La guerra de las galaxias.

Pleyadianos


Las transmisiones de control mental son otro fenómeno que encaja con el tema de los implantes, aunque son de naturaleza completamente distinta. Ilustraré cómo funcionan contando el caso de una investigación llevada a cabo en la vida real.

En verano de 1995 recibí la llamada telefónica de una mujer a quien llamaré Susan DaRe. Creía que había sido escogida como sujeto de transmisiones de control mental, de enfermedades y un montón de cosas más.

Su caso me interesó lo suficiente, hasta el punto en que decidí visitarla y realizar un estudio electromagnético.

Igualmente tenía que acudir a una reunión de radioaficionados (donde se compra y vende material radiofónico) en Virginia, así que no tuve que desviarme mucho para ir a su casa, situada justo frente a Fort Meade, una instalación militar de Maryland. Cuando llegué, salimos a cenar con su amigo Bruce y empezó a contarme de nuevo su historia.

Susan nació en 1951 y fue adoptada por una familia alemana que había llegado a Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, y que antes había estado relacionada con el Tercer Reich hitleriano. Su familia poseía un negocio en el Midwest y solía recibir visitas sociales de personal de inteligencia, por ejemplo empleados de la CIA y de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional). De joven pasó por algún tipo de iniciación mágica. Posteriormente se le realizó un implante y se hizo mayor. Actualmente dice poseer grandes facultades psíquicas.

De adulta, Susan buscó a su padre biológico y descubrió que había estado destinado largo tiempo en Egipto y que ocupaba un alto cargo en la inteligencia militar estadounidense. Eso fue todo lo que logró descubrir, excepto que él había querido cortar cualquier posible relación con su hija.

Tras escuchar toda la historia de Susan, me dijo que ella ha sido escogida como blanco y que su familia adoptiva sigue manteniendo contactos con la comunidad de la Inteligencia (CIA). Susan está firmemente convencida de la teoría popular que dice que las raíces de la CIA hay que buscarlas en las SS nazis. Comentó que la razón por la cual ella era un blanco es el negocio familiar. Cuando su padre adoptivo muriera, ella iba a heredar la mitad. Su hermano adoptivo se quedaría con la otra mitad de lo que estaba valorado en unos catorce millones de dólares. Susan cree que la comunidad de la Inteligencia, trabajando al unísono con su «tío el mago negro», quería librarse de ella para que el hijo biológico heredara todo el negocio.

Tras la cena, mientras conducíamos de regreso a su casa, empecé el estudio electromagnético. Al principio sintonicé con una señal de 1080 megahertzios que había estado estudiando desde hacía un mes. Me di cuenta de que cuando me acercaba a su coche la señal aparecía. Cuando su coche nos adelantaba, la señal desaparecía. Era como si el transmisor de esa señal estuviera situado en el coche de ella. Sé que éste no era el caso, porque había estado captando esa misma señal por todo el nordeste y era imposible que hubiera sido emitida desde el coche de Susan. No existía ninguna duda de que la señal de 1080 MHz estaba siendo dirigida hacia ella.

En cuanto llegamos a su casa empecé el examen electromagnético del lugar. Inmediatamente detecté la señal de 1080 MHz y también la de 435 MHz que habitualmente emana de los alrededores de Montauk.

También descubrí una fuerte emisión de ELF (Frecuencia Extremadamente Baja) que era lo más baja que mi equipo puede captar (entre 50 y 400 kilohertzios). Grabé en vídeo toda la gama de diferentes señales.

La señal de Montauk de 435 MHz era particularmente interesante porque siempre que la capto procedente de Montauk normalmente está descompuesta en partes. Si se juntaran estas partes, obtendríamos una señal como la que estaba viendo en Maryland. Mientras Susan entraba y salía de la casa, percibí cambios sutiles en la pauta del campo de señales de 435 MHz. Le pedí que se moviera por allí y cada vez que se detenía se podía ver un ligero cambio en la zona que también era perceptible en el receptor. A continuación volví a conectar con la señal de 1080 MHz e intenté hacer lo mismo. Si ella se quedaba quieta dentro del coche, la señal de 1080 MHz se desvanecía. Si se movía, volvía a aparecer.

Susan me mostró entonces un informe del doctor Peter Moscow. Moscow es el presidente de la Asociación Psicotrónica de Estados Unidos y un excelente investigador bioeléctrico-magnético. Investiga el trabajo de Wilhelm Reich y la radiónica, y yo ya sabía de él. Su informe indicaba que Susan tenía lesiones cerebrales y que había sido expuesta a campos electromagnéticos aberrantes como los de VLF y ELF (frecuencias bajas y extremadamente bajas). Sin duda yo había captado los campos electromagnéticos aberrantes (las señales de 435 MHz y de 1080 MHz).

Cuando a Susan le practicaron una resonancia magnética se pudieron ver partes de su cerebro donde había desaparecido el recubrimiento de mielina. Esto se conoce como el principio de una esclerosis múltiple. Ella cree que esta dolencia es el resultado de las emisiones proyectadas sobre ella. Creo que es posible y explicaré por qué. En primer lugar, comentaré qué es exactamente la banda de 435 a 1080 MHz.(1)

Estas señales dan pie a una transmisión de partículas muy parecida a la que describí en el libro Pyramids of Montauk (esta información ha sido reproducida en el Apéndice B del presente libro). La idea que hay detrás de un acelerador de partículas es que cogemos una unidad de energía electromagnética (el átomo de hidrógeno es el mas adecuado para interactuar con la atmósfera) para incrementar continuamente su velocidad. A medida que las partículas van llegando a la velocidad de la luz, se liberan enormes cantidades de energía.

Existen entre 24 y 36 aceleradores como éste en todo el planeta. Cada uno de ellos apunta hacia una serie de pequeños satélites denominados «satélites copos de maíz». Todo ello forma parte de Iniciativa de Defensa Estratégica (conocida en inglés como S.D.I. o Guerra de las Galaxias). Estos rayos van rebotando alrededor de una red de satélites que rodea el planeta. Algunos de los satélites multiplican los rayos, mientras que otros los combinan entre sí. Al controlar la posición y orientación de los satélites, los militares pueden dirigir un rayo combinado hacia cualquier lugar del planeta. También lo pueden desenfocar y convertirlo esencialmente en una onda de partículas.

Existe una incógnita muy interesante que he observado con relación a este sistema de satélites. Las transmisiones de 1080 MHz tienen una frecuencia lo suficientemente alta como para que, si las antenas utilizadas para detectarlas son muy direccionales, yo puedo señalar las zonas del cielo donde se encuentran los satélites en un momento dado. El enigma reside en que no importa hacia a donde apunte la antena en el cielo, obtengo una señal de potencia uniforme. Si juntamos esta información con lo que ha dicho el doctor Nicholas Begich, llegamos a conclusiones aún más interesantes.

El doctor Begich ha publicado información sobre un proyecto conocido como HAARP, las siglas en inglés para Proyecto de Investigación de Alta Frecuencia de la Actividad de las Auroras Boreales. Habitualmente es conocido como un proyecto de control del tiempo atmosférico, pero el doctor Begich ha captado señales de 43 MHz relacionadas con el HAARP y ello indica que se está utilizando una función de control mental.

Además de las investigaciones del doctor Begich, existe actualmente una teoría sobre una hipotética función no lineal que traduciría una frecuencia a otra. Yo creo que esto es exactamente lo que está ocurriendo en el caso del proyecto HAARP. Las señales de alta frecuencia generadas mediante este proyecto están diseñadas para ionizar la energía de las capas altas de la atmósfera, que consisten básicamente en nitrógeno. El nitrógeno ionizado (N2) actúa entonces como un traductor que literalmente convertirá la transmisión del rayo de partículas de 435 MHz en una de 1080 MHz. Se trata de un invento bastante ingenioso porque hace que no sea necesaria la intervención de satélites. Creo que éste es uno de los últimos avances de la tecnología de la Guerra de las Galaxias.

Empecé a reconocerlo cuando me topé por primera vez con la frecuencia de 1080 MHz y le pedí a Duncan Cameron que hiciera una lectura puramente psíquica de ella. Tras escuchar la señal, Duncan dijo que era de aproximadamente 2,7 veces la señal de 435 MHz. Esta cifra no anda lejos de la realidad. Si tenemos en cuenta que los 400-450 MHz son la banda de la conciencia humana, podemos dividir 1080 MHz entre 2,7 y llegamos a los 400. La proporción de 2,7 es un acierto pleno.

Cuando le pasé esta información a mi amigo Dan, el físico nuclear, se exaltó porque 2,77 es la proporción del nitrógeno con respecto al aire en la atmósfera terrestre. Expresado en términos científicos:

MATM/ MN2 =2,77

En otras palabras, si dividimos la masa de la atmósfera por la del nitrógeno, llegamos al 2,77. Esta información fue el indicio inicial de que existía una relación entre el nitrógeno y las transmisiones de 435 MHz.

Basándose en su experiencia, Dan llegó a la conclusión de que probablemente estábamos hablando de un rayo de partículas de nitrógeno. La información que acabo de mencionar sobre el HAARP finalmente explicó lo que estaba ocurriendo.

Dan también habló de un efecto colateral que se produce cuando los rayos de partículas se aniquilan entre sí. Dijo que cuando el nitrógeno y el antinitrógeno chocan, se libera el elemento xenón. Un par de exámenes radiónicos realizados a personas que han sido blanco de señales de 1080 MHz indicaron que tenían un elevado grado de nitrógeno y xenón en sus organismos. Los síntomas de Susan eran similares a los producidos por la narcosis por nitrógeno de los buceadores.

Todo ello se vuelve incluso más interesante porque la lectura psíquica de Duncan decía que el sistema de rayos de partículas también se puede utilizar en ingeniería genética. Pasé esta información a un amigo mío genetista, que la consideró interesante porque el subarmónico de la hélice de ADN es de 1100 MHz. Al mismo tiempo, otra persona hizo mención a un libro de un canadiense que sostiene que si generamos una cierta frecuencia con una lámpara de xenón, obtendremos una forma de pensamiento sanadora y regeneradora.

La teoría es que literalmente se pueden realizar manipulaciones genéticas utilizando la frecuencia de 1100 MHz para formar una resonancia con el ADN y así poderlo abrir y cerrar. La aniquilación de partículas (del acelerador de partículas) libera un patrón que controla la manera en que el ADN se recompone. El efecto del gas xenón se utilizaría para regenerar el nuevo ADN. Le comenté esto a mi amigo Al Bielek, quien me dijo que tiene un amigo científico que anteriormente había examinado los planos de toda la red de satélites. Este científico le comentó a la gente de su empresa que si este sistema fuera dirigido a toda la población, destruiría genéticamente a la raza humana.

Al inicio de este capítulo mencioné las lesiones en el recubrimiento de mielina de Susan DaRe y esto podría deberse al efecto genético degenerativo que comentó el amigo de Al. También podría explicar el por qué de repente han surgido tantos casos de esclerosis múltiple en todo el país. Hay informes que dicen que esta enfermedad ha aumentado como mínimo un cien por cien en los últimos cinco años.

Todo ello significa que el sistema completo de la Guerra de las Galaxias puede ser utilizado para atacar a nuestro sistema inmunitario y a nuestro bienestar mental. Ya sabemos que los 400-450 MHz son la banda de frecuencia de la conciencia humana. La frecuencia específica de 435 MHz es la que se relaciona con la aparición de OVNIs. También se manifiesta desde la Vía Láctea y se cree que es la frecuencia de fondo de nuestra realidad. El sistema de la Guerra de las Galaxias, como mínimo en parte, transmite una señal entre 1000 y 1200 MHz derivada de un rayo de partículas con base de nitrógeno. Esta señal es el resultado de multiplicar 435 MHz, la frecuencia de fondo de nuestra realidad.

Las señales que capté durante este estudio electromagnético oscilaban entre los 1080 MHz (2,7 veces 400) y los 1124 MHz (2,7 veces 416 MHz) y es la frecuencia de 1100 MHz la que se supone forma la banda en la que se mueve el ADN humano. No conseguí que el genetista lo relacionara con una frecuencia exacta, así que esto es una aproximación. Me dijo que se encuentra entre los 1000 y los 1200 MHz. Asimismo, si nos fijamos en que la estructura molecular de las proteínas contiene nitrógeno como ingrediente primordial, tendremos otra corroboración más de esta teoría. Esto hace que la proporción de nitrógeno y aire cobre incluso más sentido.

La aparición de nitrógeno en las proteínas no contradice el hecho de que la vida tenga una base de carbono. A medida que la vida evoluciona hacia formas superiores, desarrolla proteínas que consisten en nitrógeno.

La programación genética sugiere algo que va más allá de un supuesto de guerra biológica. Incluye la posibilidad de alterar o reajustar nuestro ADN. Este tipo de pensamiento se repite con frecuencia en ciertos dogmas de la Nueva Era que indican que la raza humana está atravesando actualmente un cambio transdimensional. Aparecerán ángeles o algo similar que reajustarán nuestro cuerpo de luz para poder resonar con una octava superior. Puede que esto sea verdad, pero es mucho mas teórico y fantástico si lo hacen los ángeles o seres de otras dimensiones. Si el gobierno secreto o el complejo industrial militar tiene esta capacidad, estamos tratando con una situación innegablemente real. Existen muchas posibilidades que debemos tener en cuenta.

Mi primer pensamiento sobre el tema es que el núcleo de poder de este planeta tiene miedo a perder su capacidad de dominio. Su interés por controlar nuestro ADN sería para evitar una migración a otra dimensión.

Por este motivo estarían investigando esta tecnología: Una segunda posibilidad sería que nos fueran a ayudar por nuestro propio bien. Esto es, como mínimo, un deseo que no dudo en tildar de ingenuo.

Otra posibilidad es que todo el proyecto estuviera siendo orquestado para algún experimento de amplio alcance. Podría ser para el bien o para el mal de la comunidad. Quizá los «malos» tengan planes para matar o como mínimo subyugar a toda la raza humana. Al mismo tiempo, los «buenos» o maestros ascendidos estarían haciendo la vista gorda hasta que pudieran intervenir en el último momento y llevarnos a todos al siguiente nivel. También son posibles otras variaciones sobre el mismo tema. Existen numerosos y diferentes titiriteros que podrían estar implicados.

Hay una notoria isla frente a la bifurcación norte de Long Island, llamada Plum Island. Es territorio prohibido para los medios de comunicación o cualquier otra persona, y hace tiempo que se cree que es un centro de investigación bacteriológica que incluye en su programa la guerra biológica. Esto ha sido cierto durante muchos años, pero sé que actualmente se ocupan de la investigación genética humana basada en los aceleradores de partículas. Estos aceleradores no son ningún secreto y se pueden ver desde el aire.

No estoy dando estas informaciones para asustar a nadie. Es por el interés común que debemos conocer las cosas que se pueden utilizar en nuestra contra. Ello no significa que lo vayan a hacer, y el conocimiento es siempre la primera línea de defensa.



(1) 435 MHz se refiere a frecuencias entre los 400 y los 450 MHz y 1080 MHz se refiere a la banda entre 1000 y 1200 MHz.
Diré a los técnicos que fui con mucho cuidado para asegurarme de que no estaba captando transmisiones del GPS (Sistema de Posicionamiento Global) que transmite a 1236 MHz y que es utilizado como ayuda a la navegación por navíos transoceánicos y aviones.



ENCUENTRO EN LAS PLÉYADES - EL FENÓMENO OVNI VISTO POR DENTRO
PRESTON B. NICHOLS & PETER MOON

591 lecturas

1 Comentario de lectores

19/05/2019

Hola! Este tema me sorprendio muchísimo, ya que no esperaba un tema tan interesante. Aunque no comprendi todos los conceptos, pero entiendo que no es tan simple. Espero que pueda meditar con lo mejor de mis energias y colaborar (humildemente) con esta especie de "reciclado" tan especial . Y que Haarp no sea tan peligroso... Rezare para que no suceda! Confio en las Fuerzas Superiores Positivas...! Creo que hay muchos angeles y protectores de alto nivel que mantienen y mantendrán un equilibrio. Hay muchos seres meditando al respecto. Agradezco la información que enviaron. Bendito sea este Universo maravilloso! (Y ruego que los seres humanos no sean tan destructivos con nuestra amada Gaia!). Les envio un gran abrazo de Paz, Luz y Amor.


Dina desde Argentina