizar una hoja plateada)

257. Como. (Visualizar una hoja verde)

258. Nunca más. (Visualizar una hoja rubí)

259. Hasta mismo. (Visualizar una hoja violeta)

260. No es por acaso que no hay "por acasos".

261. Incluso en los discípulos hay demasiado apego. Unos piensan en el desapego emocional pero estan llenos de apego mental o físico. Otros piensan en el desa¬pego físico pero estan repletos de apego emocional o mental. Así es necesario permanecer desapegados de los tres mundos inferiores!

262. La voz interna habla, pero el pequeño hombre, aunque la oiga, recurre luego a sofismas. Esto es para vosotros, para tantos de vosotros!

263. El discípulo de 3er. Rayo debe volverse un especia¬lista en la manipulación de energía. Debe igual¬mente ser un codificador y un descodificador. En cierta forma, todos los discípulos sirven en el 3er. Rayo.

264. Meditad! Los mensajeros de la Sabiduría divina siempre lo han dicho. Pero, meditar, para qué? Para que seamos pasivos? No: para saber actuar!

265. Es importante lanzar semillas. Sin embargo, no basta lanzarlas: es preciso evitar que los parásitos de la evolución las devoren antes de que germinen por si solas.

266. Es sobre el sacrificio que erigiremos un mundo nuevo. Es sobre la renuncia que se eleva un hombre nuevo. Corazones, elevaos!

267. Hay focos de iluminación en remotos parajes, pero también muy cerca de vosotros. Cada uno de vosotros puede ser un pequeño foco.

268. En cada continente y entre todos existe una extensa red de triangulaciones. El triangulo es la sustentación de la evolución. Es el hogar del Uno.

269. Vosotros estais equivocados en tantas cosas! Si, hasta en vosotros mismos!

270. Los hay que no entienden la belleza del Servi¬cio. No saben lo que pierden. No saben lo que se pierde...

271. La perfección es la concordancia de la realidad objetiva, de la realidad subjetiva y de la realidad Absoluta? Si, Es!

272. Los constructores del mundo nuevo oyen frecuentemente la voz interior en el centro de la garganta. Yo soy grato a los creadores en la Luz.

273. Nada es más que mucho. Nada es hasta incluso más de lo que es todo. No obstante Todo y Nada es más de lo que es Nada.

274. De cuanto amor está hecha la espada azul con la que el arcangel Miguel mata las formás del mal!.

275. Se grato a tu karma: es tu más perfecto comple¬mento evolutivo.

276. La Casa del Maestro tiene las puertas cerradas pero tiene las ventanas abiertas para todos aquellos que tienen las puertas abiertas. Estos son los que abriran las ventanas y abriran la puerta para entrar por la puerta. En efecto, es ver¬dad: cuando el discípulo esta pronto, el Maestro aparece.

277. Bastan las amarras que te sujetan. No crees todavía otras.

278. A veces es preciso descansar. Es esto cierto? Si, pues hasta el macrocosmos tiene pralayas y vosotros estais hechos a su semejanza ...

279. ...Y el a la vuestra?

280. Todas las rosas tienen espinas pero no todas las espinas tienen rosas. No te preocupes. Sé espontáneo.

281. Las formás y los colores de las cosas nuevas no se muestran a los ojos ciegos. El impulso puede ser externo pero la imaginación es vuestra.

282. La energía de las Pléyades os llevara al Monte de la Iniciación. Bajo el impulso de Sirio sereis transfigura¬dos. En la hora del dolor mayor, el toque de la Osa Mayor se hara, en fin, sentir.

283. En el centro de una inmensidad de encrucijadas encontrareis el punto absolutamente sintético de la Nueva Era. Buscadlo! Buscadlo con el corazón!

284. No hay amargura del espíritu.

285. La justicia es el equilibrio de las partes entre sí y con el Todo.

286. Los simples Maestros de la Tierra son apenas discí¬pulos de los mayores Maestros de la Tierra. Los mayores Maestros de la Tierra son apenas discípu¬los de los Maestros del Cosmos y estos discípulos del Uno que respira y este discípulo de Aquel que no respira.

287. Los santos fueron muchas veces egoístas - por eso no son santos. Los santos negaron muchas veces la creatividad - por eso no son santos. Algunos santos fueron muchas veces santos - por eso no son santos.

288. No alimenteis expectativas pues ellas provienen de la multiplicidad. Recordad:
Multiplicidad - personalidad;
Unificación - alma;
Uno - mónada.

289. Precisamente por eso, es necesario ajustar el mé¬todo de la historia - del pasado y del futuro.

290. Evoquemos y vinculemos tres grandes amigos y precursores de la unificación práctica de la Tierra:
Marco Polo – M.;
Cristobal Colón - Saint-Germain;
Enrique el Navegante - otro Maestro, en nuestros días.
Meditad.

291. Meditad también: Fernando de Magallanes había sido José de Arimatea (el transportador del Grial) y la misma individualidad vino también a ser Tomás Edi-son (el difusor de la luz).

292. Meditemos también en el problema del conocimiento. Qué nos impide de conocer? Noso¬tros mismos y el método. En el fondo, nosotros mismos.

293. De este modo surgen los trabajadores empeñados en la definición del metodo. El séptimo rayo es el rayo del método.

294. Los afrechos no tendrán cabida en el mundo nuevo.

295. La alegría se vuelve hacia el Cielo, la tristeza se vuelve hacia la Tierra. La tristeza se abre para una pared, la alegría se abre para el Cosmos.

296. Afirmemos la alegría en la creatividad.

297. Sigamos adelante. Es noche, pero ya es día. Tenemos cansancio, pero ya no estamos cansados. Ya nada nos detiene porque somos uno con todo y no hay resistencia en el Uno.

298. Por qué puede venir ahora un Avatar de Sínte¬sis? Responded: porque los hombres recorrieron ya muchos caminos, hicieron muchos errores y alcanzaron muchas victorias y es visible ya que los opuestos son ambos ciertos y erróneos.

299. Meditad en la ternura que hay en la lluvia.

300. Ved el método como un juego de golf.

301. El exceso de prudencia es también imprudencia...

302. ..Y el exceso de actividad es simiente forzosa de inactividad.

302. Las trompetas del Señor tocaron: el mundo esta en llamas!

303. Aspirad a más altas aspiraciones. Están cerradas las espitas del infinito? Son del infinito mas no son el infinito. Están cerradas? Están ellas cerradas, oh! hijo del hombre?

304. Ved los siete rayos como musas.

306. En nombre de lo que es y no es, de lo que sabe y no sabe, sabe que sabe, sabe que no sabe, no sabe que sabe, no sabe que no sabe, del Señor de todas las paradojas que por eso es y sabe, se com¬pletara la evolución.

307. Reunificación es un concepto más elevado de lo que es el de unificación. La unificación se procesa entre la personalidad y el alma; la reunificación, entre el alma y el espíritu.

308. Ved la analogía entre una vida y un contra-reloj. En efecto, se trata de evolucionar lo más posible sin olvidar que una cadencia fuerte y segura traerá mejores resultados que espasmos desordenados seguidos del inevitable cansancio.

309. Quizás os preguntarán: por qué no distribuís limosnas y cuidais de los pobres, en vez de preocuparos con llamás e instrucciones? Responded: porque no pro¬curamos la salvación de nuestras almás sino la salvación de las almás de los otros.
Más vale prevenir que remediar.

310. Si, vosotros vacilaís. No estais seguros de querer renunciar y servir, de querer servir ya, o de querer tener valor. Entretanto decidís, el bien común está a la espe-ra; entretanto, la humanidad espera; entretanto, nosotros esperamos; entretanto, vosotros esperais. Sois la verguenza de vosotros mismos!.

311. Por eso, es aún en soledad que se hacen las grandes obras. Cuanta tensión y cuanto tormento en la labor del sabio-místico! Pero el coro va de la Tierra al Cielo y hay torrentes de fuego y de luz y el agua límpia del eterno plano inmaculado irriga las plantas más mimosas y fructífe¬ras. Hosanna, hijos de Dios: la Tierra es digna del Cielo!

312. Hay el Absoluto, hay los determinantes, hay los condicionantes y hay los condicionados. He aquí otra base de una verdadera ciencia.

313. Un hombre tenía un caballo. Un día el caballo huyó. El hombre compró otro caballo; pero, imaginemos como resolver el problema si el hombre también hubiese huído!

314. Un agricultor se quejaba de que nunca conseguía cosechar nada. Olvidábase de que nada había sembrado. Otro se había olvidado de abonar las plantas y otro aún se habia ido de feria en época de siega.

315. Pero si uno de vosotros dijese, en verdad: "Yo sembré y aboné y me esforcé y fuí a recolectar pero no habia nada que cosechar", le diría: "Vuelve a sembrar, a trabajar y a recoger. la Tierra ha de fructificar y la Ley nunca falla".

316. Lo peor no es la mentira sino las causas de haber mentira. Quiero decir: Las causas de poder haber y tener que haber mentira. El mentiroso nunca es el único culpable.

317. La aversión a la innovación ya ha causado demasi¬ados males. Incluso para las mentes más abiertas, para los discípulos más valerosos, la capacidad de aceptación de lo nuevo es limitada y casi siempre parece agotarse.
Nadie vive en uno mismo, aislado. Esto parece una verdad evidente, pero la significación de la colaboración ha sido muy poco entendida.

318. Los discípulos, precisamente por procurar la perfección, precisan aprender a vivir con la imperfección, en medio de la imperfección. Esa es una de sus más duras lecciones.

319. El qué perdió todo y nada desea, ese es grato al Maestro.
El que quiso todo y nada pidió, ese es grato al Maestro.
El que sabe ser universal, ese es grato al Maestro.

320. Es más facil errar que juzgar.

321. No hay sonido sin silencio, ni luz sin sombras, ni todo sin nada.

322. El progreso. La consolidación del progreso. La expansión del progreso.

323. Uno de los aspectos que han sido asignados al ler. Rayo es el de la destrucción. Sin embargo, la idea de la absorción es mucho menos parcial y más perfecta para expresar la realidad...

324. ...De hecho, las ideas expresan la Realidad igual como, en un punto más bajo de la espiral, las palabras expresan las ideas.

325. A veces la excesiva proximidad de una bombilla puede impedir de ver la luz mayor del Sol.

326. Al final de una existencia, el hombre sabio puede verificar la reunión de muchas líneas y la conjugación de partes separadas de parte del plan. Cuanto más no puede percibirse al final de un ciclo de encarnaciones humanas!...

327. Aunque llueva alrededor de tí, todos los días el Sol brilla en la Tierra. No te olvides de esto, para que no queden tantas simientes por germinar.

328. En la cámara del conocimiento, la actividad del 3er. Rayo es vista como acaso...

329. Porqué tenemos que sufrir?
Porque somos dignos.
Porqué todos los seres tienen karma?
Porque todos estan vinculados a la Fuente.
Porqué se permite el error?
Porque somos capaces de reconocer.

330. Sabed, oh discípulo!, Que existe un punto en que es tan grande la euforia del dolor, que deja de doler. Un hilo tanto se extiende hasta que se rompe. Sólo se rompe cuando ya no sea necesario.

331. Dice Maitreya: "Seré ahora el Cristo de la alegría"...

332. ...Por eso fué decidido aprovechar (transmutando) la felicidad.

333....


Iluminación. 1925
Helena Roerich. Las hojas del jardín del Morya

98 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo