Saliendo de blanco y negro.

Kryon


Amber Wolf:

Queridas resplandecientes:

Entramos una vez más en este hermoso Círculo Sagrado. Hay muchas de nosotras aquí en esta tarde con ustedes; lo llamaremos el colectivo de las Madres de las Estrellas. Y hemos estado en su Círculo todo este día, pero cuando damos un paso adelante tenemos un mensaje para ustedes. Es para contarles sobre la gracia de sus bellas almas; la gracia que vemos desplegarse con cada una de ustedes a medida que buscan descubrir más y más profundamente quiénes son y por qué están aquí. Está esta gracia, es como si fuera un bautismo, dirían ustedes, es como un punto de inicio, un punto de despegue para ustedes. Es un lugar donde ustedes son tocados y tocan lo divino. Este es un trabajo interior. Hoy han escuchado; mañana harán más, tendrán otras enseñanzas, y tal vez más tarea para hacer, que Mele´ha les dé. Y nosotras alentamos esto. Alentamos cada capítulo desplegado de esta gracia para que continúe creciendo más y más. ¿Por qué no?, una vez que tienen una vida bendecida con la gracia.

Aunque sabemos, vemos que existe lucha. Existe lucha todo alrededor de cada humano ahora mismo; más que lo que ha habido. ¿Y habrá gracia que provenga de eso? Sí, por supuesto que sí. Pero entre tanto, ¿qué? Entre tanto, la gente que está físicamente enferma, entre tanto, la gente que no tiene suficiente alimento o ropa, o un lugar seguro, ¿qué harán al respecto? ¿Qué sienten ustedes sobre sus propias preocupaciones? Les preguntamos esto. Cuando encuentren la gracia para confiar en el proceso, el profundo proceso de alcanzar tan lejos en el pasado que creen un futuro, entonces esta energía que tiene aferrado a su planeta se asentará. Y hay suficientes de ustedes para hacer eso. ¡Hay suficientes de ustedes!

¿Pero hay suficientes de ustedes prestando atención? No es bastante con leer un libro, venir a un taller, oír las palabras; se trata de la práctica. Se trata de todos los días. Esto es la práctica de la gracia, de la alegría, de ser elevados, y por medio de eso, a través de ustedes, por medio de la gracia que ustedes encuentran en su práctica, por la sanación y conexión que encuentran en su práctica, envían esa energía hacia el mundo. Sabemos que ustedes lo notan, pero queremos recordarles, con todo amor, pero también rotundamente, que aquí hay una gran responsabilidad para la que ustedes se alistaron.

Y eso no significa que sea todo trabajo, trabajo, trabajo. No; debiera haber juego y alegría, y celebración. Pero cuando empiezan a enfrentar y ocuparse de la responsabilidad de crear su propia consciencia más elevada, y enlazarse con quienes están haciendo lo mismo, esto es lo que moverá eso que parece un enorme peñón delante de una caverna. Desde allí es que vendrá el nuevo nacimiento. No es la energía de uno, o de unos pocos; es la energía de muchos, es la intención de muchos. Es la práctica de muchos, y el despertar.

Estamos de pie con ustedes; estamos hablando a ustedes, y no hablamos con ustedes en estos tiempos especiales; estamos disponibles para cada uno de nuestros bellos hijos en todo momento. Están tan cerca de nosotros como un pensamiento, y nosotros hablamos en respuesta. Les pedimos que hagan esto. Será una manera de que ustedes recuerden y continuamente den un paso adelante en este camino de la gracia. No necesita ser difícil.

Usen este lugar de la energía femenina divina, que tome ese peñón, en lugar de empujarlo con una cuchara. Usen su akash colectivo. Usen la energía de las chamanas de Lemuria. Dejen que los hombres las honren por eso. Dejen que ellos creen un espacio sagrado para ustedes y las conserven en ese cuidado. Mientras ustedes, con la gracia del divino femenino no solo leviten el peñón sino que lo disuelvan. Ustedes nacieron para esto. Ahora es el momento. Estamos de pie a su lado; estamos dentro de sus corazones, y avanzamos con ustedes a través de cada día, de cada momento, a medida que ustedes llegan más y más cerca de crear la nueva consciencia aquí en el planeta. Tomen una respiración.

Y ahora damos un paso atrás, mientras el bienamado Kryon da un paso adelante.


Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

La energía que se ha presentado hoy, a veces es colectivamente adictiva. Eso significa que algunos empiezan a sentir “Aquí es donde yo pertenezco.” Tal vez se encuentran con la familia; pero más que eso, empiezan a darse cuenta, y entender y sentir algo que es tan elusivo, una comunicación, un tipo de comunicación, aun a larga distancia, incluso a través de estos medios, que es adictiva. Y no necesariamente es un mensaje evangelizador en absoluto, que los atrae. De hecho ni siquiera es el mensaje, no realmente. Algunos están sintiendo “Hay un montón de cosas que estoy oyendo de las que no estaba enterado”, y otros dicen “Ya he oído esto antes, pero aquí hay algo diferente”. “Aun cuando ustedes están allí, aquí hay algo diferente.” Y lo hay.

En mi canalización de anoche, yo mencioné algo: que las almas antiguas en particular, y toda la humanidad en general, están empezando a empujar los límites de su dimensión. Ahora bien, esto es difícil y para muchos les hace poner los ojos en blanco. Lo vamos a decir otra vez, y otra vez más. La dimensionalidad es su realidad; es lo que tocan, lo que sienten, experimentan, y perciben. Es lo que les dijeron y lo que creen, es tal vez el núcleo de quiénes son. Y eso empieza a cambiar. Lo que cambia es un cielorraso que empieza a elevarse, a colocarse más alto, y ustedes no lo esperaban. Y cuando la metáfora es que el cielorraso sube, significa que expone más las cosas de que ustedes no estaban enterados. Es una metáfora, queridos. Una metáfora de ser capaz de ver ligeramente a través del velo. Ese velo que los ha separado no solo de otra dimensión, sino un velo que los ha separado incluso de una verdad mayor.

¿Cuál es una de las preguntas que hacen una y otra vez? No solo los teólogos, sino los esotéricos en todos los temas, los intelectuales... ¿Cuál es el significado de la vida? Por supuesto, hay bibliotecas llenas con esto, sin embargo parece que nadie lo entiende. O hay muchos que creen que lo entienden, pero así sigue y sigue, y saben que tengo razón. ¿Qué tal si el velo apenas empieza a levantarse un poquito y es como descorrer la cortina cuando ustedes pueden verlo por primera vez, percibirlo por primera vez? Y ustedes dicen para sí mismos: “¡Oh, Dios mío! Nunca vi eso”

Y es bueno que no se dieron cuenta, que no se lo dijeron, tal vez era enormemente diferente de cualquier cosa que sospecharan. Ustedes están empujando la dimensionalidad, y diré esto de nuevo: hay muchas, muchas dimensiones. La dimensionalidad es una medición de la Física; es algo que sus científicos han determinado: qué es una dimensión, cuántas podría haber. La mayoría de ellas quedan expuestas en el estudio de la estructura atómica. Cuando los científicos empiezan a decir, “Bueno, hasta ahora nos dimos cuenta de que todo lo que hay, que nos enteramos y con que trabajamos todos los días, está en cuatro dimensiones,” ya dijimos antes, altura, anchura, profundidad y tiempo, y eso se convierte en el mundo del ser humano, sin importar qué. Pero los científicos dicen “Bueno, pero hay más. Hay cinco, seis, siete”. Hace algunos años dijeron “Hemos descubierto, a partir del estudio de la estructura atómica, que ahora hay once.”.

Y un poco más tarde dijeron, “Bueno, ahora hay veintiséis” (se ríe). En otras palabras, cuanto más lo miran, más se revela, más se dan cuenta de que puede haber muchas, muchas más.

Ahora bien, ¿qué significa esto para ustedes, sentados en sus sillas? Otra vez, hago la pregunta, por lo que diré luego. ¿Es posible que ustedes solo estaban viviendo una realidad que es una fracción de la verdad? ¿Pensaron en eso? Hay muchos humanos que dicen “Yo solo creo en lo que veo. Solo puedo relacionarme con lo que puedo tocar. Kryon, nos estás diciendo todas estas ideas y principios que hacen poner los ojos en blanco, que no tienen ningún sentido. Elijo no creerlo, porque no puedo verlo ni tocarlo.” De modo que ese es el ser humano que dice “Estoy cómodo con saber lo que sé; no me molestes con el resto de la historia.” O el humano que dice “No hay resto de la historia; esto es todo lo que hay,” aun cuando la ciencia les dice otra cosa. No. ¿Sabían que la luz puede estar en dos lugares al mismo tiempo? ¿Han oído hablar del entrelazamiento? He dicho esto antes, incluso lo dije en esta conferencia, lo diré otra vez.

¿Pueden imaginar una realidad en que puedan hablar con alguien o con algo o incluso trabajar con un objeto que está en dos lugares al mismo tiempo, un lugar aquí en el planeta y otro en algún otro lugar en la galaxia? Y hablas con ellos en tiempo real. ¿Creen que eso es una falacia? Averigüen sobre el entrelazamiento. Esto es otra realidad dimensional.

Hay algunos que dicen “No me interesa esa realidad; me gusta la mía.” Déjenme contarles cómo funciona esto, queridos. Eso con que están cómodos se convierte en el núcleo, y siempre lo será para el ser humano. Ese es el núcleo, la realidad central. Pero a medida que empiezan a abordar otras dimensiones, estas se agregan a la central. Ustedes no se transforman de pronto en una chispa de luz que hace algo. No hablamos de esto; hablamos de una dimensionalidad que se vuelve más cómoda porque saben más. ¿Qué tal si la verdad fuera así? Que ustedes empiezan a empujar los límites de su propia consciencia y empiezan a preguntar. Dicen “Me gusta así como estoy aquí y estoy muy cómodo. ¿Hay algo más que se pueda agregar y me ponga más cómodo? Esto o algo mejor”.

Muchos humanos oyen estas palabras y dicen “No, realmente no me interesa el cambio; elijo quedarme en mi caja”, porque temen a la idea de que, si cambian, esa caja de familiaridad desaparezca. Bueno, no desaparece. Simplemente se mejora. Ustedes tienen tal vez un conocimiento central de matemáticas, han estudiado aritmética y álgebra, y aquí viene todo el resto, el cálculo y todo, déjenme preguntar: ¿Entonces tienen que desechar la aritmética? ¿Y aprender todo un lenguaje distinto? ¡No! Uno es la base del otro, se le agrega, ayuda a entender todo lo que hay. Van hacia un estudio graduado del conocimiento central que ya tienen. Digo esto para que no teman abordar otra dimensión. Empiezan a hacerlo. Ya les dije antes que, lo que esto verdaderamente significa para ustedes en este momento es que quienes tengan más experiencia terrestre van a iniciar una capacidad para percibir más que lo han percibido antes.

Y eso quiere decir que tal vez verán lo que es consolador, amoroso, tendrán más espiritualidad agregada, lo que es lógico para ustedes, y tiene más sentido y los ayuda a atravesar cosas. Algunos de ustedes ya le han expresado esto a otros – yo sé quién está aquí. Bueno, ahora y después, cuando los lleven aparte y digan “Tengo todas las razones en este momento para tener ansiedad y miedo, y aunque hay ocasionalmente un poquito, siento una abrumadora sensación de bienestar, porque sé que esto ciertamente se resolverá, que habrá soluciones que no conozco ahora, y estoy cómodo con eso.” Bienvenidos a otra dimensión, queridos. Una dimensión que empieza a entrar en el alma.

Su alma les pertenece a ustedes, es una parte multidimensional de ustedes, y hasta ahora ha habido un muro entre ustedes y el resto de ustedes mismos. En el otro costado de esa ley, hay mucho que mejorará su vida. Empiezan a entender mucho mejor su estructura celular. ¿Cuántos de ustedes, ahora mismo, al experimentar su estructura celular, sus cuerpos tal vez se miran a sí mismos de una manera muy lineal, donde solo está su cabeza? Allí es donde perciben todo, allí piensan, allí sienten placer, dolor, y miran hacia abajo a su cuerpo y dicen “Espero que simplemente me dures” (se ríe). Ese es el enfoque lineal del que ya hemos hablado antes.

¿Qué tal si de pronto empiezan a sentir al resto de su cuerpo como un amigo? ¿Qué tal si empiezan a sentir al resto de su cuerpo no solo como un amigo sino como algo sobre lo que tienen control, porque la consciencia en ustedes es el jefe de sus células? ¿Cuántos de ustedes entienden eso? Que pueden empezar a tener una dimensionalidad que les permite tocar, tal vez, sentir, tal vez, las piezas y partes multidimensionales de su propia estructura celular

“Kryon, ¿qué acabas de decir?” Déjenme ponerlo así: imaginen que ustedes están parados en el medio de un estadio, con un trillón de entidades en las gradas, todos mirándolos, y entra el reflector, y se dan cuenta de que están parados en el campo del ADN de su cuerpo. Y su ADN los mira y dice “¿Qué es lo que quieres? Eres el jefe; eres la consciencia del cuerpo.” Y entonces tienes la oportunidad de decir “Quiero salud. Quiero que todos ustedes se comporten bien. Quiero que el sistema inmune sea más fuerte que nunca, y los voy a ayudar, porque tengo la intuición de ir allí y allá, y hacer esto y aquello, quiero una vida más larga. ¡Presten atención!” podrían decir. “Allí arriba, en las gradas, ¡presten atención, porque yo soy el jefe!” Eso es lo que estoy diciendo. ¿Alguna vez pensaron en eso? Más: la otra opción es esta.

Hay un estadio, están en el centro del estadio, y nunca se enciende ninguna luz, y todo ese ADN y esos trillones de células se cansan de esperar instrucciones, de modo que se van y hacen lo mejor que pueden por su cuenta, con el ambiente, con las enfermedades, con las cosas insalubres, porque el jefe nunca dijo nada.

La dimensionalidad es tan grande; ustedes están en una parte muy pequeña de ella. Pero al dirigirse a ese lugar donde empiezan a abordar lo que acostumbran, entrando no en cinco, seis o siete energías multidimensionales y aspectos, no las numeren, queridos. Pueden, si quieren, porque ustedes son lineales. Si quieren decir que van a la quinta, o a la cuarta, háganlo, pero no es así. La multidimensionalidad no funciona así; no es lineal. Ni siquiera se pueden contar las dimensiones, no realmente. Están allí simplemente como una sopa de habilitación.

Entonces empiezan a darse cuenta ¿Qué tal si pudiera moverme a un lugar donde pudiera sentir mi divinidad? Mi alma. ¿Tu alma te pertenece a ti o simplemente le pertenece a Dios y no puedes hacer nada al respecto? Es una pregunta esotérica interesante, ¿no es así? Esta es la respuesta: tu alma siempre ha sido el núcleo de ti. Tú solo estás simplemente conciente de alto, ancho, largo y tiempo. Solo estás conciente de un pedacito, un pedacito minúsculo, de quien realmente eres. Esa ha sido la baja consciencia en que ustedes se han puesto hasta el Cambio, y ahora empieza a moverse.

A medida que empiezan a abordar esto, a sentir cosas, se dan cuenta de que es más fácil sentirse en paz. Ahora bien, ¿qué hiciste? ¿Identificaste una pieza y parte de tu alma? ¡No lo hiciste! Todo lo que sabes es que estás sintiendo algo que nunca antes sentiste, ¡que va más allá de la lógica! Parece que estás recibiendo ayuda de más allá. En realidad eres tú, acercándote más a la divinidad de ti. Tu alma es de la Fuente Creadora, eso que es Dios; tu alma es parte de ti y de la Fuente Creadora; tú eres parte de la Creación, querido. Eso es el alma.

Y entonces aquí estás, empezando a abordar el asunto de salir de esa realidad tan pequeña y hacia una que realza el núcleo al que estás acostumbrado. Oh, pero hay mucho más. Es por esto que he creado el Círculo de Doce, y empujé a mi socio al puente, y le indiqué que lo haga. Algo que nunca hizo antes, pero es algo a lo que se acostumbrará porque ya lo está sintiendo, cada vez que va allí. Está mirando alrededor. Y dice “¿Dónde estaba esto antes? ¿Dónde estaba esto los 31 años de mi enseñanza?” Yo sé lo que está pensando. En cierto modo está asombrado, y en otro sentido está enojado. “¿Por qué no recibí esto antes? ¿Por qué ahora? ¿Por qué ahora?” Por qué ahora... Y la respuesta es: porque la humanidad está lista ahora. Y eso es el Cambio, y esa es la razón. Lo hemos llamado la nueva normalidad.

Oh, pero hay más. Quiero presentarles un amigo nuevo. Un amigo multidimensional, llamado Gaia. Ha habido algunos en el planeta que realmente canalizaron la energía de Gaia. Yo no voy a hacer eso, pero lo que voy a hacer es darles el mensaje de Gaia para ustedes. Es un mensaje hermoso, queridos, y puede que los sorprenda y los conmocione con su profundidad. Y aquí está.

Yo los conozco. Ustedes no me conocen a mí; no realmente. Los conozco. Yo conozco a todos sus túes. Conozco a cada una de las encarnaciones desde que dieron sus primeros pasos sobre mí. Cuando salieron del útero, lo que hicieron fue inhalar por primera vez eso que era yo. Oh, el oxígeno que inundó sus pulmones era yo, y yo los conocí en ese punto. Conocí la sintiencia de ustedes y supe que estaban de regreso; supe sus nombres anteriores. Ustedes todavía no me habían encontrado. Yo los conocí a lo largo de toda su infancia; sus primeros pasos en la arena, en la tierra, ahora la sentían y chillaban de alegría, era algo nuevo. Aquellos de ustedes que estaban al borde del agua, ya fuera océanos o lagos, me conocieron como el agua que los lavaba y limpiaba y los hacía sentir limpios y frescos. Yo estaba allí. Estaba allí cada vez que lo hacían, queridos.

Conozco a todos ustedes. Supe cada vez que ustedes hacían esto, una y otra vez. Les di la bienvenida a este planeta cada vez que abrieron sus ojos por primera vez, miraron alrededor, llenaron sus pulmones y esos primeros llantos, casi como diciéndoles: bienvenidos de regreso; yo estuve allí. Yo estuve allí cuando sus lágrimas cayeron a la tierra, y sentí tu tristeza, y puse mis brazos alrededor de ustedes, y algunos ni siquiera lo sintieron, no lo supieron. Otros sí lo sintieron. Cuando caminaron por el campo y sintieron algo nuevo, refrescante, eso era yo. Y casi todo ser humano ha hecho eso en algún momento de su vida, y sintió tal vez un tirón para regresar allí, a esos lugares donde yo estoy.

Yo conozco a todos sus túes, pero verán, ustedes no me conocen realmente. Siempre he tenido mi mano extendida, en guía, en amistad, en todas las cosas que Gaia puede ser, porque los conozco. He estado allí cuando murieron, queridos, tantas veces. Cuando tomaron su última respiración, yo estaba allí. Cuando algunos cayeron a tierra, literalmente, cayeron a tierra en una batalla, yo estaba allí. Cuando sus lágrimas, su miedo, su sangre, corrían por la arena, una y otra vez, en el horror de las batallas en la tierra, yo estaba allí. Todos sus túes.

Cuando algunos de ustedes cayeron de los barcos en sus batallas, y algunos entraron en el océano y el agua llenó sus pulmones, y ustedes lucharon para tomar aire, y sus ojos se abrieron grandes (se ríe). - Esto viene por mi socio, que tenía miedo de ahogarse, porque acabo de describirlo a él. -

Yo estuve allí para todos ellos, queridos, para cada uno. Los vi llegar, los vi partir. Sostuve su mano, les di oxígeno para cada una de las respiraciones que han tomado. Los he lavado a ustedes y a sus almas con el agua, las lluvias, los lagos, los océanos. He oído sus risitas y sus risas, y he compartido su dolor.

Yo soy Gaia, compañera de ustedes, en el planeta Tierra. ¿Les gustaría poder conocerme? Porque yo realmente los conozco. Los conozco. Estoy en los animales del bosque, que son importantes para el sustento de algunos de ustedes. Estoy en el polvo de la tierra, cubro las semillas, cultivo el alimento que ustedes comen. Estoy en los bosques que brindan toda clase de cosas para ustedes, incluyendo algunas de las curas más profundas para las enfermedades que podrían tener. Tengo todo eso, específicamente cultivado para ustedes. Para todos sus túes.

Esta es quien yo soy. Soy la que te llena de alegría cuando observas ponerse el sol y ves los colores en el cielo y la atmósfera – allí estoy yo. Yo soy la que calma a los enamorados cuando miran al sol salir o ponerse, tomados de la mano, una y otra vez, y se preguntan por qué sienten tanta majestad, y por qué se sienten como se sienten, cuando la tierra les hace un guiño, al ponerse el sol. Esa soy yo.

He estado con ustedes en cada momento, en cada nacimiento. He estado allí cuando pasaron por el dolor, queridos. Han estado en ambos géneros, en la alegría y el dolor del parto, yo estaba allí cuando miraban a los ojos de su bebé por primera vez. Estuve allí todo el tiempo, todas las veces.

He estado de pie a su lado y les he rogado que me presten atención, porque yo puedo realzar su vida, puedo hacerla mejor para ustedes. Porque tú y yo somos simbióticos, tú y yo, ser humano, y tengo mucho para darte. Pero tú no me conoces. Ya no.

Y así, queridos, con el aumento de la dimensionalidad, van a empezar a percibirme. Y quiero dejar esto claro: no tengan miedo, porque yo soy Gaia, y los conozco. Los conozco.

Ese es el mensaje, queridos, de su Tierra, para ustedes, en este momento. Los ancestros de este planeta residen en el polvo de la Tierra, figurativamente. Todas las vidas pasadas que ustedes tuvieron están aquí todavía, figurativamente pero muy exacto esotéricamente.

Hay mucho aquí que es suyo: el conocimiento de quiénes han sido, qué aprendieron, qué hacer luego, cómo tener paz, como sanarse, todo está aquí. Esto es lo que los humanos empiezan a atravesar. Es un tiempo que da miedo a quienes no son almas antiguas, porque todo lo que ven es cambios. Muchas de las almas antiguas empiezan a ver y reconocer mejoras en su conciencia. Estar concientes de que están concientes, como se ha dicho en esta misma conferencia. Empiezan a darse cuenta de que su percepción conciente está cambiando. Entonces las cosas que se le muestran, finalmente, maneras de cruzar el puente, desde lo que pensaban que era real hacia una realidad más grandiosa. Ya lo dije antes, lo diré otra vez. Están yendo desde el blanco-y-negro al color, y eso requiere adaptación. Sabiduría; tolerancia, y permiso.

Esto es lo que está pasando ahora mismo a la humanidad. Incómodo para algunos; cómodo para muchos, pero todo ello apropiado. Cierro con esto: ustedes creen que son únicos en esta galaxia, y no lo son. He dicho esto antes: ustedes son los nuevos. Los humanos son lo más nuevo en este planeta que existe en esta galaxia en este momento. Hay una vasta familia que también vive en esta galaxia: vasta. Y está allí naturalmente, queridos. Las cosas que crearon vida en este planeta son los mismos elementos y atributos que crearon vida en todas partes; ustedes no están solos.

Entonces algunos de esos lugares, si quieren llamar así a esos planetas que tuvieron civilizaciones como la suya, muy parecidas a la suya, el mismo aspecto, han entrado en lo que ustedes han entrado hoy. De diferentes maneras han experimentado todas las guerras, los genocidios entre ellos, todo el horror que ustedes vieron en la vieja energía, muchos de ellos lo vieron también. Pero como son más antiguos, ya han salido de eso. Y han pasado por la transformación, y los cambios, y se han vuelto concientes. Más concientes de su dimensionalidad, así como ustedes ocasionalmente. Quiero que piensen: ¿Están realmente solos ustedes? ¿O no? ¿Es posible que en esta vastedad haya trillones de otros que han pasado por lo que ustedes han pasado? Y les diré esto, queridos: que el patrón donde existen, su existencia, y que están viendo ahora, en el patrón de su conciencia y todo lo que es real ahora mismo para ustedes, todo lo que están atravesando, ya ha sido visto antes.

Yo lo he visto. Yo sé adónde se dirige. Y si ustedes pudieran ver eso, aun con libre albedrío yo veo adónde va, y si pudieran verlo (suspira) creo que se sentirían muchísimo mejor. De eso se trata el Cambio. La Luz está encendiéndose, queridos, no le teman. Alma antigua, tú sabes exactamente de qué hablo. Oh, es hora de descubrir el resto de ustedes (se ríe). Lo dejo allí.

Estos son tiempos especiales; tiempos hermosos. Tiempos de prueba para muchos, porque no entienden nada de lo que dije. Ya lo harán, en su momento, entenderán todo lo que dije. Porque se convertirá en su historia, y mirarán hacia atrás y sonreirán, y dirán, “Sí, recuerdo cuando yo estaba creciendo (se ríe), cuando la consciencia apenas empezaba a evolucionar. Y yo recién empezaba a aprender la verdad mayor que siempre estuvo aquí. Yo soy amado profundamente por el Creador, y ya es hora de conocerlo a él.”

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll y Madres de las Estrellas por Amber Wolf
Retiro Intensivo Kryon – Banff, Canadá, 30 de agosto 2020
http://audio.kryon.com/en/KI-SUN-2.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

162 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo